Medio Ambiente

La condena de los indiferentes: cómo la política tradicional sucumbió ante la organización de los territorios

02.06.2021

Por Sergio Toro Maureira y Macarena Valenzuela Beltrán

Antes de la elección, la mayoría de los especialistas afirmaba que la derecha conseguiría una ventaja en la Constituyente porque iba en una sola lista. Sergio Toro y Juan Pablo Luna sugirieron, contracorriente, que podía ser bueno para la izquierda no coordinarse. Tuvieron razón. En esta columna, y echando mano a su trabajo de campo, Sergio Toro junto a Macarena Valenzuela ahondan en cómo los independientes lograron derrotar a las elites económicas y políticas y llevar a actores sociales a la constituyente. Proponen como elemento clave la acumulación de rabia en las poblaciones sometidas a distintos tipos de “violencia gradual” y donde destacan las zonas con crisis hídrica y ambiental. Sugieren que el 18/O fue el momento en que las luchas locales se encontraron, se potenciaron con otras causas y se volvieron un discurso nacional, capaz de desafiar a las elites. Este triunfo, explican, es consecuencia de “un trabajo lento, gradual y sistemático de disputa social contra un Estado que olvidó a Chile y fue actor y cómplice de la contaminación de los territorios, el acaparamiento del agua y la precariedad territorial.”

Ideas Digitales Aplicadas