Ir arriba

Comentarios (93)

Paola | 31.03.2021
Muy interresamnte.nosotros volvimos s Chile el. 80 con 9 años, vi puro. Maltraro de csrsbineros, vivia ceeva srquitecturs y economia de de la Chile los escondía, luego el85 vivi el securstro rn el latino, para mi un acto de guerra, podríamos haber muerto muchos, no sé como puede estar seguro que no fuerpn los pacos los que no quemaron el metro, aun hay 1000 niños en diverdas cárceles y no siento ningún apoyo de alguna academia, del. Mundo más acrefitado y están en la ilehsligalid cumplieron precsutoria, nunca hubo peritaje u más encima cuests más de un millón, además cual es la lógica de hacerlo si eso se hace en el encarcelamiento, muchos de ellos fueron cargados con botellas, molotov explosadas, balas, carabineros se ha ido desistiendo de las demandas y es porque tienen miedo, sus antecedentes como testigos de fé están filtrados y ahora hay 12 en huelga de hambre, estoy atirmentada, hoy soy adulta, ya no tengi 15 años y andaba con nis compañeros en las protestas, Piñera está demente lla derecha no se si respete la institucionalidad y Piñera se quiera perteuar, que no respeten las elecciones, que se vuelva un caos, dicen que armas hay y el tem de lios encapuchados es tremendo sin cabrossin ninguna esperanza, desnutridis, abusados, de la calle, pero ellos si no hubiesen esrado en el coche jamás estaríamos ad portas de un plesbicito, gracias ha sido un desahogo
Romaín Labbé | 31.12.2019
Antes de leer la columna me cansé se leer tantos títulos. Creo que el hecho de tanta teoría contrastada con lo usual se la realidad, ha dejado el trabajo de Ortuzar con un pie de barro y otro con tejido putrefacto. Aunque comprendió perfectamente el análisis, al leerlo aparecen más dudas aún. El análisis trata de cualquier modo, de meter una cuña con el pensamiento inicial en todo el relato. Una buena propuesta pero sesgada.
Maria Eugenia | 06.12.2019
Muy completo el análisis de la situación de nuestro país. Creo que nos estamos deslizando lentamente a un despeñadero atroz y nadie con responsabilidades reales quiere ser el que lo diga en serio. Solo lo decimos los que no podemos hacer nada , por ahora, pero es fundamental descabezar este movimiento, pues alguien lo está organizando desde las sombras. Sin castigar a los cabecillas esto no terminará . Y la gente corriente es lo suficientemente estúpidamente para seguirles el juego , ya que no tienen ninguna intención de detener las marchas mal llamadas pacíficas pues basta medio dedo de frente para saber que TODAS las marchas terminan en desmanes. Felicito a quien hizo el artículo. Lo leí completo. El
PEDRO | 04.12.2019
Este como muchos otros analistas no dicen lo que a mi juicio es la clave del problema. Lo que está ocurriendo ES CONSECUENCIA NO CAUSA!!!! Hay encapuchados en las marchas, que son un tipo de personas con sus motivaciones y hay delincuentes, lumpen, narcotraficantes saqueando, pero ambos SON CONSECUENCIA.
Tomas Rodriguez Soto | 02.12.2019
Hola. Gracias por resumir las ideas de la derecha, para tenerlas claras. tenían razón los capuchas, mucha teoría lo llevo a la perversión de sus ideas.
Roberto Gonzalez | 02.12.2019
Importante opinión Don Pablo. Claro análisis del conflicto y desglose de sus participantes. Claras y obvias indicaciones de cómo abordar la violencia. Indica cómo enfrentarlas e indica un acuerdo nacional que involucre a todos. Lo más probable que desde los políticos ya no va a nacer. Después del gran acuerdo comenzaron las diferencias de nuevo. Un claro caldo de cultivo para mantener la violencia. Si esto es así . Quien o quienes liderarán el rechazo contra la violencia? Cual sería su propuesta? Tal vez alguna musa se le acerco en este tiempo.
Eugenio Ramírez | 02.12.2019 | Socio/a 2 años y 6 meses
Una cosa y una pregunta No hablemos de que encapuchados quemaron el metro, primero que muestren lo grabado por las cámaras de seguridad. Segundo ¿es muy ingenuo exigir también un acuerdo empresarial?
Maximiliano | 01.12.2019
Me llama la atención la liviandad con la que se menciona la intervención de los militares, como si fuera un dato más a considerar, sin siquiera plantear una intervención a ellos, debe ser porque los golpes en Chile son marca registrada de la derecha. Lo otro es que nadie se cree ni se va a creer que el gobierno va a perseguir a los violadores de los dd.hh, tampoco nadie se compra que el aumento de la represión va a afectar a cualquier persona que no sean los pobres. Ortuzar habla desde el miedo con el fin de causar miedo, para así defender el modelito actual.
Michael | 01.12.2019
los violentistas son simples ladrones, sin ideología alguna que se aprovechan del momento para hacer de las suyas, no sabemos sin son narcos, carabineros, Maduro o funcionarios municipales (hasta para eso no dan respuestas las autoridades). Pero hoy el pueblo no tiene nada que perder, es hora de hacerse sentir en las calles, los bajos sueldos y pensiones no dan para mas. El gobierno no va dar su brazo a torcer, se aferra al poder al igual que el congreso, acá no queda mas que: Piñera renuncia - Estado excepcional.
Cecilia | 01.12.2019
Felicito al autor del artículo y a CIPER. Por fin escucho algo de sensatez entre tanta locura y despropósito, tanto odio sin sentido entre nosotros, tanta barbarie. Ojalá este artículo ayude a muchos para razonar y ser más objetivos.
Santiago | 01.12.2019
Certero en muchas cosas y muy bien escrito... Pero discrepo. Mucho paternalismo en tu crítica a tud capuchas/compañeros (que tan grave es el daño material frente a una lacrimogena que puso en riesgo la vida de una compañera?) y se habla del fin de la república y la respuesta violenta por parte de FFAA como si fuera una consecuencia natural, matemática, al final del camino si tener en cuenta que hay personas dando las órdenes y apretando el gatillo. A mi me parece mas natural la rabia de los chicos y menos natural la respuesta armada por parte de ejércitos profesionales, también me parece tristemente natural el instinto de supervivencia del sistema y su fauna de amamantados y es por eso que muchos no les creemos hasta que no hayan cosas en firme y medidas de choque. Asamblea ciudadana, voto a partir de 16, elecciones obligatorias insceipcion automática y el pie en el acelerador, tanto como se pueda sin que el proceso descarrile.
Tito | 01.12.2019
Me recordó a la Julita Astaburuaga. (q.e.p.d) ...como en los torneos de golf, se hacía un silencio después del lanzamiento de la molotov. Esa forma de ver y entender las cosas, nos da luces de quién está escribiendo, y qué significa para él salvar la república o salvar la democracia.
Viviana | 30.11.2019 | Socio/a 1 año y 3 meses
Bueno, e ingenuo. Pablo, de dónde sacas que el sistema político 'evidentemente' se hará cargo de las demandas sociales, y corregirá lo que no hizo en 40 años. Entiendo la desesperación del momento que nos acontece pero creo al igual que muchos que es ahora o nunca. Sería muy patológico ,después de todo lo acontecido, volver a las casas y quedar a la espera de lo que hagan los políticos. habrá que asumir los costos....
Lucio | 30.11.2019
Pablo: su columna me parece muy interesante para leer y reflexionar. Ud. menciona repetidas veces lo absurdo de algunas acciones civiles y el cinismo que contienen algunas actitudes y expresiones. Sin embargo, la hipocresía que exhibe una buena cantidad de nuestras personas públicas, la falta de respeto a los canales públicos de decisión, el enaltecimiento del desafío a la autoridad legalmente establecida y el endiosamiento de la provocación irrespetuosa, tienen a CHILE "contra las cuerdas". No soy muy optimista frente a la situación actual, aunque esperanzado en el liderazgo de personajes públicos como Ud. Ayer leía un rayado que, próximo a unos 30 metros cuadrados de vereda de adoquines faltantes, decía: "la educación es nuestro poder". ¿Cuántos papás y mamás han renunciado a educar a sus hijos por "seguir" al dinero?
