Ir arriba

Comentarios (5)

Susana | 24.06.2020
Me parece excelente los argumentos que exponen ya que se esta acrecentando los contratos a Honorarios, cuando perfectamente se podrían hacer contrato a plazo fijo con su clausula correspondiente.
Valentina | 23.06.2020
Estimados, en el Servicio donde trabajé un año como honorarios, asumiendo un rol de jefatura sin ninguna consideración en términos contractuales, lo que entorpeció gestiones y relaciones laborales a nivel interno. A principios de este año nos notificaron a los honorarios que pasaríamos a firmar contratos mensuales, los que eran una formalidad ya que nuestro contrato era hasta 31 de diciembre. Luego de lo anterior y por un fuerte cuadro de estrés y angustia habiendo seguido los consejos de mi psiquiatra, entregué licencia médica en el mes de marzo y abril. En mayo de este año me llegó notificación a mi domicilio donde me indican que mi contrato finalizó en marzo. Es importante mencionar que entregué un informe a Contraloría en el mes de enero (sumado que desde hace unaño estoy a la espera de la resolución de una investigación sumaria por acoso sexual), me despiden. Favor solicito alguna orientación, mi correo lo dejé arriba. Quedo a la espera de algún comentario. Muchas gracias
Felipe | 26.05.2020
Ante la incertidumbre, todos valoramos tanto como la salud el contar con un trabajo, sin embargo muchos atropellos que anteriormente éramos capaces de sortearlos en el día a día, durante esta pandemia y con el aislamiento se agudizan. Hay una especie de aceptación general y como no hay manera de enfrentarlo, termina afectando gravemente la salud mental de algunas personas. Recién titulado empecé a postular a varias instituciones y pese a tener muy buena presencia (cosa que no debería requerirse en ningún trabajo) haber egresado con distinción máxima (6,9) y tener una personalidad extrovertida, luego de las varias etapas de entrevista no quedaba seleccionado. En la última, quedé, pero luego me llamaron para decirme que de acuerdo a una decisión posterior habían elegido otra persona! Esa misma tarde me llama un ex jefe preguntándome si andaba buscando trabajo, le conté lo sucedido ante lo cual se ríe y confiesa que ocurrió porque lo llamaron para pedirle referencias mías y él dijo que yo no era bueno para trabajar en equipo, que era conflictivo. Lo había hecho porque al enterarse de mi búsqueda prefería que trabajara para él porque sabía lo metodológico, responsable y efectivo que era, sobre todo en el área informática, y que además ganaría mejor sueldo que en donde estaba postulando. En ese momento algunos pesos más hacían la diferencia. Nunca he sido de las personas que les gusta figurar, ni aparecer en registros o medios, soy muy privado ni siquiera uso redes sociales. Si tengo que hablar en conferencias no tengo problemas con ello, pero sin que tomen fotografías. Creo que esto ha sido una de las cosas que ha jugado en mi contra, porque en un comienzo yo era quien exponía todos los adelantos o desarrollos que se realizaban en nuestra área, pero ahora es mi jefe quien me pide que redacte el paper, presentación o documento que él expone en cada reunión, con lo cual he pasado a ser casi invisible para la institución. Por otra parte, no me he querido involucrar mucho en otros aspectos, debido a que no me parece correcta la gestión de adquisiciones que se realiza. Anteriormente por cada pequeño desarrollo que hacía me pagaban un bono adicional (básico), pero luego mi jefe empezó a contratar gente sin ninguna experiencia para partes de proyectos (amigos de amigos), cuyas entregas nunca fueron al menos suficiente, teniendo yo que arreglar el proyecto o hacerlo completamente de nuevo (sin costo, para que él no quedara mal por la persona que había recomendado y a la cual ya le habían pagado). Estas personas entregaban boleta por un valor y él se quedaba con un porcentaje de lo que cobraban. Por ejemplo, para el último desarrollo la persona cobró 10M y él se quedó con 4M. Luego él se puso a estudiar online y les