Ir arriba

Comentarios (17)

Andrés Farias | 29.12.2020
Demasiado marcado el sesgo ideológico y escasa profundidad de análisis, sino del todo errada. Se lee como de un ingeniero comercial o entusiasta aprendiz de economista tratando de nadar en aguas pedagógicas, pero sin su traje de baño.
Benjamín | 22.05.2020
Felipe Adaros. Me parece que no entendió nada del fondo del problema. No es un tema estadístico. Su análisis es completamente errado al ser descontextualizado y al no abordar lo fundamental del problema. Su evidente obsesión por la estadística no lo deja "ver el bosque". ¿Cuál es la finalidad que subyace en la aplicación de esta prueba? Reflexione sobre eso y luego vea si se justifica o no su aplicación. Infórmese además sobre lo que es la evaluación de los aprendizajes escolares. ¿Qué se evalúa? ¿Para qué se evalúa? y ¿Cómo se evalúa?. Al parecer su claro sesgo ideológico lo motivó a emitir una opinión errada.
Silvia Tapia L | 19.05.2020
Aplicar la prueba Simce solo beneficia a la empresa que tiene la licitacion...porque nuestros niños sufren los efectos del confinamiento,la falta del contacto con sus profesores y pares...lo que incide en sus aprendizajes...DEJEN LOS RECURSOS PARA ACTUALIZAR LAS MALLAS CURRICULARES..DE ACUERDO S LA REALIDAD PAIS..ERA DIGITAL..CAMBIO CLIMATICO...FORMSCION CIUDADANA...y asi ganamos en Efucacion TODOS
GARLET MAUREEN GUACTE | 18.05.2020
Las prioridades han cambiado y se han vuelto aún más personales...¿Alguien cree que una familia que vive con lo que se gana en el día, está pendiente de las plataformas virtuales, de la tarea, de la clase online? O con un computador que tiene que usar el papá o la madre por su trabajo a distancia...Los que proponen no tienen idea. Ahora, el SIMCE...por favor... PRIORIDADES.
Ricardo Cáceres Mendoza | 18.05.2020
Importante considerar la importancia de focalizar los recursos. Como sostiene el autor, los resultados de este SIMCE recién se sabrán en 2021, y ya sería tarde. No se ve un diagnóstico un situ. Escasa empatía, para concluir el comentario.
Irma Lagos H. | 17.05.2020
Cuando no hacían estas mediciones , teníamos mejor educación. Gelebro el hecho de haber tenido docentes ocupados en que aprendiéramos y no en entrenar para el SIMCE, como ocurre hoy, el Dios SIMCE, se impone . Se mantiene su poder para algo que no va en beneficio de los aprendientes ni de sus familias.
Paola Cano | 17.05.2020
Servirá solo para aumentar el gasto público, despilfarrando recursos que podrían ser usados en algo mucho más necesario en estos tiempos
Eliana | 17.05.2020
Totalmente de acuerdo con el articulo!, es un desproposito total aplicar esa evaluacion en tiempos de pandemia, ademas el SIMCE nunca ha sido una evaluacion diagnostica, es una evaluacion de certificacion. Obvio que el ministro no lo sabe, no es profesor.
Felipe Adaros | 17.05.2020
Coincido que el Simce es totalmente cuestionable, es demasiado simplista y coincido que en realidad se hace más por costumbre que por un trasfondo mayor. Sin embargo, siento que hay que ser un poco más concretos cuando algo se debe cuestionar, sobre todo un test de aplicación masiva. Pienso que la forma de cuestionarlo es mediante aplicación de test cognitivos validados internacionalmente y derechamente comparar. Si hay algo que no miente es la estadística, pero para aplicarla necesitamos datos numéricos. Un problema es que cada centro debe encontrar esos test, capacitarse y hacer que, además, tengan validez interna. El segundo problema es que la estadística parece demasiado alejada de nuestras vidas que no sabemos aplicarla, necesitamos de gente que la entienda. Evidentemente el gobierno no se preocupa de este aspecto, pero, a la vez, deberían ser los mismos colegios (algunos, al menos) quienes deberían hacer sus propios análisis estadisticos, que para los cuales, no se necesitan gran cantidad de recursos, solo ser un entendido y estar motivado adentrarse en un área que se visualiza densa. En