Ir arriba

Comentarios (33)

Anonimo | 30.04.2022
Que falso ponen a médicos que estos años lo único que han hecho es llenarse los bolsillos con la salud de las personas, busquen más información solo tienen la punta del iceberg, y no hablen con corruptos como los que mencionan en el reportaje por favor.
patricio cardenas r. | 26.07.2017
17 millones de ciudadanos no podemos ser abusados por unos miles de ciudadanos médicos, llamados ASOFAMECH y CONACEM, que no nos solucionan los problemas de salud con ese examen subjetivo llamado EUNACOM. Debemos con fuerza de ley, transparentar y aumentar a un mínimo de 6 veces o más al año el examen EUNACOM e importar médicos extranjeros subsidiando la inscripción y preparación para asegurar la calidad. Quedarán menos conformes los que hoy tienen el poder fáctico, los médicos, le aseguramos la calidad que pregonan, le disminuimos la demanda para que abaraten sus costos, y a todos los ciudadanos que están afectados por enfermedades por este vicio codicioso que genera el EUNACOM y CONACEM.
Emilio | 11.07.2016
La Escuela Latinoamericana de Medicina (ELAM), es un proyecto del gobierno Cubano que nace en el año 1999, con la intensión de formar jóvenes de escasos recursos de América Latina y de África, como Médicos Generales, que siguiendo las directrices de los acuerdos de la OMS, tengan un enfoque centrado en la Atención Primaria de Salud (APS) y a la vez, puedan responder a situaciones de emergencia o desastres en la región. A este proyecto, pertenecemos más de 600 médicos ya radicados en distintas zonas de Chile, de los cuales alrededor de 360 no hemos podido revalidar nuestro título de médico, al no aprobar el EUNACOM (Examen Único Nacional de Conocimientos de Medicina), administrado por la Asociación de Facultades de Medicina de Chile (ASOFAMECH), examen que sólo un 10 al 20% de los médicos graduados en el extranjero aprueban, en contraste al 80 – 90% de los médicos graduados en Universidades Chilenas. Desde antes de nuestra llegada, ya nuestros padres habían estado realizando algunas gestiones para que se nos abrieran las puertas a nuestro propio país, para poder ejercer y llevar acabo la misión social con la que nos habíamos comprometidos. De esta etapa quedaron algunas promesas que al parecer muchos han olvidado. Cartas enviadas a distintos legisladores, académicos, ministros de salud y educación, políticos de diferentes tendencias, y un par de presidentes (incluyendo la actual Presidenta que pudo reunirse con nosotros en Cuba). Luego de la llegada de las primeras generaciones de graduados, fuimos nosotros quien seguimos con esta lucha. Lamentablemente esto ya ha tomado más de 10 años, con menos de la mitad de nosotros revalidados y trabajando en situaciones laborales inestables. La ASOFAMECH, quien administra el EUNACOM, es una entidad de derecho privado, que agrupa un número importante de Facultades de Medicina del país, las cuales, en un gran porcentaje, pertenecen a universidades privadas. Consideramos que al limitar la entrada de médicos al país, inciden de manera negativa en la Salud Pública, pero también en la formación de los nuevos médicos chilenos, al condicionar esta formación a una prueba estandarizada de selección múltiple que los lleve a obtener puntajes elevados, debido al Ranking que se realiza de las distintas facultades a lo largo del país. Los defensores de este examen ocupan el gastado argumento que el objetivo del mismo, es salvaguardar la calidad del ejercicio médico en nuestro país, aduciendo que desde su aplicación a partir del año 2009, los porcentajes de reprobación de los médicos extranjeros fluctúan entre el 70 y el 90 %. Sin embargo, dejan fuera el hecho de que estos porcentajes son logrados por un examen que ellos mismos confeccionan, es decir “nuestros estudiantes son mejores que otros en base a una prueba que nosotros mismos realizamos”. Lo que denota la poca objetividad y el conflicto de intereses. Además, es sabido que existe una preparación de alumnos los últimos años de la carrera de medicina en todas las universidades, lo que ha sido criticado por los mismos estudiantes chilenos por restar horas de práctica o de internado. También es por todos conocido, que todos los años se filtran algunas preguntas, lamentablemente sólo se ha comprobado la filtración del año 2012 (sin haber encontrado a los responsables, ni haber recibido por ende ningún tipo de