Ir arriba

Comentarios (3)

Lazaro | 29.04.2022
Ivana Silva, debilitar a los partidos no supone debilitar a los lobistas, al contrario, nada más fácil para el poder económico y/o mediático que montar (o comprar) una candidatura independiente que puede incluso presentarse por los medios como un personaje providencial, derivando el sistema hacia un sistema cesarista. Controlar a un candidato individual es mucho más fácil que controlar a una organización amplia. Partidos políticos y sindicatos más débiles y empresas más fuertes es una receta estupenda para llevarnos a una situación distópica de capitalismo sin límites manejando a los indivíduos aislados como mercancía intercambiable y desechable. La influencia de los lobbies no se reduce eliminando a los partidos si no con mejores partidos políticos, mejorando su regulación para que sean más resistentes a la presión lobista y más eficaces vehiculizando la participacióm política de la ciudadanía, creando organizaciones sólidas capaces de ofrecer resistencia a las presiones de los poderes económicos y mediáticos. Otro tanto se puede decir de los sindicatos. Unos sindicatos más fuertes y operativos harán derivar el equilibrio de fuerzas laborales a condiciones de mayor fortaleza y mejores condiciones de los trabajadores.
Lázaro | 29.04.2022
Quizá los constituyentes estén más condicionados por la cultura política creada por el golpe de lo que a ellos mismos les gustaría, con esa prevención frente a la figura de los partidos políticos. Sería positivo que se reconociera en la Constitución el papel de los partidos y que se establecieran una serie de pautas para la regulación de su funcionamiento, en particular garantizando su democracia interna y su función de facilitar la participación política de los ciudadanos., reforzando su independencia respecto a las empresas.
Ivana silva | 21.04.2022
A diferencia tuya y como muchos pensamos. La nueva Constitución no debe acrecentar las diferencias que hoy vivimos. La llegada que tienen los partidos políticos y las desiciones que toman nunca están enfocadas en la ciudadanía es más trabajan como lobistas para el sector privado que los financia y eso está más que claro en la historia de chile. Es descabellado pensar poner en una constitución que se debe legitimar a los partidos políticos cuando ellos son los culpables de esta crisis política, social y económica que estamos viviendo.
Icono de noticia

¿Algo que agregar?

Debe contener sólo valores alfabéticos
Debe llenar este campo con un e-mail válido
Revise los campos nuevamente
icono financia

¿Cómo se financia CIPER?

Ver informes de ingresos
icono apoyo

¿Cómo apoyar a CIPER?

Conoce las opciones
icono principios

Principios de CIPER

Lo que nos mueve
icono directorio

Directorio Fundación CIPER

Nuestro directorio
icono equipo

Equipo CIPER

Conócenos
icono investigacion

Investigaciones
con impacto

Revísalas
icono premios

Premios obtenidos

Ver premios
icono trofeo

Libros CIPER

Conócelos
icono trofeo

Enviar cartas y columnas

Revisa las opciones