Ir arriba

Comentarios (46)

Alexis | 21.10.2020
Las redes sociales dejan en evidencia esto: una gran cantidad de gente con problenas de comprensión lectora que entiende al reves y más encima son choros y groseros.
Brenda Mundaca | 30.10.2018
Creo que no entendieron la reflexión de este chico. Él no es pobre de espirítu, ni arribista. Sólo está mostrando una radiografía. en primera persona, de lo que es nuestra sociedad.
Cristian | 27.07.2014
Triste lo escrito, pero al final son decisiones personales. Yo soy un caso parecido, madre viuda, sector poblacional de Conchalí, estudie en region trabajando en lo que se podía (supermercado, ayudantías), ahora titulado, pareja, hijos, no hemos salido de la comuna, no he comprado auto, no hemos pedido crédito. Sin embargo parece que a los que más molesta esa situación es a los colegas o amigos o ex compañeros. Constantemente está la pregunta ¿y el auto? o ¿y el viaje? La sociedad te exige consumir, los medios, tus amigos. Aunque con mi pareja ganamos lo suficiente como para vivir en la cota mil, no lo hicimos y no creo que lo haremos. Como dije, son decisiones personales y nosotros ya elegimos.
Sam | 17.04.2014
Y es muy importante para Ud. señor autor, aparentar ser ABC1? Consigue algo engañándose a sí mismo? Leí su artículo pensando en una historia de superación y esperanza, pero al fin y al cabo, Ud. sigue siendo tan pobre como siempre, sólo que ahora tiene capacidad de endeudamiento. Vea menos tv, ponga los pies en la realidad, si no puede pagar dividendo en la cota mil, de la que dice ser, váyase a La Florida o a San Miguel, no gaste lo que no tiene y devuelva sus tarjetas de crédito, que en las manos inadecuadas equivalen a una pistola cargada!! Una cosa es encalillarse en el sueño de la casa propia, todos lo queremos, pero eso es una "aspiración", que no es lo mismo que ser "aspiracional". Tampoco es lo mismo gastar en la educación de sus hijos, lo que es una inversión, que comprarles un celular de 300 lucas y renovárselo todos los años, esto es una estupidez. Un poco de autoestima no le hace mal a nadie, Guillermo. No dudo que hay muchas personas que lo quieren por lo que Ud. es y no por lo que "aparenta" poseer. Y de paso, va a ahorrar platita.
jorge | 09.04.2014
sta bien todos recogemos las limosnas y las sobras que nos tira el sistema unos adeudándose otros matándose trabajando, lo valioso de este articulo es que sigues siendo la misma persona sencilla que mira hacia atrás, recoge su historia , vuelves a ser sencillo,analisas tus orígenes y no le das vuelta la espalda a tu génesis. mira cuantos de esos como tu ahora son agrandados, sobrados te miran como las guevas por que ganan unas pocas lukas mas,supongo ke tu conoceras muxos personajes idm
julio Unanue | 01.04.2014
Buenas tardes. Comparto plenamente y me siento identificado, salvo que yo no estudie. Me dedique a trabajar desde que sali de cuarto medio, honradamente y sabiendo que hay que salir de la"pobreza". el mercado nos regula para estas apariencias. No podemos dejar de preocuparnos por nuestro entorno y quienes nos rodean, con mas interaccion y discucion podremos ser una sociedad mas tolerante, participativa.
Alex | 29.03.2014
Más que sorprenderme la historia me sorprenden los comentarios de "necesitas educación financiera tarado " o "es tu responsabilidad moral y personal". Creo que estamos tan cegados con el sistema de vida que llevamos que ya no siquiera podemos reflexionar sobre una realidad que según veo por los comentarios "sólo una minoría vive" porque los demás no gastan lo que no tienen y viven vidas muy austeras, debe ser por eso que los mall están quebrando los supermercados cerrando. Pobreza de apariencia social...gran concepto
Arturo Aguilera | 28.03.2014
...el siempre fué rico, lo que pasa que nunca lo vió, siempre se conecta desde la carencia y por ese camino .....siempre se sutre.
lucho | 28.03.2014
Creo que incluso el mero hecho de escribir esta columna, desde e título en adelante, fue con intención de aparentar.