sanción). Pese a todo esto, se logró llegar hasta algunos congresistas y políticos de distintas esferas, dando finalmente como fruto, una propuesta de los Senadores de la República de hacer una revisión del Examen Único Nacional de Conocimientos de Medicina (EUNACOM), con vistas a su eliminación y reemplazo por un instrumento más idóneo. En espera aún de la respuesta del Ejecutivo y del Ministerio de Salud. Los Egresados de la ELAM hemos planteado en nuestra Propuesta, la incorporación de médicos graduados en el extranjero a través de un Servicio Médico Social, ejerciendo en las distintas áreas de salud que más lo necesiten; entiéndase Consultorios de APS como Hospitales. Un servicio Social que sea evaluativo y que a la vez palie la alarmante necesidad de atención médica a lo largo del territorio. Incluyendo de esta manera, a los Médicos pertenecientes a países hermanos, que por distintas razones, han emigrado a nuestro país para ejercer la medicina. Insistimos además, que cualquier sistema evaluativo debe estar en manos de los servicios públicos, y en este caso, en manos de los Ministerios de Salud y Educación. Debemos volver a empoderar los organismos que de una u otra manera han sido elegidos por nosotros y evitar que entidades que sólo velan por sus intereses, decidan nuestro futuro. Si esta Propuesta fuese aprobada, podría inyectarse al sistema Público la cantidad de Médicos Generales y especialistas que hacen falta para superar el déficit del que tanto se ha hablado, y poder evitar que se siga prolongando el sufrimiento de tantos pacientes por la profunda inequidad de este sistema. Además, es necesario hacer notar que el 22 de enero del 2016 es interpuesta en la Corte de Apelaciones de Santiago y Valparaíso con apoyo del Senador Alejandro Navarro y Diputada Karol Cariola, la 1ra Demanda por Discriminación LEY 20.609, — Obedece a que el Dr. Lautaro Ferrada, aprobó el teórico año 2012 y prácticos 2014, en igual tiempo que la Dra. Katherine Dayana Fonseca Chilena graduada en Argentina, a quien se le entregó su certificado EUNACOM aprobado. Haciendo una diferenciación inusual con un Médico Chileno Graduado en Cuba. La Audiencia para definir este tema, sería en las próximas semanas Esperando haber sido un aporte Atentamente Comisión de Revalida Agrupación de Egresados de la ELAM La dirección de la propuesta del Senado: http://www.senado.cl/appsenado/index.php?mo=consultas_as_oa&ac=Get_documentoAS&iddocto=2115&tipodoc=35
Maru | 29.09.2015
El problema de la salud de Chile es el de muchos paises ,empezando por EEUU ,así que basta de mirarnos el ombligo y no ver alrededor La salud es cara sea publica o privada ,mi humlde opinion es que hay que promover estilos de vida saludables para que hayan menos enfermedades prevenibles, que la salud publica especialmente la Atencion primaria cuente con equipamientos para hacer diagnostico mas asertivos y no achoclonar los usuarios en los Hospitales Lo otro dejen de opinar de ética y de compromiso porque de eso no se vive ni se pagan las cuentas,los médicos no son culpables del sistema neoliberal que tenemos en este país ,ni menos hable el señor Mañalich ya que si el tuviera compromiso publico atendería en un hospital en vez de estar en altos cargos en una clinica o en una Universidad,al igual que muchos parlamentarios ,asesores del gobierno como Girardi (que solo lo veo de delantal en campaña) y la señora de Navarro y la pareja de la Vallejos ,que recién egresado  de medicina ya es una  eminencia y esta de asesor en el Minsal...exijo una explicación!
Fernando | 15.09.2015
Estimado Bruno S: Lamentablemente la solución que tu propones, esto es, privatización de las prestaciones a la salud y subsidio a la demanda, mediante la creación de un mercado regulado, según la evidencia empírica ha dado muestras de que no resulta porque, además de los problemas que siempre ha generado el subsidio a la demanda y la oferta en la prestación de servicios públicos, como la salud y la educación (este último es el caso más notorio en Chile); siempre va a generar la paradoja que, lo que por un lado ahorra el Estado al privatizar un servicio público, por otro lo gasta (y en mayor medida) en crear instituciones fiscalizadoras a los privados que, como lo demuestra la realidad, siempre van a ir un paso atrás respecto de las conductas de los particulares. Finalmente, a ello debemos sumar los eternos inconvenientes de crear mercados regulados dentro de un país con poca población, por ende, naturalmente con poca competencia y con mayor tendencia a lograr concentraciones de mercado, con las nocivas consecuencias que todos conocemos. 
