Ir arriba

Comentarios (39)

Sara | 22.08.2016
Si Silvia Espaliat es mi compañera de colegio en las Carmelitas de San Felipe, le ruego me disculpe si recién hoy me entero de esta situación a través de uno de mis hermanos, solo hoy me mencionó este hecho. Simplemente decirle a ella, a  su marido y familia que los admiro por el coraje demostrado y la confianza permanente en Dios para para trascender esta situación tan difícil y levantar la voz. Aunque sea tarde, ¡ánimo! porque son felices los que en la oscuridad de la noche creen en el resplandor de la luz. Si no es ella de igual forma dirijo estas palabras  a los padres de Felipe y les doy gracias por el acompañamiento a su hijo. Que el Señor nos bendiga hoy y siempre.
Patricio | 26.09.2015
Lamentablemente el la Iglesia personajes como estos siguen girando en la esfera del poder eclesial, solo son promovidos a otro puesto con la intención de removerlos de su cargo "conflictivo". Este es el caso del P. R. Polanco que ahora se ha atrincherado en la facultad de teología de la Universidad Católica y desde ahí sigue operando su peculiar estilo formando teológicamente a futuros pastores (o abusadores?). La Feuc debería tomar cartas en el asunto e impedir que los ex del bosque se instalen en el núcleo teológico más importante del país donde se forman cientos de futuros sacerdotes. La iglesia y su futuro depende de ello.
journyx | 19.02.2013
Lo que ustedes están haciendo con sus hijos es una aberrante deshumanización del ser!! Acaso no se han enterado que en un futuro no habrá más sacerdotes célibes sino religiosos que podrán hacer familia?? Además si sus propios hijos deciden ser sacerdotes, acaso no les es extraño que no deseen a una mujer en sus vidas?? Las religiosas están en la misma situación!! Y lo digo con toda certeza!! Soy parte del movimiento que ya es mundial y que destronará al celibato obligado y a la mentira de la Iglesia durante siglos sobre la deshumanización de Jesús. Hay textos e investigaciones serias y que corroboran que Él dejó su divinidad por ser uno más de nosotros con sentimientos y defectos al igual que virtudes como uno más de nosotros. Creo que aún seguimos actuando insensatamente y lo peor, lo inculcamos a nuestros hijos, quienes se creen luego el falso cuento de sacerdocio o religioso(a). Se los dice quién desde niña vivió en colegios católicos, confirmada católica y con familiar directo en la carrera de sacerdote (obispo). Por favor abran sus ojos, Dios está más cerca de nosotros que nunca. Solo me despiertan lástima, que pena...
EUGENIA | 23.05.2012
Quiero contar mi historia que como madre debo y me siento en la obligación de hacerlo: El sacerdote Rodrigo Polanco casó a mi hijo en el año 2001 con una sobrina suya. Desafortunadamente el matrimonio duró la friolera de dos meses, esta pariente del padre Polanco sufría o sufre (hace muchos años que no la veo) de bipolaridad y otros trastornos psicóticos que no vale la pena nombrarlos. Bueno mi hijo tuvo la poca fortuna de conocerla a traves de nosotros, sus padres. Dado que éramos amigos de varios años de los padres de esta jovencita; se enamoraron y al poco andar nos dieron la noticia que querían contraer matrimonio; yo me negaba rotundamente a esta unión porque conocía a la niña desde muy pequeña y siempre la encontré extraña en su manera de actuar, no se que pudo haberle pasado de pequeña, pero sus problemas de carácter erán o son francamente para estudios psiquiátricos más profundos yo podría llamarlos hasta de "psicopatía de libro". Bueno hago esta introducción porque cuando mi hijo determinó que no podía seguir viviendo bajo el mismo techo, se fue de la casa que compartían y volvió a la nuestra muy afectado, el estaba enamorado, ella daba la impresión que sólo se casó para hacer cualquier cosa, menos dedicarse a su marido, vivía la vida como si estuviera soltera, no quiero contar aquí todo lo que pasó, porque me da verguenza. Pero mi hijo me comentó que los dos meses que aguantó, fue como andar con el mandinga de la mano. Sufrió mucho le ha costado superar este fracaso y lo que mas le ha costado es saber que no se podrá casar por la iglesia nunca más. Trató de conversar con el sacerdote Rodrigo Polanco en varias oportunidades pero el se negó a recibirlo, y en una oportunidad según le dijeron que este sacerdote había dicho, que mi hijo era homosexual y por eso se había separado su sobrina de él. Yo me pregunto puede un sacerdote decir así tan suelto de cuerpo y emitir una opinión de ese tipo? sin siquiera haberle dado la posibilidad de conversar? nunca lo recibió, mi hijo hoy es un hombre de 36 años que no podrá casarse por la Iglesia Católica, porque no ha sido escuchado por este cura, el es el único que podría dar un consentimiento o un rechazo para que se anule ese matrimonio, que jamas tuvo validez porque su pariente era una paranoica y toda la familia lo sabe; ella lleva ya tres matrimonios y mi hijo está recién recuperándose despues de mas de diez años; hace un año ha conocido a una persona maravillosa, pero no podrá casarse por la Iglesia Católica, por estar unido con esta niña , hay dos médicos que pueden dar crédito que es enferma. Ella no debe tener la culpa, pero tampoco sus padres quisieron hacerse cargo de su enfermedad y ellos lo tienen muy claro. No voy a dar el nombre de mi hijo porque el sacerdote Polanco, si lee esto sabrá muy bien de quien se trata. Le pido al Sacerdote Polanco que si quiere reparar en algo este daño causado, averigue y se comunique con mi hijo o conmigo, el debe saber y tener muy claro como puede hacerlo, todavía tengo contacto con dos de sus primas que viven en Batuco. Podría reparar en parte el daño que causaron en mi hijo su displicencia y frialdad.
