Ir arriba

Comentarios (3)

Mario Contreras | 17.11.2021
Queda una parte muy al debe considerando que se pretende como un análisis desde las economía política. ¿cual fue el rol que jugaron los grupos empresariales, los grandes propietarios, los monopolios, los gremios de empresarios, etc? Piñera antes que ser un líder político (caído) de la derecha, es un representante férreo de los sectores propietarios. Y la revuelta, antes que ser una expresión de la crisis institucional, es por sobre todo una respuesta a las condiciones de vida, y punto de quiebre respecto de la agudización de la contradicción capital/trabajo hasta ese momento. Son los sectores de la burguesía que tienen "concadenados" los intereses de los principales partidos de la clases política y son estos últimos, quienes presionan, negocian o reprimen en favor de mantener, cambiar o reformar el modelo productivo y los niveles de apropiación de excedentes (plusvalía) en distintos planos de las instituciones y en distintos momentos de la lucha de clases.
Jose Luis | 17.11.2021
El analisis es excelente. Pero no se adentra en el problema real que son los obstaculos para elaborar una Constitucion y la lentitud en poner en marcha el proceso. Da la impresion de que despues de todo este recorrido la CC acabara en nada ¿que pasara entonces?
Andres Leiva G. | 16.11.2021
El artículo supone una premisa imposible de sostener, que en el proceso de revuelta y en el acuerdo de Paz negociaron grupos, es decir, organizados, y peor, en base a nociones estratégicas o racionales. Suponen que fue “el pueblo” el que negoció las alternativas que la élite les ofrecía. En esto Estado, Gobierno y sus poderes, y sectores de derecha, son igualados, y se ponen esquemáticamente como contraparte definida (elite) en relación con “el pueblo” que también aparece como organizado y definido. Para los articulistas en el estallido había objetivos, estrategias, operaciones, y de manera monolítica, tenían un diagnóstico, y una propuesta común buscada. Lo anterior es tan insostenible que para el acuerdo de paz no pueden si no asumir que se trata de una negociación al interior de la clase política, invalidando el argumento expuesto. El artículo desde una visión liberal reduce la revuelta y sus derroteros a la negociación de un contrato, perdiendo de vista a ese "pueblo racional" al que se supone apelan.
Icono de noticia

¿Algo que agregar?

Debe contener sólo valores alfabéticos
Debe llenar este campo con un e-mail válido
Revise los campos nuevamente
icono financia

¿Cómo se financia CIPER?

Ver informes de ingresos
icono apoyo

¿Cómo apoyar a CIPER?

Conoce las opciones
icono principios

Principios de CIPER

Lo que nos mueve
icono directorio

Directorio Fundación CIPER

Nuestro directorio
icono equipo

Equipo CIPER

Conócenos
icono investigacion

Investigaciones
con impacto

Revísalas
icono premios

Premios obtenidos

Ver premios
icono trofeo

Libros CIPER

Conócelos
icono trofeo

Enviar cartas y columnas

Revisa las opciones