cierta manera es como el Covid, se piensa que todos los datos del gobierno mienten (el gobierno ha dado pie para que se piense así) pero han salido datos y estudios independientes, por ej el informe de la PUC y de la Sochimi, donde al menos se evidenció que los datos no fueron tan diferentes a la realidad mencionada. Es obvio que el gobierno debería ser quien provea esto (dar las facilidades para realizar estadística) y no sólo basarse en el Simce como test único válido, pero es el que existe ahora. Yo tengo esa fe que habla el artículo, pero una fe contextualizada al momento presente y que desaparecería si llegamos a algún día a volver a la "normalidad". Si existe un solo momento, durante estas dos décadas, donde el Simce podría ser algo de utilidad, no hay otro instante que este. Si no se aplica, ¿cómo el día de mañana vamos exigir conclusiones de esta "nueva metodología de enseñanza en casa"? Ahora, podrán decir, que se van a manipulan datos, pero ese es otro cuento y la discusión no lleva a nada porque es prácticamente indemostrable. En resumen, humildemente entrego mi visión (soy médico pero un médico que está recién iniciando su vida, por lo que se puede decir que soy un pollo aún, a pesar de mi título) es: 1. Es necesario un test global tanto PSU como Simce, puede ser otro o un Simce modificado, pero los test globales son necesarios realizarlos porq es actúa como screening. 2. Si hay un solo momento para hacer el Simce creo q es este. 3. Esta claro que el Simce y nuestro sistema educativo no es muy bueno, pero para proponer cosas nuevas hay que tener algún método científico para testar o evidencia científica demostrada. Siempre es más fácil decirlo que hacerlo. Les agradezco su tiempo de leer mi comentario. Espero que haya sido un aporte.
Anibal salinas | 17.05.2020
El simce es un clasico error en el metodo cientifico: confundir instancias experimentales con quasi-experimentales, o peor aun, cuantitativas con cualitativas, llevandote a cifras totalmente alejadas de la realidad.
Juan Cordova | 17.05.2020
El año 1987, en nuestro país se aplica la prueba estandarizada PER, con el propósito de medir el rendimiento escolar, en un escenario muy precario de nuestras escuelas, traspasadas a las Municipalidades y profesores regidos por el Código del Trabajo. El retorno a la democracia el año 90, centro la política educacional bajo el eslogan "Equidad y calidad de la Educación" . Fue un retorno con esperanza, pero era tanta la precariedad que los 240 millones de dólares que el Banco Mundial otorgó como préstamo, se diluyeron y poco de ello, llegó a las escuelas, cuyo foco fue las escuelas más pobres de Chile (P-900).La ceguera ideológica que señala en su artículo, ha sido transversal a todos los gobiernos y sus ministros, hasta los " defensores de los más Pobres" hoy elegantemente nombrados vulnerables o prioritarios.El Simce, no es un sistema de medición, es una mera radiografía mentirosa de un curso y asignatura determinada y no de todos sus niveles, es sesgada, más aún en las fechas que se aplica (octubre de cada año) abarca objetivos de la IV Unidad del programa de estudio que no podemos trabajar ya que por planificación corresponde a los meses de noviembre-diciembre,finalización del año escolar. El 2019, en el contexto del estallido social se manifestó por el Mineduc, que la aplicación del Simce sería considerado como un diagnóstico para que las escuelas iniciaran el año escolar abordando el currículo con los datos e información de este instrumento. Manifestar que hasta el día de Hoy no hemos recibimos dichos resultados,o retroalimentación por parte de la Agencia de Calidad responsable del proceso, lo único seguro es quienes están detrás de esto ya cobraron sus facturas.Estas Últimas semanas, una vez más escuchamos a un Ministro afirmar que el Simce se aplicará a fin de año.Seguimos con la ceguera ideológica, con mayor razón en este contexto ideológico y eslogan de que ya no es equidad, sino