Juan carlos | 13.09.2015
Tal como dice su investigacion me parece que el Plan Auge es una de las principales causas del problema, en esto tienen culpa politicos de ambos sectores ya que se utilizo como medio de promesas populistas siendo que el colegio medico se opuso a su implementacion. Esto engordo la billetera de los privados y puso la soga al cuello al sistema publico, traspasando milles de millones a las clinicas. Ademas, aparte del poco tiempo que se tiene para atender se lleno de papeleo y burocracia la atencion de salud, punto del que muchos se aburren. En suma, se requiere una reforma global total del sistema de salud .
javiera | 12.09.2015
por ultimo si los chilenos no son capaces de administrar bien su pais, si no son capaces de ser mas eficientes en tiempo y costos en la formacion de profesionales..¿como diablos esperan ser desarrollados??? ¿¿como piensan en ser innovadores y tecnologicos???....no existen los paises pobres sino que solo los mal administrados.
javiera | 12.09.2015
en USA la carrera de medicina dura tres años, las especializaciones son aparte y hasta se puede estudiar en jornada vespertina y en las ues cada una tiene su admision no existiendo la psu. En chilito la carrera es para mentes brillantes....psu sobre 700 puntos (que depende del colegio mas que la inteligencia), la carrera dura 7 años y despues la especializacion, ademas, que es impensable  la jornada vespertina. con tamañas restricciones al acceso de estudiantes ¿como no esperan que no haya medicos? sin mencionar especialidades que en shilindio no se ven como los quiropracticos y que en usa y europa ganan casi lo mismo que un medico y tambien ciertas evaluaciones menores que en shilindio  incomprensiblemente (yo creo que es para acaparar)la deben realizar medicos siendo que perfectamente la pueden realizar enfermeros o tecnicos como ocurre en paises civilizados. asi que el problema se engendra desde las universidades y de las restricciones absurdas en chile.
bruno s | 12.09.2015
tal vez una solucion podria ser que el Estado traspase la salud a privados y que Fonasa le entregue un voucher al afiliado para atenderse en hospitales privados, asi el Estado se deshace de la construccion de hospitales y mantencion de personal y solo se limita a pagar la atencion efectiva del cuidadano, y en los lugares en donde no opere el mercado ahi si contruir y mantener atencion publica, eso si, con los precios fiscalizados por las autoridades para que los privados (monos chilensis) no se suban por el chorro con los precios y prestaciones. 
Ricardo | 10.09.2015
Son problemas de tipo sciencias economicas. La economía planificada no da resultados nunca. Es en contra del ser humano. No hay remedio porqué las expectativas son de nivel país rico (top OECD) y los recursos son de nivel subdesarrollo. Los precios que puede pagar la gente de Fonasa no da para una atención de primer nivel. Y si le robas a los ricos no vas a tener ricos en poco tiempo (un par de generaciones) y todos estarán peor. Entonces? Levantar el nivel económico del país (educación - pero no la que han propuestas los gobiernos, investigación, desarrollo tecnológico, aumento de productividad, libre economía, menos regulación, reglas claras y confiables, instituciones impegables, eliminación de la corrupción entre otros). Pero .... ah me ha dicho un nuevo amigo (de edad?): hoy estamos bien, mañana mejor.
Rafael | 07.09.2015
Mas alla de las interpretaciones parciales y reduccionistas, el problema se origina en factores estructurales del mercado de trabajo en salud en un escenario en que la salud privada compite con alevosa ventaja con el sistema publico. La salud como mercancia y el desarrollo de seguros y proveedores privados impulsado y favorecido por multiples medidas deliberadas de la dictadura, tambien creo nuevos poderes facticos que han impedido volver a lo razonable: un Servicio Nacional de Salud, tal como lo tiene el Reino Unido o algunas autonomias españolas. Financiamiento via impuestos generales, buen desarrollo de la atencion primaria, formacion de especialitas en y por el sistema publico, sin intermediacion de universidades, son tealidades concretas que hoy existen en paises