Viviendas sociales

Frío, contaminación y hacinamiento: un millón de viviendas sociales con fallas que facilitan la expansión del Covid-19

12.11.2020

Por Jorge Pávez, Camila Barraza, Carla Durán, Gonzalo Medina, María Isabel Rivera y Francisco de la Barrera

Hasta 2007, las exigencias para construir viviendas sociales eran mínimas. Los autores calculan que hay más de un millón que hay que reparar, por sus malas condiciones térmicas y el hacinamiento en que viven las familias, lo que contribuye a la propagación de enfermedades como el Covid-19. Existen subsidios para mejorar la calidad de estos hogares. Pero el alcance es tan limitado que nos demoraríamos “más de un siglo” en llegar a quienes lo requieren. Los autores proponen aumentar y mejorar el acceso a estos mecanismos en contextos de Pandemia.

Ideas Digitales Aplicadas