pedía a sus asistentes que respondieran sus foros, le hicieran las pruebas y trabajos escritos. Los amenazó con despedirlos si se negaban. Como no les estaba yendo muy bien solicitó otra oportunidad a sus tutores hacer las pruebas… y ahí fue cuando empezó mi problema. Porque en un comienzo, en términos de amistad, me pidió que lo ayudara, puesto que para mí estudiar y rendir exámenes nunca ha sido algo difícil, pero cuando argumenté que creía que no era algo ético y no me parecía bien hacerlo, empezó con su discurso de “en serio tú me estás diciendo todo eso, después de que lo único que he hecho es ayudarte… si no fuera por mi aun estarías buscando trabajo” Fue una discusión y amenaza tras otra hasta que acepté realizar solamente sus pruebas, y egresó con buenas notas, pero volvió a ocurrir lo mismo con su informe de práctica (¿cómo alguien no va a poder siquiera redactar el trabajo hecho en la instalación de práctica?!) y ahora sigue con la misma forma de amedrentamiento para que le realice su seminario de título (especie de tesis) Como no le ha resultado, empezó a apoderarse de mis proyectos, descalificar mi trabajo y minimizar mis funciones y tareas. Tuve que bloquear su número en WhatsApp y pedirle que cualquier solicitud la haga por correo, no solamente porque requería que contestara sus mensajes a cualquier hora, incluso los fines de semana a altas horas de la noche, sino también por sus últimos audios enviados los cuales bordeaban el nivel de la histeria. Es una persona de poco concomimiento pero muy oportunista, ultra manipuladora y corrupta, que ha gestado toda su carrera intimidando o comprando a la gente que necesita para que le realice cada cosa y así aparecer como exitoso o eficaz ante sus pares o jefaturas. Siempre se ha aprovechado del otro, pero ahora durante esta pandemia es mayor su grado de agresión, amenazas y manipulación, sumando a la desazón y el dolor que nos causa el aislamiento y la incertidumbre, esta carga mental que nos imprime y el miedo de quedar sin trabajo solo porque algo no resultó como él quería. Estamos desprotegidos, aislados, nadie nos ampara porque quienes lo han denunciado han sido perseguidos y difamados por él y sus redes de contactos, resultando desvinculados sin beneficios o no considerados en nuevas búsquedas de trabajo. No nos arriesgaríamos a denunciar por acoso laboral, ni a tomar licencia por stress o depresión, ni siquiera a reclamar, por el miedo a perder nuestro trabajo. La pandemia y esta nueva normalidad que se busca solo han agravado la decadencia que previamente había. Nuestra salud mental se agrava considerablemente sin ninguna posibilidad de mejora.
Pedro | 23.04.2020
Me parece lógica la queja, pero propongan soluciones viables. De donde sale la plata ? Soy cientifico jubilado y tengo una excelente pensión, pero sigo trabajando ad honorem y con boletas. Como dice Miguel Kiwi, que me echen cuando diga leseras.
Francisca | 02.04.2020
Excelente! Felicidades. Llevo años trabajando para el Estado a honorarios y es vergonzoso ver como año a año debo asumir que se atrasaran mis sueldos en enero, febrero, hasta marzo y abril en ocasiones, sin ningún tipo de seguridad laboral, ni social. Somos quienes "damos la cara" de programas estatales. Que curioso. La peor cara y manera más evidente de como el Estado se preocupa y cuida quienes aplican sus políticas. Todo mi apoyo a la Federación!!
Icono de noticia

¿Algo que agregar?

Debe contener sólo valores alfabéticos
Debe llenar este campo con un e-mail válido
Revise los campos nuevamente
icono financia

¿Cómo se financia CIPER?

Ver informes de ingresos
icono apoyo

¿Cómo apoyar a CIPER?

Conoce las opciones
icono principios

Principios de CIPER

Lo que nos mueve
icono directorio

Directorio Fundación CIPER

Nuestro directorio
icono equipo

Equipo CIPER

Conócenos
icono investigacion

Investigaciones
con impacto

Revísalas
icono premios

Premios obtenidos

Ver premios
icono trofeo

Libros CIPER

Conócelos
icono trofeo

Enviar cartas y columnas

Revisa las opciones