Ir arriba

Comentarios (5)

Isaias Escobar | 11.06.2020
Gracias a la subsidiabilidad este modelo de pais siempre tendra una dicotomia en cuestiones de derechos sociales, por un lado si queremos algo de calidad(EXCELENCIA), hay que pagar, pero PAGAR, por el contrario todo lo publico es de mala calidad, destinado para que el podre siga siendo pobre toda su vida(EDUCACION); No habria problema con la subsidiabilidad si el Estado tuviera un rol mas presente, activo y fiscalizador en cosas de derechos o necesidades sociales.
Javier | 02.03.2020
La subsidiariedad conceptual de la autora no tiene ninguna relación con la subsidiariedad que se hizo carne en nuestro ordenamiento social. Esta última ha actuado favoreciendo el drenaje de recursos públicos hacia grupos económicos bien definidos, produciendo el desfinanciamiento agudo de la salud y la educación públicas, que las tiene en estado terminal, y profundizando la desigualdad social. No podría estar más en desacuerdo con la autora!
Felipe G | 02.03.2020
Antes de referirse a las interpretaciones del principio de subsidiariedad y de si este es o no compatible con las reformas sociales, sería bueno citar la norma constitucional relacionada con dicho principio. El artículo 19 n° 21 de la Constitución señala expresamente: El Estado y sus organismos podrán desarrollar actividades empresariales o participar en ellas sólo si una ley de quórum calificado los autoriza. En tal caso, esas actividades estarán sometidas a la legislación común aplicable a los particulares, sin perjuicio de las excepciones que por motivos justificados establezca la ley, la que deberá ser, asimismo, de quórum calificado. Es decir, al Estado se le limita doblemente, ya que requiere una ley de quórum supramayoritario para desarrollar actividades empresariales, y luego, en caso de desarrollar esas actividades, se someterá a las reglas de los particulares, salvo excepciones calificadas. Ante texto expreso, pasan a segundo plano las interpretaciones que la autora quiera hacer. La norma somete "derechamente" al Estado a las reglas de los particulares. Así difícilmente el Estado va a poder satisfacer las demandas sociales, si debe operar bajo la lógica de un sistema de libre competencia.
Jorge Alfredo Soto Rojas | 01.03.2020
El único ente capacitado para cumplir con las necesidades sociales es el Estado. La "subsidiariedad" declarada por la Constitución del 80¨ tiene como fin la consolidación del "modelo" neo liberal socioeconómico. Implica la privatización de la "cosa pública" y por lo tanto del destino de millones de chilenos a una vida sin esperanza de mejoría. Este engendro neo liberal, introducido por Guzmán a la Constitución, tiene los días contados. La nueva Constitución deberá redefinir el rol del Estado, establecer los alcances de su acción , a fin de restituír lo público a la posición que nunca debió perder : la prosecución del bien común....
Mauricio Corco Reyes | 01.03.2020
Claro que hay simplismo en el proceso constituyente, como sugiere la autora, si el problema no son tanto las reglas del juego como las personas. Aún con altos quórum "La concertación"tuvo la mayoría suficiente para hacer profundas reformas en educación, salud, y prevision social, pero no lo hicieron porque no hubo voluntad política, porque cedieron al lobby del capitalismo financiero, y en general como es de público conocimiento, por qué de alguna forma hipotecaron su capital político a cambio de financiamiento de campañas, y a todo ese conjunto de renuncios ideológicos y deshonestidades le denominaron "política de los acuerdos". Si, la autora tiene toda la razón, y su enfoque académico es respetable, pero la política es mucho más prosaica de lo que infierno, ella estima, y la discusión de materias constituyentes como la subsidiaridad del estado respecto de la libertad de las personas, está y quedará irremediablemente en segundo plano. El 26 de Abril es solo un hito político, en que la dicotomía que medirá fuerzas ya no es Opocicion-Gobierno, Izquierda o Derecha, es en realidad, ciudadanía indignada v/s "clase política" y en ese contexto muchos vamos a ir a "votar apruebo" soslayando, me incluyo, que el proceso de entrada está viciado, porque cierra la participación a los independientes, que somos la amplia mayoría, en favor de los partidos políticos que tienen nula credibilidad y lo que vendrá despues de ganar el apruebo, será el espeluznante festival del oportunismo de operadores políticos de baja estofa tratando de sacar algún beneficio espurio de su posición de militante. Eso está clarísimo, pero, a pesar de eso, las contiendas necesitan un horizonte, un punto de inflexión y ya tiene fecha. Que los ciudadanos comunes logremos un poder de reflexión similar al de la autora sería deseable, pero lo fundamental para cambiar las cosas, de verdad, será el grado de honestidad y madurez civica que logremos construir como sociedad, de ahí en adelante. Sin esos conceptos como principios fundantes, todos nuestros esfuerzos serán en vano.
Icono de noticia

¿Algo que agregar?

Debe contener sólo valores alfabéticos
Debe llenar este campo con un e-mail válido
Revise los campos nuevamente
icono financia

¿Cómo se financia CIPER?

Ver informes de ingresos
icono apoyo

¿Cómo apoyar a CIPER?

Conoce las opciones
icono principios

Principios de CIPER

Lo que nos mueve
icono directorio

Directorio Fundación CIPER

Nuestro directorio
icono equipo

Equipo CIPER

Conócenos
icono investigacion

Investigaciones
con impacto

Revísalas
icono premios

Premios obtenidos

Ver premios
icono trofeo

Libros CIPER

Conócelos
icono trofeo

Enviar cartas y columnas

Revisa las opciones