Ir arriba

Comentarios (10)

Robinson | 21.06.2022
Aca no se menciona el uso de armas para la proteccion civil, solo se hace alusión al uso de estas con caracter homicida, tampoco se nombra los homicidios por defensa propia y menos los homicidios cometidos por delincuentes usando armas no inscritas y hechizas. Se refleja así el sesgo político que sustenta el artículo.
Carlos | 21.05.2022
Veo por los comentarios que no se ha entendido o no se ha leído con ecuanimidad el articulo, ni linkeado sus fuentes. Estos vicios son esperables en temas altamente politizados (sabemos que la tenencia y porte de armas es una bandera de batalla de los libertarios). Una pasada juiciosa por el articulo permite ver que no se apunta a desarmar al ciudadano que es responsable de su arma correctamente obtenida, sino instarlo a devolverla cuando ya no sea responsable, por cuenta propia o de sus contiguos. También señala vicios de inscripción y fiscalización que permiten que muchas de las armas inscritas no tengan paradero ni poseedor debidamente identificado. Hay una responsabilidad de los poseedores de armas que no se está cumpliendo y debe existir una reflexión y propuesta no contestataria, respecto de lo que ellos mismos pueden comprometer de su parte para enriquecer el debate. De lo contrario nos quedaremos en descalificaciones infructiferas y señalamientos externalizadores de responsabilidad.
Alonso | 06.05.2022
Hice lo que el autor debería haber hecho, pero no hizo. Analicé los datos sobre homicidios de arma de fuego y el número de armas por habitante de otros países. A) Pude confirmar que no sólo no existe absolutamente ninguna correlación en estos datos. B) la mayoría de los países con tasas de homicidios más altas del mundo tienen una menor tasa de armas por habitante que Chile. C) Y que muchos países con tasas de armas por habitantes mucho mayores que Chile, tienen tasas inferiores de homicidios por armas de fuego. El señor Rosas debería aprender el cuento sobre el sillón de don Otto.
Alonso | 06.05.2022
Me parece que el "análisis" que hizo el autor del informe de contraloría en este artículo es extremadamente deficiente, se ve que lo hizo a la rápida. Los gringos tienen una palabra para esto SLOPPY. Otro punto es que se nota que el autor no es una "persona de números", no los entiende, no entiende su relación. Tira números pero es absolutamente incapaz de analizarlos en un contexto. 1. El aumento de homicidios está fuertemente influenciado por la inmigración ilegal y el nulo control de las fronteras. 2. El número de denuncias de armas robadas es inferior al 1% del total. Cifra probablemente influenciada por robos a FFAA y carabineros y armerías. 3. El aumento neto del número de armas es del orden de 2000 al año (algo así como 0,3%)... dificilmente considerado explosivo. No incluye las armas que los familiares de personas fallecidas arrojan al mar, lagos y ríos (una práctica tan común que se puede considerar estándar - de ahí la incoherencia del informe de contraloría). 4. El grueso de las armas está en zonas rurales dónde son usadas para defensa personal y cacería. En esos pueblos chicos, los carabineros saben muy bien quien tiene qué arma. El número relativo de homicidios en esas zonas es muy bajo y son en su inmensa mayoría hechos con cuchillos u otros objetos contundentes. 5. Los delincuentes usan armas sin permiso de posesión de armas y sin que estas estén inscritas. Estas pueden ser ingresas por pasos fronterizos ilegales, hechizas, a fogueo modificadas, pero el autor, en su sesgo e ignorancia insiste en que son robadas. 6. Recientemente han habido varios incidentes graves con armas de fuego, en todos los casos, era imposible que los involucrados las poseieran de forma legal (y por los registros audiovisuales, tampoco habían tenido una formación adecuada sobre su uso). Sin embargo, ni la fiscalía ni los abogados representantes del ministerio del interior pidieron que los involucrados quedaran detenidos, a pesar de no haber entregado las armas y de existir un evidente riesgo de fuga. No se puede culpar a las personas que cumplen con la ley por esto. 7. Sobre los decomisos, sospecho que estos son en su mayoría a dueños debidamente registrados pero descuidados que no obtuvieron las guías correspondientes para el traslado de las armas (un requisito absolutamente ridículo que esconde un impuesto oculto). Según la página DGMN, estas solo pueden ser obtenidas en ciertas comisarías, el trámite es costo y puede tardar un par de días. Además atienden en horarios restringidos (lunes a jueves a 9 a 13 horas por ejemplo), lo que explicaría porque varios civiles se la jueguen por llevarse el arma con ellos en las vacaciones sin obtener la guía correspondiente. 8. Sobre incoherencias en el registro de armas, estas son relativamente pocas y sospecho que muchas son heredadas de datos ingresados hace décadas, problemas en los proveedores de servicio de base de datos, errores de tipeo o desfases de información. Que no se haya investigado un poco más sobre esto habla sobre la desprolijidad del autor del informe de la contraloría más que sobre la calidad de los registros. El prohibir las armas de fuego a los civiles no impedirá ni reducirá el número de armas en poder de los criminales ni los homicidios. Un control efectivo de las fronteras y la prisión efectiva para criminales lo va a hacer. Mientras tanto, nuestra legislación permite a delincuentes extranjeros delinquir impunemente ya que de ser condenados , estos no cumplen la condena, y son expulsados pudiendo facilmente reingresar al país por algún paso fronterizo.