Alberto Muñoz | 26.03.2012
Un testimonio horroroso, que muestra uno de los tantos casos de injusticia y crueldad dentro de la Iglesia. Sin embargo, creo que no corresponde meter al sobrino de Karadima en esto, quien ya sufrió bastante. No caigan Ustedes en juzgar (la palabra "escandaloso" es bastante fuerte) de la misma manera en que juzgaron a su hijo.
Igor Salazar Harding | 16.06.2011
Don Manuel: Respeto sus afirmaciones respecto del padre Polanco, pues brotan de la experiencia de la relación que UD. sostiene con él. Sin embargo, resulta claro que otros no han tenido una experiencia grata en relación a su persona. Estoy de acuerdo en que debemos perdonar, yo mismo lo he afirmado en otro comentario que hice en este mismo medio respecto del cardenal Medina, y la mayoría de los otros opinantes no estuvieron de acuerdo conmigo. Sin embargo ha de tenerse claro que una cosa es perdonar -de hecho para los creyentes en Cristo es un mandato que va más allá de si se siente o no el deseo de hacerlo- y otra cosa es no asumir las consecuencias de nuestros errores. Todos lo hemos experimentado en nuestras propias vidas. Está bien el hacer oración por el padre Polanco, incluso debe hacerse y mucha por el padre Karadima, como asimismo por las víctimas de los abusos que a esta altura resulta claro que ocurrieron. También resulta claro que no debemos juzgarlos como si nosotros fuésemos perfectos, pero tanto la Justicia Eclesiástica como la Civil sí debe hacerlo, pues no en vano son instituciones que Dios ha permitido que existan y sus decisiones deben respetarse hasta el límite que no nos impidan practicar el evangelio. Además, Dios mismo nos impregna del sentido de justicia, el cual debe movernos a discernir acerca de los acontecimientos y las personas y formarnos una opinión a su respecto. Tener una opinión en sí mismo equivale a formarnos un juicio respecto de una determinada realidad. En el caso que nos ocupa el mal ha emergido después de mucho tiempo, no ha sido buscado donde no lo hay, ha brotado producto de los acontecimientos que se han suscitado al interior de nuestra Amada Iglesia. Es cierto que muchos enémigos acérrimos de la Iglesia se han subido al carro de la victoria y han aprovechado la oportunidad para lanzar groserías e insultos en medios de prensa, se han solazado en este momento de debilidad. Sin embargo ello no quita las lamentables equivocaciones, abusos de poder, pecados y delitos cometidos por diversos miembros del clero. También, debe esperarse que pase un tiempo para que estos asuntos se decanten y quede al descubierto la Verdad desnuda
Manuel | 16.06.2011
Señorita Irene: Creo que la salida del Padre Polanco como vice-decano de la PUC, ha dejado un servicio. Te cuento que yo en la misma PUC he sufrido de abuso de poder de parte de otros CURAS que allí trabajan, quizá por que soy pobre y no soy rubio.... El unico que me ha puesto atención a mis quejas ha sido el padre Rodrigo Polanco, por eso te comento que no se trata de una declaración por internet. Hasta cuando culpamos a personas que a pesar de sus limitaciones hacen el bien. Mejor preocupemosnos como ayudar a los más pobres...
Manuel | 16.06.2011
Don Igor: No dudo en el testimonio que hace la familia del Seminarista, pero creo que debemos actuar con caridad, tanto para quien es acusado y por aquellos que han sufrido por el poder de la autoridad, debemos recordar que a lo largo de la historia a nivel social, politico y religioso el peso de la autoridad en momentos nos atormentan, pero es más aun, yo fue seminista al igual que usted, yo me intrege al seminario en el tiempo en que el P. Polanco era rector, no tengo nada que decir de el como persona, como sacerdote y como hombre de fe, si Jesús tubo que padecer tanto por nuestras culpas e inperfecciones hasta la muerte y una muerte de Cruz, por que no dejamos de alimentar malas intenciones, creo que el dicho del ciego, que emplea, al menos en mi no tiene mucho sentido... Creo que la verdad esta en perdonar no siete veces, esto es mucho más que siete ya lo dice el evangelio, respeto mucho su postura, pero creo que hoy debemos los catolicos debemos estar más unidos que nunca, se que algo nuevo esta naciendo en la Iglesia Santa de Dios, ahora bien vuelvo a decir que el P. Polanco cuenta con todo mi aprecio y oración, lo unico que pido a Dios dejemos de ver maldad en las personas, dejemos de poner imagenes que no las son, dejemos que Dios hable al corazón del Hombre y de la mujer, así seremos hombres nuevos. Para aquellos que nos animamos a escribir en en este medio, le pregunto ¿Qué sentido tiene la vida si nos encargamos de buscar el mal en donde no hay?. y si hay un error seremos capaces de pedir perdón, seremos capaces de escribir diciendo me equivoque.... espero no ser grosero con nadie solo doy mi opinión en un mundo que dice entre comillas llamarse libre.
Igor Salazar Harding | 15.06.2011
