Curva

¿Qué nos espera al otro lado del peak de contagios?

22.06.2020

Por Rafael I. González, Gonzalo Bacigalupe, Cristian Farias y Vicente Sandoval

En cada uno de sus anteriores textos, estos académicos se han adelantado en dos o tres semanas al desastre que luego nos toca vivir. En abril González -junto al premio nacional Miguel Kiwi- sostuvo que no estábamos aplanando la curva de contagios, sino que la habíamos perdido de vista; a comienzos de mayo, los cuatro autores de esta columna advirtieron que lo que el gobierno llamaba “meseta” se estaba pareciendo a un volcán; explicaron que ya no podíamos evitar las muertes de mayo, pues el COVID-19 es un tren de carga que necesita tiempo para frenar; pero que, si se implementaban cuarentenas estrictas, podríamos detener los fallecimientos en junio. Quince días después acusaron que el gobierno se negaba a ver que íbamos camino a un desastre aferrándose a “la baja letalidad”; mostraron por qué ese indicador era un engaño y se preguntaron si estábamos contando bien a nuestros muertos. Hace una semana publicaron (junto con Cristóbal Cuadrado) una dolorosa columna: “El desastre está aquí”. En el texto que presentamos a continuación los autores vuelven a mirar hacia adelante y examinan qué nos espera al otro lado del peak de contagios que aún no llega. Muchos quisiéramos que luego de ese peak viniera una bajada abrupta de las muertes y que regresemos a la normalidad. Ellos piensan que eso difícilmente ocurrirá pues el COVID-19 no es una ola que baje sola; hay que bajarlo con políticas estrictas y eso no lo hemos hecho bien. Este texto muestra cómo se expande el coronavirus dependiendo del tipo de política que se siga y sostienen que la estrategia que tomó Chile de “enfermarnos progresivamente”, nos ha llevado a una mortalidad tan alta en términos absolutos “que potencialmente estaríamos enfrentándonos a la peor catástrofe humana, social, y política del país en toda su historia”.

Ideas Digitales Aplicadas