Ir arriba

Comentarios (27)

FRT | 01.04.2022
Lo más impresionante y patético de todos los involucrados , es que nadie sabía y conocía lo que hacía corbalán La prepotencia actual de dos mujeres que no voy a nombrar pero es fácil adivinar , es abismante , sabiendo con el Genocida que anduvieron
Carlos Humberto Vásquez Salinas | 18.01.2021
...es bueno que se sepa la verdadera historia, para que así, ojalá, jamás se vuelva a repetir... ("solo la verdad nos hará libres")
Jose Perez | 29.10.2020
Excelente reportaje de Ciperchile, hoy noviembre 2020 recién lo acabo de leer, y bueno, todo chile sabe de lo turbio de las noches de los 80 y 90, y quizás hasta ahora y de los artistas que apoyan a la derecha..nuevamente felicitaciones
Jorge Adrian | 07.05.2020
Me admira como uno de los personajes partícipes de esos “eventos”, Raquel Argandoña esté aún en televisión, con un gran lavado de imagen.
Luis | 21.04.2020
Relato ya sabido . Sería interesante saber la fortuna actual de los participantes del show corbalan
Rodrigo | 21.04.2020
Me encantó. Entendí que el eje de la historia no se centra en la violación a los derechos humanos, más bien al carrete de alto nivek en tiempos de la dictadura militar. Pese a la terrible situación politica y económica, simplemente la vida nocturna fue el escape de muchos. Es simplemente parte de la historia que les tocó vivir. Imagino el desenfreno de esas fiestas y al mismo tiempo el temor de compartir diversión con miembros de una organización de asesinos todopoderosos.
Rodrigo | 28.03.2020
Que suerte que Chile saliera de esa Dictadura, donde existían personas tan abusadoras y crueles, ojalá Venezuela y Cuba salgan de las suyas donde con distinta ideología comenten el mismo tipo de crímenes
Caste | 18.03.2020
Lo mejor de todo, la opinión de Cristino, excelente lápiz, gracias. Un libro que no da para más análisis. Esa elite playera y bohemia al pedo, parasitaria, continúa instalada y generando discurso en la mierda de TV, que nos merecemos. Son los lideres de opinión de una fábrica discursiva que se inocula en tu cerebro todos los días, hasta que la apagues
Marcelo | 13.10.2019
La verdad es muy cierto que se cometieron muchos Excesos no es por justificar Pero gracias a estos hombres el país tomo otro Rumbo que ahora se está Perdiendo y volviendo a lo Mismo y peor aún los Chilenos tenemos muy mala memoria Es una lastima
Karla | 21.01.2019
Me encanto.
Jeronimo | 20.01.2019
Quien no vivió aquella epoca no conoce la presión sicologica hasta para el más común de los mortales. Habian (o se creía) muchos sapos, por lo tanto no se podía comentar nada. Todo eran suposiciones, nada concreto. Hasta familiares efectivamente no sabían que realmente sucedía. Al igual que en Alemania con los judíos. Hasta que se destapa la olla.
raul | 18.01.2019
con todo ese material haria una pelicula..pero no hecha por chile.. para que sea algo de calidad....y obtencion de premios internacionales
juani | 17.01.2019
firma como cristino, pero no tiene nada de pristino
rosi rosero | 11.11.2018
donde conseguir el libro?
Germania | 13.08.2018
Llegué bastante atrasada a este artículo. Lo único que me pregunto es ¿qué pasó con Maripepa Nieto? Cuando yo era chica aparecía en cuanto programa había y era portada constante en la revista Estreno de La Tercera. Pareciera que se la tragó la tierra. Ese es un personaje interesante de investigar. Saber cuál es su estructura de pensamiento al aceptar ser pareja de un asesino y torturador.
Rafael Valencia | 18.08.2016
Puedo entender el temor de los artistas al no negarse a participar en los " Eventos " de estos energúmenos, pero ¿ porque negarlo ahora ? será que  ¿ Además de participar en shows artísticos, también fueron testigos de acontecimientos más oscuros ? ¡ Saludos !
Pablo | 01.06.2016
Buen artículo, el plata queda como héroe, seguramente lo veremos el próximo festival de Viña.
Vicente Balcazar | 15.03.2016
  Cristian Cristino, leer tu critica, ha sido lo mejor que todo el "trabajo de investigacion".
Ricardo Lührs | 22.10.2015
bien, Cristián Cristino.
CRISTIAN CRISTINO | 30.08.2015
Aída, por más que me cuesta identificarme con lo que propones (yo tengo 30 años), creo que es muy válida su argumentación, lo que me hace matizar mi comentario, sumándole el valor de introducir este período de horror a quienes por un motivo u otro lo desconocen, lo que no es menor. Saludos.
malfred | 25.08.2015
Increíble!, la cantidad de cosas que pasaban, mientras las personas normales dormíamos. (Ahora comprendo de donde se hicieron tan "amigas la Argandoña y la Maldonado"; antes no entendía como podían ser tan amigas, si se "veían" tan distintas las dos; una cantante y la otra "modelo, ex mis Chile (en un concurso que nunca se mostró),"lectora de noticias en TVN", animadora de eventos, etc, y vinculada con romances, etc,etc, y ahora veo que tb. involucrada en la "brigada rosa".. Ohh!!..
Aída Almonacid Ortiz | 21.08.2015
