Ir arriba

Comentarios (10)

Juanma | 14.01.2020
Si claro, ustedes los "intelectuales", que van a llevar al país a la ruina. Eso ya lo sabemos casi todos.
jaime Marchant | 25.11.2019 | Socio/a 2 años
Hoy el Banco del Estado proclamo a los 4 vientos una segun ellos gran noticia para Chile : A partir de ahora todos los adultos mayores de 65 años que operen con el banco podran hacer hasta 3 transacciones mensuales en cajeros automaticos liberadas de pago. Si, Chile cambio, pero gente como esta del banco del ESTADO sigue sin entender nada.
Macarena González | 22.11.2019
Excelente artículo y muy bien documentado.. Creo que interpreta a millones de chilenos y chilenas (aunque no se atrevan a reconocerlo ni menos a decirlo en público).
Sergio Toro | 13.11.2019
Muchas gracias por los comentarios recibidos. Sin duda nos ayudan para tratar de comprender lo que hoy estamos viviendo.
Sebastian Ponce Orellana | 12.11.2019
¿Entonces si habrá protestas este verano 2020, Marzo, Abril, Mayo, Junio y toda la vida o hasta que termine el mandato de Piñera?
Lorena Perez | 12.11.2019
Uds dan cuenta clara de un amplio abanico de abusos y agresiones sistemáticas sobre (casi) toda la población chilena: la violencia del "Modelo", es decir esa crueldad intrínseca y perversa expresada en la competencia y exclusión sin límites, a todo nivel, en virtud del "mercado", santificado como el gran "regulador" de las relaciones y de los "accesos" a "oportunidades". Lo que no dan cuenta sin embargo, es de la 'nueva' y vieja agresión que ha renacido: la crueldad física y psicológica, ejercida en forma directa sobre la población, en forma sostenida y sistemática por parte de carabineros y militares. Es decir, aquellas fuerzas concebidas y mandatadas, precisamente, para proteger a la población frente a riesgos de conflictos internos y externos, han retomado su conducta ya no de defensores de nada, sino al contrario de agresores inveterados, casi como la conocimos y padecimos ampliamente en Dictadura. El "Nunca más" de Cheyre, se esfumó como lo que fue: una monserga, una retórica sin convicción ni sustento (una mentira más que hay que sumar) y que develó su vacío apenas los militares pusieron pie en la calle. Salieron de sus cuarteles y se creyeron autorizados a todo, como si no existiera estado de derecho. En la práctica éste no ha existido plenamente, vista la tardía respuesta de la justicia y la nula disposición a respetar el derecho a manifestarse que sigue expresando el actuar violento y agresivo de carabineros, rayano en lo criminal. Se comportan ambos como fuerzas No Subordinadas al poder político civil institucional, lo que se expresaba desde hace mucho atrás, incluso en la corrupción, pero que hoy golpea brutalmente a quienes buscan expresar su derecho a expresarse. Quedará incorporado en la memoria colectiva su tristemente célebre record cegador por sus escopetas con balines apuntadas directamente al rostro y los ojos de las personas, para cegarlas. La ONU, la OEA, La UE se pronunciaron sobre este punto macabro, pero sus víctimas no recuperarán nunca más sus globos oculares estallados. ¿Juzgará ejemplarmente la justicia estos crímenes o quedarán, como sospecho, como meros "excesos individuales", como ya estamos acostumbrados y sin que los que ordenaron esa estrategia criminal respondan con cárcel y degradación, como debiera ser en una sociedad que valora la integridad de sus ciudadanos y niega cualquier exceso, crueldad y abuso de sus representantes estatales, sobre los ciudadanos...?
Jorge gonzalez | 11.11.2019
Exelente. ,!! Y dieron un respaldo. A mis pensamientos de crítica para con este gobierno. Lo intuía..gracias por su exelente análisis. Slds.
Cristina | 10.11.2019
Excelente análisis.
Catherine Fieldhouse Alarcón | 10.11.2019
