Quórum

Los 2/3 y la innegable existencia de los jugadores con veto

22.10.2020

Por Sebastián Soto Velasco

El acuerdo de noviembre que nos trajo hasta el plebiscito de este domingo establece que una nueva constitución debe ser aprobada por 2/3 los constituyentes. Hoy se debate si esa aprobación debe ser “artículo por artículo” o, además, debe incluir una aprobación final. Hace dos semanas Felipe Castro argumentó en CIPER que una votación final le da poder de veto a la minoría, pues si la nueva constitución no logra los 2/3, seguiría operando el texto actual. El constitucionalista Sebastián Soto responde aquí a Castro. Usando como ejemplo a tres personas que negocian un contrato, argumenta que lo racional es que cada uno apruebe el contrato parte por parte y luego los tres le den una aprobación final. Sostiene, además, que el derecho a veto existe en el acuerdo de noviembre y es un error negarlo. “Si hay un sector que quiere mantener la constitución vigente, lo podrá hacer si tiene un tercio. No es eso a lo que hay que temer pues ese comodín es parte de las reglas del juego. La pregunta entonces es otra: ¿dónde y cómo debemos distribuir ese veto para generar mecanismos de cooperación, confianza y precompromiso?”

Ideas Digitales Aplicadas