Ir arriba

Comentarios (4)

Mauricio | 29.10.2020
Interesante analisis que puede uno no compartir en su totalidad pero que en mi parecer reafirma a los 2 extremos de la politica Chilena como parte importante del problema actual. Ambos han sido erraticos en emitir juicios claros sobre la defensa de los DDHH y la condena de toda violencia venga de donde venga, lo cual los hace ser poco creibles y confiables.
Fernando | 29.10.2020 | Socio/a 1 año y 2 meses
El análisis mantiene el paradigma derechas izquierdas, a mi juicio no representativo de la cuestión actual. El eje élite - pueblo es mejor expresión del alineamiento y de la cuestión del poder. La plataforma que represente una redistribución más justa, efectiva, moderada en ánimo pero revolucionaria en contenidos será el parte líneas futuro. Y esa alianza nueva será pluricolectiva y más horizontal...el resultado del éxito en la elección de abril, la Madre de todas las tareas.
Jorge Beraud Zurita | 28.10.2020
No me parece que se tilde de extremista o radical la postura del PC, pues es la visión que tiene la mayoría de la ciudadanía. Por lo demás, cómo militante comunista nunca me he sentido extremista ni siquiera cuando enfrentamos a la dictadura en su terreno. Siempre hemos Sido celosamente demócratas , nunca hemos apoyado aventuras ideológicas ni menos golpes de estado.
Luis A. Villablanca | 28.10.2020
La lectura que hace el autor de la actual coyuntura política, me parece muy rebuscada. Creo que existen tres sectores políticos claramente delineados: la derecha con sus corrientes ideológicas, el centro con sus propios matices y la izquierda atomizada. Ahora bien, es muy probable que ninguno de estos tres sectores pueda imponer por sí mismos sus agendas programáticas constitucionales. Esto significa que necesariamente los sectores que están por el cambio tendrán que llegar a acuerdos para lograr el propósito fundamental. Un sector importante de la derecha, la del rechazo, ha quedado fuera del juego político. En cambio los sectores que estuvieron por el apruebo, el centro y la izquierda, son los que realmente contribuirán al progreso del proceso constituyente. Aquí es donde tenemos la disyuntiva y la posibilidad de llegar a acuerdos que logren los dos tercios más uno. Entre estas fuerzas se determinará cuán progresista o no es la nueva constitución. Ahora bien, si la derecha en su conjunto logra el tercio más uno en la Convención Constitucional, tendrán el poder de obstruir el proceso, de eso no cabe dudas. Lo mismo puede ocurrir desde la izquierda. Por lo tanto, es más factible que las fuerzas que están por el cambio sean la fuente del éxito constituyente.
Icono de noticia

¿Algo que agregar?

Debe contener sólo valores alfabéticos
Debe llenar este campo con un e-mail válido
Revise los campos nuevamente
icono financia

¿Cómo se financia CIPER?

Ver informes de ingresos
icono apoyo

¿Cómo apoyar a CIPER?

Conoce las opciones
icono principios

Principios de CIPER

Lo que nos mueve
icono directorio

Directorio Fundación CIPER

Nuestro directorio
icono equipo

Equipo CIPER

Conócenos
icono investigacion

Investigaciones
con impacto

Revísalas
icono premios

Premios obtenidos

Ver premios
icono trofeo

Libros CIPER

Conócelos
icono trofeo

Enviar cartas y columnas

Revisa las opciones