BETO | 28.03.2014
Es cierto que en la pobreza social que mencionas hay un grado de responsabilidad personal, pero concuerdo que progresar en Chile te obliga a endeudarte. Para quienes venimos de familias que a punta de esfuerzo y superación han logrado que al menos sus hijos puedan aspirar a una mejor vida y tengan más oportunidades; salir del ambiente de dónde venimos nos significa caer en el sistema de deudas financieras, de otra forma nos sería imposible adquirir algo para que nuestros hijos crezcan en un mejor lugar y que podamos dejarles a modo de herencia, de forma que ellos no deban vivir endeudados también. Rescato fuertemente el que estés consiente de tus orígenes y superación, el pasado más que en un estigma, debe convertirse en una lección de vida. Ánimo y fuerza Guillermo, tienes todas las herramientas para seguir mejorando profesional y espiritualmente, solo estas a medio camino de tu vida.
Pablo | 27.03.2014 | Socio/a 2 años y 2 meses
Yo he vivido toda mi vida en Las Condes, al igual que mi familia, y no tengo auto, no voy a restaurantes, no tengo tarjeta de crédito ni deudas y de vacaciones sólo me quedo en Stgo. Hay muchos personajes que quieran que los aplaudan por "denunciar" lo tóxico del sistema cuando, en realidad, tóxicas son las decisiones que ha tomado ¿Quién te obliga a comprar un auto? ¿Quién te obliga a tener tarjeta de crédito? ¿Quién te obliga a vivir por sobre tus posibilidades?
Mauropuntocl | 27.03.2014
El que esté libre de pecado.... Que arroje entonces la primera piedra.... :) Amigo, lo importante es aprender y no tropezar dos veces con la misma piedra....(y eso en si no es fácil).... Te invito a que pienses positivo y mires hacia adeltante confiado en que hay mucho tiempo aún para rehacer el camino..... El pasado no lo puedes cambiar pero si lo que viene!!! Bienvenido!! Sólo depende de ti que es lo mejor!!!
Eugenio | 25.03.2014
Interesante publicación..  compleja y esquiva es la búsqueda de la felicidad 
JOLANTA | 25.03.2014
Me parece muy bien salir de la pobreza por medio de los estudios. Muchos lo hemos hecho. Pero la otra pobreza de la que habla el escritor es la pobreza por elección. Nadie nos obliga ser ABC1 o de clase media con una probreza espiritual y cultural. Nadie nos obliga usar las tarjetas de credito para aparentar. Nosotros somos duenos de nuestras propias vidas cuando el dinero ya no manda. El otro día vi uno de aquellos que siguen viviendo en condiciones muy deficientes pero maneja un 4 x 4 del año y que cuesta lo mismo que su casa. Cada uno elige que quiere.
Jhgj | 24.03.2014
¿Cuál es peor? El autor lo indica, junto con todos los que se reconocen en la misma situación en este foro. O sea, son los que tienen una pata en cada mundo, los que pueden elegir, y sin embargo ya sabemos con cuál se quedan. Por algo será. Lo otro es sólo la necesidad de sentirse víctima del universo, pero yo me preocupo más de la abuela del autor que de los nuevos ricos.
Luis | 24.03.2014 | Socio/a 4 años y 7 meses
Muy buena reflexión. Me sorprende la hipocresía de muchos que critican, supongo que ninguno de ellos poseen deudas, sobre todo cuando casi la mitad de los chilenos están endeudados con los bancos, y sin contar  las casas comerciales. Vivimos en una sociedad de consumo donde tu valor como persona esta mas relacionado  a lo que tienes y menos a lo que eres.
Milton Bertin | 22.03.2014
No estás obligado a ser cota mil. pero también eres víctima de una mala educación, al parecer no te enseñaron que una forma muy eficaz de disminuir tu nivel de ingresos es tomar créditos… con ello tus ingresos anuales disminuyen en exactamente tu pago anual por intereses. Complementa tu educación, compra en San Diego el libro "Padre Rico, Padre Pobre" y léelo con cuidado, no todo está perdido.
DDP | 21.03.2014
Nunca me había encontrado con un aspiracional tan sincero! Cuando tu vida gira en torno a las apariencias se torna hueca, vacía, sin sentido. Ah! Y de pasada quizás podrías cambiar de switch, comprar una casa grande no tan cota mil, y llevarte a tu madre y a tu abuela para que gocen de la riqueza que has podido ganar gracias a su esfuerzo!
ddf | 20.03.2014
"El flaite, que no estudia, es una especie de vago, tiene blue jeans de marca, zapatillas de marca, polerón de marca, celular, peinado con estilo que necesita de una serie de cuestiones para dejar el pelo parado. Y, por lo tanto, no se siente pobre"
Alejandra | 20.03.2014
Así no más es, el "milagro" del modelo chileno, crear una clase media alienada, frívola y endeudada, con cero capacidad crítica, autocomplaciente e ignorante. Autodeclarada "neoliberal", aterrada frente a cualquier cambio.., leyendo a Coelho y Sordo, hablando mal y adicta a calmantes, a yogures para el estreñimiento...  La generación más decadente e inútil de la historia de la Humanidad...
