Ir arriba

Comentarios (24)

Nelson | 04.03.2020
Esa vacuna fue la mejor decisión que pudo haberse tomado y su eficacia esta ultrademostrada y revisada por toda la comunidad científica internacional. Gardasil actúa para prevenir la infección por HPV seotipos 3, 11, 16 y 19. Justamente la infección por los dos últimos serotipos es la causante del cancer de cuello uterino y por lo tanto, si se previene la infección se previene el cáncer. Por eso se administra a niñas que no han tenido relaciones, ya que esta vacuna busca prevenir la infección antes del contagio durante las relaciones (no es tratamiento). En fin, es una irresponsabilidad decir que su eficacia está en duda, ya que ningún médico que se actualice puede cuestionar la elevada efectividad de esa vacuna y en el largo plazo es mucho más rentable, ya que disminuirán significativamente los cánceres de cuello uterino
Jovez | 28.08.2019
Lo primero es mencionar que la noticia refiere a la alta inversión del gobierno en una vacuna que a la fecha no daba seguridad respecto a los beneficios ofrecidos por los laboratorios a la ciudadanía. Se desconocen aún los beneficios entregados al gobierno y a organizaciones. Según lo revisado en internet, aún no existe, fines de agosto 2019, prueba científica que documente la pertinencia en la aplicación OBLIGATORIA a niñas de 5to básico. En qué sentido?, si bien la vacuna puede ser útil en ayudar a proteger, no hay certeza del tiempo de protección ni su efectividad a largo plazo, que justifique aplicarla en niñas. La aplicación en niñas pequeñas, y ahora en niños, se justifica por la anticipación al comienzo de la vida sexual de los jóvenes. MINSAL enfatiza que PUEDE dar protección: "La vacuna contra el VPH ayuda a proteger (NO PROTEGE) contra ciertos virus(NI SIQUIERA LA MAYORÍA) que pueden provocar cáncer (NO HAY CERTEZA DE QUE LO PROVOQUEN) en edad adulta o verrugas u otras infecciones genitales." Las mayúsculas con paréntesis son énfasis del suscrito, y entre comillas se extrajo de MINSAL.CL EST MED; según usted al 2019, podría aclarar cuál es la evidencia de la ignorancia y parcialidad?, podría usted hacer un mejor trabajo y ofrecer los links de sus fundamentos? MATÍAS; Increíble¡¡¡, es de esperar que su práctica médica sea mejor que su gramática. El artículo agrega links que por lo visto usted no visitó, con opiniones de profesionales calificados, sus colegas, que pueden tener más experiencia y curriculum que usted, o no?, algunos relacionados al ámbito público. Respecto a la polio, le informo que este país fue el tercero, no el primero en el MUNDO en erradicar, y que al día de hoy se sigue luchando para cumplir con el MINIMO exigido para mantener ese status. Respecto a que "está más que demostrado su beneficio", por favor publique el link o la fuente de donde sacó eso, hasta ahora no he encontrado estudio que pruebe los efectos positivos a largo plazo. (16 años por lo menos). Respecto a que "su riesgo no esta comprobado", Llevamos ya años y no hay efectos adversos registrados en chile correlacionados a la vacuna"; hay un sinnúmero de casos en el extranjero y en Chile (visite MINSAL.CL), que señalan claramente una relación entre la vacuna y afectaciones leves a graves, sobre la salud de un pequeño porcentaje de "NIÑOS". Estos casos se encuentran en estudio. Como médico en ejercicio, usted debe saber que, comprobar CORRELACIONES, es difícil. Para terminar con usted; "la ignorancia que hay en la población", es resultado de las deficientes políticas de gobierno para informar CORRECTAMENTE, y el bajo profesionalismo de médicos, que en vez de servir a la comunidad, se sirven de ella. LEONARDO ESPINOZA; Primer link podría explicar en qué parte anula el artículo, o por lo menos expone su deficiencia, a la fecha del mismo. Segundo link está caído.
Est med | 11.07.2019
