Ir arriba

Comentarios (9)

Carlos Bonifetti | 01.05.2022
Estoy de acuerdo con la respuesta de Patricio N a Silvana Cavallieri. Tanto ella como el Dr.Erwin Plett están muy errados en sus apreciaciones y enfoques. El Hidrógeno se conoce desde principios del siglo XVIII y la pila de combustible desde hace más de un siglo. Se viene hablando del H2 y del H2V (una falacia con olor a tongo) desde 1970, y el libro de Jeremy Rifkin, ‘La Economía del Hidrógeno’, 2002, resultó también falaz.. ¿Cómo es posible que no se den cuenta que el artículo en comento aparte de certero es excelente?, ¿o es tanto su terror a reconocer que el “crecimiento económico” hace rato que está llevando a la humanidad y a la vida a un ecocidio y están por ello tratando de creer en milagros? Están comprendiendo nada de lo que sucede en nuestro cada día más aporreado planeta. Recomiendo leer a todos los hinchas del H2V el informe ‘Los Límites del Crecimiento’, MIT, 1972 Donella H. Meadows et al., los blogs de Ugo Bardi “The Hydrogen Skeptics” y “The Proud Holobionts”, y sus columnas en www.laventanaciudadana.cl.
Carlos Bonifetti | 01.05.2022
Lo que dice don José Serra al final de su comentario es asaz absurdo. Obtener hidrógeno a partir del agua o del metano consumiendo ingentes cantidades de energía, aumentando el calentamiento global y la entropía, para volver a transformarlo en agua es bien poco inteligente, por decirlo de modo elegante. Al artículo no hay que ponerle no sacarle nada. EXCELENTE.
José Serra | 24.11.2021
Creo que a éste artículo le hace falta una mirada más biológica de la articulación que se hace con el hidrógeno. Por decirlo de una manera simple. Un árbol consume luz para generar nutrientes que le permiten su desarrollo. Las hojas caen y mueren las que a con otros procesos serán sustento para el árbol (y otros) . Nosotros utilizaremos paneles solares para hacer hidrógeno, paneles que morirán y que con otros procesos podrán servir como sustento. Pero es parte de entrar en sintonia con la naturaleza. Solo hacerle ver las dudas es un poco corto... Aunque los recursos son escasos. Si hacen que el hidrógeno se convierta en agua, sería una ayuda frente al cambio climático ya que lo retrasaría.... Habría más agua en más partes..... Sería bueno genial.
Dr. Erwin Plett | 24.11.2021
En este artículo se postula con respecto al hidrógeno que “esta industria se sustenta en un imaginario ecomodernista de supuesta abundancia muy peligroso”. No está claro el motivo de escribir esta frase completamente ideologizada y FALSA. En el artículo sólo se enumeran posibles problemas y no se cita ninguna solución. Hay varios estudios que demuestran detalladamente que el potencial renovable de Chile está por sobre los 2TW, lo que son unas 80 veces toda la potencia eléctrica instalada actualmente. Esto no es un “imaginario” sino que existe una SUPER-ABUNDANCIA de renovables y demuestra la falta rigurosidad periodística en el artículo. Además, no se aclara en el artículo que el hidrógeno verde es sólo una forma adicional de almacenar electricidad renovable variable para satisfacer demandas energéticas fluctuantes (se almacenan moléculas y no electrones). El hidrógeno verde es una imitación del proceso natural que hacen las plantas que almacenan la radiación solar incorporando el hidrógeno en la biomasa que nos sirve como alimento. El hidrógeno (gris) se maneja en Chile hace muchas décadas (ENAP), y con el debido cuidado NO ES PELIGROSO. La minería en Chile utiliza ácidos y explosivos correctamente y nadie reclama que sean elementos “muy peligrosos”. El epíteto “ecomodernista” suena peyorativo y no se hace cargo del hecho que Chile despilfarra anualmente USD 10.400 millones en importar combustibles fósiles, para literalmente quemarlos aquí. Las renovables nos permitirán ser autónomos energéticamente, un aspecto geopolítico importantísimo, y al mismo tiempo disminuir nuestras emisiones de GEI. El inagotable sol y viento no son patrimonio de alguien en específico, por lo que no cabe la frase completamente ideológica “…dinámicas de explotación y expoliación…”. Las renovables no se explotan, se cosechan. Para ello se requiere inversiones, tecnología, territorios y comunidades que deben involucrarse tempranamente. No hay una industria sustentable que se avizore en Chile de la magnitud del Hidrógeno Verde que pueda superar en volumen a la minería. El artículo sólo siembra desconfianzas, y eso es fatal para las inversiones y el crecimiento sustentable del país. Debemos aunar voluntades ciudadanas y políticas para que las próximas generaciones tengan los recursos que Chile requiere para satisfacer los anhelos de su población.
Patricio N | 23.11.2021
