Ir arriba

Comentarios (43)

Pilar | 20.07.2019
Me alegro que hayan medicos que se preocupen por sus pacientes, pero despues de estar 3 meses en un hospital,una paciente con cancer,ha sufrido un sinnumero de agresiones, por qué por preguntar por su tratamiento,por querer que la limpiaran o la llevaran al baño oportunamente, quien se hace cargo de estos sufrimientos.Por qué una paciente que está muriendo no puede opinar en su tratamiento.Hoy, después de ver esto he perdido mi fe en los funcionarios de la salud y en su humanidad
Im | 29.03.2019
Agradezco que un medio se haga cargo de las condiciones esclavizantes, cerca de lo ilegal, en las que estamos sometidos los médicos para perfeccionarnos, lo que muchas veces nos disuade de elegir estas opciones. En mi caso, pago mi especialidad, trabajo gratis en hospitales públicos, hago turnos y policlinicos todo con mi bolsillo. Espero que estas situaciones tengan el impacto que deberían ya que va directamente en desmedro de nuestros pacientes. Pero como somos un grupo pequeño, no toman en cuenta nuestra salud mental, nuestra vida social ni familias. Las que sacrificamos para ser mejores tratantes y engrandecer la salud pública..
Carlos | 11.01.2016
Tras leer este tema y otros respecto de la corrupcion transversal de nuestro país, el considerarse un país de la OECD, o que estamos al umbral del desarrollo, es una falacia de proporciones monumentales. Tal como lo expresó sarcásticamente el respetable periodista Patricio Bañados tres décadas atrás " Chile es y siempre será el país del futuro".
Alejandro Andrews | 05.01.2016
Estimados médicos y especialistas de la Salud. Lamentablemente, ustedes son el jamón del Sandwich entre quienes quieren salud pública de calidad y quienes no la quieren para potenciar la salud privada e ISAPRES. Estamos hablando de miles de millones de dolares en juego, de ordeñar permanentemente los bolsillos de la gente mas trabajadora y necesitada y de la corrupción e ignorancia generalizada de los políticos. El Ministerio de Salud se debate constantemente entre el despelote y chispazos de inteligencia, seguidos de mas despelote y algo de inteligencia, despues un cambio de gobierno y volvemos a lo mismo. No hay caso con nuestro país. Se requiere una Revolución Francesa.
Rafael | 29.11.2015
Hola, acá una explicación breve y muy clara del conflicto que se menciona.  http://www.regionalsantiago.cl/30/index.php/en/noticias/boletin-impreso/book/26-octubre-2015/2-boletin-crs.html Saludos
Daniela Ahumada | 28.11.2015
Creo que como sociedad hemos perdido el Norte. ¿Desde cuando estamos en una competencia de quien tiene las peores condiciones laborales? ¿Cuando ser basurero paso a ser un trabajo al cual cito con una cierta connotacion negativa? El trabajo dignifica al hombre/mujer, sea cual sea. Y por cierto que tambien me manejo en temas de deposiciones, saliva, orina entre otros y no me hace ser ni mas ni menos. Me ciño a las palabras de Magdalena Paz, no nos rindamos trabajadores de la salud!!! Necesitamos condiciones dignas para la atencion de nuestros pacientes y condiciones laboralres que estimulen y hagan crecer la Salud Publica y no al reves. Chile merece mas.
Leandro morales | 27.11.2015
Hola amigos, soy Leandro y no conozco a nadie de ustedes. Pero les aseguró que desde la distancia, su energía y vocacion traspasa fronteras y llena de orgullo a cada persona que quiere informarse de una realidad muy desgarradora.esperó que no se rindan por los obstáculos que nuestro mismo sistema les impone, porque gracias a ustedes este mundo aún no se derrumba. Muchas bendiciones y mucha fuerza.
Álvaro Palma | 27.11.2015