con mayor desarrollo y mas protagonistas dentro del capitalismo. Sueldos altos, tranquilizadores, asociados a altas exigencias y controles, carrera profesional, apoyo institucionsl son los terminos de la relacion del Estado con los medicos y el resto de los trabajadores de la salud. Es otra Reforma estructural.... Podemos imaginar las resitencias y descalificaciones que lloverian, y como los aportes reservados jugarian su rol en la proteccion a las ISAPRES, las Clinicas y sus privilegios. El problema no lo son esos obreros especializados que teabajan por sobre 60 horas semanales llamados Medicos chilenos. No sean ingenuos y reduccionistas compatriotas...
Fernando | 04.09.2015
Estimados: El problema de la falta de especialistas (transversal al sistema privado y público, cuestión de ver diferencias entre clínicas de regiones vs Santiago, etc) lamentablemente existirá por largo tiempo, al existir escasez de oferta difícilmente suplible en el corto-mediano plazo. En este sentido, la incorporación de médicos extranjeros es la mejor medida a corto plazo, siendo el Eunacom un excelente filtro (no siendo efectivos las quejas del colegio, que son más de corte corporativista). Entonces el principal problema a corto y mediano plazo es la retención de especialistas en el sistema público. En este sentido, la mayoría plantea la necesidad de equiparar los ingresos del sector público con el privado, pero surgen las siguientes inquietudes: 1. ¿cómo obtenemos los ingresos permanentes para financiar los mayores sueldos? ¿será necesaria (y posible) una nueva reforma tributaria? 2. ¿cómo afrontar el problema "de los patines" (recordar frase del ministro Eyzaguirre)?: Esto significa afrontar la paradoja que, si se suben los salarios del sector público, obviamente el sector privado subirá sus salarios para retenerlos en las clínicas. ¿Tendrá entonces el sector público subir nuevamente los salarios? ¿puede competir el sector público con el privado? Claramente no puede (ni debe). Lamentablemente sobre este último punto, en mi infinita ignorancia, solo he pensado en el congelamiento o fijación de sueldos para funcionarios médicos y paramédicos sector privado, para evitar la búsqueda de ventajas monopólicas que naturalmente intentará el sector privado (nombre científico de los "patines" de Eyzaguirre) y así sea realmente una opción para los profesionales entrar al sector público. En este sentido sería bueno leer las soluciones que Uds. podrían escribir en el presente foro. 
Chile, País de Tontos | 03.09.2015
Curioso ... nadie habla del hipertrofismo de administrativos que están llegando por decenas a los servicios de salud ... para no hacer nada ... nadie habla de aquellos pacientes que algunos hospitales públicos no reciben por ser cachos ... nadie habla del maltrato a los profesionales y técnicos de la salud por parte de los jefes de servicio que más les importan los números que la calidad ... nadie habla de la recarga de trabajo que tienen los funcionarios de la salud, a quienes les asignan labores que deberían realizar 3 a 5 funcionarios ... sin embargo, administrativos sobran a paladas ... no hay plata para contratar auxiliares, médicos, enfermeras ... pero si para los amigos a quienes les inventan cargos ... es cierto, que faltan especialistas ... pero también es cierto que la administración de los servicios de salud es pésima ... no me imagino como podría solucionarse el problema ... las fuerzas fácticas son poderosas y han tenido éxito durante 205 años ... lo lamento por el populacho!
Esteban | 03.09.2015
La verdad estoy harto de escuchar a todos (que obviamente ninguno es medico) hablar del compromiso y la ética que otro (no ellos) deben tener. La carrera es cara, muchos salen con deudas, y el sacrificio personal que se hace es bastante, en vida personal y social, y sinceramente pocos estan dispuestos a asumir. Ademas que un medico especialista lleva al menos 12 a 15 años estudiando. Asi que decir que hay poco compromiso es al menos irresponsable. Los medicos tambien tienen que mantener familias, hay muchos dias festivos que no pasan con sus hijos. Y harta gente gana mas dinero sacrificando bastante menos. Es de creencia popular que con la medicina uno se hace rico. Noda mas alejado de la realidad. No creo que sea correcto decir que la causa de esto es la codicia. Todos sabemos que la real causa de la falta de especialistas es que no ahi una verdadera politica de estado que financie la salud y recompense a sus funcionarios como se merece al esfuerzo que hacen y han hecho. Asi que el sistema privado se los lleva, es obvio. Si hubiera sistema privado de justicia, ocurriria lo mismo.