Silvana, entre la situación que usted interpreta como la opción propuesta por las columnistas (no consumir), y la situación actual (basar el desarrollo de la sociedad en un crecimiento económico ilimitado), hay una amplia gama de opciones y una literatura muy interesante con respecto a este tema. La discusión está lejos de ser la caricatura blanco o negro que usted parece suponer. Con respecto a la columna, eche de menos algún dato con respecto a la huella material/ambiental que mencionan las autoras. Si bien es cierto que aún hay pocos estudios debido a que la tecnología es nueva , hay algunos puntos interesantes que se pueden analizar. Por ejemplo, la mayor parte de los estudios mencionan que el origen de la electricidad es el principal factor a considerar en el impacto ambiental de las tecnologías de producción de hidrógeno por electrólisis (https://www.sciencedirect.com/science/article/abs/pii/S095965261300509X; https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0959652621010854), por lo que la materialidad de la planta productiva no parece ser un factor tan importante, al menos con respecto a impactos como el agotamiento de recursos, eutrofización y uso de suelo. Esto en ningún caso invalida la postura general de la columna con respecto a la necesidad de considerar aspectos territoriales y geopolíticos en el análisis, y la obsesión que parecemos tener con tratar de solucionar todos nuestros problemas con tecnologías mágicas, sin necesidad de reflexionar sobre el tipo de desarrollo que necesitamos para enfrentar la crisis socio-ambiental actual.
Dr. Erwin Plett | 23.11.2021
En este artículo se tilda el Hidrógeno Verde como "un imaginario ecomodernista de supuesta abundancia muy peligroso". El lenguaje es peyorativo y alarmante, y no está clara qué intención hay detrás de este artículo, que sólo presenta aparentes problemas, y no presenta ninguna solución. El HIdrógeno verde es sólo una forma de "envasar", almacenar, la electricidad renovable variable en moléculas de hodrógeno y sus derivados energéticos. Lo mismo han hecho los vegetales desde hace infinitos tiempos para generar la biomasa que constiuyen nuestros alimentos. Cabe recordar que Chile gasta sobre USD 10,400 millones anualmente en importar moléculas de combustibles fósiles para quemarlos aquí, generando GEI. OJO: Estos son gasto, no es inversión. El hecho indesmentible es que todos los estudios indican que el potencial de Energías Renovables en Chile con >2TW supera en 80 veces la potencia electrica instalada actualmente. Así que si, el sol y el viento son SUPER-ABUNDANTES y nos harán independientes energéticamente. Esos recursos El hidrógeno se maneja a gran escala en todo el mundo desde hace más de un siglo, y en este tiempo absolutamente nada indica que sea extremadamente "PELIGROSO" (hay que recordar que en la minería se trabaja diariamente con importantes cantidades de explosivos con el debido cuidado). Por otro lado, ENAP maneja hidrógeno en grandes cantidades desde hace décadas, y nadie lo tilda de especialmente peligroso. El despliegue del las Renovables requiere materiales como el Cu y el Li, y ocupará territorio. Y por lo tanto, hay que involucrar a comunidades tempranamente, a toda la población y a toda la sociedad civil. A nadie le están explotando o expoliando "su sol o su viento" como se escribe en el artículo. No hay a la vista ninguna Industria Sustentable como la del Hidrógeno Verde y sus derivados que pueda igualarse en tamaño y relevancia para Chile. A futuro podrá ser mayor que la minería si trabajmos juntos y le abrimos ahora una oportunidad a las futuras generaciones para tener un Chile limpio, y también para aportar con energías limpias al mundo y obtener así los recursos que necesitamos como sociedad. Ese es el aporte que puede hacer la prensa y la política para el bien de Chile.
RodrigoMO | 23.11.2021
En el reportaje faltaron gráficos y cantidades para respaldar las conclusiones. Por otro lado, esta es una alternativa al caso base actual, y cualquier escenario intermedio es posible.
Silvana Cavallieri | 23.11.2021
La única manera de no generar huella de carbono y no colaborar con el cambio climático es no consumir. O sea morirse, desaparecer. El señor que escribe el.articulo se dará cuenta de eso? Desde el título el artículo es sesgado. Habla de la generación de hidrógeno con metano cuando de eso precisamente se trata. De cambiar la fuente primaria a energía renovable. Que lata el.comité editorial de Ciper. Cero revisión de los contenidos.
Camila Silva | 22.11.2021
Hola, quería hacer una acotación menor, Misión Cavendish no fue un programa de principios del 2020, sino que es un programa que sigue en desarrollo, que se volvió a desarrollar el 2do semestre 20210 e inicios del 2021, y que el pasado 16 de noviembre de 2021 inauguró una nueva versión. Saludos cordiales
Icono de noticia

¿Algo que agregar?

Debe contener sólo valores alfabéticos
Debe llenar este campo con un e-mail válido
Revise los campos nuevamente
icono financia

¿Cómo se financia CIPER?

Ver informes de ingresos
icono apoyo

¿Cómo apoyar a CIPER?

Conoce las opciones
icono principios

Principios de CIPER

Lo que nos mueve
icono directorio

Directorio Fundación CIPER

Nuestro directorio
icono equipo

Equipo CIPER

Conócenos
icono investigacion

Investigaciones
con impacto

Revísalas
icono premios

Premios obtenidos

Ver premios
icono trofeo

Libros CIPER

Conócelos
icono trofeo

Enviar cartas y columnas

Revisa las opciones