• Don Manuel: No hay peor ciego que aquél que no quiere ver. ¿Acaso duda de las palabras de los padres del seminarista? Le puedo decir que incluso yo dudaba luego del Informe especial que sacó a la luz lo del padre Karadima, pero con el tiempo me rendí ante el peso de la evidencia. Yo soy católico practicante, pertenezco a la Renovación Carismática en el Espíritu Santo, en tiempos de mi juventud fui aspirante a religioso de la Congragación de San Viator (curas españoles), de tal manera que conozco el medio. Uno debe ser un católico con los ojos bien abiertos, espiritual pero con los pies bien puestos sobre la tierra, "astutos como serpientes y prudentes como palomas" como decía el Señor. Hay muchas cuestiones que forman parte de nuestra querida Iglesia, pero no están bien. Siempre ha sido así, desde tiempos de los Apóstoles, pero no debe esquivarse la verdad. Quizás el padre Polanco es un buen teólogo, un intelectual, quizás está empapado de mucho conocimiento, pero está claro que falló en la administración del Seminario, lo que emana de los testimonios múltiples y concordantes de diversos testigos, tanto oculares como de oídas. Él debe asumir las consecuencias de sus equivocaciones. Precisamente de la búsqueda de la verdad que no hace libres, como Ud. muy bien afirma, han brotado estas historias de otros tiempos que se pensó, erradamente, el tiempo sepultaría, pero gracias a Dios no fue así.
Manuel | 15.06.2011
He leido atentamente esta publicación, me da una gran pena por lo que ha sucedido, pero a su vez me pregunto ¿Por qué no decir en el año 2005, esto?, esta publicación ha sido causa de escandalo para un grupo de estudiante del CEC de la UC, en la facultad de teología, en donde el Padre Polanco es profesor y vice-decano, este conflicto lo hace dejar esta labor, acepto el escrito de la familia de Felipe, será que detras de esto aun esta presente lo del Padre Karadima, fuere así todos aquellos sacerdotes que ejercen algún trabajo en instituciones deteminadas que han sido acompañados por P. Karadima, tendrían que estar fuera de todo... quiero expresar en este articulo que APOYO AL PADRE POLANCO, doy testimonio que es un execelente sacerdote de la Iglesia, un gran Profesor en la facultad de teólogia en la UC. Quiero decir que debemos preocuparnos de otras cosas que hoy son más importantes, sin duda que debemos buscar la verdad porqué ella nos hara libres.
Irene | 11.06.2011
Rodrigo Polanco renunció ayer a su cargo de Vice Decano de la Facultad; hubo presión para ello ¿todavía no se da cuenta de lo que ha pasado? Me da mucha esperanza su salida, aunque creo que debería haber sido removido desde el principio, como otros que todavía siguen allí. Los K-Boys necesitan terapia, alejarse de todo y replantearse nuevamente, rearmarse tal vez fuera del ministerio sacerdotal. Queremos una iglesia creíble donde los nuevos candidatos al ministerio ordenado entren porque quieren servir a otros y no a sí mismos; a los pobres y no a los acomodados.
Roberto Bonisegna | 03.06.2011
Es un asco recordar a Karadima y a esos curas del Bosque cuando predicaban en los años 70 y 80 (que es la experiencia que viví yendo a esa iglesia), que hablaban del demonio, de los pecados, y ellos una manga de pedófilos. Si del Papa no viene un cambio, estamos perdidos.
francisca | 02.06.2011
Como católica, me duele ver lo que está pasando, pero es inminente que se haga una limpieza profunda.Esto es un gran llamado no solamente a los sacerdotes, sino también al laicado. Nos hemos " acostumbrado" a decir que somo católicos, sin siquiera saber que significa esto. Tenemos el deber de introducirnos a la ley que nos dejó el Señor ; EL AMOR . Dejemos de ser como los fariseos, que solo les preocupaba la forma y no el fondo. Preocupemonos mas de saber, leer y amar la vida de Jesucristo, porque creo que es la única herramienta que tenemos para defendernos y saber discernir cuando estemos delante de algo que no es de Dios. Alcemos la voz cuando algo no nos parezca, pero con fundamento. Todos podemos cometer errores, pero si yo decido PERMANECER EN EL AMOR DE DIOS, probablemente vuelva al camino correcto.
Jorge | 01.06.2011
Quiero felicitar a Luis y a Silvia por el valiente testimonio que dieron a conocer sobre el difícil momento que sufrió su hijo. El destino hizo que lo conociera mientras él estaba en su año pastoral en una parroquia del sector oriente de la capital. Conversando con el me dí cuenta que es un joven de mucho carisma, apasionado por las cosas de Dios y muy cercano a las personas. Cuando supe de los motivos de su salida desde el seminario me dí cuenta que el rector y todos los discípulos de Karadima son cortados por lo misma tijera, discriminadores y arribistas. Lo digo con causa de conocimiento por que yo viví algo parecido cuando estuve en la parroquia de El Bosque. Si bien nunca estuve cerca de su párroco (Karadima) fui muy cercano al que era entonces el vicario parroquial. Sentí una manipulación por parte de él donde no quería que hiciera nada sin antes consultarle, que no podía hacer cosas que no estuvieran de acuerdo a sus ideas y, si las hacía me retaba y ponía al demonio como ejemplo. Nunca pude participar del círculo íntimo que estaba en la casa parroquial. Siempre, durante cuatro años de mi permanencia, el vicario me lo hacía recordar por no ser discípulo de Karadima. Me fui dando cuenta que esa discriminación era por no ser un universitario y porque no era de su clase social o tener una familia bien constituida. San Alberto Hurtado siempre acogió