Hola. Muy interesante nota. Concuerdo con varios puntos. . Soy médico psiquiatra y hablo mucho con la gente . Hoy escribí esto: Chile despertó Estábamos durmiendo o medio dormidos, con la soporífera promesa de felicidad del mercado, pero nos sentíamos vacíos y estafados. Pensábamos que estábamos solos, que éramos débiles y que nos deprimíamos por casi nada. Buena crisis la que tenemos, con esta sensación de enorme incomodidad que ya se venía gestando hacía muchos años y que salta de pronto cuajada en esta movilización, de todos a la vez (con lo que vemos que no estábamos solos), como sin motivo o con muchos motivos. Que tiene que haberse estado gestando en el inconsciente colectivo y que ni siquiera sabíamos que incluía, transversalmente a todas las edades, estratos sociales y económicos, culturales, laborales... Como lo teníamos en el inconsciente, eso si, vienen primero los hechos y después las causas. Racionalmente, se comienza a causalizar intelectualizando según las ideologías y experiencias de cada uno, según los deseos, etapas de la vida, caracteres y así, al ponerle causas a estos hechos, se multiplican, como las ramas y las hojas de un árbol y estas, tiene que ser verdad, pero no basta. ¿Serían parte de la verdad? ¿Serían consecuencias de la verdadera causa? No basta con bajar tarifas de metro, ni siquiera con cambiar porcentajes de dineros destinados a educación, salud, jubilación y nombremos también ecología, que nuevamente se está postergando (y no solo ecología del medio ambiente en su explotación productiva, sino que en nuestra ecología personal... y por ahí va la cosa). Nuestro mundo se esta convirtiendo en un mundo puramente tecnológico y material, renunciando a lo más preciado del ser humano, a su alma o su conciencia única, sus sueños, creatividad, a lo que se es personalmente en último termino. En este mundo de hoy, solo se pide desplegar nuestro rendimiento y se evalúa nuestra eficiencia por números, ni siquiera por calidad, y los números, muchas veces se pueden cambiar. Se pone limites al desarrollo personal de cada uno y eso crea malestar, el que se va acumulando. Una crisis no es mala. Puede ser mala la manera como la enfrentemos. Una crisis es un aviso de que algo no va bien como lo estamos haciendo y es una oportunidad para cambiarlo. Una crisis es una invitación a ser creativos y eso sí sabemos hacerlo los seres humanos. Si no lo hacemos, seguirá apareciendo una y otra vez la crisis. La tecnología es un instrumento, el que así como un cuchillo, puede usarse bien o mal y la diferencia la dará el sentido social y humano que desarrollemos en nosotros y en las nuevas generaciones. Un millonario norteamericano dijo a sus colegas ricos, que tenían que cambiar la modalidad desmesurada de crecimiento que estaban desarrollando, con la que se hacia cada año más y más grande la brecha económica entre ellos y el resto y advirtió, que si esto no se hacia, vendría algo así como la guillotina de la revolución francesa para ellos ¿Ecología de la economía?¿Solución espiritual, moral o ética en la economía? La desmesura de los mega edificios, no los necesitamos como humanidad, la necesitan los millonarios para mostrarse y compararse (como los penes). La ciudadanía necesita sentido. Tras solucionar las necesidades básicas, necesitamos oportunidades para desarrollar las potencialidades como si de una semilla se tratase, respeto, trabajo, tiempo para la comunicación y el afecto de la familia y amigos. Nuestros hijos estudiantes, tienen clases por la mañana y la tarde y luego tareas para la casa y les decimos que si no tienen buenas notas, no quedaran en la carrera que quieren en la universidad y así sigue la carrera de correr y competir siempre, sin tiempo para ser personas. Y son los que tienen oportunidades, en este mundo competitivo, materialista e individualista, en donde cada uno está solo. Se les ha bajado a nuestros hijos las horas de ramos humanistas y aumentados los matemáticos. Cada uno es importante y en equilibrio logran