Ir arriba

Comentarios (7)

Pablovski | 30.06.2019
Me parece interesante el enfoque de la autora relativo al derecho a las vacaciones remuneradas y a disfrutar de un bien nacional de uso público como es la playa o la zona litoral. Sin embargo el tema requiere un análisis más profundo en el sentido del uso que como sociedad queremos darle a nuestros bienes nacionales de uso público, ya sea en playas, ríos, o lagos, pues nuestro país está plagado de tomas de estas zonas por gente de distintas clases sociales que legítimamente quieren disfrutar el derecho a descansar o a pasar vacaciones en ellas. No creo que el camino sea el de las tomas, o el del que llegó primero. En un país con tantos paisajes diferentes como el nuestro, el Estado debe velar por garantizar el derecho de todas las personas a gozar de dichos lugares y preservarlos para beneficio de las actuales y futuras generaciones.
Daniel Quintanilla Acevedo | 16.06.2019
Excelente comentario , soy uno de los tantos ocupantes del púlpito , en caldera y me siento muy identificado con el análisis , estamos en la comunidad mirador puertas del Sol , que lucha por una mejor calidad de vida , con un merecido descanso , después de trabajar y vivir en una ciudad contaminada y sin agua , la cual ha sido usurpada por los viñateros y las cias . Mineras .
Guillermo Riveros Martínez | 15.06.2019
Es la permisividad implícita en el liberalismo político actual - de boga en la actualidad - y su caballito de batalla: El libre albedrío. Sientes algo y lo haces, sin utilizar la razón. ¿Quien no siente ganas se tener un merecido descanso en una casita propia en la costa? Si se utilizara la razón, desde luego no se violaría la ley, la cual es pareja para 17.000.000 de ciudadanos. Cada día involucionamos mas hacia la era de las cavernas.
Eduardo Illanes | 27.05.2019
El derecho a vacaciones consagrado en las normas laborales, no debe implicar un derecho o costumbre de ocupación territorial permanente. Dicho de otro modo, es una patudez porque apropia un espacio para un individuo o familia en particular.
Pablo Seward Delaporte | 13.05.2019
Excelente análisis sobre un tema de mucha relevancia para las luchas sociales en torno al suelo y la vivienda hoy. Ante un Estado que tiende a la ausencia y la represión, las tomas de terreno han sido históricamente la única vía para acceder a la vivienda, la ciudad y (como lo demuestra este artículo) el descanso para muchas chilenas y chilenos. Hoy las tomas se criminalizan, mientras el Estado sigue concediéndole terrenos fiscales a inmobiliarias.
Serena Dambrosio | 13.05.2019
Quizás sería interesante ver si existen casos de grupos sociales de clase alta que hayan usado el mismo proceso de auto-legitimación para la construcción de sus casas de verano. Para entender que quizás no es un fenómeno de clase sino una forma de proceder transversal a los estratos sociales chilenos. Probablemente lo que cambia, en relación a la clase social, es la estigmatizacion negativa y la construcción de un discurso demonizador propuesto por la clase dirigente y fomentado por los medios de comunicación masiva.
Francisca Márquez | 12.05.2019 | Socio/a 124 años y 1 mes
Asi es, la ilegalidad no está en estas familias que ejercen su derecho al descanso y el paisaje costero, sino en la desmedida especulacion inmobiliaria sobre esta franja de arena y mar.
Icono de noticia

¿Algo que agregar?

Debe contener sólo valores alfabéticos
Debe llenar este campo con un e-mail válido
Revise los campos nuevamente
icono financia
¿Cómo se financia CIPER?
Ver informes de ingresos
icono apoyo
¿Cómo apoyar a CIPER?
Conoce las opciones
icono principios
Principios de CIPER
Lo que nos mueve
icono directorio
Directorio Fundación CIPER
Nuestro directorio
icono equipo
Equipo CIPER
Conócenos
icono investigacion
Investigaciones
con impacto
Revísalas
icono premios
Premios obtenidos
Ver premios
icono trofeo
Libros CIPER
Conócelos
icono trofeo
Enviar cartas y columnas
Revisa las opciones