a los mas necesitados en cambio Karadima lo único que hacía era arrancar de ellos. Claramente se ve que Karadima nunca fue discipulo del santo. Pedía ayuda a la gente cercana para que los sacaran del templo parroquial porque pedían limosna. Nuestro Señor nunca los echó del templo, solo los acogió. Al final de mi permanencia en esa parroquia Karadima me dió la oportunidad de ser parte de su círculo pero ya estaba decidido a irme de la parroquia por la incongruencia que había en ella, a sabienda que perdería la oportunidad de ser un discípulo de Karadima, algo muy bien visto en algunas parroquias de la arquidiocesis pero odiadas en otras. Como católico no puedo dejar de expresar mi malestar por el pobre manejo que tuvo la cúpula de la iglesia de Santiago, partiendo por el cardenal Errazuriz, donde encubrió un delito. El sacerdocio no es sólo impartir sacramentos sino que también acoger a los necesitados, acompañándoles en su vida y escuchándoles, algo que al señor obispo se le olvidó por ayudar a ocultar el pecado del sacerdote que dirigió a un cuarto del clero santiaguino. Frente a esto último, reflexiono que quizás tenía miedo que no lo dejaran gobernar la diócesis. Finalmente, ojalá que la iglesia chilena tome conciencia de corazón para enmendar su mayor pecado, el no haber escuchado y creído en la verdad.
Igor Salazar Harding | 30.05.2011
Espero que la jerarquía se percate de lo que ocurre. Lo curas de El Bosque deben ser investigados y no deben ejercer como tales. Están mal de la mente: necesitan tratamiento psiquiátrico. Me atrevo a pensar que NI SIQUIERA SON CONVERSOS, están dañados. No sé qué puede hacerse con este conjunto de seres que no sirven a la Iglesia, pues, como ya lo dije, son una parodia de sacerdote. Me irritan, sólo basta reparar en el hecho ciertamente sólo proveniente de un imbécil, consistente en expulsar a alguien "porque en la misa no ponía cara de piedad". Karadima y Cia constituyen una verdadera Mafia
Maria gracia Fernandez | 30.05.2011
Concuerdo en que el poder de los tentáculos de este monstruo de "k" es poderoso y tiene que abarcar amplios espacios que - por desgracia- la jerarquía se empeña en mostrarnos como " diferentes" del veneno destilado y diseminado por " k" cuando éste aún estando condenado por instancias actuales del Vaticano mantiene en torno a sí una férrea y poderosa además de influyente red de privilegios, su encierro no es tal, su castigo es irrisorio constratado con la magnitud generacional del daño ocasionado a personas, familias, ambientes. No le creo a Ezatti, no ha sido lo firme que se esperaría en una situación de actos tan aberrantes, impuros, opuestos al Evangelio - que no se debe acomodar - a un atropello sistemático, premeditado, organizado de lo mas sagrado de un ser humano " creado a imagen y semejanza de Dios " : el Alma . Ello cometido por décadas, afectando de manera directa y tranversalmente a generaciones de padres, hijos, hermanos, cercanos. Es realmente un delito de lesa humanidad, para presentar ante una Corte Internacional . Por razones "x" y para mi pesar acudo al Hogar donde muy cómoda y casi lujosamente el señor Ezatti ubicó a K y se dice está "retirado a la reflexión " es penoso y vergonzoso a la vez, de gran "señor" , rodeado de consideraciones y boato, hasta con celular- lo he visto varias veces hablando - y nos siguen mintiendo -Ezatti- que está cumpliendo lo impuesto por el Vaticano de no tener contacto con suscercanos de El Bosque, mienten y mienten...! Veo a mi Iglesia con una defensa y tapujos corporativos que me dan nauseas y a exponen a este "k" a ser violentado a much@s nos genera una violencia visceral, que violenta nuestras conciencias y lo mejor de nosotr@s mism@s. Debían haberlo enviado al extremo sur, a un campo donde se deba procurar su alimento y abrigo cada día : que se pregona que está enfermo...! y cuantos Hijos de Dios lo están y viven en la miseria luchando para sobrevivir y la Sagrada Iglesia está - de manera concreta con ellos siendo tan misericordiosa - tan solo nos queda Dios, que tan sólo El nos baste.
Alfredo | 29.05.2011
 Hay algo que no logro comprender ya que no conozco las razones para ello. Por que la jerarquía del Vaticano no actúa en consecuencia a los hechos conocidos, y en algunos pocos casos, llevados a la justicia? Y dada la escasa  información que tenemos la conclusión lamentablemente es una sola: caerán solo aquellos que pecaron de imprudencia y dieron el zarpazo mas allá de lo institucionalmente aceptable y conveniente ... no es cierto señor Cox?...señor Errazuriz? ... señor Ratzinger? Por que no pueden ser claros y actuar? Solo se escuchan lamentaciones, culpas y vergüenzas ... pero se hace muy poco. Que pretende la jerarquía de la Iglesia Chilena intentando acallar lo que pasa en la parroquia de Av. El Bosque? Que es lo que defienden? que ocultan? O es que esta demasiada extendida la inmoralidad? Y con inmoralidad no me refiero a los actos sexuales en si, si no a la coerción para cometerlos. 
Former seminarian | 28.05.2011
Un relato lleno de persistencia , y al final, justicia. Pase algunos años de mi vida en el mismo camino de un ideal de vida vinculado a la religion, afortunadamente puedo decir que no vi ni vivi nada de lo que tristemente se sabe hoy. Sin embargo, puedo decir a nivel humano si pude constatar la calidad humana de tantos y tantas, y la inhumanidad, inconsecuencia , arrogancia, cinismo , egoismo, elitismo de otros tantos ..dificil diferenciar la iglesia de una organizacion estilo "il padrino", la banca,  la CIA......cuesta pensar en que ese cristal sucio llamado iglesia ( la que jerarquica....)  , nos muestra un Dios bueno  del otro lado....