Patricio Abarca, se nota que hablas desde el desconocimiento (y sí, también desde la envidia). Primero, eso que llamas "becas", de becas no tienen nada, son un cupo para especializarse en el cual debes trabajar (no, como muchos creen, ir a una sala y sentarse a que un profesor te explique en la pizarra), hacer turnos, muchas veces SIN apoyo de un residente, y trabajo por el cual, al menos en las "becas autofinanciadas" no sólo no te pagaban, sino que además, te cobraban, y harta plata (mi sra. se especializó en esa modalidad). En las "becas" actuales, si bien te pagan, te están pagando POR TU TRABAJO, no te están regalando nada. Y más aún, quedas amarrado por muchos años a un salario claramente más bajo que el de mercado, y en condiciones de trabajo muchas veces DEPLORABLES. Así que si tu profesión es mal pagada o subvalorada, que lata, pero eso no es culpa de los médicos, y no descargues en ellos tus frustraciones, sino en los verdaderos culpables de tu situación actual. Que yo sepa, no son médicos los que fijan el precio de tus consultas, y es más, son tus propios colegas los que han permitido el estado actual de las cosas en la veterinaria.
Patricio Abarca | 27.11.2015
Estimados al leer el testimonio y los post condecendientes de casi todos me da una cierta rabia pensar que por que son médicos prácticamente tienen que esperarlos con el café servido en su lugar de trabajo y poco menos tener hasta secretaria. Yo soy médico veterinario y se lo que es bailar con la fea en donde una sociedad nos mira como profesionales de segunda categoría y poca cosa. Si yo tuviera la oportunidad de becarme y que junto a eso me paguen, lo hago y aguanto tal vez todas esas injusticias ( que realmente lo son) pero no vengan a llorar que son profesionales de segunda línea y demases. Vea uds siendo que prácticamos la misma ciencia y creo yo que mi rama con una amplia dificultad sobre la suya hay un precipicio en diferencias de sueldos y condiciones laborales y sin contar que socialmente la gente quiera que con una llamada por teléfono o pagar una consulta médica sean diagnosticados sus animales, le apuesto que no sería capaz de conllevar esa situación. Sea más positiva y mire con altura de miras que eso es lo que el país necesita, no médicos mercenarios que al cumplir con su beca y contratos migran rápidamente donde les muestran el fajo de billetes más gordo. Creo que falta una cuota de humildad en muchas de estas personas que creen que por tener un cartón de medico cirujano ya se creen casi figuras omnipotentes por no decir "diostores”. Imagínese usted los cientos de testimonios trescientas veces más desgarradores que podría publicar ciper como por ejemplo: del chófer del transantiago, de la secretaria, del empleado del reatail, de nana, del basurero que saca su mierda mínimo 3 veces por semana sin tener derecho a reclamar de lo asqueroso son sus desperdicios ni menos tener espacio en CIPER, como muchas otros centenares de testimonios anónimos que nadie se enterará. Espero que algún día todos tengamos mejores condiciones laborales y becas de especialización. Saludos.
JUAN PAULO | 26.11.2015
Solo un comentario, no soy médico pero si abogado. El tema es el siguiente, la Doctora tiene razón y doble, pues también jurídica. Porqué, pues si ella optó a una beca bajo determinadas condiciones y luego lo alteran en base a reconocer un error, la Doctora no es la culpable sino que la administración; ella estaba y está de buena fe. El acto administrativo que cambia las condiciones sería nulo. Es una lástima todo esto.
Enzo Varens | 25.11.2015
Gabriel, tendría que ver los textos de las resoluciones y de los convenios para tener una idea exacta, pero en un análisis preliminar, la Administración no podría invalidar de oficio los convenios o resoluciones pues habrían derechos adquiridos de los médicos, como asimismo una infracción al principio de buena fe y de confianza legítima en la Administración del Estado. Todo eso podría, en principio, fundar una eventual demanda de nulidad de derecho público y de responsabilidad patrimonial en contra de la Administración. En los tiempos que corren actualmente, quien ha tomado efectivamente la labor de controlar los actos del Gobierno y terminar con los abusos de las grandes empresas, han sido los tribunales de justicia, aun cuando se diga otra cosa en la prensa (ej: la famosa puerta giratoria).
Rodolfo Manríquez | 25.11.2015