hector | 03.09.2015
Mi Sra. y yo somos especialistas. Estamos terminando nuestra formación y hemos llamado a algunos servicios de salud para ofrecernos, no recibiendo respuesta de algunos o diciendo que " no hay cupo" ( donde sabemos que sí faltan los de nuestra área). No todo es culpa del Chancho...  
Sebastian Cruz | 03.09.2015
Excelente reportaje. Un detalle que nadie comenta, somos cientos de médicos que hemos emigrado a Europa .. España principalmente .. para poder formarnos ya que las posibilidades en Chile son pocas en relación a todos los médicos que nos recibimos. Ahora después de hacer una formación de 4 o 5 años de especialidades que en Chile son de 3 o 4.. que muchos además tenemos estudios de doctorado hechos.. después de habernos certificado como especialistas y con certificación para trabajar en toda Europa ..al intentar volver A Chile nos encontramos con las trabas que nos ponen el Minsal, el CONACEM.. se nos obliga A realizar el examen de certificación. . Que muchas veces es mucho más difícil que el que realizan los formados en Chile o incluso de las sociedades mundiales .. un examen teórico y uno práctico.. Todas estas trabas hacen que perdamos meses antes de poder contratados en el servicio público y se haga más tentador el mundo privado o quedarse incluso en Europa A trabajar..
Patricio | 02.09.2015
Si tanto como funcionario público como prestando servicios a través de su "sociedad" el único que trabaja es el mismo doctor, ¿como tributan los médicos a través de sus sociedades con la que prestan servicios al Estado? ¿Estarán fragmentando el Global complementario incluyendo en la sociedad a familiares sin rentas?! ¿Y por que no se les exige exclusividad laboral, al igual que a otros funcionarios públicos? Carece de sentido tener a la competencia atendiendo tu negocio.
Carlos Alberto | 02.09.2015
En la salud chilena los mèdicos son parte del problema y no de la soluciòn. Esta profesiòn que historicamente ha contado con el mayor apoyo del Estado que cualquier otra, tanto en su formaciòn profesional, como en la especializaciòn, hoy le ha dado la espalda a la salud pùblica; forman parte de la propiedad y administraciòn de las clinicas privadas, forman empresas dentro de las clìnicas, y los pacientes son atendidos como en un supermercado, entran con un carro al que se le incorporan todos los productos posibles, encareciendo las atenciones al infinito. Y por supuesto, una vez se entra en esta lògica mercantil, no tiene sentido compartir su especialidad en el sector pùblico. Verguenza Nacional. El Estado de Chile debe regular esta profesiòn y por Ley determinar un cupo mìnimo de atenciòn en el sector de la medicina pùblica de todos los especialistas formados en Chile, estamos construyendo hospitales estupendos, con la mejor tecnologìa y no se logra que estos especialistas hagan su contribuciòn al paìs.
Juan Eduardo Sánchez V | 02.09.2015
Muchos somos los médicos que conocemos al dedillo los problemas de nuestro modelo de salud. Existe una integración absoluta entre lo público y lo privado, no son sistemas diferentes...es un sólo sistema. Mientras el privado le cobra al Estado varias veces más por una prestación, y nuestras autoridades están dispuestas a pagar por ellas muy por encima de lo que FONASA paga por las mismas en lo público, asistimos al crecimiento de lo privado, con integración vertical evidente en el accionar de las ISAPRES, que terminan siendo financiadores y proveedores de acciones de salud por las que cobran cada día más, traspasando al usuario o a su sistema de financiamiento (FONASA) los costos crecientes. Exitosa forma de obtener ganancias a expensas de abandonar a la problación más susceptible: enfermos crónicos añosos; pertenecientes en un gran número (87%) al Sistema Público de Salud. Los Adultos Mayores utilizan el 50 % de los días camas críticas y sobre este guarismo en las camas básicas, permanecen largos períodos en los Servicios de Urgencias. Nadie se ha hecho cargo. Nuestro país ignora este segmento. Nos exigen especializarnos, trabajar largas jornadas, muchas veces con serios problemas logísticos y de recursos, siempre inmersos en la "deuda" por