A 2019 y queda en evidencia la ignorancia y parcialidad del psedouperiodista que redactó esta noticia tendenciosa y desinformadora. Está más que demostrada la efectividad con dos dosis y también la seguridad de la vacuna.
Matías | 08.11.2018
Se me calleron increible, soy médico de profesion y este articulo malversa y muestra de forma asquerosa solo lo conveniente para tomar una postura antivacunas. Lamentablemente la persona que redacto este articulo no investigo la contraparte porque cada uno de los cuestionamientos que hay y las dudas riezgo beneficios podrian haber sido facilmente explicadas por un medico competente en la salud publica de este pais. Les recuerdo o informo que este país fue el primero en el MUNDO en erradicar la polio con dudas al igual que para esta vacuna. Las empresas que crean la vacuna tienen que vender por su puesto que si, no son ongs, la labor de los profesionales es evaluar el riesgo beneficio de cada decision y esta esta más que demostrado su beneficio y su riesgo no esta comprobado. Llevamos ya años y no hay efectos adversos registrados en chile correlacionados a la vacuna. Sinceramente se me cayo ciper, esto no es periodismo objetivo como suele serlo, como profesional le produce impotencia ver como manipulan cada pequeña parte de información contandola a medias para poder justificar los miedos basados en ignorancia que hay en la población.
Leonardo Espinoza | 30.10.2018
Supongo que el tiempo demostró que este reportaje era al menos deficiente: https://www.thelancet.com/journals/lanpub/article/PIIS2468-2667(18)30183-X/fulltext https://www.latercera.com/que-pasa/noticia/australia-se-convertira-primer-pais-del-mundo-erradicar-tipo-cancer/381143/ Que mal por CIPER
gonzalo | 05.07.2018
Estimada Gabriela, siento mucho lo de la diabetes de su hija, pero cual es su evidencia para decir que la vacuna causo la diabetes tipo 1. Los reportes de efectos adversos son, como dice la persona en el reportaje, no distintos a otros medicamentos. También según lo que entiendo la diferencia con el PAP, es que este es un examen que detectaría elementos cancerígenos, no lo evitaría. El medicamento en cuestion va en la prevención del desarrollo de este tipo de cancer. Es un medicamento implementado en muchos lugares, la pregunta es si este cancer, efectivamente reviste un problema de tal magnitud como para tipificarlo como obligatorio.
Gabriela estefania | 15.10.2016
Estimados, mi hija al poco tiempo de vacunarse enel colegio contra.el papiloma, sin mi consentimiento , debutó con diabetes tipo 1, una enfermedad autoinmune. Nosotros como padres creemos que el gatillante fué la vacuna.
Dayhana Digman | 26.09.2016
Estimada Karen que el PAP salga normal no quiere decir que no estes infectada, pues el virus puede permanecer latente (inactivo) hasta por años y un numero cercano al 3% da resultados errados e el PAP ya que se basa se la histologia de un sitio y no de la cavidad uterina completa. Por lo tanto para asegurarte deberias realizarse o una colposcopia, PCR o biopsia. De todas formas el posible efecto secundario versus el beneficio de estar total o parcialmente protegida me parece mas que aceptable. Por otro lado una critica directa al colegio medico, es que esta es una de las enfermedades de transmision sexual mas comunes en Chile y en las Clinicas este virus se trata por "verruguitas menores" o neoplasias sin explicar el verdadero origen de la enfermedad.
Eduardo Fuentes | 23.09.2016
Este reportaje es tan incompleto y esta tan manipulado en su contenido, que es un riesgo para la salud chilena, es impresentable que publiquen este tipo de informacion, una vez mas CiperChile haciendo circo sin medir consecuencias de sus actos, lamentable
Karen Núñez | 12.09.2016
En pocas palabras: Vacuna NO, Pap SÍ.
Nelson Cavieres | 09.09.2016
Este reportaje deja la incertidumbre de muchos padres, de si vacunar o no a su hija. Se sugiere complementar en forma más detallada toda opinión adversa a la vacuna, ya que actualmente hay comentarios en otros medios que los detractores de la vacuna serían asesinos en potencia.