El Colegio Médico ha bajado los brazos, tolerando este trato indigno para con los profesionales patriotas. El decreto que en dictadura permitió administrar la salud primaria por parte de los municipios, nos dividió en dos clases de colegas. Los de Hospitales y Consultorios. Las sociedades científicas de las diferentes especialidades no influyen en las decisiones de gobierno. Por tanto de la aberración en las condiciones de formación de especialistas que nos han expuesto, pasaremos a otra peor...formación de especialistas en los servicios de salud, ¿Con que programas?, ¿al alero de alguna Universidad?. Que los médicos trabajemos con las camas necesarias, insumos, equipamiento y fármacos mínimos que aseguren una digna atención a los millones de Chilenos que dependen del sistema público, es tarea de todos, médicos y no médicos. No podemos tolerar que exista salud para ricos y salud para pobres...Adelante colegas, adelante Chile...
Gabriel | 24.11.2015
Yo tb soy médico y acabo de terminar mi formación en Ginecologia. Creo que a veces se hieren susceptibilidades, pero concuerdo con aquellos que también critican hasta cierro modo. Yo ingresé al programa de formación al igual que Daniela. Y todo lo que cuentan es verdad acerca de las condiciones y demases. Esa fue nuestra opción. Y sabemos que lo ofrecido está muy bueno para el común de la gente que también se pela el lomo trabajando y que le ofrecen menos que esto. El punto es otro. Acá el Estado de Chile (el diablo para Alejandro), comprometió recursos y firmó convenios que No estaban ajustados a la ley. Eso en jurídica (favor corrijan abogados si estoy equivocado), se asume como error que no lo debemos pagar nosotros. Lo peor, que dicho error solo fue dado a conocer cuando llevábamos 5/6 años, lo que significa que retirarnos del programa significaba pagar muchísimo dinero. Solo buscamos con esto dar a conocer que existe un convenio firmado y que mínimo les paguen los aranceles a las universidades comprometidas. Que el Estado asuma su error y no nosotros. Más del 85% de los egresados de este programa seguimos vinculados al sistema público, digan vocación o lo que sea. No perdamos el norte, acá hay una pelea que el Estado debe asumir como propia, si es que realmente le interesa que existan más médicos especialistas comprometidos y a gusto en su trabajo. Es lo que quiere cualquier trabajador.
Enzo Varens | 23.11.2015
Yo encuentro impresentable esta situación. Los médicos, si no se van al sistema privado, terminan como esclavos ilustrados. Y como trabajan en condiciones laborales paupérrimas, terminan cometiendo errores (cualquiera se va a equivocar en una operación si trabaja más de 12 horas al día en condiciones del siglo XIX). Y ahí vienen las demandas por responsabilidad civil médica, que luego terminan en un sumario administrativo y con la PLR al médico, sin derecho a nada. Al final, el consejo de la gente malintencionada como Alejandro Domínguez y José Sáez, es lo que hacen la mayoría de los médicos: sálvense ustedes mismos y cáguense al resto, operando en hoteles de lujo y financiando sus estudios por medio de las coimas que les pagan las farmacéuticas para recetar ciertos medicamentos. Son tantos los culpables y tantas las causas de la debacle sanitaria chilena que da para largo.
Lalo | 22.11.2015
Alicia ...por favor leeaaaaa y/o entienda de que se trata... No hablé "tonteras". Yo soy un simple técnico eléctrico sin mucho estudio pero, nunca, se me habría ocurrido expresarme así. mi solaridad para estos medicos
Alejandra | 21.11.2015
Ya está bueno de que los médicos tengamos que justificarnos frente al resto. Trabajé años en el sistema público, me especialicé con mi dinero y esfuerzo, así y todo los primeros años ganaba $300.000, y si, me alcanzaba con suerte para la nana y la bencina para llegar al hospital. En la urgencia dormíamos en camas sucias, en piezas con ratones, con caca de estos en el piso, con baños indignos. Nos piden a nosotros vocación, quisiera saber cuántos otros profesionales estarían dispuestos a trabajar en estas condiciones. Y si, tengo todo el derecho a querer una mejor vida a pesar de que me duela el sufrimiento de los pacientes, por qué tenemos que tener claro que este desastre no es culpa nuestra.
Alonso | 21.11.2015