Vicente D | 30.11.2019
Concuerdo con gran parte del artículo. Se está perdiendo la cordura de lado y lado. Muchos creen que la violencia soluciona los problemas políticos; parece que se saltaron todo el siglo XX al leer historia...
Erik Salas | 30.11.2019
Esas propuestas en condicional me preocupan: todo lo que "tendría que pasar" en materia de políticas públicas, pensiones, justicia, etc. para que se justifique dejar la calle es mucho, representa no menos que una revolución en términos de lo que ha sido Chile en los últimos 47 años. Pero más me preocupa proponer esa división entre los "vándalos" y los "pacíficos" como si estuviera muy claro que se trata de dos grupos tan claramente diferenciables. Sobre todo cuando aún sabemos tan poco respecto a la violencia en las calles ¿Quiénes son? ¿Cuáles son sus motivos? ¿Cuánto de manipulación hay en ello? ¿A qué porcentaje de las protestas corresponde o representa? ¿Hasta qué punto la violencia es selectiva y dirigida? ¿Existe intencionalidad en la respuesta selectiva de carabineros y fuerzas armadas a los "vándalos"? ¿Porqué parece que las fuerzas de orden público tienen más facilidad para combatir manifestaciones de masas que los destrozos y saqueos? ¿Hasta que punto la posverdad de los ntedios predominantes condiciona nuestra percepción? Esa división que propone me recuerda a esa antigua máxima de "divide y dominarás". Ojalá la gente pacífica no deje las calles. Y ojalá la presión lleve a un actuar más conducente de carabineros tanto en el respeto a los dd.hh. como en la lucha contra el vandalismo, ambos aspectos aún muy ausentes en el actuar de la institución. Y ojalá CIPER y sus lector@s no se deje llevar por las sutilezas manipuladoras de tales columnas. Y eso no significa vque quiera promover limitaciones a la libertad de expresión, es sólo un pedido a no perder el espíritu crítico al momento de presentar y leer tales contribuciones.
Eduardo | 30.11.2019
Es clara la consigna en las calles...están claros los hechos que fomentaron el actual estallido...es obvio el atropello a los derechos humanos y que eso no nos protege de una bala...las soluciones son variadas para LOGRAR una democracia, cosa que tú dices que estamos, pero en las calles, ni políticamente hablando y más en lo social, no se aprecia para nada, lo que vemos es una DICTADURA BLANDA, cómo lo llamo el ASESINO PINOCHET...la clase política se encuentra en graves acusaciones, siendo los delictivo más aberrantes aún, casos de penas remitidas por un pago, por ser hijo con un apellido conocido, por ser amigos del presidente, por ser dueños de canales de televisión, periódicos y toda propaganda informativa que existe...todos sabemos lo malo que ha pasado desde el 73 hasta la fecha, pero pocos han querido dar justicia a todos estos años de desigualdad ante la ley...el pueblo pide justicia y nada más, un sistema que te haga pagar impuestos como corresponde, que vaya a la cárcel el asesino tenga apellido que tenga, que delitos sexuales se paguen con cárcel, no como el carabinero de la Serena que violó y está libre y cumpliendo funciones...JUSTICIA HACE FALTA PARA QUE SE TERMINE DE TENER RABIA...no estoy de acuerdo cuando dices que las estaciones del metro las incendiaron capuchas, evidencia en video dice lo contrario, no me gusta cuando crees que los incendios a supermercados para ocultar cuerpos baleados son ocasionados por el lumpen, la evidencia dice lo contrario. Si hay justicia para el pueblo habrá paz para el gobierno, que se firme un acuerdo de paz a puertas cerradas a las 4 de la mañana sin un civil presente es una falta de respeto con todas las víctimas de estos días, además el cántico clásico de que las balas que nos tiraron van a volver...es cierto que el pueblo no está armado, pero de una u otra forma el pueblo irá armandose para lograr justicia, esto no terminará con el cambio de año, con la entrada a las escuelas en marzo, no terminará con las vacaciones de invierno...esto terminará cuando los ladrones, asesinos, violadores de cuello, corbata y sotana estén tras las rejas, ya que hasta ahora nunca en la historia de Chile el pueblo común y corriente ha visto la justicia hacerse como corresponde...El estallido social es un incendio provocado por el gobierno para instaurar sus políticas, escribirlas entre 4 paredes y esperar que el pueblo se canse de protestar y vuelvan al consumo normal...tengan en claro que la DEMOCRACIA nacerá después de esto, para algunos que dicen que en el 89 volvió la democracia ja ja...hoy vienen las fuerzas ESPAÑOLAS una vez más, ahora a capacitar al cuerpo de orden y seguridad para que sus negocios no sean afectados...NECESITAMOS RECUPERAR EL AGUA Y LA TIERRA y construir sobre lo NUESTRO un futuro, no mejor ni peor...UN FUTURO! Ya que nuestra historia nunca tuvo líderes, solo tuvo el mejor dentro de lo peor...CHILE QUIERE JUSTICIA Y HABRA PAZ, NO ANTES. ATTE Un músico autoexliado por faltas de oportunidades culturales en Chile.
Edward Gutti | 29.11.2019
Antepenúltimo párrafo: “Y que si es necesario utilizar la fuerza militar en su contra, una vez que hayan sido identificados y aislados, así se hará. Hacerles sentir que se acabaron las miradas hacia el lado”. No necesito explicarte en qué consiste la fuerza militar ¿No? ¿Realmente piensas que eso es factible? ¿Realmente?
Rodrigo Silva | 29.11.2019
Sin duda, la democracia está destruída, no existe representarividad y entiendo que esto no viene ocurriendo de ahora sino que lleva años perdiendo su calidad(hace años que escucho entre contemporaneos que votar da igual, total son lo mismo, en cambio este movimiento no es lo mismo y eso es lo que lo hace, creo yo, tan masivo), la única forma para mi como elector y pensando quizas en quienes no votan, de comenzar a creer nuevamente en la democracia, es con nuevas caras y nuevas ideas, nuevas entre comillas, basta con buscar sostener las demandas actuales bajo argumentos solidos, pero al igual que pedrito y el lobo nadie quiere escuchar a un pedrito diciendo que ahora si vió la luz, estuvo años en las sombras pero ahora si sabe que es lo que la gente pide. Tiene que ser alguien nuevo pero que sea validado por los politicos actuales, esta figura no existe hay que crearla, o mejor dicho, buscarla. Aparte, es necesario perder el orgullo y que salgan las máximas autoridades de carabineros y militares reconociendo su error, diciendo que hicieron daños irreparables y que no solo hicieron sumarios sino que los culpables estan pagando con carcel. De mano con el gobierno ofrecer las reparaciones correspondientes. Luego de reafirmar todo esto, conseguir el pacto social, para ello es necesario incluir a los municipios quienes llevan años luz de ventaja en organizaciones y cabildos a tráves de sus centros de vecinos. Una vez escuchada a la gente se deben comprometer toda la carne a la parrilla, isapres, afps, universidades etc. Esa es la bala de plata, la única que queda. Luego anunciar un plan para reestablecer la paz asegurando un estado de emergencia, respaldado por ciudadanos, donde únicamente se presenten militares en puntos críticos, manteniendo rondas por supermercados clave, bancos y agrupaciones de negocios (para que proteger el agua, la electricidad si estos no son blancos, puesto que el terrorismo hasta el momento no ha dado sus indicios).