prestaciones que entregamos y por las cuales pagan menos de lo que cuesta proveerla. Sin perjuicio de ello, habemos médicos que tenemos hondo compromiso con nuestros pacientes y sus familias. Cuando nos especializamos, muchas veces por exigencias incomprensibles debemos tener dedicación exclusiva, debemos abandonar o tenemos serios problemas para cubrir nuestros turnos de urgencias y en unidades críticas, nadie ha constatado que durante ese período, los hospitales ven menguadas las posibilidades de enfrentar las demandas de atenciones urgentes, vale decir el Estado paga por financiar especializaciones y debe perder, pese a no ser necesario, los médicos que proveemos las atenciones de urgencias pues los mismos centros formadores, haciendo gala de una actitud poco empática con las necesidades de la población, establecen que desarrollar turnos en lo público es incompatible. Las clínicas y las ISAPRES se frotan las manos, mientras menos gente tengamos, más marginarán: lo saben. No obstante lo expuesto, existe un notable compromiso de muchos médicos con lo público, en lo personal siempre me desarrollé sólo en lo público, situación por la cual incluso nuestros propios pacientes piensan que somos perdedores. No hay problemas, tenemos el cuero duro y conocemos nuestra tarea, no abandonaremos a nuestros pacientes
Usuaria del Sistema | 02.09.2015
Deberían también investigar la falta de especialistas en odontología y las largas listas de espera en el sistema público. Que según datos del Colegio de Dentistas corresponden aproximadamente al 30% del total de las listas de espera GES. Ayer hubo una movilización nacional y nadie informó http://www.colegiodentistas.cl/portal/index.php?option=com_k2&view=item&id=826:%E2%80%8E&Itemid=72
nato | 02.09.2015
"Un profesional realmente comprometido con la salud pública, no cede a las tentaciones del sector privado" Jajajajajajaja, no sean caras de raja!! oye despierta compadre, los que nacimos desde el 85 en adelante estamos todos endeudados pagando crédito con aval del estado o fondo solidario, y las deudas son de 10 millones hacia arriba. ¿Vocación por el sistema publico? Por supuesto, pero dame los 4 palos anuales que sale la carrera por siete años.  Yo soy medico general en sistema público pero no voy a condenar a los colegas que trabajan en el sector privado. Claro que hay déficit de especialistas pero también hay problemas de infraestructura; por dar un ejemplo, yo quiero ser especialista y trabajar en hospital público, pero nica en un centro que no tiene resonador ni scanner. Mis pacientes llegan al especialista y quedan igual cuando no hay laboratorio, rayos, TAC o resonador. La falta de especialistas es una parte del problema, pero no el único. Aumenten el porcentaje de PIB en salud (porque uno debería ser país OCDE en todas las cosas ¿cierto?), hagan hospitales decentes (no como esa basura de Maipu que no tenia ni carro de paro, ¿te acuerdas querido Jaime Mañalich?) y de ahí partamos mejorando el sistema.
Enzo Varens | 02.09.2015
Si yo fuese médico, si me he deslomado estudiando nueve o diez años, pagando el arancel, los insumos y todo lo necesario para estudiar, lo primero que haría al egresar sería irme a donde me paguen mejor. Es muy sencillo: los médicos se van al sector privado porque, simplemente, les pagan más allá. Si el Estado quiere realmente captar profesionales capaces en sus hospitales, tiene que echarse la mano al bolsillo y pagarles a los médicos lo que les corresponde. Lo mejor es tener a un médico contento y tranquilo, porque si no, si están estresados, se equivocan. Y como se sabe, los errores de los médicos terminan en el cementerio. He llevado varias causas de negligencias médicas y entiendo que un médico que trabaja muchísimo, a un nivel de estrés terrible, es proclive a equivocarse. Y mucho.
Sonia Ridriguez | 02.09.2015
El sistema fomenta , la desigualdad.quuero puntualizar algunas cosas 1.- la ética no se compra . 2.- la opción de trabajar en el sector público es individual 3.-el gobierno debe invertir en equipamiento.antes que infraestructura. Hay hospitales como el mio (Santa Cruz) que tiene potencial de crecimiento, pero adolece de tecnología 4.-el equipo de salud, es el atiende, persona atendiendo personas. No las paredes 5.- hay especialistas. Lo que deben definir y equiparar los valores 6.-la grúa. No solo existe entre público y privado. Entre los mismos hospitales públicos se aplica. Sino pregúntenme a mi. Como cada día nos Roban un especialista 7.- el mejor sistema ha sido y seguirá siendo los generales de zona. Aunque le cambien el nombre. Es donde se forma el carácter 8.-debe aumentarse el castigo a quien no cumpla, o se esconda detrás de licencias. Porque sinvergüenza hay en todas las castas 8.-Recuperar la confianza en nuestro sistema de salud público debería ser el primer objetivo 10.- las autoridades deben escuchar a las personas.
