Ir arriba

Comentarios (10)

Francisco Allende | 14.01.2023
Mi impresión es que Chile enfrenta oportunidades mundiales que lo ponen en el centro del revuelo que ello produce. Sin duda que el H2V es un vector energético de alto interés para Chile. El desafío no es eliminarlo. El desafío es cómo impulsamos su desarrollo sin dañar nuestros ecosistemas naturales y trama cultural propia. En ambos, estamos retrasados. El Estado, en ambos tópicos, es un actor protagonista que espero esté a la altura y acelere su pasos para lograr que la triada Estado, Empresas y Sociedad haga de esta oportunidad una realidad para nuestros hijos y nietos.
Rodolfo | 05.01.2023
Me parece válida la inquietud, pero creo que la columna deja espacios vacíos para resaltar su punto, por ejemplo, cuanto es de 9 a 12 toneladas de agua con respecto a lo que producen hoy las desaladoras para el uso en termoeléctricas?... Puede ser que este pecando en la pregunta misma, pues mencione una planta desaladora, pero creo que no todo el mundo conoce el estado de desarrollo tecnológico que tienen esas plantas en cuanto a su impacto en el ecosistema. Lo anterior, sólo por mencionar algunas cosas que no salen siempre en la prensa, o que no se referencia adecuadamente, dando al lector una visión sesgada. Volviendo al tema de fondo, y con hechos concretos, es que el potencial de ser independientes como Estado en cuanto a lo que energía (no electricidad... Energía) se refiere, es un hecho. El potencial de exportar energía, es un hecho. Chile tiene una oportunidad para dar un salto en su desarrollo, creo que es una realidad muy probable. Sin embargo, rescatando un poco la inquietud presentada en comentarios y columna, se debe considerar un análisis acusioso sobre la SUSTENTABILIDAD de este tipo de desarrollo industrial, bajo el concepto que lo que se genere, por lo menos, no empeore la condición actual de su entorno (social, ambiental, cultural, entre otros).
Plett | 05.01.2023
LA FALACIA DEL GRAN IMPACTO Voy a usar mi derecho a réplica a este artículo que contiene de una serie de errores de interpretación, y muchos argumentos emocionales y pocos racionales. La mayor parte de la energía final que se consume en Chile se basa en combustibles fósiles importados, lo que nos cuesta en divisas entre 2 y 4 veces el presupuesto del Ministerio de Obras Públicas. Esto no son inversiones, sino que es literalmente quemar recursos en una forma brutal, generando gases de efecto invernadero. Nada de esto se dice en el artículo. Por otro lado, un detallado estudio por parte de la GIZ y la Corfo determinaron que el potencial de renovables que tiene Chile es de unas 70 veces Potencia Eléctrica instalada. La electricidad es sólo el 22% de la ENERGÍA consumida en Chile, el resto son combustibles que quemamos. El potencial de energía renovable chileno según esos estudios alcanzaría para generar el 200% del hidrógeno que se produce en el mundo como químico básico, y la cifra mal citada es que en la Patagonia tendría un potencial para generar el 13% del hidrógeno que se consume actualmente. La Estrategia Nacional Del Hidrógeno Verde apunta a utilizar el 15% (quince por ciento) de ese gran potencial renovable de aquí al año 2050 para generar nueva industria sustentable de la magnitud de la minería. El Hidrógeno Verde requiere de MUY POCA AGUA para almacenar mucha energía eléctrica. De hecho, el hidrógeno gris (generado del gas natural) que se usa actualmente (p.ej. ENAP) requiere unos 7kg H2O/kgH2 emitiendo 10 kgCO2/kgH2, y el hidrógeno verde requiere unos 10kgH2O/kgH2 emitiendo 0 kgCO2/kgH2. Lo que el autor de este artículo no dice es que en la generación de Diesel se requiere mucha más agua por km recorrido, es decir, al cambiar el Diesel por H2 Verde vamos a AHORRAR AGUA. CIFRAS PARA LA DISCUSIÓN RACIONAL: Si hoy cambiamos todo el Diesel que usa la minería por un combustible de cero emisiones como el Hidrógeno Verde requeriríamos aumentar el uso del agua en la minería en sólo un 1,6%, lo que en mi opinión es una cifra marginal, ya que corresponde sólo al 6% de lo que actualmente genera la planta desaladora de Escondida. Si de aquí al 2050 según la Estrategia Nacional generamos unas 30 Mton/a de Hidrógeno Verde se requiere para ello de 300 Mton/a de agua, lo que corresponde a 9,5m3/s de agua desalinizada. Referencia: La mayor de una docena de plantas desaladoras en Israel hoy produce ya 6,3m3/s, y la planta EWS en Antofagasta produce 3,2m3/s. Si la reintegración del concentrado de rechazo (mal llamado salmuera) se hace con modernos difusores no hay efecto negativo medible alguno en el mar. Y no debemos olvidar la actual dilución del agua de mar con los 6.000m3/s de agua destilada que entran al océano por el lamentable derretimiento de la Antártica (¿quién defiende la sal para los peces?). Con el uso de energía renovable y el hidrógeno verde queremos frenar ese efecto. Este artículo sólo exacerba argumentos emocionales, insistiendo en la falacia del gran impacto, con el deporte nacional del “chaqueteo”. Y si, estamos conscientes que toda intervención humana deja una huella como lo hace construir una casa propia, una calle, o un cultivo para asegurar la alimentación. El Hidrógeno Verde es el futuro energético y económico de Chile y bien podemos hacer un desarrollo sostenible para generar los medios con los que podemos pagar los anhelos de los chilenos. Para ello hay que informarse (no desinformar) y se puede participar proactivamente en el Plan de Hidrógeno Verde:
Carlos Bonifetti | 05.01.2023
He leído los comentarios que alaban el plan de H2V. Es preocupante la enorme ignorancia qué hay en Chile sobre ello. Esto es por creer en la propaganda que hace el Estado y el gigantesco lobby internacional. No se dan cuenta que la humanidad está en pleno proceso de colapso y está falacia de fiebre hidrogenista lo único que hace es distraer la atención de la gente y acelerarlo.
Nicolas | 04.01.2023
Es increible la ignorancia de este tipo de reportajes, disfrazado de periodismo tratan de destruir lo que posiblemente es la oportunidad de oro que tiene este país, que puede servir para cumplir con todas las "demandas sociales" y despilfarrar el dinero en ese tipo de medidas populistas, ya que, tendremos de sobra... hoy el eco terrorismo es tremendo, cuando en verdad son unos cuantos que generan ruido, por querer tener algo exclusivo o para visitar de vez en cuando. Espero que el inepto que eligieron como presidente no caiga en escuchar a estos periodistas, comunidades, ambientalistas y terroristas modernos... y de una vez haga algo por el país y su futuro...
Miguel Ángel | 04.01.2023
Súper interesante y clarificador, tanto el articulo como las intervenciones de los lectores bajo el mismo. Entendiendo que la problemática de fondo sería que hasta el momento no se han incorporado en las conversaciones a las comunidades como representantes locales de los posibles impactos a dicha escala, me queda una duda: En esta mega agenda de hidrogeno verde impulsada por el Estado, ¿Están ya identificados los territorios específicos en los cuales se desplegaría toda la infraestructura asociada al desarrollo de esta nueva industria? ¿o se está discutiendo respecto de como se abordaran las evaluaciones de impacto territorial en la medida que dichos territorios se vayan identificando? Sin esta claridad, resulta una discusión difícil de seguir y dar coherencia.
José Miguel Tobar | 04.01.2023 | Socio/a 2 meses
Es increíble la torpeza de quienes critican la promoción de las plantas productoras de H2V. Por una minúscula ganancia política condenan el desarrollo de una región, trgiversando todos los conceptos y cayendo de frente en el eco terrorismo.
Carlos Bonifetti | 04.01.2023
Muy buen artículo. Ecuánime y veraz. En realidad, los impactos ambientales negativos son mucho mayores de los que se advierten porqué muchos se potencian mutuamente entre sí. Conclusión: el mejor negocio para Chile 🇨🇱 es retirarse ipso facto de la falacia del hidrógeno. Ya había rebatido antes en otro comentario al lobbista Plett. Bien CIPER, como siempre.
Juan Miguel Capurro | 04.01.2023
Hacer un levantamiento de ecosistemas potenciales de ser afectados en solo tres meses suena a desconocimiento mayúsculo. Toma mucho mas que eso comprender las interacciónes de solo uno (y se pretende hacer creer que lo serán todos) mas allá de solo describir lo que hay (y aun eso es improbable)
Andrea | 04.01.2023
Creo que falta aclarar que Magallanes funciona con una lógica diferente al resto del país. Son terratenientes con miles de há. Las que ya hanaumentado su valor en cifras impagables cercana a la actual planta de prueba y que solo podrían ser compradas o arrendadas por empresas de ese tamaño. En Magallanes circula mucho dinero, ahí hay familias millonarias, dueñas de los municipios, allá vive Martín Larraín, pero en Tierra del Fuego. La lana de oveja ha decaído enormemente a causa de la entrada de China aunque es su mayor comprador los precios no son lo mismo, ni hablar del transporte, así que ahora se cambian a la carne y cuando comenzó el H2V sus parcelas aumentaron de valor. Todos felices y negocio cerrado. Allá no están preocupados por las consecuencias que son mínimas en contraste con las ganancias y la población civil no tiene pito que tocar, si los terratenientes feudales hacen y deshacen con el aparato público como les de la gana. Ahí quien manda no es el Estado.
Icono de noticia

¿Algo que agregar?

Debe contener sólo valores alfabéticos
Debe llenar este campo con un e-mail válido
Revise los campos nuevamente
icono financia

¿Cómo se financia CIPER?

Ver informes de ingresos
icono apoyo

¿Cómo apoyar a CIPER?

Conoce las opciones
icono principios

Principios de CIPER

Lo que nos mueve
icono directorio

Directorio Fundación CIPER

Nuestro directorio
icono equipo

Equipo CIPER

Conócenos
icono investigacion

Investigaciones
con impacto

Revísalas
icono premios

Premios obtenidos

Ver premios
icono trofeo

Libros CIPER

Conócelos
icono trofeo

Enviar cartas y columnas

Revisa las opciones