Guillermo | 29.11.2019
Está en la manos de Piñera la solución al problema. Proponer las leyes al parlamento con las demandas de la poblacion. Pero hay muchos que pretenden desviar la atención hacia las víctimas de los 30 años de represión social.
Jessica Holder | 29.11.2019
Real absolutamente real, y es lo que se necesita ahora. Realidad. Se llegó al punto en que la mentira de la democracia radicalizó al país. Al mundo. Los grupos radicalizados no aceptarán soluciones de los mismos que los hicieron radicalizarse, no importándoles nada, lo único que los haría pensar sería un cambio profundo. Una promesa real. Si es que está democracia está aún a salvo o finalmente rota. Dios quiera.
JAVIER | 29.11.2019
es un poco utópico creer que este gobierno buscará acuerdos de buena fe, sin letras chicas ni dobles lecturas. no nos olvidemos que son la derecha de Chile.
Rodrigo | 29.11.2019
Interesante artículo, con el grado esperable de ingeniudad por su desconexión con la calle. Esto no es su Macul de los 90's , es algo mucho más profundo y complejo. es XXI
Mónica Kruuse | 29.11.2019
Una interrogante que me surge de las propuestas de solución es: ¿Qué es primero, el huevo o la gallina? Creo que primero el gobierno debe explícita las reformas a las ISAPRES, AFP, en real inversión en educación y luego los ciudadanos pacíficos retirarnos de la calle.
Manena_dorotea | 29.11.2019
Me gustó tu análisis. Pienso q lo concreto, no son errores no forzados (como interpretó en esta columna) si no, cero intención de conceder algo de lo demandado. Es muy probable, que en cuanto nuestras demandas tengan respuestas REALES no volveremos a la calle y no habrá "sustento" para saqueos. pero, LOS DUEÑOS DE Chile NO QUIEREN. Salvo darnos migajas. Y tenemos, muy claro hoy, que son Adinerados gracias a nuestro esfuerzo.
Jose Fernandez | 29.11.2019
Muchas gracias Pablo, necesitamos mas articulos como este para construir en el dialogo, la inteligencia y la vivencia un mejor país. Una buena reflexión
Maria | 29.11.2019
Excelente artículo es lo q me gustaría ojalá el sr presidente lo leyera en cadena nacional Gracias al periodista
Daniella | 29.11.2019
Por fin un artículo que no sólo se queda en el diagnóstico, sino que también da luces de posibles salidas a esta crisis. Me da esperanza. Sin embargo, veo al Gobierno, al Congreso y a los gremios protegiendo sus propios intereses, peleando por estupideces, desviando lo importante... Y también me da impotencia no poder hacer nada por colaborar a una solución, ya que la gran mayoría de los Chilenos somos el "jamón del sandwich" y estamos como rehenes entre los narcos, lumpen, barras bravas y un Estado paralizado y errático.... En fin, gracias por dar una pequeña luz de esperanza de que aún hay una salida y esta sigue siendo política.
FELIX | 29.11.2019
Lo que hay que entender es que la dimensión del problema en que estamos exije una solución del mismo tamaño o mayor. Hay medidas que pueden sonar populistas pero, ante el peligro de perder la República, tenemos que acudir a ellas. Después haremos cuentas.
jaimar | 29.11.2019
El acuerdo político unitario como salvación de la democracia, difícilmente contara con la ultra derecha (UDI), ya que saben que la intervención militar al final como siempre los beneficiara a ellos.
claudio | 29.11.2019
este tipo de comentario ayuda a ver el escenario completo, debería ser mas masivo, y que llegue a personas que no necesariamente conocen CIPER
Carlos | 29.11.2019
Hola Pablo, felicitaciones por un buen análisis. Creo que diste en el clavo cuando explicas la base del problema comunicacional que tiene el gobierno, exceso de pragmatismo. Añadiría falta de cercanía al pueblo y a su percepción sobre la vida. También le he dado muchas vueltas a lo que está pasando y siempre llego a la conclusión de que la gente está actuando con una gran soberbia e irresponsabilidad. Hay una parte que alega sin saber como resolver el problema (o entenderlo siquiera) y otros que exigen medidas que no son implementables como si fueran expertos economistas y sociólogos al mismo tiempo. Es como el alza del sueldo mínimo, si el país no ha producido más y de un día para otro empezamos a pagar más, significa que hay que aumentar el dinero disponible... por lo tanto, aumenta la inflación y el sueldo mínimo (todavía insuficiente) ahora es la realidad de una nueva masa aún más grande. Sin ser conformista administrar un país no es tarea sencilla como para juzgar a Piñera tan rápido y con tanta soberbia (como si obvio que cualquiera lo hace mejor). Al escuchar distintas miradas, veo que todos alegan porque no se cuidan sus intereses personales, pero el presidente debe velar por el bien del país completo, de todos los ángulos y sectores. El costo de esto será altísimo, la pequeña pero estable economía de latino américa ahora es solo pequeña y poco atractiva, por lo que entraremos en una recesión que significará muchas perdidas de empleos y retraso económico. Peor si se toman medidas irresponsables para dejar tranquilo al pueblo. Mi consejo: a apretarse los cinturones =( Como bien dices hay que proponer soluciones, y estoy contigo que la clave será lograr un acuerdo político de unión, pero creo que dado que vendrá una recesión el acuerdo debe concentrarse en generar oportunidades y en solucionar con agilidad una agenda social, pero sobre todo en comunicar los porqués sí y no a las materias que se discuten. En esto último quizas el gobierno debería buscar la ayuda en gente como tú
Jose Miguel | 29.11.2019
Excelente. Quizás, faltó describir mejor la orgánica coordinadora.
Marcela | 28.11.2019 | Socio/a 2 años y 1 mes
Iluso.. bastante iluso y caricaturizada la columna. Viendo los acontecimientos hasta el momento, el modelo no se quiere tocar desde el gobierno. Tiernas las consultas de tus.. alumnos? Sin embargo, el movimiento no es tan joven, habemos mayores y miles. Tenemos claro lo q puede venir. Se sigue en la calle x las migajas ofrecidas hasta el momento. No se va a dejar la calle hasta q el modelo tenga cambios de verdad y el gobierno sigue criminalizando el movimiento.
René C. Fuentealba | 28.11.2019
Muy buen analisis. Pero es lamentable, por decir lo menos, que se concluya que Carabineros pareciera estar coludido con los violentistas. No es nuevo, sucedía también en el Pedagógico de los 1960. Salir de la situación crítica a la que asistimos exigiría un liderazgo social que no se vislumbra.
ENRIQUE | 28.11.2019
Manu Militari, para que la élite vuelva a dormir sin sobresaltos, total la sangre va a correr por cuenta de otros...
Irene | 28.11.2019
Una señal de leyes muy duras para los delitos económicos, evasión, corrupción en campañas políticas . Ese tipo de actos impunes genera mucha rabia y su condena mayor confianza en el sistema político
María José Herrera | 28.11.2019
No comparto, en gran parte, los argumentos dados por quien escribe esta columna. Falta de comprensión histórica, del concepto de violencia, aún más del significado de derechos humanos. Lamentable, CIPER, habiendo tantos/as cientistas sociales que han realizado excelentes análisis de la situación actual.
Sergio Infante | 28.11.2019