Bob | 20.03.2014
Esto es lo que escribí el otro día al salir de una reunión de apoderados, en un descargo que hice por facebook. "...Oye, en serio es chistoso esto. O no sé si soy yo el problema. Llevan 2 semanas completas de clase recién. Solo 2 semanas, y una mamá preguntó por "El nivel del curso". La "´tía" igual le contestó, le dijo que por lo que había visto en estas...2 semanas...el curso se veía de un muy buen nivel!. La mamá respiro aliviada, y dijo que eso era super importante porque eso repercute directamente en los resultados de la PSU....¡¡¡¡La PSU!!!!, saca una conclusión como esa con 2 semanas recién para algo que ocurrirá ¡¡¡en 13 años más!!!! No sé si yo soy el equivocado, pero yo espero que mi hija aprenda y mucho, pero jamás le pondría una presión como esa. Yo le agradezco hasta el infinito a mi viejo que me dio la posibilidad de estudiar, y el paso por la Universidad me ha servido de mucho, pero también me he dado cuenta que desenvolverse en el mundo no es solo estudio, sino que de habilidades. Tengo amigos (muchos aquí en FB) que no pasaron por la Universidad y les va mejor que a mi, porque descubrieron sus talentos y habilidades, y las potenciaron. Así que, ahí vamos con mi nena y mi esposa en esta aventura. Caminante no hay camino......"
El Padrino | 20.03.2014
Mi presgunta es otra : Le devolviste la mano a tu familia que tanto te ayudo, porque si no lo haz hecho, ese seria de un pobre de espiritu..
JAAE | 20.03.2014
Al final el sistema termina imponiéndose....la trascendencia a la que estamos llamados no la alcanzaremos pues las necesidades artificiales (mejor auto, mejor casa, mejores vacaciones, etc) nos aplastan a través de todos, no algunos, TODOS los medios de comunicación. Y si siempre nos hacen sentir que nos falta algo, ¿como diantres ser felices? Fácil, endeudándonos para conseguirlo y tener más cosas que otros para que se note que nos va muy bien y, a la vez, ojalá envidiados. Eso terminará cuando nos volvamos a adueñar de nuestra vida y no nos dejemos manipular por otros que lo último que quieren es nuestra felicidad....una persona feliz no consume para compensar su fragilidad interior.
Kaneda Oshiba | 20.03.2014
Si usted escogió pertener a la cota mil, bien por usted. Si usted a punta de esfuerzo logró salir de un ambiente estimgatizante y pertenecer a otra "casta", felicitaciones. Pero por favor no venga a lloriquear la pobreza espiritual que usted mismo escogió, a punta de cenas elegantes, auto nuevo y lineas de crédito.
| 20.03.2014
Entiendo, la parte final de tu comentario como una metáfora. Al identificar la vida de muchos de la cota mil, está reflejando lo que no quieren ver y que está a la vuelta de la esquina. Doy por descontado, que ayudas a tu familia anterior (madre y abuela). Buena y excelente mirada del Chile que no queremos, saludos
Alejandro | 19.03.2014
Su comentario habla mucho de que el cerebro se le fundió en las aulas ¿Cómo es eso de salir de la pobreza solo para para aparentar tener bienes? Me parece ridículo que su sueldo se vaya en pagar cuotas de bienes que le dan estatus, cuando su estatus real es de un deudor. No piense tampoco que todos los que fuimos pobres tratamos de llevar una vida sacada de comercial. Yo por mi parte sigo viviendo en Valparaíso, casi en el mismo cerro donde me crié, tengo un solo automovil, no tengo cuenta corriente (en el último año de universidad saqué una y me costó hasta el alma), no tengo tarjetas de crédito. Todo al contado. Se dejó llevar por los cantos de sirena, ahora no le queda más que reconocer su realidad, bajar de cota y hacer que sus hijos no caigan en su mismo error. Como dicen los ingleses "Se necesitan 3 generaciones para formar un caballero", usted es la segunda, el jamón del sandwich. Trabaje, arregle su vida, vacaciones en Olmué por un tiempo, invierta ese dinero que se va a ahorrar en educación de sus hijos. Póngalos en el colegio más caro que pueda, no les va a entregar una diferencia sustancial en calidad educativa, pero ellos crearan una red de contactos que con el tiempo se encargarán de apreciar. Aléjese del televisor, compre una bicicleta, vaya a los cerros a andar. Lleve a sus hijos, muéstreles que también hay diversión y gratis fuera del mall. Cambie el auto por uno más económico, piense que esos que tienen mucho seguramente lo heredaron. Usted siéntase orgulloso de sus logros (que no son pocos), salió de la miseria, es una persona de bien, goza la vida lo mejor que puede de acuerdo a sus medios. Y al final, cuando esté libre de deudas, cuéntele a su mama (y a su abuela si todavía está viva) que por fin entendió que significa vivir de mejor manera. Y que todo el esfuerzo que hicieron ellas logró fructificar. Y llévele un buen regalo...no lo vaya a comprar en cuotas, no sea weón dos veces. Slds,
Jorge Chandia | 19.03.2014
Chocante cuando personas supuestamente inteligentes le cargan a la sociedad su deuda financiera individual, que nadie les obligo a tomar. Son elecciones personales, y muchas veces uno opta vivir con deuda para acceder de inmediato a un bien, sea esta una casa, un auto, o un televisor. Pero que la "culpa" sea de la sociedad es mucho, es no tener autocritica ni autocontrol. 