Claudio | 14.02.2022
CIPER completamente ideologizado, cero objetividad, menos mal que no toda la gente que lee esta basura se la cree.
Esteban Echaveguren | 08.02.2022
Esperaba un análisis más serio por parte de Ciper, como a los que nos tiene acostumbrados. Lástima que cayó en el típico análisis facilista y tribunero de un tema que ya no puede estar más ideologizado y politizado. ¿Realmente creen que al atacar al ciudadano decente, con domicilio conocido y que cumple la ley, automáticamente terminará el uso de armas de fuego por parte de las bandas criminales, narcos, sicarios y grupos terroristas? ¿Creen realmente que el contrabando de armas va a terminar? Hay que ser muy ingenuo para creer eso o muy retorcido, o ideologizado o directamente simplón para creer que por ese lado está la respuesta al problema.
Max yost | 08.02.2022
Interesante su esfuerzo por tratar un tema complejo y delicado. Lo primero que comentar, es que no existe una relación demostrable ,entre las armas legales y la tasa de homicidios. Al tratarse la nueva ley de Armas quedó en manifiesto la poca seriedad de legisladores para estudiar los antecedentes y soluciones, a los problemas de DELINCUENCIA que afectan el pais. Claramente señalaron que la nueva ley de Armas NO afectaba a las ilegales. El problema de armas ilegales en manos de delincuentes no se soluciona restringido las armas registradas. Nadie se dio el trabajo de revisar iniciativas como las que se implementaron en Colombia por ejemplo. Tercero faltan datos confiables, pero los datos presentados, por gobierno y fiscalías son incompletos, y muchas veces presentados en forma interesada para desarmar a tenedores legales. Han incluido las armas entregadas por civiles dentro de las incautadas, para lograr llegar a que “cerca de la mitad de las incautadas son legales” Nadie sabe de donde salen armas automáticas usadas por delincuentes que siempre han estado prohibidas. Las AF muchos años se dedicaron a recaudar impuestos y realizar poco control sobre personas que compraron armas y se les perdían al poco tiempo….
William pereira | 08.02.2022
Segun la dgmn la inscripcion de armas a disminuido... Las cifras muchas veces se abultan con incautaciones de armas no asociadas a ningun delito las cuales despues son devueltas pero siguen en en la cifra.,con eso demuestran o hacen ver que estan haciendo algo. El autor como fiscal es parte de la inoperancia del sistema,slds.
Guillermo Zuñiga E. | 07.02.2022
Restringir el derecho de poseer armas de fuego a particulares porque existe la probabilidad de que caiga en manos de delincuentes es el equivalente a vender el sofá en el famoso chiste de Don Otto.
Antonio Alarcón Azócar | 07.02.2022
Tanto el gobierno como los pro-desarme usan artificiosamente las estadísticas. El gobierno incluye dentro de las armas incautadas aquellas que los legítimos tenedores entregan voluntariamente. En Chile muere casi la misma cantidad de personas por arma blanca que por arma de fuego. En Chile muere más gente por mal uso de vehículos motorizados que por armas de fuego. Los delincuentes no someten sus armas a control, por lo que desarmar a particulares no terminará en caso alguno con los delitos con armas de fuego. Todas las restricciones y sanciones se enfocan en los legítimos tenedores de armas, pero a los delincuentes que cometen delitos con armas de fuego no se les toca en nada. La legitima defensa es un derecho humano, ya que el Estado no puede garantizar nuestra seguridad 24/7. Es muy fácil quitarles las armas a la gente de bien, pero sería mejor que se las quitarán a los narcotraficantes y delincuentes.
Icono de noticia

¿Algo que agregar?

Debe contener sólo valores alfabéticos
Debe llenar este campo con un e-mail válido
Revise los campos nuevamente
icono financia

¿Cómo se financia CIPER?

Ver informes de ingresos
icono apoyo

¿Cómo apoyar a CIPER?

Conoce las opciones
icono principios

Principios de CIPER

Lo que nos mueve
icono directorio

Directorio Fundación CIPER

Nuestro directorio
icono equipo

Equipo CIPER

Conócenos
icono investigacion

Investigaciones
con impacto

Revísalas
icono premios

Premios obtenidos

Ver premios
icono trofeo

Libros CIPER

Conócelos
icono trofeo

Enviar cartas y columnas

Revisa las opciones