Carola Galleguillos | 15.01.2016
Como siempre excelente reportaje, concuerdo en que hay otras prioridades en salud que sin duda son mucho más urgentes que esta vacuna, sobre todo considerando que el VPH puede ser controlado con un PAP que tiene un costo mucho más bajo que el de la vacuna, adicionalmente, y para mí mucho más importante, sin ningún efecto adverso..., que de haberlo sabido no le habría puesto la vacuna a mi hija de 14 años en forma particular..., porque uno se imagina que si a nivel del Ministerio de Salud está siendo obligatoria, es porque realmente es imprescindible. En resumen una vez más, está demostrado que los intereses están por sobre todo!!!! incluso por sobre la salud de la población....
Ricardo Jure Yáñez | 09.01.2016
En primer lugar, existe un análisis muy detallado, de sumas y restas más estadísticas, que son reales. Nuestro país, en vías de desarrollo no tiene la capacidad de gastarse en este tipo de vacunas, cuya efectividad a futuro es incierta, aparte de los pocos pero importantes efectos secundarios descritos. Debe invertir en forma más eficaz y directa. Mi última afirmación, basada en lo expuesto por los previos relatores, especialmente en relación a la citología cervical: procedimiento de screening baratísimo en relación al costo de la vacuna, que sí detecta el cáncer de cuello uterino antes que éste se llame cáncer, o sea, es capaz de detectar lesiones pre-cancerosas con una acertada y aceptada eficiencia. Este procedimiento en Chile, a nivel poblacional en muy barato y evita tratar pacientes con cáncer, sino, tratar también en forma muy barata, con procedimientos casi inocuos a las lesiones pre-malignas. Me pregunto, si es que a las niñas vacunadas no les van a realizar el PAP porque están vacunadas ? o, y si se lo van a tener que hacer igual, entonces, para que se vacunan ? El concepto "político" que se trata de inculcar es que aquí tenemos una "vacuna contra el cáncer", y el gobierno no se gasta en explicar que no es una "vacuna contra el cáncer" sino una vacuna antiviral, que produce inmunoresistencia hacia 2 (o 4) cepas de virus papiloma, que son las más relacionadas o más "virulentas" en su relación causal. Sin embargo hay muchas más cepas de virus papiloma, quizás menos relacionadas pero que también pueden influir en la causalidad. Ademas, hay cánceres escamosos del cuello que nada tienen relación con el HPV. En cuanto al cáncer de mama, que mata a 2000 o 3000 mujeres al año, sin contar a las que sufren este mal sin morir, que son miles y miles, no existe ninguna acción efectiva al respecto. Es decir, existe una gran "cobertura" de programa de cáncer de mama. Pero en qué consiste: En que la matrona le explica o le enseña a las mujeres a palpar las mamas. Esto tiene una cobertura magnífica a nivel de consultorios. Pero de qué sirve realmente. Acaso se beneficiará una mujer que palpándose acertadamente un nódulo, y este resulte ser cáncer, lo más probable es que ya esté en una etapa tardía, por lo tanto fuera de una posible curación real o definitiva. Por qué, si hay fondos para comprar esas mismas vacunas, no se invierte en un programa real de detección de cáncer de mama, como es la realización de mamografías a TODAS la mujeres y en forma anual. Con ese programa prácticamente se detectarían todos los casos de cáncer, obviamente en etapa muy precoz, y con una clara tendencia a un tratamiento curativo y por ende una disminución radical de a mortalidad. Sin hablar de miles de mujeres que estarían vivas y sanas y no por años sufriendo de quimioterapias, terapias mutilantes y otros problemas que afectan a toda su familia por años.  