Ir arriba

Comentarios (9)

Paulina Rojas | 28.01.2015
Como ex alumna del Colegio Mariano, del cual Beatrice fue Directora del Colegio ademas de Profesora Jefe, no solo part-time, me sorprende la falta de rigurosidad de este articulo, sobre todo de un medio que alardea de ser tan acucioso en la investigación. Ademas, ella pertenecía al movimiento de Schöenstatt, no era una persona que iba un ratito para hacer una clase especifica. Ademas, les envíe la documentación que avala esta información  (Anuarios del Colegio Mariano) y no ha sido corregida. ¿Serán tan serios? O ¿ahora que se muestra como hermana no de Schoenstatt  sino de un desaparecido si cumple con los requisitos para ser publicada? 
Bárbara | 11.10.2013
OLIVILLO: ¿Conoces la pedagogía Waldorf, cuyo objetivo es educar seres humanos libres, respetando las necesidades de cada etapa de desarrollo de los niños? Te la recomiendo. Interesantísimo tu comentario. Lástima que hasta ahora nadie en el Ministerio de Educación se haya planteado preguntas tan relevantes, independiente del color del gobierno de turno.
Tela Terk | 07.10.2013
V KÜNAST Eso es el nombre de algún virus informático?.... Por lo pronto, no eres muy claro para especificar cual es la tontera que dices haber encontrado en abundancia. Como ves , nadie te ha borrado tus "lineas", puesto que en el mejor de los casos sólo dejan ver una pataleta biliar...se puede entender que en medio de esos menesteres no sea posible explayar debidamente el motivo de tanta acidez, y mucho menos argumentar decentemente...
Oscar | 07.10.2013
Gran entrevista ý muy buena la entrevistada. Un gran aporte para la educación. Bien merecido el premio
V. Künast | 04.10.2013
Cuanta tontera se encuentra a veces en estas   páginas "de investigación". Poco material para llenar espacio. Sé que estas líneas las borrarán.
OLIVILLO | 04.10.2013
LLEGÓ LA HORA Cualquiera de nosotros podría imaginarse que, en este siglo, al tener múltiples acceso fuentes de información , los seres llamados mesías o seres que sufren del síndrome de Jerusalén, deberían estar en extinción. Mas, no es así, puesto que el conocimiento como se va modificando, actualizando y cambiando, de manera cada vez más rápido e imperceptible, no hay tiempo para subir a un observatorio para mirar el horizonte. Y las instituciones, las más sólidas, las más creíbles, por una parte se hacen “humo” o se hacen agua y por otra parte, reproducen los viejos mitos envolviéndolos con verdades aparentes. Hasta ayer teníamos la creencia que el origen de las cosas eran sólo divinas. Hoy la partícula HIGGS es una realidad inobjetable. Y medio mundo sigue mirando para el cielo o para el Este, buscando las razones de las sinrazones. Y el otro medio mundo, se debate en una lucha fratricida, entre sunitas y chiitas. En educación hablamos de la calidad y sólo nos remitimos, en este país, a medir de manera homogénea y uniforme lo que acontece a los niños y jóvenes desde VISVIRI hasta la Antártida de la misma manera: SIMCE ¿ Y cuanto sabemos de cómo el cerebro aprende? ¿ Cuanto incide el contexto en lo que aprendemos? ¿ Cuando vamos a empezar a diseñar el curriculum conectándolo con el cerebro de cada niño y niña ? Mas, por eso y por todas la razones y emociones, se hace imprescindible construir comunidades para enfrentar las incertidumbres de la vida que afortunadamente nos ha tocado vivir. Hoy más que nunca se hace necesario que empecemos a dibujar un nuevo paisaje en el horizonte, desapegados de las amarras de un modelo impuesto por la fuerza, y dejando de lado, las miradas de pasajeros que hemos adquiridos en estos cuarenta años. Pero esto nos obliga tener una actitud primaria y básica que debemos replicar y multiplicar: LA EMPATÍA. Poner en común nuestra diversidad no es tarea de colocar a los seres a rendir pruebas nacionales para uniformarlos tratando absurdamente de homogenizar el conocimiento que “supuestamente debiéramos poseer”… Para desplegar esta nueva actitud , no debemos olvidar que el curriculum de las escuelas primarias, secundarias y terciarias son atacados por un rotavirus que pone el acento en la adquisición individual de los conocimiento tratando que estos principalmente se entronicen en el disco duro, con el martilleo de la memoria que se alimenta con anfetaminas para dar respuestas a las distintas pruebas que el sistema nos tiene consagrado para “saber” que somos aptos para vivir este siglo. Por lo tanto, llegó la hora, de entender que todos y cada uno de nosotros, somos importantes para construir un nuevo diseño de país. Llegó la hora de articular el comportamiento social en torno a la empatía. Llegó la hora de superar el asignaturismo y de liberar el curriculum de las pruebas nacionales: SIMCE y la PSU. Llegó la hora de mirar el aprendizaje desde la neurociencia. OLIVILLO
OLIVILLO | 04.10.2013