Me parece bien intencionada la columna, pero no deja de ser sesgada e ingenua. Da por hecho acontecimientos que siguen sin tener respuesta: Van 41 días desde que se incendiaron casi en simultáneo ocho estacione de Metro de Santiago y aún no hay responsables. Decir que fueron encapuchados es simple, pero... por qué no hay registros y aún no sabemos quienes fueron. Aún no se responde a la inquietud del sindicato de trabajadores de Metro. Respecto a la violencia, los jóvenes de 25 años quienes le dieron su feedback al autor de esta columna tienen razón. Si no fuera por la violencia no estaríamos hablando de una eventual nueva constitución. Sin caer en romanticismos añejos, creo en la consigna que reza: la guerra es la paz del futuro. Lo que no logro entender es lo poco empático, lo indolente y lo incompetente que ha sido el presidente Piñera. Por él y solo por él, después de 40 días siguen los enfrentamientos en las calles. Por él y solo por él Valparaíso está en llamas. Me pregunto ¿Qué tiene que pasar para que su excelencia de una señal contundente a la ciudadanía respecto a sus demandas? ¿Qué es lo que defiende con tanto ahínco?. Mientras no se pronuncie respecto a las pensiones, mientras no muestre voluntad por mejorar el salario mínimo, mientras no siga escondiendo la cabeza o mientras no condene las violaciones a los D.D.H.H, es decir, mientras no empatice con la ciudadanía, las marchas y concentraciones seguirán. Me parece que el autor de este artículo peca de ingenuo, no sé si ha estado en alguna marcha; pero la sensación que se tiene cuando cientos de miles de compatriotas nos manifiestamos en pos de un país más digno y más justo es tan potente, hermosa y esperanzadora, que si el gobierno no da las señales que se esperan, el temor a que toda esta revolución sea en vano y que la especulación de un presidente mezquino triunfe por sobre las demandas ciudadanas es tal, que callar este anhelo de justicia es imposible.
Tomas roca | 28.11.2019
Muy salvo el llamado a no marchar. Marchemos masiva y creativamente. Sin dejar que la violencia se tome la calle. Somos millones. No dejemos que los políticos, empresarios, militares, narcos nos quiten nuestra fuerza. Sin la calle no somos nada.
catalina | 28.11.2019
Gran columna. Un aporte que se agradece
Rafael Sotomayor | 28.11.2019
Brillante!!
Jorge Oyarzun CASTAÑEDA | 28.11.2019
Muy bien.
Maria isabel | 28.11.2019
Muy interesante La violencia no se termina con violencia No ha habido inteligencia para tratar este tems
Carolina Díaz | 28.11.2019
Gracias por el buen análisis y por la autenticidad de tus palabras. Pero tenemos problemas serios. Los jóvenes, quienes no vivieron la dictadura de Pinochet, tienen sueños y aspiraciones muy legítimas que no van a abandonar justamente porque son jóvenes. Y por otra parte, el "sistema democratico" que crearon, plagado de corrupción, abusos y violaciones, no tiene perdón. Nos habían prometido "la alegría". Con decepción absoluta, falta de respeto y confianza, es difícil avanzar. Por último, quienes podrían cambiar radicalmente las cosas;Piñera incluído, no lo harán. O de verdad van a renunciar a los billetes y privilegios que reciben mes a mes?
Miguel Angel Olivares | 28.11.2019
personalmente pienso que fue una perdida de tiempo leer este artículo y no me explico que pasa en CiperChile.
Luz | 28.11.2019
Es su opinión personal y habla de su propia subjetividad. Lo respeto. Aunque para mi gusto un tanto superficial al no entender  lo que se venía gestando en esa violencia de los estudiantes y/o capuchas. Tomando al campus JGM como un muestreo nacional. La solución que propone, con la cual  concuerdo y creo concordamos tod@s relativo  a la agenda social  como un paso fundamental, adolece de un dato real: No nombra al presidente que por reglas de la constitución tiene en sus manos la facultad para hacer que la agenda social sea optima y potente  y no los hace porque pertenece a a la elite que verá abollados sus privilegios. El escritor del articulo reflexiona sobre un pacto entre los políticos pero se olvida que el congreso nada puede hacer en las materias que llevarían a una tranquilidad para las demandas del 80% de la gente. Es la figura presidencial la única con poder real de establecer un presupuesto que sirva de soporte económico a lo que se debe cambiar. ¿Qué hacemos con un presidente que se niega a dar su brazo a torcer?¿Que está entrampado o acorralado por la derecha recalcitrante, el empresariado que no quiere ver sus ganancias disminuidas, su propio ego y las demandas de la gente?. ¿ Qué hacemos como país cuando la elite económica considera que la única solución es la represión policial o militar. tantas veces vista en la historia nacional?
esteban | 28.11.2019
Agradecido del autor por esa reflexión tan acertada y clarificante respecto de la dinámica de las protestas sociales. La propuesta es bien optimista y creo que acierta en dar el valor a cada uno de los actores involucrados. Solo quiero añadir que este movimiento, independiente de los gatillantes, ha tenido su origen, al menos en parte, en la crisis de representatividad en la que estamos inmersos, y ese es un punto importante a tratar, generar canales para que no solo los que salgan a marchar, sino también aquellos que se quedan en casa puedan responder a ese sentimiento de frustración que se ha ido acumulando estas semanas, esa sensación de que no contamos con las herramientas como individuos para jugar un rol como agentes de cambio. Aparte de proponer mesas de trabajo en los grandes temas de educación, salud y previsión, debería generarse una cuarta tarea que ejecute iniciativas de participación directa y mayor poder representativo, ya sea a través de plataformas virtuales, del servel o del registro civil, que pudieran incorporar las necesidades y prioridades de cada uno, llevar a cabo proyectos como el de iniciativas populares de ley o implementar un sistema de supervisión y evaluación de los representantes que fuera vinculante.
Marcelo ALC | 28.11.2019
Se agradece la franqueza
Verónica Muñoz | 28.11.2019
Muy interesante este análisis de Ortúzar, abarca los grandes protagonistas con un diagnóstico que nos apreta la guata por lo real y cercano a nuestras vidas, sin duda las soluciones que propone necesitan de una gran generosidad de parte de los políticos y gobierno lo que en este último por la personalidad “winer” del presidente veo con miedo que sea capaz de realizar un gesto generoso con el país.
MARCOS M. | 28.11.2019
Estoy de acuerdo, pero es indispensable para que esa represión a la delincuencia que estas clamando no termine matando a inocentes que son la mayoría que esta aun en las calles, se debe lograr que dejen de marchar y esto se hace con gestos, los cuales están ausentes por parte de este Gobierno. Lo lamentable se siente, y espero equivocarme , que como política de gobierno están de espectadores del colapso social hasta el momento que la salida militar sea un clamor popular.
damian ulloa lobos | 28.11.2019
lo lei completo... y creeme a medida avanzaba mas me gustaba lo que veía, hasta que al final la cagaste al medio. Olvidando las razones, que como antropólogo, son de fondo. la violencia inusitada tiene raices más grandes. Siempre para ustedes todos es más profundo y hoy carece de ello... me extraña!! hay que aprender a decir als cosas por su nombre: ej.: "Advertirle a narcos, violentistas, barrabravas y otros que, así como no habrá impunidad en cuanto a las violaciones a los derechos humanos".. POR PARTE DE LAS FFAA, FFEE Y POLITICOS O AUTORIDADES.. omitir eso genera violencia visual, mi antivirus saltó enseguida, no decirlo es conveniente, no te expone, hacerlo resignifica tu artículo. Humilde opinión, aun así buen artículo.
Cristina | 28.11.2019