Por otro lado, y como ejemplo, increíble, de cómo se gastan las platas de la salud es el hecho que a mi parecer es inconmesurable, del "regalo" de un ajuar que se les hace a las mamás que tienen su parto en un Hospital de Chile, sean estas pacientes privadas o fiscales. El costo de ese ajuar es mucho mayor al coste de un parto en el servicio público. Se estima un costo de 250.000 peso por cada ajuar, sin agregar los costos operacionales de su distribución (bodegaje, distribución, transporte, personal que lo distribuye y entrega, etc). Eso multiplicado por 200.000 partos al año y para siempre...Es cosa de multiplicar y hablamos de un gasto de más de 100.000.000.000 de pesos que se pierden todos los años. La referencia a "perderse" es que simplemente el ajuar no mejora ningún índice de salud de la madre, hijo o familia y no creo que del punto de vista social sea un aporte sustancial para una familia. Si ese dinero se invirtiera, por ejemplo, en mamografías, probablemente sobraría para hacer aun más. Veo, como ven otros relatores, expertos o no, que simplemente las platas no se gastan en lo que la gente necesita en salud, sino en jugadas políticas, verbigracia: ajuares, como el mejor ejemplo.
Andres Gonzales Benavente | 31.10.2015
Estimado Fernando Muñoz, me sorprende que una autoridad publica, como usted, que ha hecho ejercicio de cargos públicos y por ende tomado decisiones por "el bien común", pretenda que dichas decisiones no puedan ser evaluadas ni recibir opiniones por parte de ciudadanos o expertos. Su postura es extremadamente totalitarista y alejada de todo ejercicio democrático del ejercicio de la crítica ciudadana hacia el actuar de las autoridades elegidos para ser servidores publicos (no servirse de lo público). Su denostación hacia el Dr. Cuadrado, me parece por decirlo a menos, desleal. Somos mas que "cohortes" sin alma como usted lo señala y asumo que piensa. No nos reduciremos a dicho papel y a aceptar las decisiones de un Estada cooptado y corrupto como el que ya sabemos es Chile. Salud no esta ajeno a aquello.
Martín Plaza Garmendia | 31.10.2015
Cabe destacar que lo que se sabe por los estudios es que la vacuna contra el virus papiloma disminuiría el riesgo de lesiones premalignas y los efectos adversos reportados son leves. En definitiva, se puede recomendar vacunar por estas razones.
Marcial | 31.10.2015
1. ¿Qué utilidad tiene esta vacuna cuando deben pasar 20 años para determinar su posible efectividad... versus la Citología cervico-uterina (PAP) y/o Colposcopia que pueden detectar tempranamente la presencia del virus y del Ca. Insitu? 2.¿Es más ético vacunar y someter a los eventuales efectos adversos, a las niñas; en vez de intensificar el tamizaje de Citologías preventivas? 3. ¿A qué se debe la URGENCIA en realizar una vacunación masiva? ¿Existe acaso una "epidemia" o "pandemia", que la justifique?
Ciper | 30.10.2015 | Socio/a 12 años
Señor Fernando Muñoz: Le agradezco su comentario a nuestro artículo y me permito responderle punto por punto y por la misma vía sus afirmaciones y dudas: 1.- Las fuentes consultadas por CIPER son todos especialistas en sus respectivos campos: la doctora Diane Harper es experta no sólo en el virus del VPH y sus tratamientos, sino que también fue la investigadora a cargo de los estudios de las vacunas de ambos laboratorios, y por esa precisa razón la consultamos durante la investigación. Juan Pablo Morales es el director ejecutivo de la ONG Políticas Farmacéuticas, organización dedicada a estudiar e informar sobre el actuar de las empresas y el mercado farmacéutico en nuestro país. El doctor Cristóbal Cuadrado es investigador de la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Chile. El artículo del doctor Alberto Fica fue publicado en la Revista Chilena de Infectología, sociedad de la que es miembro. La doctora Charlotte Haug es editora en jefe del Diario de la Asociación Médica de Noruega y miembro del Centro de Políticas de Salud y del Centro de Cuidados Primarios e Investigación de la Universidad de Stanford. Además, todas las fuentes documentales consultadas están publicadas en revistas especializadas y Peer Reviewed. Usted mismo está dentro de la lista de fuentes expertas consultadas y aparece citado en múltiples ocasiones a lo largo del reportaje. Le señalo la calidad profesional de las fuentes consultadas por CIPER en virtud de que, en su respuesta, usted cuestiona la calidad de expertos de las fuentes citadas. En esa misma perspectiva, me parece importante señalar que un ejercicio básico en cualquier investigación periodística es contrastar fuentes, lo que no implica una intencionalidad de mostrar los argumentos del Ministerio de Salud como más débiles frente a los de los demás entrevistados. 