Entiendo el mal rato y el sufrimiento. Pero estudiar becado, aun en condiciones no óptimas, es un privilegio que no muchos tienen. Soy Ing. Comercial y actualmente estoy cursando un Magíster que he tenido que pagar yo, endeudandome a más no poder para tener la opción de especializarme. Ya hubiese querido yo poder especializarme con algún tipo de beca del gobierno. Nuevamente, entiendo el mal rato, pero pongámonos en el contexto chileno para entender que no son ni por lejos los que peor lo pasan. Leer a alguien reclamar porque sólo puede costear un colegio de excelencia y una nana, es una bofetada para la gran mayoría de este país que venimos de sectores populares, donde crecimos viendo a nuestros padres luchar para poder llegar a fin de mes.
Alejandro Domínguez D | 21.11.2015
La verdad duele
Pablo jofre | 21.11.2015
Alberto Vargas creo, desde mi posición de no médico -para no recibir el reproche airado de quienes creen que hay que ser médico para opinar de la salud en Chile- pero conocedor del sistema creí que tus palabras dan en el clavo
Alberto Vargas | 20.11.2015
Estoy aburrido de leer correos lastimeros de mis colegas reclamando de las condiciones laborales del sistema público, de sus condiciones en la formación y sus remuneraciones. Es muy cierto que a todos nos gustaría ganar mas pero por favor contextualicemos las cosas, será comprensible para nuestros compatriotas entender que encontramos indigno que nos alcance para la nana y el colegio cuando la gran mayoría no puede tener nana y envían a sus hijos a colegios subvencionados o municipales. Cuantos profesionales en Chile tienen financiamiento y sueldo para pagar su especialización profesional por trabajar a cambio en el servicio público y cuantos de nuestros colegas abusan del sistema pagando la fianza para irse al sector privado. Ni siquiera hablar de la colusión de especialistas para vender servicios a los hospitales. Me parece muy bien que defendamos la dignidad de nuestros pacientes y sus tiempos de atención para que exista calidad en las consultas, pero tampoco veamos 10 pacientes por hora en el centro médico. Creo que la salud requiere mejorar la relación con los médicos en el sistema publico y revisar nuestro actuar tambien. Me parece que un análisis crítico al sistema es necesaria, pero con los intereses de los pacientes al centro.
Claudio Sepulveda A. | 20.11.2015
Sr. Alejandro Rodriguez y todos los demas que comentaron pestes. En vez de criticar tan liviana, prejuiciada e ignorantemente. Podrian haberse detenido un poco a pensar y por que no investigar un poco en la Inet (en este mismo sitio existe harta información pertinente) antes de escribir tan destemplados comentarios. No soy medico ni nada parecido (si hijo y sobrino de trabajadores de la salud y profesores) y hasta donde pude entender, esta columna me pareció mas una llamada de atención y auxilio, que un "lloriqueo" por mas lucas ante la desinformación que no entregan nuestro medios de comunicación masivos nacionales.
M.Ureta | 20.11.2015
Hay que reformular los estatutos que rigen actualmente esta actvidad, darles las condiciones normales, basicas y que finalmente incentiven al profesional quedarse en el sector publico, de otra manera el sector privado se convertira en la unica alternativa aumentando los abusos que comenten con sus afiliados, el estado debe fortalecer al SNS para dar una base compacta, eficiente y digna para atender a la ciudadania.
Tomás Andrade | 20.11.2015
Deben hablar con el grupo de Residentes Chile. Son ellos los que pueden ayudar en esta situación. Alejandro Dominguez, no existes...
Winston | 20.11.2015
Estas son algunas de las gracias del gobierno de don Sebastián. Para aquellos lectores que no sacaron bien la cuenta y ya están culpando a la NM.
Gustavo Vergara | 20.11.2015