La salida que propone de la teleton republicana, Además de no contar con representatividad como el Artículo lo indica, será completamente inefectivo si no es acompañado previamente de reales cambios en el modelo. o al menos una señal que ese es el camino.
Patricia Bonilla | 28.11.2019
En su retórica sigue relativizando el vandalismo que impera descarnadamente en las calles del país
Javiera Carvajal | 28.11.2019
A mi se me ocurre que si dejamos de salir a la calle, el gobierno mal entiende (como siempre) que algo hizo bien (cosa que no ha pasado) y que alegremente volvemos a la tan ansiada "normalidad" (lo que difícilmente va a pasar ya que las soluciones y acuerdos por la paz no son tan pacíficos porque tenemos ideas distintas de lo que es una reforma constitucional válida) Por lo tanto la acción concreta es, como muchos alcaldes dicen, organizar las fuerzas policiales para encargarse de saqueos e incendios que ocurren mayoritariamente en circunstancias y horarios distintos a las de las marchas. Esto, la brutalidad ejercida por carabineros en las mismas, y su afán absurdo por evitar que avancen, es el tipo de violencia que a todos nos preocupa. Es en ese contexto que se avala la existencia de barricadas y encapuchados, porque queramoslo o no, es cierto, protegen a quienes se manifiestan pacíficamente (aunque entre medio tengan, como tan abiertamente supones; sus propios intereses de entretenimiento bélico) Si carabineros no estuviera presente lanzando bombas para dispersar a diestra y siniestra, no existiría la necesidad del enfrentamiento con gente inocente mutilada... Y como dijo ciertamente un pelmazo lumbrera en la tele, sin justicia (en todos los ámbitos, económicos, constitucionales y de derechos humanos) no hay paz.
Alvaro Palacios | 28.11.2019
Increíble la perdida de valiosos minutos leyendo este mediocre análisis, juicios subjetivos y recuerdos de niñez no explican nada. Aca es necesaria la mano dura del gobierno contra todos esos vandalos que estan destruyendo mi pais.
Andrea Barrientos | 28.11.2019
Pablo, gracias por tu columna. Comparto gran parte de lo que dices y sólo incorporaría un actor más a este pacto.... a los medios de comunicación. Ellos tienen el deber de informar lo que está pasando de la forma más objetiva y meditada posible. Hasta ahora hemos visto improvisaciones constantes, tomas de banderas sin pensar siquiera lo que hay de fondo. Deben saber que su rol es clave en toda sociedad, y ejercerlo con responsabilidad. La gente necesita tranquilidad, visiones con respuestas y no comentarios alarmistas que buscan poner a unos contra otros.
Alfredo Zepeda | 28.11.2019
Gracias Pablo por esta columna. Las musas no me visitaron al momento de terminar de leerla, pero si me mejoraste el ánimo de estos días. Describes bien tu visión de los antecedentes, la actualidad y posible futuro, pero sobre todo, te animas a dar propuestas de solución y avance. Eso, me llena de fe y esperanza en un Chile mejor para todos. Cada institución debe aportar, sin duda, en esta construcción. Pero también somos nosotros, cada uno, de manera personal e individual, los llamados a ser aportes en este proceso, brindando y generando más soluciones que petitorios. Muchas gracias.
Jorge Rojas Barnett | 28.11.2019
Y como hacemos para que los medios de comunicación pongan esto en el debate? Para mí son parte activa del problema, buscando exacerbar el conflicto, la cuña de discordia, y el miedo. No asumen su responsabilidad y se mantienen con líneas editoriales con intereses creados de sus dueños
Mauricio | 28.11.2019
Estimado, gran Columna, recuerda casi con detalle mi vida universitaria (universidad del Bio Bío), donde se apreciaba la misma tónica, fui casi a todas las marchas que se hicieron durante mi época estudiantil, y siempre aparecían estos encapuchados, a veces desconocidos dentro de la u, unos pocos radicales que si eran de ahí, y otros niños que se involucraban del liceo industrial, vecino de la universidad. Hay algo grave que sólo hoy la totalidad de la población se da cuenta, los carabineros nunca pudieron contra esos encapuchados, los detenidos mayoritariamente eran los que miraban, los que llegaban después a sumarse a lo que habían iniciado estos encapuchados, o simplemente el que iba pasando. El comentario en esos tiempos era siempre el mismo, "los pacos tienen que llegar con un número de detenidos para justificar", pero muy pocas veces, casi ninguna vimos un encapuchado detenido. Las batallas eran campales, cuando entraban los carabineros y se trasladaba desde la calle a las canchas y recintos interiores de la UBB. Hoy nos damos cuenta de una falencia que siempre ha tenido carabineros, nunca han sabido atacar el foco de una manifestación violenta, jamás. Ellos dispersan y toman detenidos casi como un amedrentamiento. De mis años de universidad y pese a haber participado en marchas, asambleas, tomas y paros, jamás lancé una piedra, y me dedique más a observar estas protestas violentas. Porque para mí el fin jamás justifica los medios, en esos tiempos estudiar era aún más difícil que hoy, yo estudie con FSCU que debíamos pelear año a año, que te lo castigaban por razones académicas y no sociales, y que al día de hoy aún estoy pagando. El cae pese a ser un crédito privado, que debiese haber asumido el estado, es una nueva oportunidad para algunos que anteriormente no la tenían. Fue abuso, sí, al principio tenía intereses excesivos, también, se ha mejorado, algo, todo lo que queremos, en mi caso no, para mí la educación debiese ser gratuita, y quizás financiada por impuesto a los profesionales, pq si tuve la oportunidad de estudiar debo ayudar a que otros estudien, porque quizás tampoco tienen hoy para estudiar. Me pasó a mi estudie con un crédito del FSCU, que so era del 60%, y el resto mis padres se sacaron la cresta, salí y aquí estoy pagando, no basta con tener opción a créditos, pq la deuda siempre está, y cuando egresas no siempre tienes la posibilidad de negociar tu sueldo en base a esa deuda, si se acaba un trabajo y te debes ir a otro, por menos plata, tienes que bajar tus costos, pq todos los años tienes que pagar tu cuota, para mi no es solución un crédito. Volviendo a la violencia de los encapuchados, Hay un solo recuerdo de la UBB que podría hacer pensar que hay gente que estando a favor de las demandas, no justifica la violencia, ni protestas fuera del foco. Alguna vez un grupo de encapuchados llegó a la universidad tipo 5 o 6 de la tarde, directamente a los pastos a un costado de las canchas, pensando en tomarse la calle e iniciar la batalla que tanto les gusta y que nunca llegó a nada, sin embargo muchos estudiantes, los mismos que peleaban el crédito año a año, las becas de alimentación, entre otras cosas, se encontraban en las canchas jugando fútbol, más la selección de rugby que estaba entrenando habitualmente (rugby que no es un deporte de la élite, recordemos que la UBB es la única universidad estatal de la región del Bio Bio, la de aranceles más bajos de la región y en sus selecciones había de todo tipo de estudiantes, aclaró esto porque alguna vez se quizo decir que eran los burgueses de la UBB y me consta que no fue así). Volviendo al tema, cuando los estudiantes se dieron cuenta que estos encapuchados se preparaban a iniciar su show sin ninguna justificación, incluso se identificó encapuchados del liceo industrial, con uniforme, los sacaron del lugar, incluso de la universidad y de la calle, dejando en claro que la protesta estudiantil de esos años era por razones y motivos plenamente justificados y de forma pacífica, el estudiando común y corriente se aburrió del daño que causó la violencia, y que siempre perjudicaba