Ir arriba

Comentarios (4)

edmundo arturo victoriano lamilla | 05.03.2020
He leído con mucho interés el texto precedente y me ha ayudado a explicar el por qué se "resisten" diferentes bancadas de partidos políticos, de derecha y extrema derecha; se amparan en la Constitución de 1980: "herencia de la Dictadura del '73". Para ellos, es arriesgar de "trizar o quebrar" la Democracia.
cabildopenaflor | 19.12.2019
Solo comentan los socios?
cabildopenaflor | 19.12.2019
Estimado José: En el texto se puede apreciar claramente que existe una voluntad popular y una elitista. Cuando nace este estallido social, la élite política ve como su salvación llamar a cambiar la Constitución, en ninguna intervención se nombra EL PODER CONSTITUYENTE. Puede aparentar como contradictorio o egoísta estar 7 años luchando por el Cambio de la Constitución vigente, fundamentados en su propia legislatura. Y que tal acto no pueda ser realizado por parte de cierto sector de la ciudadanía que también, ahora, se avoca a tal gestión. No es así. Lo que ocurre es que dada la máxima relevancia y trascendencia de una acción institucional de carácter público como la que se debe realizar, tiene perentoriamente que ser BIEN hecha. Hacer las cosas, los actos, BIEN, no admite mal, ni el más mínimo error. Tal error radica en que dicho sector aludido, tiene la más plena certeza que lo que aquí se argumenta posee sólido e irrefutable sustento jurídico constitucional. Excepto que quieran, pertinaz y obcecadamente, anteponer al Bien Común o General su propio bien particular. Lo que a esta altura, por decir lo menos, sería una torpeza mayúscula e inexcusable. Pues todos ellos saben que son mandatados, desde el primero hasta el último funcionario público, y que quien les mandata es el PUEBLO SOBERANO-CIUDADANÍA-NACIÓN SOBERANA. Y que para terminar de rectificar y reparar el círculo del BIEN hacer (BENE FACTUM), la Nueva Ley Fundamental tiene que ser redactada y luego aprobada por la ciudadanía toda, a través del mecanismo democrático por excelencia como lo es el de una ASAMBLEA CONSTITUYENTE, asamblea de la ciudadanía toda que haciendo uso del PODER CONSTITUYENTE, ya restituido, se convoca a su ÚNICA y por ello Magna Tarea: Redactar un Anteproyecto Constitucional para ser presentado a la Nación para su pronunciamiento aprobatorio o reprobatorio respectivo.
Marcello | 18.12.2019
No logro entender la razón por la cual llama a la constitución como pacto social. Sería bueno que leyera de nuevo a Rousseau, para ni caer en semejante barbaridad, por lo demás bastante común en el actual debate constitucional. Lo demás es hojarasca, que poco agrega. Cuánta falta hace la vieja educación cívica en los colegios. Tengo claro los laureles del columnista, pero entiendo que puede haber incurrido en algún error, que no es menor. Muy interesante su planteamiento.
Icono de noticia

¿Algo que agregar?

Debe contener sólo valores alfabéticos
Debe llenar este campo con un e-mail válido
Revise los campos nuevamente
icono financia

¿Cómo se financia CIPER?

Ver informes de ingresos
icono apoyo

¿Cómo apoyar a CIPER?

Conoce las opciones
icono principios

Principios de CIPER

Lo que nos mueve
icono directorio

Directorio Fundación CIPER

Nuestro directorio
icono equipo

Equipo CIPER

Conócenos
icono investigacion

Investigaciones
con impacto

Revísalas
icono premios

Premios obtenidos

Ver premios
icono trofeo

Libros CIPER

Conócelos
icono trofeo

Enviar cartas y columnas

Revisa las opciones