Sin comentarios acerca de la opinión mal fundada y antagonista de Alejando Rodriguez, yo comentaré mi experiencia propia, actualmente soy médico general, estudié en una universidad en Bolivia por falta de recursos económicos, luego convalidé mis estudios e hice mi internado en la Universidad de Chile, cosa que fue cuestión de suerte ya que son muy pocos cupos para optar a esta opción, actualmente trabajando en un consultorio de La Florida, y juntando el puntaje para lograr mi especialidad, la cual no podré tomarla nunca autofinanciada, primero por los pocos (o casi nada) de cupos disponibles y segundo por la falta de recursos me queda la única opción de ser becado, y claro, estuve en servicios de urgencias y en turnos de sala como el del Hospital del Salvador, Jota Aguirre, Roberto del Rio y Barros Luco donde se puede apreciar la realidad y la gravedad de la GRAN FALLA que presenta el sistema da salud. Peor aún con este tipo de condiciones donde tergiversan la información e incumplen las normas, obviamente no dan muchas ganas de especializarse, sobretodo a sabiendas a lo que uno quedará expuesto. Lamentable situación, espero que alguna vez vean que el sistema está mal desde sus bases, desde la misma Atención primaria (APS). Saludos y aguante a los colegas que trabajamos por vocación en el sistema público.
Mirta Bustamante | 20.11.2015
Concuerdo absolutamente con el Sr Fernando Ventura que la razón por la que estamos en esta situación es por personas como el Sr Alejando Rodriguez. Soy médico del servicio público desde el año 2004 e inicié mi formación en la misma modalidad de la pediatra que escribe en el año 2009 y veo que su historia es en muchas cosas parecida a la mía y de otros colegas que nos formamos no en la Chile sino en la UDD y los municipios en convenio cometieron las mismas faltas (sueldos impagos por hasta 3 meses, inaccesibilidad de la autoridad, presión para suplir falencias, trabajo en espacios inadecuados e indignos, maltrato verbal, inestabilidad laboral, etcétera) con todo eso cualquier trabajador habría demandado en la inspección del trabajo y nosotros esclavos de este estatuto administrativo y ley que nos hace trabajadores de segunda categoría, sin garantías, sin derechos solo deberes. Seguiré trabajando en el sistema público porque la gente no tiene la culpa, pero basta de abuso, tratenos dignamente señor estado, podemos ser su mejor carta.
Nelson adasme | 20.11.2015
Y después uno ve a los honorables en TV hablando en contra de las concesiones diciendo que eso no dignifica la salud, mmm Entonces que es el sistema público, tal como lo relata la autora del artículo Si alguien tiene la solución favor compartirla
cristobal | 20.11.2015
Me apena leer esto, mayormente porque en la ignorancia, el común de la gente cree que los médicos están en la gloria. Este país quema a sus mejores profesionales, a los que más vocación tienen (profesores y médicos y si olvido algún otro, no es mi intención) y despues lloriquean ante la opinión pública, vociferando: ¿Por qué nos faltan profesionales en los sistemas públicos?
Alicia henao | 20.11.2015
Y que pretenden dar pena con este testimonio,se llenan los bolsillos a Costa del estado,entregan una atención miserable en los hospitales y consultoríos y pretenden que le tengamos pena.Si no le gusta trabajar en el servicio público,es simple ,usted pagase su especialidad y no lo haga a Costa de la plata de todos los chilenos,que demás esta decir tenemos que aguantar su mala atención y mendigar para que solo nos receten paracetamol,así que no me venga con su discurso.Es mi opinión espero no la elimines!
Georgette Palominos | 19.11.2015
Mi caso es exactamente igual a de mi compañera de especialidad Daniela Ahumada. A esta situación debo agregar que en mi caso durante un año no me reajustaron el sueldo "por un simple olvido" y tampoco me devolvieron el monto completo. Además al igual que Daniela no me pagaron mi postnatal, durante los Primeros 2 años no me respetaron mis 11 Hrs académicas (las trabaje completas, ni siquiera poder asisten a cursos) ni tampoco me respetaron el fuero maternal. Fui durante 6 años el comodín del consultorio, donde siempre me daban los peores horarios de atención y muchas veces los peores box. Siempre tuve que andar con mi maleta donde traía mi propia pesa, huincha y múltiples médicamentos para mis pacientes. Pocas veces me queje, porque siempre pensaba ( hasta ahora) "que culpa tienen los pacientes". Hasta cuando vamos a dejar que nos maltraten así...
Maite | 19.11.2015