armonía en el desarrollo del sentido. En países nórdicos, donde ya han perdido dos generaciones con el estrago que provoca el uso de la marihuana en el desarrollo del cerebro de los jóvenes en las vías de la motivación, ahora están buscando darles sentido a sus vidas y dejando el consumo que los consume, buscando mejorar la comunicación con sus familias, haciendo clases solo en la mañana y por las tardes aprenden música, literatura, deporte, teatro, pintura, respeto por la naturaleza, ecología... lo que desarrolla su capacidad de descubrirse y encontrar sentido, comunicarse, reconocerse y apreciarse mutuamente, dejar el placer falso y destructivo de las drogas y encontrar el placer verdadero del sentido y desarrollo de lo humano ¿Ecología personal? Este sistema nos esta matando, nos esta castrando psicológicamente, nos niega nuestro sentido de trascendencia. Como la crisis es subconsciente y colectiva, aunque no hagamos nada, el cambio se va a producir. Viene de todas maneras y yo creo que tras lo malo, será bueno. En este movimiento, vemos que no hay una conducción fija, no hay interlocutores y hay una gran distancia entre la clase política y la ciudadanía, la que ya no se siente representada al no haber sido escuchada y al ver situaciones de intereses personales que se defienden y mantienen en la clase política. Ni siquiera es ésta, una rebelión contra el presidente Piñera, es una rebelión contra el orden político chileno entero y contra la iglesia, el poder legislativo y más. Ese ya es otro problema, porque se protesta para ser escuchados y no hay interlocutores que dirigan estas manifestaciones, y a su vez, estas, tambien invalidan como interlocutores a los politicos. Tenemos que buscar como lograrlo, con el gran temor del manejo de los políticos, los que no conducen este movimiento, son conducidos por el y pueden reaccionar de un modo altamente oportunista. Cuidado. Otro problema grave, son los elementos más irracionales del movimiento. Ellos nos muestran un ejemplo de como enfrentar mal una crisis, la que nos permitiría, si la enfrentamos bien, salir mejor de lo que estábamos antes de la crisis y si la enfrentamos mal, terminar mucho peor. El acento de la información, ya está más centrado en los hechos violentos por sobre las demandas del resto de los actores sociales, pese a que son minoría los violentistas, se notan sus consecuencias, y con la exagerada agresividad de los uniformados, que validarían más respuestas agresivas en escalada, con lo que la violencia se descalifica a si misma en sus argumentos y puede, desautorizar a su paso las demandas de la mayoría. Chile se encuentra entre un sector empresarial altamente insensible, que básicamente esta con la derecha y una izquierda altamente desorganizada, sin estrategia política, sin perspectiva a futuro y sin la ideología que antes tenía ni con la comunicación de otrora con sus sindicatos. La realidad nos ha rebalsado. Esto ya no es una lucha de la izquierda contra la derecha. Allá ellos que no se comunican con la ciudadanía. Hasta se han parecido los gobiernos de derecha e izquierda en lo que involucra a la ciudadania, vemos que sus campañas son financiadas por las mismas familiar oligárquicas y sospechamos que trabajan para ellos. Se privatiza hasta el agua... Aquí hay luchas horizontales y verticales. En estos momentos se están dando todas a la vez y así se produce este gran caos ¿Y podríamos agregar entonces una lucha de cada uno con sigo mismo? Sería bueno una revisión personal y no darlo todo por sabido y pensado. Sería bueno con humildad sorprendernos y tomar caminos no trillados. Sería bueno mirar y preguntarle al de al lado, especialmente al que piensa distinto y vive diferente realidades a la mía, para completar mi vision y así, con más elementos, ponernos a pensar y amanecer con respuestas y caminos nuevos. Sería bueno corregirnos en nuestros propios