Ir arriba

Comentarios (7)

Marcos rivera villagra | 18.07.2019
Tengo artrosis de cadera severa .pero no cuento con mucho dinero gracias
Paola | 28.11.2018
Doctor Álvaro, debo decir que se nota que hay mucho dinero de por medio, siendo usted de traumatología, le cuento mi madre mando una interconsulta al hospital San José hace unos 4 años atrás, nunca la llamaron, y ahora este año 2018 nuevamente enviaron otra interconsulta. Si bien la llamaron para atender con un traumatólogo, la derivaron a un cirujano, el cual le dijo QUEDO EN LISTA DE ESPERA, que paradójico cierto? Es más, antes de que la atendiera el cirujano, llegó una carta certificada diciendo que EN VISTA QUE NO PUDIERON COMUNICARSE CON MI MADRE QUEDO OBSOLETA LA CONSULTA DEL AÑO 2014, ¿QUE LE PARECE? mi pregunta doctor: ¿como si ellos no pudieron comunicarse con mi madre por teléfono llega tal carta a la dirección de mi madre? Le agradecería me contestara ..gracias
Natalia Inda | 06.02.2016
Creo que lo que acabo de leer en otro momento de mi vida me causaría rabia, pero ayer me fracturé el platillo tibial y lo único que deseo es que me llamen luego del hospital san josé... Lo que hace el señor es un mal necesario... es una viveza que se agradece... y que lo permite el sistema.. Me dijeron que espere tres semanas, y que ya a la segunda empiece a insistir, voy en el segundo día y me siento acabada... depresiva y sin ánimo, inútil, adolorida, una mierda de persona por caer en lo que me alcanza: fonasa B, tengo un pequeño negocio de barrio de artículos de aseo, un hijo de 7 años y un bebé de 6 meses que dependen de mi... ¿ustedes creen que me importa los millones que ganarán con mi operación?... quiero que me llamen mañana y me digan: señora Natalia debe presentarse hoy para ser operada... pero obviamente eso no pasará... probablemente me llamaran en un mes y eso que la lista de espera es corta... seguro me dirán eso... cuando mis ganas, mi paciencia y mi dignidad esten por el suelo... Lucre conmigo señor, se lo ruego¡
Ines Pinedo Goñi | 08.08.2014
Estos señores, ¿su vocación parece ser mas bien la de hacer buenas ganancias en dinero.
Pierre | 09.06.2014
Todo comentario desde fuera de este complejo sistema y más aún, desde fuera del gremio, esta inevitablemente sesgado por la ignorancia. Lo que leemos aquí es un excelente ejemplo de cómo debemos adaptarnos en la legalidad para optimizar un sistema viciado que entrampa recursos en desmedro directo del paciente. Si a Ud. señor lector le genera indignación, favor levante su voz reclamando a quienes desde hace muchos años establecieron que en Chile la salud es un bien de consumo. Se agradece a CIPER por lo más cercano a una publicación "objetiva" que podemos obtener de la prensa por estos días, donde abunda la noticia y sensacionalista y deliberadamente maquillada.
Elizabeth | 24.03.2014
A las autoridades que han afirmado que faltan especialistas "aquí queda al descubierto la razón de la falencia de éstos en los servicios públicos". El Sr. Alvaro Martínez, con todo descaro lo muestra, peor aun lo justifica, ¡qué esperar! El tiene historia. ¿Dónde están los "médicos"? los verdaderos, ojala levanten la voz a esta y otras verguenzas
Margarita | 07.03.2014
Por eso es que las Especialidades medicas están tan acotadas,para que pocos cobren mucho y parezcan salvadores de un sistema "porque va en beneficio de las personas",el problema es que la misma gente termina pagando con sus impuestos este sigue y suma
Icono de noticia

¿Algo que agregar?

Debe contener sólo valores alfabéticos
Debe llenar este campo con un e-mail válido
Revise los campos nuevamente
icono financia

¿Cómo se financia CIPER?

Ver informes de ingresos
icono apoyo

¿Cómo apoyar a CIPER?

Conoce las opciones
icono principios

Principios de CIPER

Lo que nos mueve
icono directorio

Directorio Fundación CIPER

Nuestro directorio
icono equipo

Equipo CIPER

Conócenos
icono investigacion

Investigaciones
con impacto

Revísalas
icono premios

Premios obtenidos

Ver premios
icono trofeo

Libros CIPER

Conócelos
icono trofeo

Enviar cartas y columnas

Revisa las opciones