Andrea Vargas | 28.05.2011
En nuestra Iglesia hay 3 tipos muy definidos de sacerdotes; un pequeño grupo buenos pastores que apoyan su comunidad y promueven El Reino ahí en su sector, Otros unos sacerdotes limitaditos que hacen lo que se les manda. Y Finalmente Gracias al Sr. Polanco nuestra Iglesia esta contaminada con Sacerdotes de buena facha que según sus designios tienen vocación y son unos manipuladores, violadores y guían a sus feligreses según los parámetros de Karadima.  Además se encargo de expulsar aquellos que si serian buenos pastores, verdaderas vocaciones  que no se ajustaban a sus criterios deformados. Pero el Señor es grande y poderoso y cuando su espíritu sopla entrega fuerza y fortaleza. Y así lo hizo con su hijo y con ustedes, por que su vocación y Fe no lo quebranto Polanco y su grupo de formadores, retomo su camino con mucha más fuerza, por que el Señor Hace nuevas todas las cosas y estoy muy segura que será muy pronto un gran sacerdote, un buen pastor que guiara a acompañara a sus feligreses. Respecto de las represalias por su carta tengan la seguridad que las cúpulas de esta Iglesia saben moverse muy bien y no cometerán un error como ese otra vez y por otro lado confíen en el Señor y que hay una comunidad que apoyara a su hijo.En comunión
juan | 27.05.2011
Interesante. Sin embargo, los otros seminsaristas, aquellos que callaron en su momento, aquellos que no hicieron nada por este muchacho en su oportunidad ¿merecen ser sacerdotes hoy día? si con su silencio fueron cómplices de mal trato y no fueron capaces de siquiera levantar la voz. El sacerdote o aspirante a ese cargo, cualquiera que sea la religión que profese, siempre, por sobre todas las cosas, se debe al que más sufre y lo debe defender.
carlos cribb | 27.05.2011
Su hijo está en mucho mejores manos; conozco al rector actual, P. Fernando Ramos y me amerita toda confienza. Conocí a un seminarista que lo echaron simplemente porque un cura del Bosque insistía en que "no ponía cara de piedad" en misa... Esos curas del Bosque están muy mal de la cabeza. Yo arzobispo, los metería a todos a terapia. Me temo que si no se hace así, coletazos de curas bosquianos (incluyendo quienes se alejaron de Karadima) van a seguir por mucho tiempo más.
Marcelo | 27.05.2011
Muy de acuerdo que el abuso de poder seguirá ejerciéndose en la medida que estos sacerdotes sigan en esferas de poder en la Iglesia. Porque en cierta diócesis, había nueve seminaristas y después de año de asumido un obispo Karadima, quedaron cuatro. Varios sacerdotes se fueron o dejaron el ministerio, es decir, alejan a la gente con vocación buscando el modelo impuesto por El Bosque. Les envío mi cariño a estos padres del seminarista, que perseveraron, pero que deben estar alerta a la venganza que eventualmente podría sufrir su hijo: ¡ésa es nuestra Iglesia!
Rocío | 27.05.2011
Tengo un amigo muy querido, que vivió una experiencia similar en el Seminario Pontificio Mayor, en los días de Polanco. Su expulsión, cuando ya estaba casi a punto de ordenarse, estuvo llena de episodios confusos, golpes de autoridad y deshonestidad. Tras muchos años, ha logrado rearmar su vida, a costa de un enorme esfuerzo. A quienes estamos fuera nos cuesta mucho entender cómo operan estas instituciones totales, que parecen seguir viviendo en la propia conciencia de la víctima aún cuando se encuentra fuera. Yo presencié cómo mi amigo, un hombre bueno y brillante, buscaba formas de racionalizar y justificar las decisiones de quienes, a sus ojos, eran representantes de Dios, incluso tras haber sido agredido y desterrado del único modo de vida que conocía. Por otra parte, es muy difícil la reinserción laboral de personas que, muchas veces, no cuentan con otra capacitación que la formación en teología y filosofía, lo que los obliga a seguirse moviendo en los mismo círculos, retardando la construcción de un camino propio, y prolongando la perversidad del vínculo y el daño. En el caso de mi amigo, el camino para recuperar la autonomía y la propia voz han sido largos, pero han dado sus frutos. También vemos el caso del hijo de Luis y Silvia, que a costa de muchos dolores ha terminado "bien". Pero debe haber otros que, de seguro, han quedado en el camino.
claudio | 26.05.2011
Tal vez se podría hacer lo mismo que se hizo con Arteaga, es decir, que se junten firmas, se manden cartas para que sea sacado de la UC
donato | 26.05.2011
Después los miles de casos de abusos sexuales por sacerdotes en todo el mundo y abusos de poder en la iglesia católica, yo no entiendo que Uds no vean que esta iglesia unicamente existe para poder y dinero.
Igor Salazar Harding | 26.05.2011