Alvaro | 02.09.2015
Al sr. Mañalich que publica (aunque dudo mucho que sea realmente ese Mañalich), le cuento que tengo un amigo que tuvo el infortunio de caer en la famosa escritura de caución. Estaba haciendo una especialidad bajo un contrato anterior que no fue respetado, y en cambio, se le obligó a firmar el nuevo contrato con esta cláusula, bajo amenaza de despido (lo que en el sistema público implica inmediatamente 5 años de alejamiento). Al negarse al cambio (pues las condiciones del famoso nuevo contrato son DRACONIANAS, y ni siquiera aseguran ser destinados a una ciudad que tenga condiciones para ejercer la especialidad que se estudio), y para no ser despedido, tuvo que renunciar, lo que implicó QUE LE APLICARAN LAS CAUSALES DE RENUNCIA DEL PRIMER CONTRATO!!! Es decir, devolución de todos los sueldos pagados hasta el momento. Así que no venga con ese cuento de que los médicos se van del sistema público sólo pq son unos ambiciosos que quieren ganar plata (¿acaso él trabaja gratis?), se van pq se aburren, se aburren de tener que ponerle caras a los pacientes explicando que no tienen ni siquiera los medios para hacer su trabajo (mi sra. es médico del sistema público, y en más de una ocasión ha comprado instrumental DE SU BOLSILLO), se aburren que les paguen a honorarios, sin tener jamás un contrato como la gente, y que les paguen 600 lucas al mes por hacer cirugías, mientras por el otro lado, le pagan 500 lucas diarias a la Clínica Las Condes por una cama externalizada.
Nelly Mirands | 02.09.2015
Soy madre de médico. La formación de esta profesión es carisima. La responsabilidad de esta profesión es estresante. Los estudios continuos de esta profesión son carisimos. Y el estado no aporta nada . Todo sale del trabajo del profesional. Trabajan con vidas humanas.No se les permiten herrores . La gente piensa que son de su propiedad. Dicen "Mi médico". No tienen derecho a descansar. Si cobran una consulta particular,dicen es un ladrón. Pues va un maestro arreglar algo a un hogar.piden lo que desean y se le paga callado Y hemos leido lo que le pagan en el servicio público .Una falta de respeto. Los médicos. Igual tienen gastos de familia Mucho no tienen profesión y ganan mucho más. Pero mucho más. Atte.
Marcelo | 02.09.2015
Un profesional realmente comprometido con la salud pública, no cede a las tentaciones del sector privado. Naturalmente, se deben mejorar las condiciones laborales de varios hospitales y establecimientos de atención primaria, pero cierto es que el servicio público es una falencia en las carreras de pregrado en Chile. 
Maite | 02.09.2015
Agrego a todos los problemas mencionados dos extras: 1) El tiempo por paciente. Está en 12 minutos. 12 minutos desde que entra hasta que sale. 12 minutos para lograr que el paciente se sienta cómodo y cuente su experiencia con todos los detalles posibles. 12 minutos en los que también el médico tiene que rellenar los informes correspondientes. 2) La suspicacia del público general. Lo dijo Florencio Escardó en su "Retrato del Médico": "Si [el médico] coincide con nosotros, nos preguntamos porque lo hemos llamado; si no coincide, dudamos de su valor." Recomiendo el texto completo. Y recordar que el texto es anterior al boom "new age", que tiene sus cosas buenas, pero es difícil distinguir el 10% útil del 90% de basura sin certificación.
Alex Montes Tizka | 02.09.2015
De el artículo me quedo con el último párrafo: "porque no haber regulado situaciones como la compra a privados, hace que todo quede librado a la lógica del mercado, la que finalmente no va a proteger la salud de las personas". De eso se puede pensar que, el objetivo, sea penar dicha práctica en vez de actualizar los honorarios y hacerlos "atractivos" o más cercanos a los cargos administrativos que manejan esta cuestión. Me gustaría que un subsecretario o ministro gane eso y que después comenten.
carlos deck | 01.09.2015