Y aquí está la razón de la falta de médicos en el sector público: cualquier atención es milagro y sudor de médic@s, enfermer@s y auxiliares. Pero claro, no da votos pagar los salarios ni respetar los contratos. Así que córtenla con decir que el sector privado se roba a los especialistas. (Como hizo CIPER en la bajada de título de un artículo de septiembre de este año.) 
Jose Saez | 19.11.2015
Moraleja: especialícese en el extranjero. O vaya al banco, pida un crédito y pague por hacer la beca universitaria. No trabaje en el sector público porque el sueldo no le va a alcanzar. Escoja especialidades caras, nada de medicina interna o pediatría. No trabaje por chauchas. No intente resolver problemas que no están intentando resolver desde arriba; el sistema público se ha sostenido en pie por décadas en base a la buena voluntad - ningún gobierno sería tan loco como para querer empezar a pagar por aquello que ya obtiene gratis. Y finalmente, nada será distinto si uno acepta el sistema actual como normal y decide "apechugar" porque así son las cosas.  A cualquier persona que egrese de cualquier carrera le recomiendo que le pregunte a Google cuanto pagan por su carrera en el extranjero.  (Respuesta: un pediatra en USA gana 175000 dólares al año, unos diez millones de pesos mensuales. Múdese.)
Magdalena Paz | 19.11.2015
Vaya testimonio. Muchas veces los usuarios desconocemos este tipo de realidades, pues no sabemos lo que ocurre tras el turno del doctor. Considero una lástima desperdiciar la vocación de servicio de una profesional como ud, doctora. Desperdiciar la inteligencia, la ética, la solidaridad, el conocimiento y la humildad en los tiempos que corren es un crimen para la sociedad. Pero mi consejo es: siga perseverando. No se rinda. Porque entre la fetidez de la corrupción administrativa que reina en los organismos públicos, a veces las personas como ud logran sobrevivir aun sin tener afinidad política ni sectaria con el alcalde, las seremías, los ministerios, contraloria, etc. Aunque como mujer la denigren, como madre la perjudiquen y como profesional la quieran mermar; no ceda. La gente como ud, insisto, es necesaria. Y como comentario final, sólo puedo darle un dato duro y personal: en los 5 años que he trabajado, Fonasa me descontó un monto cercano a los 4 millones de pesos. Lo interesante es que el descuento nunca fue proporcional a la calidad de la atención. Aburrida, me cambié a isapre. La pregunta del millón, es qué habrán hecho con mi plata en esos años, si la gente sufre lo que ud tan bien describe. Y ese monto, multipliquelo por millones de usuarios. Mis respetos y buenos deseos para Ud y su familia.
Loreto | 19.11.2015
Lamentablemente esta realidad no sólo la viven los médicos, sino que casi todas las profesiones del área salud. Desde la vereda de los odontólogos, puedo decir que para nosotros la realidad es aún más cruda, con universidades que egresan colegas por montones cada año sin las competencias adecuadas, con un sistema de salud que nos ve como el pariente pobre de la atención primaria y con cupos cada vez más reducidos de becas de especialización. En este sentido es evidente que el estado no se está haciendo cargo de su obligación constitucional de entregar una salud de calidad, oportuna, eficiente y eficaz a la población, prefiriendo levantar medidas cortoplacistas para decir que cumplieron, en vez de abordar el problema de la salud pública desde su raíz. Las condiciones que se le ofrecen a los especialistas son por decir lo menos paupérrimas, tanto en sueldos como en ambiente y lugares de trabajo, y aún así los gobiernos de turno tienen el tupez de apuntar a los profesionales con el dedo y rasgar vestiduras diciendo que no queremos irnos a trabajar al sector público, cuando ellos no hacen nada por mejorar las condiciones de atención, no tanto para nosotros, sino que en beneficio de los usuarios de un sistema de salud que se sostiene básicamente en el amor, las ganas y la voluntad que le ponemos todos los días quienes trabajamos en él.
hugo vidal | 19.11.2015