el de Calidad Total, como si fuéramos culturalmente semejante a los japoneses. Las autoridades educacionales del pasado, ministros, subsecretario, parlamentarios, y que siguen ocupando cargos en Fundaciones, empresas del Estado y privadas, hoy rasgan vestiduras y levantan banderas de lucha, en programas televisivos y de farándula, publican cartas al director y aparecen dando cátedra de cómo debería ser abordada la problemática educacional, sin embargo NO hicieron nada distinto, más que consolidar el sistema.No tienen moral para opinar, por que no saben realmente lo que hoy pasa en nuestras salas de clases, con la formación de nuestros niños que viven de una carencia afectiva gigantesca, que la institución-escuela y sus profesores deben contener para poder hacer posible el proceso enseñanza-aprendizaje.Gracias. CIPER, por ser este artículo que habla de las realidades de nuestra injusta sociedad. Nota. El ministerio de educación antes de la ley 20370, ley general de educación, era un dinosaurio Diplodocus ( un enorme cuerpo y pequeña cabeza) Hoy, la Nueva institucionalidad: Mineduc, Consejo de Educación, Superintendencia de Educación y Agencia de Calidad son la justificación de una maquinaria para que en su momento y a la fecha se justifiquen los botines políticos, agreguemos los Servicios Locales de Educación.Estos último no es ceguera ideológica....... esto es.......
Francisco | 17.05.2020
Si en condiciones normales no sirve para nada. En las condiciones actuales que se está llevando los procesos de aprendizaje no se puede entender que planteen aplicarlo. Solo se responde a intereses económicos relacionados con esta prueba
Gonzalo Olivares | 17.05.2020
En el artículo uno encuentra buenas razones para no hacer el SIMCE este año o incluso para dejar de usarlo. Pero me queda la duda sobre la forma en que se puede evaluar la efectividad de la política pública de educación. Como se corrige la política antes de que el efecto de la falla se observe en el mal desempeño de los que ya terminaron su formación? Como se hace en países exitosos en este aspecto? Mejor aun si se conoce cómo llegó a tener ese buen desempeño.
Andrea Campaña | 17.05.2020
Excelente columna: Clara, informada, y poniendo el énfasis adonde debe estar en estos momentos de pandemia. Gracias.
Roberto UribeRA | 17.05.2020
Si, va a servir para gastarse todo el presupuesto asignado ha dicho proceso y como este está externalizado, licitandonse la preparación, toma y sistematización de los datos del SIMCE, habrá que estar atento a quienes se ganen esas licitaciones, estos no dan puntada sin hilo siendo que podrían reasignarse dichos recursos en otras áreas.
Carolina | 17.05.2020
Fuera de toda lógica, plantearse el Simce bajo este escenario.. La prueba en sí no tendría mayor validez, porque difícilmente se generarían las condiciones que requiere para que se considere un instrumento diagnóstico fidedigno.
Ana Nitor | 16.05.2020
Excelente el artículo. Totalmente cierto, el Simce no sirve . Es un adiestramiento del alumnado. Y más exigencia para el docente, ya que son los mismos profesores les dan 3 y 4 para que logren mejores resultados. Es muy estresante . Si les va bien te felicitan y lo contrario te retan . Esto lo viví muchos años en la escuela que trabajo. Vi muchas colegas llorar y agachar la cabeza.
Icono de noticia

¿Algo que agregar?

Debe contener sólo valores alfabéticos
Debe llenar este campo con un e-mail válido
Revise los campos nuevamente
icono financia

¿Cómo se financia CIPER?

Ver informes de ingresos
icono apoyo

¿Cómo apoyar a CIPER?

Conoce las opciones
icono principios

Principios de CIPER

Lo que nos mueve
icono directorio

Directorio Fundación CIPER

Nuestro directorio
icono equipo

Equipo CIPER

Conócenos
icono investigacion

Investigaciones
con impacto

Revísalas
icono premios

Premios obtenidos

Ver premios
icono trofeo

Libros CIPER

Conócelos
icono trofeo

Enviar cartas y columnas

Revisa las opciones