Más allá de los recursos escasos, de la poca plata asignada por presupuesto, preocupa la ETICA de muchos medicos especialistas (por ejemplo cardiocirujanos, anestesistas, cardiologos hemodinamistas), que en el dia predican estar en contra de la compra a clinicas y privados, y en las tardes y noches, operan a tablero vuelto los mismos pacientes que suspendieron en el dia, o que retardaron la intervencion para no alcanzar a realizar en su horario contratado. Y son los mismos, actuando ahora como dirigentes gremiales, que representan al colegio medico o sociedades de especialistas (anestesia por ejemplo), en los hospitales publicos, cuando tienen que negociar los contratos, no les importa usar a los pacientes como "carne de cañon" para presionar...no les importa amenazar a colegas para evitar perder el monopolio de la atencion del hospital publico. Es decir, son empleados publicos para atender a sus beneficiarios en las mañanas, dirigentes gremiales por las tardes, y socios capitalistas en las tardes-noches, y ni se arrugan...mucho menos para aceptar las prebendas de las compañias que les venden los insumos...comprados directamente sin licitaciones. Asimismo, no les da ningun remordimiento de conciencia ni de integridad probar nuevas tecnologias, sin pasar por los comites de etica, causando a veces daños irreparables a los pacientes y ocultandolos en las estadisticas y a las autoridades de los hospitales, como tambien permiten que medicos no autorizados no funcionarios publicos participen en casos experimentales, logrando asi "hacer la mano", para usufructuar en las clinicas privadas por las tardes....
Jaime Mañalich | 01.09.2015 | Socio/a 1 año y 6 meses
No se menciona que gracias a la firma de una escritura con una caución de UF 5.000 implementada desde el 2011, este año, el cumplimiento del destino de los médicos con becas financiadas por el Estado subió de 50 a 93%. Tampoco, que una de las primeras medidas de la ex Ministra Molina fue terminar con esta garantía, aunque había sido validad por la Corte Suprema.
Alvaro | 01.09.2015
Y ahora, a esperar el millón de comentarios culpando a los médicos de "piratas", "lucradores del dolor ajeno", "sin vocación" y la larga cantina de lugares comunes con que la mayoría de la gente suele desahogar sus frustraciones y muchas veces, envidia hacia el otro al que le va bien. Porque nadie pone el punto en lo realmente importante: Como el Estado hace ricas a ISAPRES y clínicas mediante subsidios (como por ejemplo, hacerse cargo de todos los pacientes indeseables para el sistema privado, o bien, externalizar servicios hacia clínicas, a un precio infinitamente superior al que paga a sus propios hospitales), sin preocuparse JAMÁS de mejorar su propio sistema, ya sea invirtiendo en más infraestructura, o mejorando la planta de funcionarios (y las condiciones de los ya existentes, no sólo médicos, sino también enfermeras y técnicos, que también son una falencia importante). Aunque tampoco hay que olvidar cuanto político tiene intereses en el mercado de la salud... Pero claro, siempre es más fácil culpar al médico y alimentar el chovinismo de la gente.
Pepe Yayo | 01.09.2015
Salud publica, vergüenza nacional y mundial.
Claudio Iturra | 01.09.2015
Este es un problema social y creo que ha de ser encarado como tal. El sector privado lucra en gran medida por la insuficiencia del sector pùblico. Una posible vìa es que los especialistas privados operen un dìa al mes en un hospital pùblico, por ejemplo. Que la clìnicas privadas operen un dìa al mes a pacientes del sector pùblico. Todo ello con estàndares de calidad, para que no sea peor el remedio que la enfermedad. El problema no se va a resolver si no se reflexiona al respecto y si, en forma provisoria, no se descomprime la crítica situaciòn actual
Icono de noticia

¿Algo que agregar?

Debe contener sólo valores alfabéticos
Debe llenar este campo con un e-mail válido
Revise los campos nuevamente
icono financia

¿Cómo se financia CIPER?

Ver informes de ingresos
icono apoyo

¿Cómo apoyar a CIPER?

Conoce las opciones
icono principios

Principios de CIPER

Lo que nos mueve
icono directorio

Directorio Fundación CIPER

Nuestro directorio
icono equipo

Equipo CIPER

Conócenos
icono investigacion

Investigaciones
con impacto

Revísalas
icono premios

Premios obtenidos

Ver premios
icono trofeo

Libros CIPER

Conócelos
icono trofeo

Enviar cartas y columnas

Revisa las opciones