Soy un católico observante y fui el primero en comentar esta carta. Luego de leer las otras opiniones me invade un profundo sentimiento de tristeza y decepción, pues no he visto la mano sancionatoria de la jeraquía de la Iglesia. ¡Que acaso no se dan cuenta de la gravedad de estos hechos! Pareciese que no creen en el Poder del Espíritu Santo que, además de ser todo Amor, también es fuego purificador, que asola todo lo que encuentra a su paso, cuando corresponde. ¡Ay del Sistema Católico Apostólico Romano, se ha alejado de la Verdad Apostólica! Se les podrían aplicar perfectamente las palabras de Jesús a sus jerarcas: "Hpócritas, raza de víboras, persiguen a un pagano para convertirlo a la fe y en su lugar lo hacen doblemente hijo del Infierno". Pareciese que no poseen el don del Temor de Dios, es una falta de respecto hacia Quien los llamó a la vocación se servirlo en el ministerio sacerdotal. Los veo a muchos de ustedes hablar por televisión y parecen una parodia de Apóstol, con su cuidadoso lenguaje y sus discursos artificiosos como los de Polanco a quien hace poco lo vi en una entrevista que le hizo la CNN y de sólo observarlo me percaté que era muy poco confiable. Nada sustancial comentaba, vertía sólo expresiones vacías, sin contenido pero de mucha retórica, que permitía vislumbrar quizás bastante estudio de ciencias humanas pero desprovisto del Poder del Santo Espíritu de Dios. Basta Iglesia de Jesucristo, levántate y sal del lodo en que te revuelcas. Despierta de tu sueño antes de que el Señor te deseche. Juzga con amor pero no con menos severidad a todo lo que guarda relación con El Bosque para que quede establecida ante todos que en esto fuiste implacable, como cuando defendiste los Derechos Humanos en tiempos de dictadura. Empápate de la doctrina de San Pablo, del misticismo de Santa Teresa de Ávila y San Juan de la Cruz, incluso de nuestra propia Santa Teresa de Los Andes, del apostolado del Padre Hurtado, de la pobreza de San Francisco de Asís; vuelve a la senda verdadera. Amo a Dios y a la Iglesia, y precisamente ello es lo que me mueve a referirme a ustedes de esta manera.
Alejandro Soto | 26.05.2011
Pocos hablan de que el crecimiento dentro de la Iglesia Catolica (IC) de estos grupos como el de El Bosque, o congregaciones como los Legionarios o el Opus, se deben al retroceso que le impuso Juan Pablo II a la IC. Este Papa hizo mucho para dejas atras el Concilio Vaticano II, nombrando obispos conservadores, silenciando teologos e incluso acercandose a Lefevre; por esto mismo es que NO DEBE SER CANONIZADO.
Claudio | 26.05.2011
Don Luis y doña Silvia, un saludo cordial para Uds. y para el resto de su familia... Cuando leí vuestra carta sentí mucha pena, mucho dolor por ver cuánto sufrieron uds. viendo sufrir a su hijo, ningún padre en su sano juicio quiere ver sufrir a sus hijos... me uno con mi oración a sus sentimientos... Valoro profundamente este gesto de desenmascarar a ese hombre, porque la entrevista que dio anteriormente a este mismo medio para mi no es otra cosa más que un intento (fallido por lo demás) de limpiar su imagen y su conciencia... Estoy en desacuardo con un comentario anterior que dice relación en que Uds. fallaron en apoyar el empecinamiento de su hijo en meterse a la fuerza al seminario... Cuándo en la paternidad/maternidad se es maduro se apoya a los hijos para que logren sus objetivos, sobre todo cuando se conocen los hijos y se sabe que lo que se dijo (en el caso de vuestro hijo) eran mentiras y calumnias por parte del señor Polanco... se les ayuda a cumplir sus sueños, sobre todo cuando son nobles y se les busca en la verdad...Gracias por ser los padres que son, ya que me imagino que gracias a uds.vuestro hijo se pudo levantar después de haber recibido tan gran golpe, sobre todo proveniente de gente inescrupulosa que tolera otras cosas (gravísimas a veces) y no tolera una línea de pesamiento diferente... por otro lado no puedo negar que me produce un poco de temor lo que pueda pasar con su hijo, ya que puede existir venganza como se ha dado tantas veces en nuestros seminarios... pero a la vez es una gran oportunidad para ver cuánto estamos creciendo como Iglesia y cuánto le sigamos dando cabida a conductas que no se asemejan en nada a lo que nuestro Señor quiere sino que vienen de mentes enfermas que más que cristianos, en el sentido profundo de la palabra, se comportan como verdaderos mafiosos... Me despido de uds. comprometiéndome a rezar por uds... Un gran abrazo...
Marcelo Sepulveda | 26.05.2011
Hay que sacar cuanto antes la pus para que la tremenda herida no siga creciendo!! Hay numerosos sacerdotes que traicionan el mensaje evangelico y la vida del mismo Jesus . Escribir un testimonio como este, ayuda en esa direccion, nos toca a nosotros como fieles y ser iglesia tambien, luchar para que todo esto no siga y haya verdaderos sacerdotes dedicados plenamente a la vida de servicio, oracion, y estudio. Si Silvia Espaliat C. , la mama, es la de San Felipe, Colegio Religiosas Carmelitas, mi recuerdo y saludo de parte mia y mi hermana Sarita Sepulveda G , y las gracias por ir revelando a los purulentos que quedan, y deber de todos nosotros, echarlos!!! Un abrazo a uds. como matrimonio
AGNES | 25.05.2011
