Cárcel

Prisión política en el Chile democrático: un nuevo debate incómodo

17.12.2020

Por Claudio Nash Rojas

¿Alguien detenido por destruir propiedad pública o privada es un preso político o un delincuente común? Para responder a esta pregunta el autor abre la cancha y no limita el análisis a lo que hizo un manifestante, sino considera también cómo el estado lo juzga y castiga.  Argumenta que cuando se usa el proceso penal políticamente, los imputados -más allá de si son culpables o inocentes de delitos- son presos políticos, pues el estado ha rebasado los límites que tiene para perseguir crímenes. En esta documentada columna el autor entrega evidencia para sostener que eso es lo que ha ocurrido en Chile desde el 18/O.

Ideas Digitales Aplicadas