Jorge | 18.03.2014
Estimado: En ves de andar preocupado en aparentar, preocupese algun día de hacer con sus hijos lo mismo que hizo su madre y abuela por Ud. Es decir saquese la cresta para que ellos  tengan una educación mejor que la que tuvo Uds. 
pedro | 17.03.2014
tu problema se soluciona administrando bien tu plata tarado, un poco de educación financiera
Stefan | 17.03.2014
La mayoría de la gente se pasa la vida aprisionada en los confines de sus propios pensamientos. nunca va mas alla de un sentido de identidad estrecho y personalizado, fabricado por la mente y condicionado por el pasado. En ti, como en cada ser humano, hay una dimension de conciencia mucho mas profunda que el pensamiento. es la esencia misma de tu ser. podemos llamarla presencia, alerta, conciencia incondicionada. Hallar es dimensión te libera, y libera al mundo del sufrimiento que te causas a ti mismo y a los demás cuando sólo conoces el "pequeño yo" fabricado por la mente, que es quien dirige tu vida. el amor, la alegría, la expansión creativa y una paz interna duradera sólo pueden entrar en tu vida a través de esa dimensión de conciencia incondicionada. Si puedes reconocer, aunque sea de vez en cuando, que los pensamientos que pasan por tu mente son simples pensamientos, si puedes ser testigo de tus hábitos mentales y emocionales reactivo cuando se producen, entonces esa dimensión ya está emergiendo en ti como la conciencia en la que ocurren los pensamientos y emociones: el espacio interno intemporal donde se despliegan los contenidos de tu vida. te recomiendo un libro: " el poder del ahora". eckhart tolle
Luis Meneses | 17.03.2014
Raro el artículo. No me parece verídico. Creo que es una caricatura de lo que hacen algunas personas "aspiracionales" que aparentan lo que no tienen.
Juan Paulo Ide | 17.03.2014
"Somos muchos los pobres que vivimos aparentando que somos “ABC1” o clase media". Mal por usted señor y por esa otra gente que usted dice que hace lo mismo. El interés por aparentar lo que no se es, aunque se lo incentive el sistema, nace de usted y es un acto de su entera responsabilidad moral. Asumo que su mamá y su abuela no se sacaron la mugre para que usted viva de la apariencia, sino para que pudiera aspirar a una vida con menos carencias que el que ellas tuvieron. Estoy seguro que ellas aspiraban a que usted viviera mejor, pero de la forma que su sueldo le permitiera. Pero al parecer usted se subió por el chorro y quiere que sea "mucho mejor", endeudándose hasta el tuetano para mostrar que "mejoró". Cosa suya no más. Tiene su sagrado derecho a pataleo, pero no significa que sea culpa del sistema: su opción por la apariencia es culpa suya no más.
LCK | 16.03.2014
Muy bueno eh, representa la emocion que muchos no pueden describir y los hace seguir en un espiral de consumo, apariencia, competencia, amargura, descalificacion, odio, miedo y asi podria seguir...Estas universidades y colegios, o mejor dicho, esta sociedad nos debe devolver nuestra alma, nuestra cultura y nuestra diversidad...dicen que quedo perdida en los 60 o 70...no lo puedo confirmar porque aun no nacia, pero de alguna u otra forma lo asi lo siento.
