Ir arriba

Comentarios (21)

Diego | 06.05.2022
Alejandro Goic fue un desgraciado que iniciándose como obispo auxiliar en concepción tapó, encubrió y dañó con su silencio la vida incluso de una autoridad pública como un carabinero por tapar los "desórdenes hormonales" de un cura con una ambigüedad sexual tal que no se sabía si era heterosexual, homosexual, bisexual, pedofilo o todas las anteriores que acosaba a su esposa y que por no haber tomado las medidas necesarias en aquellos años luego se convirtió en mi abusador y violador. El Querido Capellán de carabineros y segundo al mando del obispado castrense después de monseñor Matte. El cura Diego Muñoz Fuentes.
cesar lobo moraga | 04.04.2019
Goic fué un buen sacerdote ,un gran obispo y un inmenso ingenuo.No supo,por su naturaleza confiada,que caminaba entre tantas serpientes al acecho. Una de esas,mercedario renegado y psicopático,lo traicionó hasta el último momento y ha ayudado al siniestro Ramos Perez a reordenar ese avispero maricón.Con instrucciones de zafarse de los posibles pedófilos pero no de los homosexuales ,recompuso las mismas barbaridades. Uno que se vió sacado del closet a patadas,se suicidó y otro de estilo franciscano,seguirá tejiendo,bordando y con castañuelas ,lejos de Mostazal donde fué desenmascarado.Ah ojo con el mitrado,tiene un hermano en la marina bastante cuestionable.
Eduardo Cox | 26.07.2018
Para que necesita el pastor a sus ovejas. Para vivir de ellas.
María Rosa Henríquez Jélvez | 08.07.2018
Comparto plenamente todos los agradecimientos al último pastor con olor a oveja y pido piedad para aquellos que no saben reconocerlo. Don Alejandro paz y amor, no está solo.
Percival Cowley V. ss.cc. | 08.07.2018
Alejandro Goic, gran pastor y obispo; tantas veces casi solo en la Conferencia Episcopal... Su palabra clara y directa: evangélica. Los DD.HH en tiempos de la dictadura estuvieron en su preocupación permanente; su afirmación de lo que podía ser un sueldo ético, su afán por los pobres: luz en el camino para toda la iglesia en Chile, aunque algunos hayan permanecido en penumbras. No solo cura, también obispo, con olor a oveja: cercano, fraterno, servidor. Para él lo importante era el servicio no el cargo. Claro, se equivocó (¡Quién no se ha equivocado!), lo ha reconocido y pedido perdón (que, en su caso, es verdadero); esto lo ennoblece todavía más.. Gracias Alejandro por lo que has hecho con tu vida y por el camino que nos ofreces. P.
Manuel Gonzalez | 06.07.2018
“Alejandro Goic”, un nombre que resuena fuerte en la Memoria y en el Alma de Chile!!, un nombre que nos recuerda que alguna vez parte de la Iglesia se comprometió con la causa de Jesús, el Amor apasionado por el Reino de Dios, encarnada en el Pueblo sencillo, siendo la voz de los sin voz, de los pobres, de los acallados, silenciados, aplastados, oprimidos, y que hoy, con otros rostros y otros nombres, son voces silenciosas que por millares continúan siendo clamor de Dios en nuestro mundo, aquellos por los cuales se nos recordará un día que “lo que hiciste con el más pequeño, Conmigo lo hiciste”.... Gracias don Alejandro por resonar en nuestras conciencias y removernos de nuestra pasividad y fe dulcificada por sermones vacíos e insípidos de pastores sin olor a oveja, que poco y nada tienen que ver con el Evangelio. Quiera Dios que este remezón de nuestra Iglesia y su pecado, sea signo de cambio hacia nuevos tiempos, donde sople fuerte el viento del Espíritu, que traiga generaciones de mujeres y hombres nuevos, creyentes y no creyentes, comprometidos con la Verdad, la Justicia y La Paz, Reino de Dios, que es Amor universal, de todo y de todos.
Juan Ignacio Cahis | 05.07.2018
Don Alejandro, notable persona, fue víctima de una manga de viles subalternos traidores que él, en su confianza a la persona humana, no supo descubrir. Esos delincuentes, además del horrible delito y pecado que cometieron, deberán sumar otro también muy grave: la tración a un hombre bueno que les tenía confianza. Animo Don Alejandro, y perdonen mi rabia por lo ocurrido.
Edith Márquez | 04.07.2018
Completamente de acuerdo con lo expresado en la carta de Martita Worner. El cuenta con mi apoyo, agradecimiento y reconocimiento por siempre. Lo conocí y puedo decir con certeza que ha sido un sacerdote fiel al evangelio. Paz para don Alejandro.
Luis González | 04.07.2018 | Socio/a 2 años y 6 meses
Conozco a Alejandro Goic desde hace muchos años y pese a que la distancia geográfica me impide abrazarlo fraternalmente, le expreso mi total solidaridad y agradecimiento por su testimonio de amor extremo a Jesús y a los hermanos. Los clérigos abusadores - nuevos Judas v.gr. traidores - no empañarán su legado en miles de almas.
Fancy Castro R. | 03.07.2018
Me sumo al sentir expresado en la carta de esta católica agradecida, creo en el dolor y amargura que expresa Monseñor Goic al momento de salidad, creo que nadie esta preparado/a para enfrentar hechos tan oprobiosos.
