Ir arriba

Comentarios (4)

Jorge Tapia | 03.01.2021
Que bueno que se generen estas publicaciones . Los miedos y desconfianzas a las vacunas nacen desde el desconocimiento tanto de sus mecanismos de acción , funcionamiento del sistema inmune (temas que me encantaría que se pasaran en los colegios ) el distanciamiento de la ciencia con el publico común y por sobretodo la visión hollywoodense de la conspiración. La tecnología actual no permite que un chip sea inyectado con una jeringa sin que se vea ... si no lo crees, recuerda lo grueso de la aguja que con la que inyectaron a tu mascota para poner un chip que al ser escaneado da un digito tipo RUN . ¿Aun así crees que es probable que te controlen con un chip? Te recuerdo que: si bien, se conocen algunas funciones de los lóbulos cerebrales. Aun el cerebro es una caja negra , la cual sigue siendo incomprensible para el humano . No puedes controlar algo que no sabes como funciona. Por ultimo , es cierto que no todas las enfermedades infecciosas han sido derrotadas por las vacunas , pero no todos los tratamientos son vacunas , existen píldoras, usos de plantas y hasta los cambios de hábitos ayudan a superarlas . Al igual que los demás seres vivos las bacterias y virus (los incluyo por simplificar) evolucionan y se seleccionan los mas aptos. Es la ciencia quien encuentra caminos para combatir las nuevas enfermedades , pero debe ser escuchada ... hace años ya se hablaba que este tipo de virus podrían ser problemáticos para los humanos.
Vicente | 12.12.2020
Creo yo que mal informar a las personas cuando se les denomina anti vacunas, ya que la mayoría no son anti vacuna, creo que están super mal informados en ese sentido, las vacunas actuales ni se asemeja ni poseen los mismos componentes que las primeras, hoy en día se está en contra de lo que contienen las vacunas, y ustedes si ocurran un verdadero trabajo al habalr de las vacunas, no estarían escribiendo este artículo.
Esteban Micco | 11.12.2020
Disculpen, pero la disminución en la mortalidad de todas las enfermedades aquí citadas fueron la mejora en las condiciones de vida, higiene, salubridad y nutrición de la población general, no la introducción de vacunas. Ejemplo 1: Para cuando se creo la vacuna contra el sarampión, la mortalidad por dicha enfermedad ya se había reducido en un 99%. Ejemplo 2: la disminucion de los casos de polio se debio a un cambio en la forma de diagnosticar la enfermedad en 1954, el mismo año que salio la vacuna, y a que luego se dejo de utilizar DDT, el cual causaba los mismos sintomas que la polio. Hoy simplemente se le cambio el nombre a la polio por Mielitis Transversa. Actualmente en India, se sigue utilizando DDT y se vacuna masivamente contra la polio, lo cual ha provocado que el virus mute y paralice a miles de personas. Para que profundizen al respecto les invito a leer: "Desvaneciendo ilusiones: enfermedades, vacunas y la historia olvidada" de Suzanne Humphries.
Alejandro | 11.12.2020
Buena nota. Sería interesante también presentar los casos de las enfermedades infecciosas que no han sido derrotadas por vacunas, y por qué.
Icono de noticia

¿Algo que agregar?

Debe contener sólo valores alfabéticos
Debe llenar este campo con un e-mail válido
Revise los campos nuevamente
icono financia

¿Cómo se financia CIPER?

Ver informes de ingresos
icono apoyo

¿Cómo apoyar a CIPER?

Conoce las opciones
icono principios

Principios de CIPER

Lo que nos mueve
icono directorio

Directorio Fundación CIPER

Nuestro directorio
icono equipo

Equipo CIPER

Conócenos
icono investigacion

Investigaciones
con impacto

Revísalas
icono premios

Premios obtenidos

Ver premios
icono trofeo

Libros CIPER

Conócelos
icono trofeo

Enviar cartas y columnas

Revisa las opciones