más a estudiantes que a los encapuchados, que por mal manejo policial nunca eran aprehendidos, sino que eran los estudiantes que miraban o pasaban los que tenían que ir a pasear a la comisaría. Si eso pasara en las protestas ciudadanas, dejando de lado la mal llamada primera línea, le quitamos el piso a la violencia, la primera línea no quiere proteger a los pacifistas, no tiene demandas claras, ellos quieren enfrentarse a carabineros si o sí, por gusto, porque ellos avalan la violencia. Para ellos da lo mismo si hay o no heridos o detenidos, ellos quieren seguir ahí, no sé porqué, quizás hay otros intereses detrás pero no me constan. El día que los manifestantes pacíficos, le pidan a la primera línea que no hagan barricadas, que no apedreen, que no rompan señaletica, habrá una salida de la violencia, los pacíficos son muchos más, y tienen justas y legítimas demandas, pero si los pacíficos siguen avalando esa violencia, que algunos dicen es la primera línea que los protege, tarde o temprano, quedarán desprotegidos, porque esa primera línea es lo mismo que los encapuchados de las Úes., jamás serán aprehendidos en su totalidad, carabineros nunca supo contenerlos dispersos en distintas universidades y/o colegios, ahora que se juntan es peor aún, la pacificación debe venir desde el otro lado, de los Manifestantes, que deben no rechazar, sino sacar de sus protestas a todo aquel que quiera derechamente enfrentarse con carabineros. A esos que sólo quieren tirar piedras, destruir el mobiliario, correr cuando vienen los pacos, tratar de apuntarle al zorrillo, al guanaco o a un paco directamente, no se puede permitir, sino viene desde los manifestantes el rechazo esto tiene para mucho tiempo. Saludos MCA
Cristian Cortes | 28.11.2019
Referente al artículo Violencia, derechos humanos y la salvación de la república, ayer le respondí un tweet al diputado Boric, con lo siguiente: Boric, no si alguien ha hecho algún estudio objetivo, para ver quiénes son los que saquean, incendian y hacen barricadas por hacerlas no más o para favorecer el saqueo. Algo distinto son las barricadas o más bien las primeras líneas de las protestas pacíficas, sin estas la represión sería brutal hacia los que se manifiestan pacíficamente, lo he visto personalmente en terreno. Ya que los diputados tienen tantos asesores, envíen unos cuantos a las protestas y marchas para que hagan un diagnóstico real y objetivo, y dejen de hacerse análisis de lo que se ve por la tv o twitts. Para resolver algo primero se debe observar, informar, diagnosticar, y ver las soluciones posibles, dentro de las cuales creo que las fuerzas policiales deben centrarse en combatir los saqueos, prevenir los incendios, y no en las marchas pacíficas.
Alejandro | 28.11.2019
Es muy difícil que las autoridades den un golpe de timón. Esto es como cuando un violador amenaza a su víctima con las más bajas amenazas, haciéndoles culpables por que incluso han recibido regalos por su silencio. Cuando están involucrados muchos actores, es muy complicado la unión entre ellos, ya que algunos seguirán recibiendo amenazas y otros seguirán recibiendo regalos.
Pedro Salas | 28.11.2019
Agradezco el artículo.
Manuel G | 28.11.2019
Muchas gracias Pablo por compartir tu análisis. Hace sentido la lógica descrita y el inevitable desenlace militar si es que no se adopta el acuerdo político que planteas, en bloque, a la brevedad. Esperemos que "despierten" nuestros congresistas, salgan de la pelea chica que aun se escucha (aunque cada vez menos) y logremos restablecer el pacto social.
Elizabeth | 28.11.2019
Las demandas sociales han venido planteándose durante décadas pacíficamente, y jamás los gobiernos escucharon a los ciudadanos. Creo que siendo contraria a la violencia. He visto a un gobierno soberbio que por fin ha comenzado a ocuparce aunque lento de las demandas sociales.. Es lamentable que ningún gobierno haya escuchado antes a su pueblo a los más postergados
Aldo R Eynardaeynatd | 28.11.2019
Mis querido editorialista: excelente su analisis y propuesta. Soy argentino pero tengo familia chilena. A mis 71 años se ( tristemente) lo que se les viene: una dictadura mano dura. Yo la sufri. Paren, unanse, que prime la cordura! Abrazos desde este otro lado de la Cordillera
Maria Patricia Alarcon Stevens | 28.11.2019
Señor Ortúzar,me gustó su análisis aunque crudo y descarnado plantea soluciones ya que estoy cansada del periodismo con opinologos pesimistas y morbosos .
Genoveva | 28.11.2019
Gracias por las propuestas de soluciones, aunque el individualismo y el ego de la clase politica y el miedo a q el empresariado de la espalda es algo que me baja la esperanza de una solución. Focalizarnos en las cosas buenas que han surgido estos días tb es parte de la solución....escribe de eso...de los conversatorios...de la solidaridad...de la gente en las plazas con niños....si queremos paz y amor mostremos eso tambien....
Ana María Barrios Cabanela | 28.11.2019
Leí todo el texto me parece muy certero, de una persona que vio cómo los encapuchados actúan y logran reunir masas para que los sigan. Me parece que la conclusión es la indicada, ponerse de acuerdo los políticos y el gobierno indicando que las demandas sociales se cumplirán, porque es lo justo y corresponde hacerlo y llamar a la ciudadanía a no participar de actos violentos. No eres el único que se desvela con lo que está ocurriendo en nuestro país, parece que no fuera real. De gran preocupación lo que se nos viene. Ojalá muchas personas lean esta reflexión y nos unamos el pais entero para lograr que vuelva la tranquilidad..
jorge vega | 28.11.2019
Excelente comentario. Comparto el enfoque y las soluciones.
Alicia | 28.11.2019
Muy buen artículo, en su contenido y redacción; objetiva, clara y amena.
Raquel vas | 28.11.2019
Clarísimo!!!! Un diagnóstico muy acertado de lo q está ocurriendo. Ojalá “escuchen”las propuestas aquí escritas, y que todo el aparataje político se una en torno a esto . No caben cosas personales ni partidarias. Ahh propongo además que si el PC, no se une a esta “gran campaña nacional pro democracia “,sea excluido de la “legalidad “ y por ende sea declarado como ilegales. Que no puedan por lo tanto ser representados en el Poder Legislativo. Si pues!!!! A ellos solo les gusta “bailar con la bonita”...... no pues!!! Todos ( sea del partido que sea) debemos remar en dirección a conseguir una real democracia. Así claramente los cambios y reformas podrán ser implementadas en buena forma. Vamos chilenos!!!!! Ahora sí que debemos cantar: “vamos chilenos, que esta noche, tarde, día... lo vamos a lograr” Amén !!!!!!
Miguel Segovia Rivera | 28.11.2019
Agradezco al autor por este análisis a partir de una analogía tan cotidiana por estos días. Me parece de toda lógica y mucha claridad. Me atrevo a sumar un pequeño aporte a la solución que plantea....no podemos olvidar, en el amplio grupo político que debe encabezar esta Teletón para salvar la política, a los grupos sociales más representativo. Es imperioso incluir a Unidad Social en este llamado, para imprimirle al llamado, una cuota importante de legitimidad. Gracias, nuevamente, al autor.
Humberto Gutiérrez | 28.11.2019