EDO | 15.03.2014
Y quien te obligo a entrar en la pobreza de la apariencia social?....lo que yo creo que la pobreza de la apariencia social es mejor que la otra pobreza que viviste asi que no te quejes......nadie te obligo a ir a la u, ni entrar a un trabajo, ni comprarte auto ni mucho  menos irte a vivir a la cota mil.
julio | 15.03.2014 | Socio/a 2 meses
Su problema tiene solucion; viva de acuerdo a su renta, no caiga en el juego de la familia feliz que muestran los comerciales
Richard | 15.03.2014
Que chocante artículo
luis rojas | 15.03.2014
Lograste salir de la pobreza económica, pero mantuviste la pobreza mental. Ahora tienes auto, un departamento, tarjetas bancarias y te puedes jactar delante de las personas todo lo que tienes. Mientras que tu mamá y tu abuela siguen viviendo en la miseria, en el mismo lugar. Hijo pródigo.
Oscar | 15.03.2014
Extraño lo encuentro: la reflexión en cuanto a su origen me parece encomiable, pero las conclusiones y la crítica a la condición actual , reconociendo que es un estado  o un tipo de vida que no le entrega satisfacción me parece algo incongruente, por cuanto, en definitiva, es una elección personal, nadie nos obliga a insertarnos en la vapuleada "cota mil". El sistema con sus virtudes y su "perversidad" está ahí porque las personas lo sostienen, cada individuo lo refuerza y lo consolidada con sus acciones cotidianas. En buenas cuentas, la compra del "autito" como elemento identitario, la cuenta corriente y el crédito para las vacaciones en  el Caribe no son más que abalorios, trozos de una realidad que el sistema nos entrega como la única posible, como la única valorable y que nos integra a una categoría de triunfadores y exitosos.  Aún así, siempre  existe la opción de marginarse, de rechazar este, al parecer, implacable sistema, y generar una forma de relacionarse, una red de vínculos  con el mundo y la sociedad  en que nos toca vivir, muchos más humana e integradora. El cambio de paradigma es posible, nos convoca y nos desafía, es un reto que asumimos o desechamos en todo momento y acción.  El juego de abalorios  está ahí, sus casitas, estilo californiano, la tiendas brillantesy sus sonrientes maniquies,  los bancos y sus cantos de sirena.¿los tomamos?
Mico | 15.03.2014
Necesidades imaginarias que se apropian de nuestras vidas...
bernardita | 15.03.2014
Es una pena q a esta persona tener un título universitario se halla transformado en una herramienta para poder "ser cota mil " y ahora pobre social. Quizás le faltó o dejo de lado su parte espiritiual
José Alfredo | 14.03.2014
Agradezco la opinión que compartes, puesto que da cuenta de una realidad que muchos vivimos.
Myriam | 14.03.2014
Es la realidad que muchos vivimos, pero no por eso uno se tiene que olvidar de sus padres, madres, familia que gracias a ellos somos lo que somos y podemos tener un auto y una casa, cosas que muchas veces ellos no pudieron tener, en ninguna parte de la que lei o  haces referencia en la ayuda hacia tu familia,,,, lo haces o solo vas visitarlos??
Álvaro | 14.03.2014
¿Cómo tan idiota como para pensar que por egresar de una carrerita en una universidad estatal va a ser ABC1? Acá la culpa es del chancho, no del que le da afrecho.
Fanny | 14.03.2014
Como muchos piensan: gran historia de superación, logró salir de ese mundo y ahora le va bien...pero como dice Guillermo, entramos de un tipo de pobreza a otra, la que muy bien llama "de apariencia social". Cuál es peor?
Magdalena | 14.03.2014
Si la " educación " considerara valores humanos y trascendentales una persona inteligente como tu, y muchas no tanto.. no tendrían como ni por que caer en esa lamentable apariencia social. Nos falta mirar mas el cielo, sentir el viento y echarnos en el pasto. Lo bueno es que lo puedes elegir todos los dias... voh vela.
Ceth_50 | 14.03.2014
Realidad cada vez más cotidiana. Notable lo de "pobreza de apariencia social"
Icono de noticia

¿Algo que agregar?

Debe contener sólo valores alfabéticos
Debe llenar este campo con un e-mail válido
Revise los campos nuevamente
icono financia
¿Cómo se financia CIPER?
Ver informes de ingresos
icono apoyo
¿Cómo apoyar a CIPER?
Conoce las opciones
icono principios
Principios de CIPER
Lo que nos mueve
icono directorio
Directorio Fundación CIPER
Nuestro directorio
icono equipo
Equipo CIPER
Conócenos
icono investigacion
Investigaciones
con impacto
Revísalas
icono premios
Premios obtenidos
Ver premios
icono trofeo
Libros CIPER
Conócelos
icono trofeo
Enviar cartas y columnas
Revisa las opciones