Ir arriba

Comentarios (7)

VÍCTOR RAMÍREZ HEREDIA | 02.04.2022
hasta ahora la mayoría de lo aprobado apunta a borrar de un plumazo todo lo malo y también lo bueno para luego reescribir la historia de un nuevo Chile, por lo menos eso parece. La retroexcavadora del senador Quintana ni en sueño la avisoró tan efectiva y potente ... bueno éstas sirven también para excavar fosas y sepultar ideas, naciones y democracias.
Natalia I | 26.02.2022
Valentina, creo que debes definir lo que es legitimidad para poder entender lo que planteas. Si te vas a la definición de la palabra en la RAE, efectivamente la asamblea es legítima, porque va de acuerdo a las leyes. Si te vas a las ciencias sociales, también es legítima de origen y veremos cuando se apruebe si efectivamente se aprueba, si lo es de ejercicio. A mi entender, me parece que hablas más de representatividad que de legitimidad, pero en ese caso tampoco estaría correcto al compararlo con las constituciones del pasado de Chile y del mundo. Por otra parte, me parece que la gran paradoja en tu artículo es que señales que la legitimidad es frágil y cambiante (sin definirla), pero que sin embargo hay que tratar de que en la constituyente haya la mayor cantidad de consenso para que precisamente haya mayor legitimidad. Tiene esto sentido si afirmas que la legitimidad es cambiante y frágil? Por otra parte, que recomiendes que haya mayor consenso es innecesario porque ya está definido que para que salga una norma debe estar de acuerdo los 2/3 y por cierto, que la derecha tenga menos voz (que al parecer es tu preocupación de fondo) es realmente una preocupación si, como bien señalas, el parlamento puede modificar a posteriori la constitución aprobada? Me parece que el temor va más porque con el desempeño de los gobiernos de derecha que hemos tenido en los últimos años, es difícil que incluso en el Parlamento tengan la fuerza necesaria para volver a cambiar las leyes que beneficien a ese sector. Eso ya no es problema de la constituyente de todas formas. Aportillar un trabajo que se está realizando con el dinero de todos los chilenos, y que no es poco, me parece muy poco ético. Esto no implica que no se pueda criticar constructivamente y con altura de miras, teniendo siempre en cuenta que es el futuro de todos el que está en juego. Finalmente, en este país la derecha e izquierda unidas jamás serán vencidas, y con esto hago énfasis en que en los asuntos fundamentales siempre estarán de acuerdo (por fundamentales entiéndase dinero), y si no es con el empresariado nacional, será con las grandes multinacionales. Los ganadores serán siempre los mismos desde el inicio de la historia.
Antonio Puzarro | 25.02.2022
Dejen trabajar a los contituyentes tranquilo! Todas las contituciones escritas en el pasado solo favorecieron al 1% mas poderoso de Chile. Ahora democraticamente se esta escribiendo el borrador de la nueva constitucion !
Marco Villalobos | 24.02.2022
La Democracia parte de la base de que la verdad es una entidad compartida, nadie es dueño absoluto ni la posee en su totalidad y su mejor aproximación surge de la expresión colectiva. Es curioso últimamente como algunos que se creen demócratas, se han erigido como dueños de la verdad.
Victor Valenz | 23.02.2022
Esta nueva constitución es ilegitima en su origen y en su concepción y debiese ser rechazada por la mayoría de chilenos. 1-El origen de la constitución está en la violencia. Hordas de encapuchados buscaron, presionar y obligar al gobierno a entregarles la constitución con actos vandálicos y de terrorismo. Por lo tanto, el origen de esta nueva constitución, está en la violencia y el terrorismo. 2- La elección de constituyentes se realizó en medio de la peor pandemia de los últimos 100 años. En esta elección solo participó un pequeño grupo de electores (43%). Es decir, en uno de los sufragios más importantes en la historia moderna de Chile, solo participó una pequeña minoría. 3- Salvo unas pocas excepciones, la gran mayoría de los constituyentes no tienen preparación y la única experiencia de algunos de ellos es erigir barricadas en las calles. Además, el SERVEL nunca certificó con rigurosidad las firmas de inscripción de las candidaturas a convencionales constituyentes y posiblemente varios de ellos se inscribieron con firmas fraudulentas. La Lista del Pueblo incluso inscribió con firmas fraudulentas al candidato Ancalao en las elecciones presidenciales. 4- Un gran numero de constituyentes, no quieren respetar el acuerdo que dio origen al plebiscito, acuerdo firmado y acordado por el Congreso de Chile en noviembre 15, 2019. Este mismo grupo de constituyentes, dentro de la convención quiere imponer solo su punto de vista con actos matonescos y de abusos con el resto de los constituyentes. Por consiguiente y considerando que esta “nueva constitución” tiene violencia en su origen y matonería y atropellos en su redacción, es razonable y lógico asumir que estamos frente a un documento impuesto por la fuerza y la violencia. El rechazo de este documento originado en violencia y en irregularidades, es la única alternativa para los chilenos que aman la paz y aquellos que buscan un futuro mejor para sus familias.
renato | 22.02.2022
La gente pide cambios profundos....no cambios estupidos.
Ruben | 21.02.2022
Ni en el mas optimista de los sueños.izquierdistas se ha dado este escenario. Y no estan preparados para realizarlo, creo q saben muy bien como gastar , mas no saben generar
Icono de noticia

¿Algo que agregar?

Debe contener sólo valores alfabéticos
Debe llenar este campo con un e-mail válido
Revise los campos nuevamente
icono financia

¿Cómo se financia CIPER?

Ver informes de ingresos
icono apoyo

¿Cómo apoyar a CIPER?

Conoce las opciones
icono principios

Principios de CIPER

Lo que nos mueve
icono directorio

Directorio Fundación CIPER

Nuestro directorio
icono equipo

Equipo CIPER

Conócenos
icono investigacion

Investigaciones
con impacto

Revísalas
icono premios

Premios obtenidos

Ver premios
icono trofeo

Libros CIPER

Conócelos
icono trofeo

Enviar cartas y columnas

Revisa las opciones