Estoy de acuerdo en gran parte de lo expresado. Sin embargo, agregar que, se suele fusionar, y por lo mismo confundir: Violencia con Estados emocionales en el comportamiento individual y colectivo. Estimo que la violencia siempre se sostiene con un discurso racional de naturaleza política. Sea cuál sea su tendencia ideológica busca imponer fuerza contra un oponente. Se excluye toda posibilidad de diálogo personal. En cambio, los estados emocionales como la rabia, el enojo son generados en un plano directo de experiencias personales; en nuestro caso por abusos, maltratos, etc. Al observarlas como distintas, se evita en hablar solo de violencia. Los enojos pueden en algún instante a llevar a conductas agresivas o de destrucción pero son solo reactivas, no se mantienen por largo tiempo. Por lo mismo, la violencia se conserva como sistema de convivencia política en su expresión más brutal: los enemigos se necesitan mutuamente. Ambos, tienen argumentos racionales para sostener su lucha permanente. Así el reclamo social, más colectivo de encuentra en otra dimensión del comportamiento, busca reclamar, hacerse escuchar, no destruir. Su génesis es social con efecto político. No tiene razonamientos lógicos ni para defenderse ni para atacar a otros. Solo expresa motivos. Si se Lee todo como violento, nos encerramos en un sistema violento, que como tal, solo ve enemigos y, racionaliza una respuesta de fuerza violenta contra otros. Ésta crisis ya deja de ser social al poner el énfasis en la violencia. Y quedamos atrapados en un estado de lucha o guerra por el poder político. Y eso sería nuestra tragedia nuevamente.
Jorge | 28.11.2019
Muy bien articulo , pero también es un pensamiento alejado de la juventud, tu mismo lo dijiste , "lo que te dicen es "sin violencia no hemos conseguido nada" obedece , yo crecí con las marchas , la de todos los años no mas + afp , la deuda de los profesores , paros silenciosos que no salían en televisión (BCI , Wallmart). Entonces se cumple de que si haces lo mismo no pretendas llegar a otro resultado, te pongo un ejemplo : si viste volver al futuro , la vida de George mcfly , toda la vida abusado , hasta después de casado , su esposa se caso por un mezcla de lastiamor.pero Marty acumulo rabia , de todas las veces que vio los abusos y que hizo ? se enfrento de lleno sin medir las consecuencias , casi lo mataron un par de veces , pero eso no basto para que enfrentara una y otra vez. Hay bastante culpa en haber sido un actor pasivo y silencioso durante mucho rato.Yo estoy super de acuerdo que la violencia no es el camino , pero el ejemplo de nosotros no demostró nada , solo cuan adoctrinado estamos. Parar esto es atacar 3 puntos y no esa magia de la constitución inventada (la cual se ha modificado hartas veces) Salud,Educación y Afp , nada de eso se aborda , es tiempo de sentarse y pensar , debatir ... pero que se ve una clase política torpe , lenta y sin poder de resolución, siempre peleando por tonteras , es que tu eres rojo , que tu amas a FFAA , que tu , que yo ... viejo supongo que toda esa manga ... estudio y saben pensar de alguna forma una mejor solución o por lo menos eso tendemos a pensar.Yo aveces pienso que están esperando que se maten en una lucha mas violenta en la calle, mientras los 2 tipos de Delincuentes se festinan el país(cuello y corbato, Lumpen).
Luis Infante | 28.11.2019 | Socio/a 2 años y 11 meses
Estimado Pablo: ¿Y si renuncia Sebastián Piñera en pos de la unidad nacional y un gobierno de transición llama a elecciones democráticas ? Perú cambió de Presidente 2 veces en los últimos años y no se vino abajo sino que siguió su senda de crecimiento... Tengo la convicción que ese acto de humildad terminará con la violencia inmediatamente. Desaprobación del 82% es un indicador más que aclaratorio para darse cuenta de que el.problema no puede generar la solución.
Fernando Ruiz | 28.11.2019
felicitaciones, muy lúcido y bien escrito.
Christian | 27.11.2019
Dice Ortúzar "Los gritos que los estudiantes usamos contra ellos, al igual que muchas otras veces, son casi irreproducibles por lo vergonzosos que resultan: la mayoría eran abiertamente clasistas. “¿Con qué puntaje querís entrar a la Universidad, paco culiao?” Y luego "Informe que, por lo demás, nadie en la calle ni en casi ninguna parte leyó ni va a leer" Veo que considera que el factor constituyente de "insulto clasista" es simplemente agregar un garabato al menosprecio a quienes tuvieron menos regalías en la vida... y no el menosprecio a quienes tuvieron menos regalías en la vida. Si los ungidos por la élite político-empresarial -en su versión de apariencia benevolente- todavía mantienen tales prejuicios, la barbarie es imparable. En dos semanas o en dos décadas cuando la escasez de recursos solo le permita existir a los subordinados por medio de la redistribución.
Pablo | 27.11.2019
Excelente! Me interpreta completamente Creo, y espero equivocarme que no sea una profecía...
Diego Justiniano | 27.11.2019
Gran columna, optimismo en que aún la salida es política.
Manuel | 27.11.2019
Buena columna, mucha claridad, habla del problema de forma objetiva, el gobierno y los partidos políticos deben hacer un pacto y enviar una señal potente con cambios y reformas radicales en los ámbitos de salud, pensiones, transporte y educación. lo único que falto mencionar y que eche de menos fue terminar con el saqueó y corrupción de ejecutivos, políticos, religión y fuerzas armadas, estas deben ser condenadas con penas duras y cárcel. Muchas gracias Muchas
Eduardo U. | 27.11.2019
Hola, también estuve en JGM y vi lo que relata en esta columna. Participé de las protestas durante todo ese año convulsionado y fui agredido injustamente por carabineros. Comparto gran parte de su visión pero quisiera detenerme en un par de asuntos. En un minuto se refiere a nosotros como ingenuos cínicos, realizando una descripción bastante certera de varias cosas que he visualizado de mi propia generacion (tengo 27), sobre todo con respecto a las consecuencias de las acciones. Sin embargo me inquieta que no este comprendiendo un aspecto relevante de todo este asunto. Crecimos conociendo la violencia de la dictadura, con las imagenes de muertos, asesinados y torturados. Vimos y supimos de la repartija de poder que existió en aquella época, que explica la actual elite privilegiada con la cual se está en pugna actualmente y supimos de la impunidad más aberrante que se pueda conocer con respecto a los ddhh. Pensar que el cántico "que todas las balas se van a devolver" es algo a lo cual no le hemos tomado el peso de parte de mi generación es una omisión bastante ingenua. Esta frase hace referencia, inconscientemente, a la epoca dictatorial, se tiene plena certeza que llegado un punto es posible que exista una respuesta militar de asesinar y hacer desaparecer a destajo. Estoy seguro que el sentir actual de mis compañeros, de mi generación, es de que lo que estamos viviendo ahora es apenas una pincelada de lo que puede llegar a ser y es terrible tener esa certeza. La vivencia del horror pienso que será tramitada en base a la experiencia resiente de la dictadura. Las familias chilenas se abriran a conversar abiertamente sobre aquella epoca, se compartiran relatos y secretos familiares que con seguridad se han mantenido escondidos por el animo de protegernos como generación. Las omisiones de la sociedad también ocurren de forma similar en el espacio más íntimo de las familias y personas. Podría seguir escribiendo tanto pero mi punto, en resumidas cuentas es ese, esta es una generación que viene escuchando los horrores desde niños y sabemos que se puede poner mucho peor. La solución a este asunto va por el lado de que las instituciones policiales y militares den muestras evidentes de no estar al lado de la extrema derecha y las violaciones a los ddhh. Hacer sumarios y que se realicen investigaciones no es suficiente, porque bajo esos pretextos quedaron impunes innumerables personajes partícipes de la dictadura. Las señales tienen que ser potentes, los tiempos lo ameritan. Por último, a todas luces pensamos que la solución es dialogar pero tal como describe en el incidente de su compañera de antropología, actualmente estamos defendiendo la dignidad de los y las abusadas, y aunque le hubiesen dicho mil veces en ese instante de revuelta que pararan, con seguridad habrian hecho caso omiso. Como psicólogo pienso que se toca una herida en común al momento de aproximarse a una injusticia. De una u otra forma tiene que ver con nosotros. Si logramos explorar profundamente este punto podremos tener mayor confianza al enfrentarnos con aquello que nos daña, disminuyendo el control que tiene por sobre nosotros.
