Ir arriba

Comentarios (2)

Manuel Astudillo | 06.09.2020
Excelente trabajo de Aroca y Fierro. Quienes definen las políticas públicas deben recurrir a la investigación y talento que existe en nuestra academia, y de la cual estos autores son la prueba de aquello.
eduardo rojas | 05.09.2020
El centralismo en Santiago se alimenta del hecho que las empresas y los hogares no pagan los costos sociales (costos económicos más externalidades) de sus decisiones de producir y vivir en Santiago. Una forma de trasladar estos costos a éstos agentes es a través de impuestos territoriales bien diseñados y diferenciados por región y ciudad (no son los que hoy existen en Chile sino los recomendados por múltiples estudios fiscales y experiencias internacionales). Si los impuestos de base territorial reflejaran los costos sociales efectivos en los distintos territorios muchos agentes económicos (empresas y hogares) se desplazarían a localizaciones menos costosas. Este enfoque, que toca la dimensión fiscal de la descentralización, y es más efectivo y actúa en forma permanente comparado con los mecanismos de estímulo público temporal mencionados en el artículo. Requieren, eso sí, una descetralización fiscal que acompañe a la descentralización de todas las funciones que hacen a la gestión del territorio. Las funciones más importantes de la gestión territorial son las que permiten al Estado proveer bienes públicos (carreteras, seguridad ciudadana, calidad ambiental) y bienes de mérito (vivienda, salud, eduacición) en forma homongénea en el territorio (el gran fracaso de histórico de los gobiernois en Chile). Ninguno de éstos temas están tratados en la legislación de elección directa de gobernadores regionales; una legislación mal diseñada que va a complicar aún más la gestión del territorio (los gobernadores y los cosejeros van a administrar sólo el FNDR (que representa apenas el 14% del gasto público, y con múltipres amarras del gobierno central) en tanto los delegados presienciales harán el resto, incluyendo la supuesta coordianción de las Secretarías Regionales Ministeriales represntantes de los ministerios que administran el 75% del gasto público. La reforma de elección directa de gobernadores regionales lo único que va a hacer es agregar más cargos de elección (con beneficio de los poíticos profesionales) y más cargos públicos fundamentalmente inúntiles (con desmedro de los recursos públicos disponibles para inversión). Este es un tema de rango constitucional y creo que sería mejor posponer la implementación de esta mala ley y poner estos temas en el debate constitucional (si se aprueba en el Plesbiscito).
Icono de noticia

¿Algo que agregar?

Debe contener sólo valores alfabéticos
Debe llenar este campo con un e-mail válido
Revise los campos nuevamente
icono financia

¿Cómo se financia CIPER?

Ver informes de ingresos
icono apoyo

¿Cómo apoyar a CIPER?

Conoce las opciones
icono principios

Principios de CIPER

Lo que nos mueve
icono directorio

Directorio Fundación CIPER

Nuestro directorio
icono equipo

Equipo CIPER

Conócenos
icono investigacion

Investigaciones
con impacto

Revísalas
icono premios

Premios obtenidos

Ver premios
icono trofeo

Libros CIPER

Conócelos
icono trofeo

Enviar cartas y columnas

Revisa las opciones