2.- Como expuse anteriormente, hay una vasta lista de fuentes –entre las cuales se incluye usted mismo como representante del Minsal- que se utilizaron en esta investigación. Por lo mismo, y en base a que el tema planteado en el reportaje es de salud pública, es decir afecta a todos los ciudadanos, si a su parecer la idoneidad de estos profesionales entrevistados es cuestionable, sería importante que usted aportara los argumentos que fundamentan sus dichos. En referencia a la recomendación de la OMS sobre la incorporación de esa vacuna a los planes de inmunización, la misma Organización Mundial de la Salud indica en una publicación de octubre de 2014 que si bien reconoce la importancia del cáncer cervicouterino y otras enfermedades relacionadas al VPH, la vacunación obligatoria como parte de los programas de inmunización se recomienda siempre y cuando: la prevención de este cáncer constituya una prioridad de salud pública; la introducción de la vacuna sea programáticamente posible; el financiamiento sustentable del programa sea seguro; y la costo-efectividad de la vacunación en el país. Sobre este último punto, un estudio de costo-efectividad publicado en 2011 por el Departamento de Economía en Salud del Minsal, concluyó que “en un escenario de eficacia mantenida de por vida, sólo un costo inferior a US$18 la dosis” haría costo-efectiva la puesta en ejecución de este programa. Y si bien esto último sí se cumple en nuestro país, lo primero –la duración de la efectividad de esta vacuna- aún no ha sido demostrada. Este punto es especialmente sensible si consideramos que es posible que las niñas inoculadas puedan no estar protegidas hasta la edad de su primer PAP, ya que no está demostrada la duración efectiva de esta vacuna. 3.- En ninguna parte del reportaje se señala ni se insinúa que Dinamarca haya sacado la vacuna de sus programas de inmunización o que Japón haya prohibido su comercialización. De hecho, en el artículo están los enlaces que llevan a documentos y sitios web que entregan información detallada sobre estas decisiones. Y si bien Japón no ha dejado de comercializar la vacuna, sí dejó de recomendar su uso generalizado, permitiendo a su vez que quien quiera usarla, lo haga por voluntad propia y con toda la información posible a su disposición. 4.- Respecto a la idoneidad de la doctora Diane Harper como fuente, me remito a lo indicado en el punto uno de esta respuesta. En relación a los estudios de efectividad de la vacuna, si bien es cierto que no es necesaria la demostración de la disminución del cáncer, la duración de los efectos que usted menciona es información relevante, ya que en Chile el primer Papanicolau se hace en mujeres de 25 años, 16 años después de la vacunación. Según los múltiples antecedentes recabados en el reportaje –y disponibles en los enlaces del sitio web a que se hace referencia-, esto podría significar que los más de $3 mil millones entregados al Laboratorio Merck por esta vacuna devuelvan una escasa o nula ganancia para la salud pública en Chile. 5.