Concuerdo con su crítica , pero siendo objetiva ,una publicación de este corte, para muchos jóvenes que no vivieron este periodo es bueno que se enteren de como actuaban los de la CNI y como nuestros artistas se prestaban para satisfacer sus sucios privilegios. Y hoy siguen vigentes (Patricia Maldonado) por citar un ejemplo .
Cristian Cristino | 19.08.2015
    Quizás era demasiada mi expectativa ante esta novedad editorial, lamentablemente la experiencia de su lectura me decepcionó. El trabajo no es más que un recuento de hechos que en su mayoría son de público conocimiento; cuesta creer que es el resultado de cinco años de investigación; La mayoría de los testimonios de los protagonistas -Vodanovic, José  Alfredo Fuentes, entre otros-, de esta “Inmunda película” (cita textual a la contratapa del libro), ejemplifican  el acostumbrado dixit de "Yo no sabía nada”, “Parece que...”, “Decían que...” de todos estos colabores que experimentan una asombrosa pero recurrente amnesia sobre sus afinidades y acciones vinculadas a los años de la dictadura, que coinciden con sus años de mayor gloria profesional, sin que se perciba –desde el lugar de los entrevistadores- una voluntad de contra pregunta, cuestionamiento o  reflexión acerca de la densidad del entramado de mentiras que estos personajes intentan sostener. Por momentos pareciera que el verdadero objetivo de las entrevistas es el de hacerse amigos de las figuras de una farándula trasnochada para ufanarse ante los demás; tal parece que los autores terminaron siendo engullidos por el desgastado oropel que deberían diseccionar en busca de una verdad que significara un aporte para desentrañar los hechos de uno de las caras menos retratadas de la dictadura pinochetista.     La bibliografía es pobre.      Tanto el personaje Corbalán y su contexto son de una perversa fascinación,  pero son desaprovechados. Una figura fundamental de la historia es sin duda la oscura figura de Maripepa Nieto, que –como es de esperar- es mencionada muchas veces, pero de la que no hay ningún testimonio, ninguna entrevista, ni siquiera citas de entrevistas pasadas.     La estructura es básica y endeble (“había una vez un caballero llamado Alvaro Corbalán que trabajaba en la CNI y que hoy cumple condena en Punta Peuco”).Hay hechos y lugares que se repiten a cada rato pero otros que se mencionan al pasar pero nunca son desarrollados (por ejemplo: ¿Cuál es la significación inmediata y simbólica de las pifias en el festival de Viña del Mar?).     Los autores –que por poco son más numerosos que las páginas mismas del libro-, machacan con reiteraciones valóricas innecesarias para el lector promedio del trabajo y palabras en cursiva para caracterizar una época que no conocen (la edad promedio de ellos es la de 25 años) y que cargan al texto de una materialidad mortecina que por momentos se vuelve insoportable. La escritura a “ocho manos” se hace evidente ya que el tono de la narración no es homogéneo y no adquiere personalidad. La estrategia de ofrecer en esta nota el fragmento “Las Farras con Ray-Ban” es acertada ya que es el mejor de los cinco capítulos del libro.     ¿Cuál es el sentido de publicar este trabajo? No se me ocurre ninguno que justifique un material que por más que se presenta como una investigación, se evidencia como un reportaje más apto que estaría más cómodo en el espacio de una revista o de un sitio web.     La historia de los días de sangre y las noches de farra de Álvaro Corbalán aún espera ser contada.     Se lee rápido.                                              Cristian Cristino.
Felipe Camposano | 09.08.2015
Es curioso como este personaje tubo tanto poder, tantos amigos y nadie sabia de su sadismo, son todos unos hipócritas.
Juan Carlos Melendez | 08.08.2015
Hola Gracias por la publicación
Catalina Rojas | 08.08.2015
Buenisimo reportaje y siniestro como todo lo relacionado con la dictadura. Este tipo de reportajes escriben nuestra historia
rokos | 07.08.2015
Excelente narracion de como estas bestias luego de matar torturar y desmenbrar familias se dirigian a estos locales a aparentar ser normales junto a la farandula de la epoca, consumir tragos y drogas para seguir matando chilenos  que epoca tan oscura la mas oscura de la historia de Chile
Icono de noticia

¿Algo que agregar?

Debe contener sólo valores alfabéticos
Debe llenar este campo con un e-mail válido
Revise los campos nuevamente
icono financia

¿Cómo se financia CIPER?

Ver informes de ingresos
icono apoyo

¿Cómo apoyar a CIPER?

Conoce las opciones
icono principios

Principios de CIPER

Lo que nos mueve
icono directorio

Directorio Fundación CIPER

Nuestro directorio
icono equipo

Equipo CIPER

Conócenos
icono investigacion

Investigaciones
con impacto

Revísalas
icono premios

Premios obtenidos

Ver premios
icono trofeo

Libros CIPER

Conócelos
icono trofeo

Enviar cartas y columnas

Revisa las opciones