Ir arriba

Comentarios (1)

Victor fieero | 07.08.2021
El meollo del asunto es que, por un lado, la silvicultura intensiva contamina y degrada el sustrato; este es, en definitiva y entonces, uno de los peores negocios posibles. Ademas, al ser parte de la dinámica del "emprendimiento competitivo" fomentado por ideologías mal llamadas "liberales", producen secuelas intelectuales y emocionales en sus propios promotores y defensores. Esto lo pude constatar en una serie de conversaciones formales sostenida con altos ejecutivos de forestal arauco para intentar solucionar extrajudicialmente una afectación producida por tal forestal a una laguna, humedal y bosque de canelo, que nos pertenece en distintos porcentajes a un grupo de seis vecinos. En el transcurso de esta conversación y frente a nuestra argumentación, fue reconocido por parte de esta élite ejecutiva la contaminación y degradación inherente al modelo de extracción practicado por está forestal, reconocimiento que después fue negado, demostrando asi el daño emocional e intelectual sufrido por quienes insisten en esta actividad sin futuro. En resumen, mal por donde se les mire a este modelo de emprendimiento.
Icono de noticia

¿Algo que agregar?

Debe contener sólo valores alfabéticos
Debe llenar este campo con un e-mail válido
Revise los campos nuevamente
icono financia

¿Cómo se financia CIPER?

Ver informes de ingresos
icono apoyo

¿Cómo apoyar a CIPER?

Conoce las opciones
icono principios

Principios de CIPER

Lo que nos mueve
icono directorio

Directorio Fundación CIPER

Nuestro directorio
icono equipo

Equipo CIPER

Conócenos
icono investigacion

Investigaciones
con impacto

Revísalas
icono premios

Premios obtenidos

Ver premios
icono trofeo

Libros CIPER

Conócelos
icono trofeo

Enviar cartas y columnas

Revisa las opciones