Maria Esperanza Bonifaz | 02.07.2018
Estimada Martita, comparto con usted su mirada, sin conocer personalmente a Monsenor Goic, creo que la derecha y los encubridores de Karadima, siguen moviendo sus hilos, y estan detras de todos aquellos intentos de mancillar el buen nombre de los que han sido Buenos pastores. Lamentablemente, hay quienes no saben y juzgan desde la ignorantia. Fuerza para el Padre Alejandro y sus cercanos. Maria Esperanza. Nota mis disculpas el teclado es predeterminado en ingles, no trae tildes
Beatrice Avalos | 02.07.2018
Esta carta sobre Monseñor Goic representa muy bien mi valoración por el Obispo y su compromiso con los derechos humanos. Son duras las circunstancias que rodearon su renuncia, pero ha sido mucho más grande su compromiso con Cristo y con las personas a través de la convulsionada historia reciente de Chile.
Rosa María Gutiérrez C. | 02.07.2018
Así sea!
Horacio Rivera | 02.07.2018
Don Alejandro ha sido un fiel testigo de Jesucristo, lo he seguido desde más de 30 años y comparto absolutamente lo expresado por Martita, todos nos equivocamos, el cometió un error y no HORRORES como otros lobos con piel de oveja que teníamos como pastores. Un gran abrazo fraternal y gracias Don Alejandro
Ariel Flores | 01.07.2018
Doy fe de tu sentir, tuve el privilegio de haber compartido con el sueño de la unidad de todos los cristianos con nuestro hermano Obispo Alejandro. paz y bien... hoy y siempre.
Ines Catalán | 30.06.2018
Todos los que conocemos al Padre Alejandro, estaremos de acuerdo con lo que plantea Martita. Los que tuvimos la gracia de compartir con él sus primeros años de Obispo, sabemos que es un fiel testigo de Jesús, que jamàs haria nada que dañe un hermano. Sin duda sólo el tiempo le hará justicia, porque la justicia divina tarda, pero siempre llega. Ánimo Padre Alejandro, no está sólo.!!
Carol Crisosto Cádiz | 30.06.2018
Señora Worner Alejandro Goic, como todo humano pecador no escapa a pecar. Lo triste es que no supo reaccionar si no presionado por un reportaje público en televisión y que gracias a eso, porque no le quedaba otra, recien siquiera actuar. Eso duele. Todes le admiramos y aplaudimos su obra en favor de los oprimidos y no solo en Dictadura. Nadie podría menospreciar el amor con que trabajó. Ahora si Ud. es católica, en nombre de su amigo Alejandro, más bien de Jesuscristo mismo, debería por el bien de los que ama volver a ella (a la Iglesia) así conformar un grupo laical atento a los vicios de nuestra institución que tanto le ayudó. Siento pena de toda esa gente que apoya al obispo emérito, no tenga la misma disposición para luchar contra lo que catapultó su carrera, a un hombre tan preciado como el y que tanto bien hizo en una época de su vida ,que cae en desgracia por esta cultura de abuso y encubrimiento. El obispo emérito, no me cabe duda buscará la verdad para hacer justicia, pero me pregunto otra vez, quiénes le aman harían lo mismo para sanar la Iglesia.
Arturo C. Flores | 30.06.2018
Comprensible lo afirmado en esta carta. Sin embargo, y aunque no se quiera, la posición de Alejandro Goic en el escalón eclesiático hace que de una u otra manera sea responsable de los abusos cometidos. Es difícil creer que una persona ocupando un lugar con poder no haya sabido absolutamente nada de los abusos cometidos. Con todo, su labor en el área de los derechos humanos no lo deja libre de culpa.
Maria Elisa Lantadilla Amaranto | 30.06.2018
Gracias a Dios una voz prudente y generosa, que nos ayuda a diferenciar, distinguir y defender la vida de amor y entrega total a Cristo, de Monseñor Alejandro Goic.
Eduardo Reyes | 30.06.2018
realmente esa señora que luchó por una notaría cierra los ojos ante un obispo inútil: O fue un tarado que no se dio cuenta de los delitos de su clero o es cómplice.
CARLOS | 29.06.2018
Por sus obras y omisiones los conoceréis. Nadie duda los méritos del obispo en derechos humanos (Precht también se la jugó en ese tema), pero sus omisiones, silencios o desidia, marcan una terrible realidad. No actuó con la misma energía frente a los abusadores. Las víctimas de esos abusadores, también tienen derechos humanos que el Sr obispo no fue capaz de visualizar
Icono de noticia

¿Algo que agregar?

Debe contener sólo valores alfabéticos
Debe llenar este campo con un e-mail válido
Revise los campos nuevamente
icono financia
¿Cómo se financia CIPER?
Ver informes de ingresos
icono apoyo
¿Cómo apoyar a CIPER?
Conoce las opciones
icono principios
Principios de CIPER
Lo que nos mueve
icono directorio
Directorio Fundación CIPER
Nuestro directorio
icono equipo
Equipo CIPER
Conócenos
icono investigacion
Investigaciones
con impacto
Revísalas
icono premios
Premios obtenidos
Ver premios
icono trofeo
Libros CIPER
Conócelos
icono trofeo
Enviar cartas y columnas
Revisa las opciones