alejandro dominguez informate antes de opinar porque quedas como wn se nota que no eres medico porque si lo fueras no quedaria tan al descubierto tu nivel de ignorancia. Facil criticar detras de una pantalla quizas que clase de fracasados eres tu
Barbara G | 19.11.2015
Comparto totalmente lo que se esta alegando acá y puedo decir que no sólo afecta a los médicos, si no a la mayoría, si no a todos los profesionales de la salud que trabajan en la atención primaria o en hospitales. Las corporaciones municipales están quebradas de tantas deudas que tienen por demandas y mal uso de los fondos! Entonces ocupan las platas de los insumos para poder tapar los hoyos financieros! ¿Y quien pone la cara cuando no hay insumos para atender?? ¿Quien pone la cara cuando un paciente viene sulfurado por que no le ha llegado hora para el especialista?? ¡¡Los profesionales!! Tenemos que lidiar día a día con el enojo de la gente y eso se traduce en una enorme decepción y pérdida total de la vocación profesional! Terminas tan chato de lo horrible e inhumano de las condiciones en las que trabajas que al final no quieres hacer nada por nadie!! Y si un paciente te agrede tu no puedes hacer nada porque te llevas la media demanda!! Vi a mi amigo médico comer pan con aceite!!! En el hospital sin un lugar donde poder descansar, 24 horas de pie en la urgencia!! Mi madre es matrona hace 20 años en un consultorio y tiene que hacer pipí en un tarro dentro de su box porque tiene paciente tras paciente y no puede ni alcanza a ir al baño!!!! ¿Y así esperan que los atiendan con una sonrisa?? Es imposible!! Al final terminan habiendo puros especialistas extranjeros en los servicios!!!! Y los nacionales que se esfuerzan por estudiar carreras que además son carísimas se van al sistema privado!! Podría seguir escribiendo mil cosas más sobre lo horrible que es la salud en Chile... Solo puedo decir, usuaria (o) tenga paciencia y piense que dentro de ese box hay alguien que quiere ayudarlo y que tiene las manos atadas por este sistema de pacotiya!!
Fernando Ventura | 19.11.2015
Sr. Alejandro Rodriguez: usted de burla de este testimonio achacándole el error a la afectada, quizás por ser muy inocente y creer que la vocación de servicio público es una tontería. Veo que su opinión refleja pragmatismo y desdén por no ser más "vivo" que el resto. Me temo que su forma de pensar representa uno de los problemas de chile, el que ya nos acostumbramos a esta mediocridad y inmoralidad, en fin, a la decadencia en todo sentido. Quizás usted tenga la solución, pero me temo que de su boca sólo saldría este comentario: "cáguese al resto". Usted no es la solución, usted es el problema y esta metido hasta el cuello. Lo compadezco.
Sirleny Meza | 19.11.2015
Alejandro Dominguez D... ¿A que te dedicas? Por supuesto no eres médico, porque no tienes idea de las postulaciones a las especialidades médicas. Espero que tu comentario venga desde la ignorancia y no del resentimiento con el que hablan hacia los médicos. Antes de entrar a la especialidad, me dediqué 3 años a la atención pública, trabajé en múltiples lugares hasta que di en un lugar donde me sentí a gusto, al menos por un tiempo. Nada que decir de la gente con que trabajé, todos con mucha vocación de servicio. Junto a un par de colegas, éramos las estrellas del lugar, pues veníamos de universidades tradicionales y hasta los pacientes notaban la diferencia entre la atención nuestra y la de otros médicos que trabajaban en el lugar (sin ánimo de ofender a los que hacen bien su trabajo, me tocó conocer dos joyitas ecuatorianas que vendían licencias médicas). Como cuenta la pediatra que escribió este artículo, a mi también me tocó el maltrato del sistema público. Atender 5 pacientes por hora y hasta 6 o 7 si la directora del CESFAM me lo imponía. Decidí tener un hijo y me cambiaron el trabajo que hacía, por uno más pesado y me bajaron el sueldo casi un 20%. Embarazada de 30 semanas me tocó atender la pandemia de AH1N1, sin la consideración de mi jefa por mi avanzado embarazo. Me sentí perseguida y humillada. Por lo demás, trabajar con recursos insuficientes, derivaciones con muchísimo tiempo de espera, personas que llevaban mas de