errores y no solo culpar al resto. Si cada uno lo hace mejor y con amor lanzaríamos búmeran de sonrisas y se nos devolverían. Este es el movimiento transversal más grande de Chile... y sin cabeza. Se mezclan las ideas. Esta es una crisis política y económica y ambos son los factores originarios del otro y, tambien, ambos se resuelven dándoles el sentido del enfoque en lo humano. Se requiere poner como meta el desarrollo de la humanidad toda, en oportunidad de educación de calidad, salud, pensiones dignas, respeto por la diversidad, limitación de los excesos. Siempre habrá diferencias y eso esta bien, hasta con el mismo sueldo a uno le “lucirá“ más que a otro. Abogar por la igualdad sería otro error, es como la uniformidad, castrante. Buscar igualdad de oportunidades si y la variabilidad saldrá sola, según los gustos, empeños y aptitudes de manera natural y enriquecedora. ¿La salida es constitucional? Hemos tenido desde el año 1925 hasta ahora, una sola constitución, con cambios en distintos años. En los cambios del 80, se afirmaron estos estilos políticos y económicos de libre mercado y se redujo, muy drásticamente, todas las políticas publicas sociales, con la idea de “el mercado arregla todo”. Por supuesto que mejoró la economía en Chile, ya estamos en percapitas de países desarrollados, pero de ese grupo somos los peores repartidos y con las más bajas inversiones sociales. La realidad nos ha rebalsado, esta inundado, anegado, enlodado. Antropológicamente el ser humano tiene una potencia de violencia en si mismo y esta violencia asoma más en algunos con mayor impulsividad y menor tolerancia a las frustraciones, desregulándose emocionalmente. Aquí la frustración estaría especialmente dada, en el no encontrar canales por donde ser escuchados o interpretados. También pueden ser organizaciones distintas, ya ha ocurrido antes. En algún momento se sabrá. Pero esa violencia es nefasta para todos, es autodestructiva y se desautoriza a si misma y a quienes quieren lograr un entendimiento, a quienes quieren enfrentar esta crisis serfeando en la ola creativamente y no siendo destruido en su choque. Ahí está la capacidad creativa del humano de hoy, del ser humano que merece pasar a otra era, la de sabiduría de las masas, la de la más grande paz y desarrollo al que podemos aspirar. Catherine Fieldhouse A.
Marysol Tobar | 10.11.2019
Lejos uno de los análisis que más tocan la fibra, ya que tiene toda razón, no soy del Quintil más vulnerable del país, pero he sido violentada sistemáticamente por el estado que permite que el el mercado y sus instituciones articulen favorablemente en contra del ciudadano, sus leyes no funcionan ya que nadie las fiscaliza y para poder lograr alguna reparación debes sumirte en deudas con abogados eternas, en juicios eternos que son pagados con tu miserable sueldo ya que para el estado tener una propiedad, ser dueño de una pyme o tener algún insumo y/o servicio propio, pasas automáticamente a formar parte de la élite del 1% de este secuestrado país, eres magicamente rico, viviendo no una vida pobre, una vida miserable. Basta de abusos, al fin despertamos y es para enrostrarle en la cara a la institucionalidad completa que en su trabajo pagado por todos estos miserables, ha fallado.
Icono de noticia

¿Algo que agregar?

Debe contener sólo valores alfabéticos
Debe llenar este campo con un e-mail válido
Revise los campos nuevamente
icono financia

¿Cómo se financia CIPER?

Ver informes de ingresos
icono apoyo

¿Cómo apoyar a CIPER?

Conoce las opciones
icono principios

Principios de CIPER

Lo que nos mueve
icono directorio

Directorio Fundación CIPER

Nuestro directorio
icono equipo

Equipo CIPER

Conócenos
icono investigacion

Investigaciones
con impacto

Revísalas
icono premios

Premios obtenidos

Ver premios
icono trofeo

Libros CIPER

Conócelos
icono trofeo

Enviar cartas y columnas

Revisa las opciones