Rodrigo Perez | 27.11.2019
Al final un periodista ha dicho algo sensato, este articulo deberia ser publicado en todas las murallas de Chile. Deberia ser resumido y transmitido por cadena nacional. Ante tanta pobreza de pensamiento esto es lo mejor que he leido "La declaración de este acuerdo debe ser en cadena nacional e incluir a todos los políticos posibles. A partir de ella debe lanzarse una campaña nacional, parecida a una campaña electoral, financiada por todos los partidos y por el ejecutivo, redoblando el llamado, aclarándolo en sus detalles, y convocando a los civiles a salvar la democracia. En ella deberían participar también civiles
Jose Flores Peters | 27.11.2019
Te seguí hasta el final, el acuerdo necesariamente llevará a un balance de lo que perdimos y de lo ganado, pero principal.ente, a promesa de lo que ganaremos. Se requiere una gesta épica que señale el camino conjunto, lo nuestro es una crisis de sustentabilidad, un progreso económico a costa de lo social y lo ambiental. Como todo, si llegamos tarde con la efucación de calidad, los capucha y el underground social seguirá proliferando, es el resultado no deseado de un modelo, entonces debes cambiar el modelo. La respuesta que damos: transformenos a las escuelas en el lugar más sustentable de cada territorio. Coloquenos ahí lo mejor de nuestra sociedad, para que esos estudiantes se conviertan en la convivencia diaria en los ciudadanos que lograrán resolver el desastre que le hemos legado. Nadie se restará de una gesta así. Ir http://www.lacarrera.cl
Rita Valencia Saldivia | 27.11.2019
Gracias por permitirnos leer y así también pensar de una manera más inteligente y desde una perspectiva constructivista, esta crisis que todos estamos padeciendo. Comparto muchas de las ideas expuestas aquí y creo que llamar a una coalición social a lo largo de Chile sería una buena opción, pues hay una parte importante de chilenos no está en las calles protestando, no está quemando y todavía guardamos silencio, esperando el momento de volver a reconstruir nuestra democracia.
Camilo | 27.11.2019
Muchas gracias, Pablo. Varios coincidimos, espero llegue a oídos del gobierno, porque si bien debe ser algo transversal de los actores políticos, al gobierno le toca dar el puntapié inicial y mostrar la iniciativa de transitar por un camino como el que describes.
Norbert | 27.11.2019
La violencia podemos terminarla ahora con soluciones inmediatas: 1- Eliminar el TAG y todos los cobros abusivos de las autopistas. 2- AFP administradas por el Estado 3- Universidades sin fines de lucro, administradas por el Estado. 4- Generar empleos con valor agregado. Obligación para volver fabricar en Chile todo lo que necesitamos, importando solamente materia prima, maquinaria y productos de alta tecnología que aún no tenemos.
Eduardo Méndez | 27.11.2019
Pablo, una demanda que se escucha fuerte en las calles, y en las últimas encuestas tiene relación con la renuncia del Presidente. Nadie del mundo político se ha pronunciado al respecto. Quizás con un nuevo gobierno y congreso adelantados sea posible que el mundo político actue como bloque y pueda enviar señales a los ciudadanos. En el presente, toda vez que un político hace un gesto de acercamiento al gobierno, los ciudadanos movilizados lo ven como una traición.
carlos perez | 27.11.2019
interesante y completo analizis de la actual contingencia, solamente creo que se tiene que poner enfasis en las a.f.p para que bajen el calculo de los 110 años para pensionarse, ya que fueron creadas por ley, tambien podira dictarse una ley y abocarse al promedio que tiene el registro civil que dice que la sobrevivencia de vida es aproximadamente de 83 años para hombres y 85 años para las mujeres
Cristobal | 26.11.2019
Maravilloso análisis, extenso, pero que merece 100% la pena. Me encantaría que esto lo pudiese leer la mayor cantidad de personas de principio a fin. Y no se queda en un diagnóstico del problema, también aporta interesantes soluciones. Muchas gracias Ciper, estaba faltando una reflexión de este estilo.
Luis Antonio Villablanca | 26.11.2019
La solución a esta crisis social es sin dudas un acuerdo nacional que incluya a todas las fuerzas políticas, organizaciones sociales y estudiantiles que vienen llevando a cabo la protesta. Este acuerdo nacional no puede ser excluyente ni coartado por las fuerzas de facto que detentan el poder. Deben los poderosos demostrar fehacientemente su voluntad al cambio estructural del sistema. Al mismo tiempo y esto es urgente, dar una señal clarísima sobre las AFPs, el CAE, los Sistemas de Salud, Educación, Impuestos, salarios y un largo etc., que tiene a todo Chile en ascuas. Solo de esta manera, con un compromiso serio y garantizado frente a la sociedad, podremos parar las demostraciones y salir del caos. El acuerdo por La Paz y una nueva constitución y la agenda social del gobierno, son insuficientes.
manuel rodriguez pacheco | 26.11.2019 | Socio/a 7 meses
como todo academico, sobre todo, los de las "ciencias sociales", tiene un sesgo, generaliza, omitiendo informacion. se cuida de no llamar las cosas por su nombre. cuantos de aquellos que el pretende sacar de la calle llevan simbolos de los otrora promaucaes. este academico, se interesara en saber el componente etnico de los saqueadores?. nada dice de el lumpen no salido de las carceles, pero con poder de desicion. Sera porque si los menciona, tomaran una desicion que pueda afectar su futuro laboral, estatus, etc. o sencillamente no los menciona porque el lumpen de cuello y corbata no existe y no toman desiciones, RS, Fondecyt y demases. Fuera de esto, es un analisis interesante de un aspecto de la violencia.
Carolina sol | 26.11.2019
En momentos en que desespero ante el contexto actual, algo de luz y esperanza de que aún existe algo de cordura y de pensamiento reflexivo en este país, cuando veo a artistas famosos llamando a lucha de clases, acusando sin pruebas, a personas tratándose de "rotos de mierda" y "cuicos culiaos", a una juventud manipulada por redes sociales y deshumanizada por los diferentes ismos... Dan ganas de comprar un pasaje a cualquier lugar y jamás volver, es triste ver cómo Chile no aprende de su historia :(
Icono de noticia

¿Algo que agregar?

Debe contener sólo valores alfabéticos
Debe llenar este campo con un e-mail válido
Revise los campos nuevamente
icono financia

¿Cómo se financia CIPER?

Ver informes de ingresos
icono apoyo

¿Cómo apoyar a CIPER?

Conoce las opciones
icono principios

Principios de CIPER

Lo que nos mueve
icono directorio

Directorio Fundación CIPER

Nuestro directorio
icono equipo

Equipo CIPER

Conócenos
icono investigacion

Investigaciones
con impacto

Revísalas
icono premios

Premios obtenidos

Ver premios
icono trofeo

Libros CIPER

Conócelos
icono trofeo

Enviar cartas y columnas

Revisa las opciones