- Tal como usted expone, luego de casi 10 años de vacunación, la experiencia australiana indica principalmente la disminución de las verrugas genitales. Ahora bien, está claro que esa patología no es el tema del reportaje en cuestión y tampoco el virus principal que se busca atacar. Un reciente estudio que habla sobre el tema que usted señala es “The Australian Experience With the Human Papillomavirus Vaccine”, de la doctora Suzanne Garland. Es importante indicar que en el mismo estudio se explicitan los conflictos de interés de la doctora Garland: era miembro de la mesa del Consejo Directivo Global de Merck y del Comité Científico Consultivo sobre VPH de la misma empresa al momento de la publicación (2014). 6.- Al contrario de lo que usted señala, en el reportaje se indica que la inclusión de la vacuna era “una medida más al programa preventivo contra el cáncer cervicouterino”. Además, en el mismo texto usted es citado explicando que la decisión de inocular a las niñas “fue tomada porque complementa al PAP, pero no para reemplazarlo”. 7.- En el reportaje no se dice que las más de 600 muertes de mujeres jóvenes que se producen en Chile por cáncer cervicouterino no sean significativas, sino que se comparan con las muertes causadas por otras enfermedades a modo de contexto. Además, entiendo que usted hace referencia a las opiniones del doctor Cuadrado y de Juan Pablo Morales, que cuestionan la necesidad de esta vacuna como obligatoria, un punto central de los cuestionamientos. Lo que se hace en el reportaje, como le expliqué en el primer punto, es posibilitar que distintas opiniones -incluyendo la suya- dialoguen respecto de este tema, para la mejor información de los lectores. 8.- En el reportaje se consignan sólo los efectos adversos que aparecen en el folleto de información al profesional de la vacuna Gardasil. Es usted quien aparece citado como fuente explicando que la parálisis fláccida no es un efecto adverso de esta vacuna. Además, en esa misma cita usted indica que en Chile se han inoculado más de 400.000 dosis y que no han aparecido efectos adversos graves, salvo un caso ocurrido en Antofagasta y que -afrima- no revistió gravedad. Con respecto a lo ocurrido con esta vacuna en Dinamarca, se explica que son poco más de 1.000 casos de posibles efectos adversos entre 500.000 niñas vacunadas. 9.- Con respecto a su cuestionamiento, me remito a los puntos 1, 2 y 7 de esta respuesta. 10.- Sobre las cifras de inversión, en el reportaje jamás se afirma que esta sea la vacuna más cara de las compradas por el Ministerio de salud, sino que es más cara que otras vacunas. 11.- Como consigna nuestro sitio web, una de las misiones de CIPER es contribuir a tener políticas públicas de calidad. En ese sentido, fiscalizar en base a qué información se toman estas decisiones y qué efectos pueden tener en los ciudadanos, es uno de los objetivos importantes de nuestro trabajo. No es nuestra intención “sembrar desconfianza” ni sobre esta vacuna en particular ni sobre las vacunas en general, sino que ejercer nuestro legítimo derecho a informar y en algunos casos a cuestionar estas decisiones, más aún si se trata de políticas que afectan a la salud de la población. Lo saluda Mónica González Directora de CIPER
Sergio Meza C. | 29.10.2015
Se agradece la respuesta de Fernando Muñoz, en todo caso. Tantas veces el silencio tiende a otorgar. Aquí se responde, se argumenta y se da atención al reportaje de una manera accesible para todos, sin demasiada parafernalia mediática. No faltará quien, no obstante, retórica de por medio,se dedique a restar mérito a un modo oportuno y directo de responder.
denis urbano | 28.10.2015
FERNANDO MUÑOZ, dos cosas para contestar tu "articulo" de comentario....uno, en USA estan atacando esta vacuna por todos lados....segundo y lo mas importante....que el gobierno tome la decision de poner la vacuna en el programa y darle el el titulo de Recomendada y quitarle el titulo de obligatoria..... Respecto a los expertos y comunidad cientifica que nombras que aprueban est avacuna....preguntale a los expertos y comunidad cientifica que aprobo el uso de talidomida, "por ser segura", su opinion por los mas de 10 mil bebes que nacieron con deformaciones y que menos del 50% fallecio....esa es tu "comunidad cientifica de expertos" que aprueban vacunas...al final son los mismos que emiten boletas para cobrar las comisiones....en este tema no hay mucha diferencia entre los politicos y estos cientificos al momento de cobrar......