La escuela de hoy ¿responde a los desafíos del siglo XXI? La escuela de hoy no responde a los intereses de los niños de hoy. La escuela de hoy es aburrida, homogeneizante, punitiva, y principalmente, responde a un mundo que se quedó en el siglo pasado. El curriculum instalado, en este país, busca resultados para verificar “la inversión” más que medir la calidad. Y la vida son emociones envueltas en procesos que debieran superar el asignaturismo. La escuela de hoy está preocupada de que cada niño o niña y jóvenes obtengan “buenos resultados” en base a la memorización de contenidos, fundamentalmente, más que el sentido de lo aprendido. Hoy en las escuelas y en los liceos “la cola mueve al perro”. Es decir, las pruebas nacionales, Simce y PSU, mueven y subordinan al curriculum. Como muestra de ésta situación, en las escuelas y los liceos, se les dedica dos o tres meses, a lo menos, en períodos previos a realizar “ensayos” para esas pruebas. Dicho en otras palabras, desde la Escuela Internado G -35 de Visviri de la Región de Arica y Parinacota hasta la escuela F-50 de Villa las Estrellas de la Región de Magallanes y la Antártica de Chile, tienen el mismo curriculum diseñado, planificado, organizado, administrado, controlado y medido por el nivel central. Es más, compiten de la misma manera, en el Simce, como si las 15 Regiones, 54 provincias y 345 comunas fueran idénticas. Y si quisiéramos complementar el diagnóstico diríamos que el curriculum imperante es basado en objetivos, en donde las bases institucionales son los contenidos y sus paredes refractarias son el conductismo y la memoria de corto plazo. El tema es que hoy estamos en el siglo XXI, en el cual los niños tienen múltiples formas y maneras de acceder a la información y al conocimiento. No solo la escuela forma o deforma. Los niños de hoy son hiperactivos, hipertextos y triple pantallas. Es decir, tienen variadas y simultáneas plataformas interactivas para aprender, en donde el motor de sus acciones de aprendizajes es la emoción. En pocas palabras, existen diversos ambientes de aprendizajes, en los cuales los niños y jóvenes pueden desarrollar sus habilidades y competencias. Si tenemos dudas o desconocemos el desarrollo neuronal de los niños de hoy, sus maneras simultáneas de aprender y los modos de cómo aprenden, es cosa de mirar a nuestros hijos, a los nietos o a los niños de menos de 10 años que pululan por las casas o por la calles, con alguna pantalla interactiva o algún video juego . Hoy más que memorizarlo todo… los niños deberían saber observar; buscar; seleccionar; ordenar; relacionar; comparar; analizar; concluir; opinar; proponer; elaborar; y desarrollar todas aquellas habilidades y competencias que den sentido a la era en que estamos viviendo. Concluyendo, la escuela de hoy debe emocionar, atraer, reencantar, entretener, acompañar y orientar a los niños de hoy, tratando de ser mínimamente invasivos, para que estos puedan desarrollar la maravillosa aventura de aprender por si mismos. OLIVILLO
Adrian | 03.10.2013
Que bueno e importante es que existan investigadores en educación que están pensando los problemas que existen y en sus soluciones. No hay nada peor que hacer caso omiso a todas las señales que indican que no estamos bien en educación. A veces uno tiende a creer que realmente no se está haciendo nada y que "sea lo que dios quiera"...felicitaciones a la premio Nacional de Educación. Todos los chilenos mayoritariamente para mal hemos sido afectados por la dictadura, en el caso de la señora Beatrice perdió a su hermano y fue obligada a irse al Reino Unido. Yo esto lo asocio un poco a los traumas de infancia y juventud que debemos ir superando a lo largo de la vida, enfrentando los orígenes del trauma, sin olvidar por supuesto. La dictadura en nuestro país ha sido un enorme trauma el cual hay que enfrentar y resolver de alguna manera.
Eduardo | 03.10.2013
Felicitaciones profesora Ávalos, muy merecido el premio. Personas con su vocación y experiencia ayudarán a que el país recupere la calidad de la educación. Recordar que enseñanza impartida en el "Liceo" - donde se juntaban los hijos de familias de distintos niveles de ingresos - nos permitió a muchos llegar a la Universidad en tiempos que la totalidad de los alumnos de las universidades era alrededor de unos ciento veinte mil. Y no existía este engendro de la "educación municipal". Reitero mis felicitaciones.
Icono de noticia

¿Algo que agregar?

Debe contener sólo valores alfabéticos
Debe llenar este campo con un e-mail válido
Revise los campos nuevamente
icono financia

¿Cómo se financia CIPER?

Ver informes de ingresos
icono apoyo

¿Cómo apoyar a CIPER?

Conoce las opciones
icono principios

Principios de CIPER

Lo que nos mueve
icono directorio

Directorio Fundación CIPER

Nuestro directorio
icono equipo

Equipo CIPER

Conócenos
icono investigacion

Investigaciones
con impacto

Revísalas
icono premios

Premios obtenidos

Ver premios
icono trofeo

Libros CIPER

Conócelos
icono trofeo

Enviar cartas y columnas

Revisa las opciones