un año la atención de un especialista o el llamado para un examen en el hospital.... Ver el sufrimiento de la gente que tenía que esperar por hacerse esos exámenes o esperar por ese especialista también es un sufrimiento compartido. Yo también lo pasaba mal y se que muchos de los que seguimos trabajando en el sistema público, lo pasamos mal con el sufrimiento ajeno. Hoy soy especialista a costa de mucho esfuerzo físico, emocional y económico. Y TRABAJO EN EL SISTEMA PÚBLICO PORQUE QUIERO Y PORQUE PUEDO. Pero puedo porque no soy yo la que lleva el sustento al hogar, porque con el sueldo que ganaría trabajando a tiempo completo en el hospital apenas me alcanzaría para pagar el colegio de uno de mis tres hijos y la nana para que los cuide mientras trabajo. Gracias a Dios no tuve que venderle el alma al diablo como dice alguien por ahí, pero porque alcancé a tomar una beca autofinanciada antes de su extinción. Animo para todos mis esforzados colegas que a pesar de todos los promesas incumplidas siguen trabajando con el corazón en el sistema público.
Max Petrucci | 19.11.2015
Qué lástima por lo que pasan los médicos que realmente desean estar en el servicio público y ayudar a los que más necesitan; con el gobierno de turno haciendo cosas cortoplacistas tratando de levantar "elefantes blancos" para decir que ellos cumplieron con la salud y no teniendo una visión de estado de ver el centro del problema que es la falta de especialistas y de insumos básicos.
Consuelo Dinamarca | 19.11.2015
No es que hayamos firmado con el diablo! Para poder especializarte hay muy poco cupos en que tu pagas 3 años y terminas siendo libre, osea trabajando donde quieras. La mayoria de los cupos para entrar a estas especialidades son del servici de salud y ellos te dicen estas son las condiciones. Bueno pues cuando entramos las condiciones eran 6 años en total y fue eso lo que "firmamos" (en salud no hay contratos, solo resoluciones de cargo y pagares) ahora que estamos a 6 meses de terminar no dicen que fue un error al crear estas becas y que tenemos que permanecer, bajo peores condiciones laborales de ahora (menos sueldo, sin derecho a licencia, pre y postnatal) por 3 años mas!! Osea que onda! Ninguna otra profesión te amarran como con nosotros y lo peor somos la cara de todos los defectos de la salud pública: falta de insumos, de examenes, listas de espera, etc etc!
Beatriz Morgado | 19.11.2015
Qué pena, qué rabia. Yo pensaba que a los profesores no más les hacían esas cosas.
Alejandro Domínguez D | 19.11.2015
Un momento Firmaron un "convenio" con el Ministerio de Salud y, en este caso, con la Universidad de Chile, y ahora reclaman porque no les "cumplen" las condiciones??? Por favor, si después de 7 o más años de universidad no saben con quién pueden meterse y con quién no... Negociaron con el diablo, firmaron por el infierno, y ahora oh!, cómo es posible que me esté quemando!
Lorena | 19.11.2015
Lamentable esta es nuestra realidad, me parece vergonzoso la falta de seriedad y de respeto hacia los profesionales que estudian y se esfuerzan por mejorar sus capacidades para servir a nuestros pacientes. La falta de recursos es transversal desde el primario hasta el nivel terciario público de salud, con estas faltas de regularidad no vamos a llegar a ninguna parte. No sacan nada con traer médicos cubanos que ni siquiera están validados, la calidad comienza por casa señores, demosle herramientas a nuestra gente para formarse y fortalecer nuestra salud pública.
Icono de noticia

¿Algo que agregar?

Debe contener sólo valores alfabéticos
Debe llenar este campo con un e-mail válido
Revise los campos nuevamente
icono financia

¿Cómo se financia CIPER?

Ver informes de ingresos
icono apoyo

¿Cómo apoyar a CIPER?

Conoce las opciones
icono principios

Principios de CIPER

Lo que nos mueve
icono directorio

Directorio Fundación CIPER

Nuestro directorio
icono equipo

Equipo CIPER

Conócenos
icono investigacion

Investigaciones
con impacto

Revísalas
icono premios

Premios obtenidos

Ver premios
icono trofeo

Libros CIPER

Conócelos
icono trofeo

Enviar cartas y columnas

Revisa las opciones