Ir arriba

Comentarios (4)

José | 02.04.2016
Hoy en dia decir ser cura/sacerdote es sin lugar a dudas sinonimo de verguenza, ignominia, homosexualidad, pedofilia y otras perversiones
Francisco Tostón de la Calle | 31.12.2015
Hola, amigos. Termina el año y me encuentro por casualidad con una foto publicada por CIPER en la que aparece el cura KARADIMA haciendo una especie de caricia al obispo BARROS, mientras este le detiene el brazo en una especie de bromístico "noli me tangere". A mí la foto me impresiona. Es la foto de dos transgresores victoriosos. El uno mandó en la Iglesia jerárquica chilena por muchos años y lo sigue haciendo. Su sonrisita apenas contenida está llena de significados. El otro, aunque soportando el rechazo de buena parte de sus diocesanos, también se ha salido con la suya pues el papa FRANCISCO no ha echado atrás su nombramiento y menos aún ha pedido disculpas a los osorninos por sus palabras ofensivas, al llamarlos tontos y suponer que se creen como verdades las macanas que otros han inventado. La situación forma parte de un drama intenso y muy vivo en toda la Iglesia, especialmente la jerárquica: la pedofilia entre clérigos y jerarcas de la Iglesia católica. Este par de buenas piezas, mentirosos y contumaces, han triunfado. ¿Cuántos más lo lograrán en esta Iglesia a la que el escritor colombiano FERNANDO VALLEJO llama "La puta de Babilonia" en una obra de gran éxito y divulgación?
Mario Ernesto | 15.12.2015 | Socio/a 10 meses
El tiempo pasado indica un caso mas inexplicable. Esto tiene que ver con la irresponsabilidad de poner atajo a un cáncer de la Jerarquía a nivel mundial, como es la pedofilia. Lo mismo de Masiel. Nada de esta irresponsabilidad puede confundirse con el amor y el perdón que privilegia Jesucristo con el pecador arrepentido. Aquí no existe arrepentimiento, ni reparación del daño causado. También representa la indefensión de la Iglesia de Jesucristo frente a una curia ciega, sorda y muda. Los mismos defectos que Cristo fustigó de el sacerdocio Judío.
Ángela | 30.11.2015
El Papa ha tomado pésimas decisiones: tiene en Roma al Cardenal Errázuriz, uno de los defensores y protectores de Karadima (y responsable de que sus abusos se perpetuaran en el tiempo), nombró cardenal a Ezzati que  ha protegido y cuidado a Karadima en su reclusión siendo muy blando en el cumplimiento de la sentencia dada en el Vaticano y nombró a Barros, obispo de Osorno. En mi opinión, no hay peor ciego que quien no quiere ver.  Masiel tuvo toda un vida de chipe libre porque Juan Pablo II no quería escuchar nada en su contra. Creo que aquí pasa lo mismo.  La Iglesia Católica prefiere mantener a algunos en sus privilegios y desprecia el trabajo de curas y laicos que si actúan de buena fe, motivados por una vocación y fe verdadera. 
Icono de noticia

¿Algo que agregar?

Debe contener sólo valores alfabéticos
Debe llenar este campo con un e-mail válido
Revise los campos nuevamente
icono financia

¿Cómo se financia CIPER?

Ver informes de ingresos
icono apoyo

¿Cómo apoyar a CIPER?

Conoce las opciones
icono principios

Principios de CIPER

Lo que nos mueve
icono directorio

Directorio Fundación CIPER

Nuestro directorio
icono equipo

Equipo CIPER

Conócenos
icono investigacion

Investigaciones
con impacto

Revísalas
icono premios

Premios obtenidos

Ver premios
icono trofeo

Libros CIPER

Conócelos
icono trofeo

Enviar cartas y columnas

Revisa las opciones