Yo me pregunto como fue la "de-formación" que han recibido los sacerdotes de Karadima. Oprimidos dentro y fuera del seminario. Instados a vivir en el terror acusándose unos a otros. Rindiendole pleitecía a Karadima incesantemente a través de los años de seminario y después desde sus parroquias. Estableciendo ritos que han replicado en sus parroquias. Tan limpios, espigados y perfectos. ¿Algunos se habrán preguntado de la autenticidad de sus vocaciones? ¿Que clasé de misticismo barato y espiritualista lo empujó al sacerdocio? ¿Cuánta supertición manejó y cómo fueron de eficaces los hilos del miedo con los que Karadima controló a sus adeptos? Un joven lleno de sueños puede caer fácilmente. Se lo puede formatear a gusto. Buena cacería la que hizo. Karadima se aprovechó de la vanidad de las familias que a su parroquia llegaban, abonaba esa vanidad para sacar provecho económico y seducir a sus hijos. ¿Qué se preguntarán ahora los padres de estos Karadima boys? Ojalá, estos antiguos jóvenes, que les cortaron las alas, puedan mirar sus historias, y reescribirlas si es necesario. Partir de cero. Jesús nunca los abandonará, sobretodo si son fieles a lo que Él puso en sus corazones. Como dice El Principito "Lo esencial es invisible a los ojos, sólo se puede ver bien con el corazón". Me da pena la Iglesia con su jerarquía indolente. No digo ciega, porque sabe muy bien lo que está pasando dentro de ella. Me da pena este pueblo que busca pastores auténticos, como Pedro, hombre de trabajo, hombre de familia, uno más con sus hemanos y uno en Cristo Redentor.
Juliano | 25.05.2011
Luis y Silvia. Con mucho cariño les saludos y realmente los admiro por la valentia que han tenido. Dios habite en quienes posean puestos importantes de la iglesia para que esto no afecte la estadia de vuestro hijo, al que conoci. Supongo que los que gobiernan hoy ese seminario seran un poco mas sensatos. aunque no han cambiado mucho los personajes que habitaban ahi desde esa epoca. Saludos nuevamente y " Dios que ha iniciado esta obra buena (en vuestro hijo) el mismo la lleve a buen termino, amen.
douglas | 25.05.2011
Muy bien que se empiecen a desenmascarar a los karadima-boys- Podrían ver la forma de demandarlo y que pague. Como padres ustedes son sensacionales y los acompaño en las penas que sufruieron. Donde sí creo que fallaron y gravemente con su hijo en estimular su empecinamiento en ser cura. me parece tan poco razonable que ya sabiendo los procederes de estos representantes de Dios (?) meterse a fuerza de nuevo en el seminario .....no lo entiendo. Lo lógico sería mantenerse lo mas lejos posible de estos personajes. También creo que esta carta le pesará a su hijo tremendamente y le acarreará un grave perjuicio en su carrera sacerdotal. La Iglesia es implacable e inmisericorde en sus venganzas, nuevamente se vará atrapado entre santos sacerdotes encubiertos por algún obispo que se encargarán de hacerlo sufrir de una u otra manera. la "pía" Unión Sacerdotal está en pleno funcionamiento y con sus contactos muy vigentes. Polanco se tomará la revancha, no lo duden ni un instante. .
Ricardo | 25.05.2011
Es lamentable, todo los relatos que he leído, lo triste es que en nuestro país a todo le bajamos el perfil, que los terremotos son temblores auque sean de un grado 15. Pocos se preocupan de las consecuencias de crecer con mentiras y en herencia el país en que vivimos. Todo se improvisa y se hace lo que puede no lo que debes. Si los sacerdotes del bosque han provocado este daño. ¿que asperezas hay nosotros los laicos?, los que destruyen las comunidades con intereses personales, los anarquistas que frente a la crisis que vive nuestra Iglesia contaminan las comunidades con su cizaña, agitadores políticos que son lobos vestidos de ovejas esperando siempre una oportunidad, para hacer mas daño del que hay. Faltan laicos comprometidos con el Señor de la Biblia y el Evangelio, que cumplan con la promesa del sacramento de La Confirmación “Aquí estoy señor para servirte”. Para levantar a los creyentes y devolverles la fe a nuestro amado Chile si los sacerdotes fallaron no importa, estamos los laicos y esto no se derrumbara. Pero si hay que erradicar a los formados por Karadima, tal vez la parroquia el bosque quedo marcada como mala, y las demás? tengo certeza que habrán mas sorpresas de abusos de poder. De sacerdotes y párrocos del bosque que los pusieron en el sector poniente lejos de Karadima y con poco control por parte del Arzobispado, como estarán esas comunidades, con megalomanía ticos y curas que no respetan las líneas pastorales y solo hacen daño con su criterio distorsionado.
Rodrigo | 25.05.2011
Muy Bien Luis y Silvia, Polanco destruyo la vida de muchas personas y esto fue avalado por muchos otros sacerdotes del consejo de formadores como Luis Migone, Rodrigo Allende y otros que ante la injusticias que se cometian dentro callaban por que querian conservar el poder. La Iglesia debe tomar medidas profundas para investigar a cada uno de los sacerdotes del Bosque y no dejar que esa secta siga funcionando, por que hasta hora siguen reuniendose para planear de seguro su nueva forma de operar. Dios nos libre de tener un cura del Bosque en nuestras parroquias, son del terror.
Javier Karmy | 25.05.2011