¿o crees que un doctor que te receta un medicamento lo hace porque es lo mejor para ti? ¿o lo mejor para su bolsillo? No sigas siendo inocente, o peor, un triste troll pagado. Anda a Wiki para ver lo de la Talidomida. Una mas, es solo para los niños de familias de media para abajo, ahi es obligatorio, pero colegio  Privado.....no pues.....eso va contra el derecho a la eleccion de las personas...lo mas sano y cuerdo es hacerlo voluntario y totalmente pagado por el estado.....¿no crees?
Fernando Muñoz | 28.10.2015
1. Se trata de un reportaje evidentemente sesgado que entrevista a pretendidos “expertos” nacionales y los contrasta con una entrevista al Jefe del Departamento de Inmunizaciones de la que se extraen frases para contrastarlas intencionadamente con tales “expertos” con el fin de que aparezcan débiles frente a la pretendida autoridad de estos últimos. 2. No se intenta ni por asomo entrevistar a otros expertos de probada idoneidad o citar las recomendaciones de la OMS, OPS, los CDC de los EEUU y otros organismos de probada competencia en el tema, los que en reiteradas ocasiones han recomendado a los países miembros incorporar a los planes de inmunizaciones la vacuna contra VPH. 3. También se omite señalar que la vacuna se administra hoy en prácticamente todos los países de América y en prácticamente todos los países de Europa Occidental. Se magnifica la decisión de Japón de retirarla de sus programas nacionales y no se dice que la vacuna está lejos de haber sido retirada del comercio en dicho país. Tampoco se dice que Dinamarca ha solicitado una investigación a la Agencia Europea de Medicamentos acerca de eventuales efectos adversos y que dicha agencia, si bien ha iniciado tal investigación, ha señalado explícitamente que no ha recomendado a los países suspender los programas. De hecho Dinamarca tampoco lo ha hecho. 4. Se hace gran caudal de las opiniones de la Dra. Harper, investigadora que participó activamente de la investigación inicial acerca de la efectividad de la vacuna, quien opina que la vacuna no posee la efectividad necesaria como para incorporarla a los programas nacionales. La opinión de esta investigadora ha sido distinta a la de las autoridades internacionales en materia de salud pública, quienes han aceptado que, para el caso de esta vacuna, no es pertinente solicitar estudios que demuestren la disminución del Cáncer Cervicouterino (los que demorarían decenas de años) y que los anticuerpos producidos a partir de la vacunación, más la evidencia de su impacto en la disminución de las lesiones iniciales del cuello uterino, son suficientes para justificar su inclusión en los programas con el fin de evitar a las niñas de hoy el daño al que se han visto expuestas la mujeres que las precedieron. 5. También se omite la experiencia de Australia, país precursor en los programas de vacunación VPH, que ha demostrado, luego de casi 10 años de vacunación la disminución prácticamente a 0 de las verrugas genitales, enfermedad de transmisión sexual producida por virus VPH contenidos en la vacuna tetravalente, que se usa en Chile. 6. Se pretende además sembrar la especie de que el Ministerio de Salud desincentiva los exámenes de PAP dado que ha decidido iniciar la vacunación. La verdad es que el ministerio ha decidido incorporar a las medidas existentes antes (PAP y AUGE para tratamiento oportuno del Cáncer Cervicouterino) esta nueva medida de prevención. Son muy pocas las enfermedades para las que se cuenta con medidas de prevención en todas las etapas de la “historia natural” de las mismas, y la decisión es utilizarlas todas. 