Ir arriba

Comentarios (6)

Maria Eliana | 14.03.2024
Gracias por el reportage, muy bueno. Es un gran dolor constatar una y mil veces el daño que se provoca a los niños avalado por adultos sin criterio. Yo estudíe toda mi enseñanza básica en colegios de monjas y de curas. en los de Monjas nunca supe ni vivi experiencias negativas pero en el de curas si. Habia un cura que nos hacia sacar de su sotana dulces.......solo a algunas niñas elegidas........me di cuenta de lo malo solo hace unos años.
Isabel Brcieño Quinteros | 12.03.2024 | Socio/a 7 meses
En este caso como tantos en Chile y el mundo queda evidenciado la forma impune y aberrante en que ha operado la iglesia y el poder judicial haciendo oidos sordos a las victimas y tendiendo un manto de protección y silencio para estos nefastos victimarios que entre sotana y poder esconden las mas viles formas de someter a niños y jovenes en todos los estratos sociales y estropear su inocencia. Siempre he pensado que la Iglesia catolica y su dogma han sido un refugio para una buena cuota de pervertidos , la institución es complice de abusos , violaciones y tanto daño a niños y niñas.
Gabriel sady felix | 10.03.2024 | Socio/a 2 años y 4 meses
Fui educado en un colegio de curas del año 1954 hasta 1960...después supe las aberraciones que ahí se cometieron..
Alfonso | 09.03.2024 | Socio/a 124 años y 6 meses
Esuna demostración más del poder.Este cura era hermano deJavier Leturia, Presidente de la FEUC en dictadura y artífice de la estafa de la Financiera La Familia, donde le robaron alcarpintero Cárdenas el premio de la Polla Gol. La estructura del poder judicial se mantuvo intacta post dictadura.Es un poder del Estado que nunca fue tocado. Una vez, terminada la dictadura, conversé con un abogado para que, en conjunto con un periodista, escribiera un libro con el título;". Quien Juzgará a la justicia". No se atrevió . Nada más que declarar.
daniel vasquez | 08.03.2024
Excelente reportaje, felicitaciones, aun cuando el tema de fondo no es para celebrar, solo simpatizar con esos niños afectados, por la inconducta delictual sacerdotal.
Rosa Tassara | 08.03.2024
Al parecer este comportamiento abusivo con menores es común a todas las congregaciones religiosas que lo avalan y lo esconden ocasionando un grave daño a los niños Es increíble que los padres sigan mandando a sus hijos a estos colegios, sabiendo el peligro a que los exponen.
Icono de noticia

¿Algo que agregar?

Debe contener sólo valores alfabéticos
Debe llenar este campo con un e-mail válido
Revise los campos nuevamente
icono financia
¿Cómo se financia CIPER?
Ver informes de ingresos
icono apoyo
¿Cómo apoyar a CIPER?
Conoce las opciones
icono principios
Principios de CIPER
Lo que nos mueve
icono directorio
Directorio Fundación CIPER
Nuestro directorio
icono equipo
Equipo CIPER
Conócenos
icono investigacion
Investigaciones
con impacto
Revísalas
icono premios
Premios obtenidos
Ver premios
icono trofeo
Libros CIPER
Conócelos
icono trofeo
Enviar cartas y columnas
Revisa las opciones