Hace unas semanas, pasando por una librería vi un libro que me llamó la atención. Se llamaba "La Iglesia Olvidada" y era una pequeña historia sobre el desarrollo de la teología de la liberación en la v región. No soy de los que compran libros compulsivamente, pero este me llamó la atención. Más que nada por saber qué había ocurrido con esos curas que hasta mitad de los 80 había visto y que ahora me parecen una imagen lejana de tiempos pretéritos. Esos sacerdotes comprometidos con hacer del entorno donde vivían, un mejor lugar, de ayudar a sus vecinos no sólo espiritualmente sino que también haciendo cosas. De soportar no sólo la carga de sus pecados, sino que la carga de la vida simplemente. En un principio fui católico, bautizado sin mi consentimiento, confirmado con un velo ante mi conciencia, pero luego fui perdiendo poco a poco ese cariño por la iglesia. Hoy me encuentro convertido en un renegado. Y cómo no serlo, no tan solo por casos como los que relatan en estas páginas, sino por simples observaciones de mis escasos contacto con el mundo eclesial. Sacerdotes que más parecen señoras de conventillo no están aptos para ayudar a la gente...y esa es la base que han perdido. El sacerdocio no trata de buscar la santidad, ni de ser perfectos o infalibles, se trata de ayudar a los demás, de vivir su vida pensando en el otro, en mejorar su condición de vida, aun cuando sea en un plano espiritual. Hacer mejores personas y desde esa visión humanista, construir una mejor sociedad. Al padre que escribe esta carta, lamento mucho lo que sucedió con su hijo, pero tristemente creo que por mucho que hayan cambiado al rector, las cosas siguen y seguirán tal cual, porque desde el mismo vaticano no hay una intención firme en que cambien.
Vero | 25.05.2011
Gracias, que bien hace dentro de esta crisis que haya gente como Uds. que plantea de esta forma grandes verdades (dolorosas pero verdades). Aún falta en esta crisis, pero sin ella no es posible seguir. ... valentía Ezzati!!!! hay que limpiar ... aunque duela ... recuerda la escena de los mercaderes del templo.
Sánchez | 24.05.2011
¡ Otro buen argumento,para que Ezzatti de una vez y por el bien de nuestra Iglesia Católica...que me supongo ama por sobre todas las cosas.....PONGA ORDEN ,saque las " manzanas podridas"; pues si no lo hace...quedaremos con la sensación...que es "más de mismo" lo cual sería funesto y lapidario para quienes seguimos al Señor en Chile.-
Gustavo Bravo | 24.05.2011
Hace unos días el Padre Antonio Delfau comentaba en radio Cooperatuva que la Iglesia tiene urgentemente que solucionar un grave problema: sacerdotes formados (o desformados) en el círculo de Karadima siguen formando (o desformado) a muchos futuros sacerdotes. La carta firmada por Luis y Silvia es una fiel descripción de los perniciosos efectos del problema, que en su caso ya dejó de hacer daño, pero que en muchos otros casos sigue operando igual que antes de desenmascarar a Karadima. Este grupo de malos sacerdotes apuesta a que la gente piensa a que el problema se acabó junto con Karadima. Pero no es así. La Iglesia tiene que ponerse los pantalones y hacer una cirugía mayor.
Igor Salazar Harding | 24.05.2011
No obstante todo lo expuesto, gracias a Dios se trata de un final feliz. Creo que lo que se dice del sacerdote en mención es real, ya que las víctimas de Karadima también apuntan en un mismo sentido. Realmente es algo diabólico la existencia de tan abuso de poder sistemático y continuado en el tiempo, más aún cuando se trata de un Seminario donde se forman los discípulos más cercanos a Jesucristo. Además, mi intuición me dice que es así, su mirada, su hablar, su pulcritud. Es como los sepulcros blanqueados a los que hace referencia Cristo, cuando increpa a los fariseos. Les dice que están limpios por fuera más por dentro están llenos de inmundicia. Verdaderamente este tipo de formadores-o deformadores más bien- hacen mucho daño a la Iglesia. Deberá revisarse muy bien todo lo que tuvo contacto con Karadima y la parroquia de El Bosque, pues estamos ante la presencia de una verdadera secta, como lo asegura el propio Cruz, inserta al interior de la Iglesia Católica. Prácticamente el estilo de sacedote que se pretendía cultivar era el de un ser que parecía "cuasi perfecto", pero con profundos trastornos psíquicos, ya que han quedado de manifiesto a la luz de los acontecimientos que últimamente todos hemos conocido. Se trata de seres que constituyen sólo una apariencia de sacerdotes, que en virtud de su formación y lo que llegaron a ser, no han estado nunca en condiciones de entregar el mensaje salvífico de Jesuscristo, pues ellos mismos no han experimentado su poder redentor, pues si así hubiese sido, se habrían comportado de manera diferente. Recordemos las palabras del Señor, quien afimó "Se trata de ciegos que guían a otros ciegos"; el resultado es predecible: ambos caerán. Pues bien, cada día me maravillo más del poder de Nuestro Señor, con un soplo de su Espíritu Santo derrumbó lo que el hombre había edificado. La casa estaba construída sobre aena, no podía permanecer. Alabemos al Señor y démosle gracias, por el triunfo de su poder PURIFICADOR. De esto la Iglesia -la verdadera Iglesia, esto es, el cuerpo místico de Cristo- saldrá fortalecida. Recuerden que el Dios en el que creemos es aquél de derriba a los que creen que son algo y saca de los tronos a los poderosos, como muy bien María se expresa a su respecto en el Magnificat.
Icono de noticia

¿Algo que agregar?

Debe contener sólo valores alfabéticos
Debe llenar este campo con un e-mail válido
Revise los campos nuevamente
icono financia

¿Cómo se financia CIPER?

Ver informes de ingresos
icono apoyo

¿Cómo apoyar a CIPER?

Conoce las opciones
icono principios

Principios de CIPER

Lo que nos mueve
icono directorio

Directorio Fundación CIPER

Nuestro directorio
icono equipo

Equipo CIPER

Conócenos
icono investigacion

Investigaciones
con impacto

Revísalas
icono premios

Premios obtenidos

Ver premios
icono trofeo

Libros CIPER

Conócelos
icono trofeo

Enviar cartas y columnas

Revisa las opciones