7. Gracias a todas estas medidas, incluida la vacuna, esperamos impactar a futuro para disminuir las más de 600 muertes de mujeres jóvenes que se producen en Chile por Cáncer Cervicouterino. En el reportaje se llega a decir que estas muertes no son significativas dado que hay cánceres que producen más muertes. Lamentablemente no hay vacunas contra el Cáncer Gástrico u otros. Si existiesen las usaríamos. 8. Se incurre en graves inexactitudes acerca de los efectos adversos producidos por la vacuna, los que se magnifican en base a informaciones genéricas. Todos los estudios serios al respecto muestran que los efectos adversos de esta vacuna son leves y que algunos, como las citadas parálisis fláccidas, que pueden ocurrir raramente con otras vacunas, han sido descartadas como asociadas a la vacuna VPH. Chile ya ha puesto más de 400.000 dosis de la vacuna sin más reacciones que las locales y con casos de vahídos que se cuentan con la mano. 9. Uno de los “expertos” consultados manifiesta doctamente que no existen antecedentes como para hacer obligatoria está vacuna. El Dr. Cuadrado demuestra un desconocimiento notable, ya que ignora que la obligatoriedad de esta y otras vacunas incluidas en el plan se basa en el llamado “efecto de rebaño”, esto es en la necesidad de proteger, no solo a la persona vacunada, sino al colectivo. Cuando se logra esa inmunidad alta del colectivo, se hace menos posible el contagio de aquellos no vacunados y se logra el control de la enfermedad en la sociedad. 10. También se incluyen cifras de inversión sin la debida precisión acerca del uso alternativo de los recursos en el total de inversiones posibles en vacunas. La vacuna VPH está lejos de ser la más cara que utilizamos. De hecho, la vacuna más cara que administramos es la contra Neumococo, bacteria que produce menos muertes que el VPH, las que se concentran en niños y la justifican plenamente.  11. Finalmente, es necesario señalar que resulta lamentable que CIPER haya decidido sumarse a una lista de medios y de información en redes sociales que, a lo único que han contribuido, es a sembrar desconfianza general sobre las vacunas y en particular respecto a la vacuna en cuestión. Es de esperar que el daño sea limitado y que la población mantenga la confianza que siempre ha mostrado respecto a los planes de vacunación del Ministerio de Salud. Fernando Muñoz Porras Jefe, Departamento de Inmunizaciones del Ministerio de Salud
denis urbano | 27.10.2015
Se supone que el cancer este es mas propenso a desarrollarse en mujeres activas sexualmente....¿que hacen aplicando estas vacunas en niñas de basica?  Como es ya muy comun en Chile...dime quien aprobo este proceso y analiza su cuenta corriente, la de sus familiares, parientes cercanos y amigos o socios en negocios y boletas emitidas....en el 99% de los casos,  el vil dinero es el que hace que un No se convierta en un Si.
Marcelo | 27.10.2015
¿Y el caso del Tamiflu? Nobleza obliga, CIPER.  
Tamara | 27.10.2015
En Antofagasta hay una niña afectada, que tuvo que ser trasladada a Santiago después de estar en la UCI. Actualmente, por lo que contó su mamá (Editt Molina) está en tratamiento y ha respondido bien. La página https://www.facebook.com/movimiento.vacunacion15?fref=ts está tratando de contactar a más niñas afectadas en el país. 
julissa | 26.10.2015
Es absurdo que se este jugando con la salud de las personas.. por intereses personales
Icono de noticia

¿Algo que agregar?

Debe contener sólo valores alfabéticos
Debe llenar este campo con un e-mail válido
Revise los campos nuevamente
icono financia

¿Cómo se financia CIPER?

Ver informes de ingresos
icono apoyo

¿Cómo apoyar a CIPER?

Conoce las opciones
icono principios

Principios de CIPER

Lo que nos mueve
icono directorio

Directorio Fundación CIPER

Nuestro directorio
icono equipo

Equipo CIPER

Conócenos
icono investigacion

Investigaciones
con impacto

Revísalas
icono premios

Premios obtenidos

Ver premios
icono trofeo

Libros CIPER

Conócelos
icono trofeo

Enviar cartas y columnas

Revisa las opciones