Ir arriba

Comentarios (7)

Alvaro | 29.10.2013
En mi caso, tengo 4 hijos el mayor de 16 se quedo a vivir conmigo en forma voluntaria, los otros por ser muy chicos se debieron quedar con su madre. Todo andaba bien hasta que quise poner en el tribunal de familiar y demanda por tuicion compartida ya que mis otros 3 hijos también se querían quedar conmigo. Lamentablemente por mi trabajo y teniendo presente el interés superior de los niños, la retiré (gran error). Posteriormente a eso, ella vino a mi casa, que queda al lado de la ella, en forma alterada y molesta a recriminarme que mi hija mayor a ella no la pescaba y que todo era culpa mia, (siempre todo lo malo según ella es culpa mía) yo en ese momento le dije varias cosas que tenia guardada y reprimidas sobre la separación, sin insultarla ni vejarla,  a ella no le gusto ya que se lo dije delante de mi hija, se que no es correcto pero la situación me tenia sobrepasado, ella constantemente delante de ellos me vejaba y trataba mal. Después de eso ella amenazo con demandarme y efectivamente lo hizo, diciendo en el tribunal de familia que yo la maltrataba en forma habitual, e inclusive dejo una constancia en Carabineros basada en hechos falso, dijo que yo había entrado a la fuerza a su casa y la había maltratado siciológicamente delante de su hija y que inclusive le quite las llave de su auto, eso mismo se lo dijo a mis hijos. Esto lo supe por que un día de la semana mi hija mayor se arranco del colegio y me pregunto ¿porque yo le quite las llaves del auto a su mamá? Yo le pregunte que quien le dijo eso y me dijo que su mamá. Lo que me preocupa es  están todo el día con ella y aparentemente están sufriendo del síndrome de alineación parental abiertamente. A raíz de la demanda y de los maltratos reiterados plateados por ella (todos falsos y sin ninguna prueba) el tribunal se "declaro por la supuesta la gravedad" de lo hechos incompetente y  me pasado a la fiscalía, donde se dicto la medida cautelar de no acercarme a ella, a su domicilio o lugar de trabajo. El problema es que mi casa queda al lado, por lo cual no puedo entrar a mi casa y estoy durmiendo en un hotel. Este fin de semana largo me tocaba a mi con los niños y no puedo retirarlos ya que no tengo donde llevarlos a dormir y tampoco puedo hablar con ellos, ya que según ella los tiene castigado, les quito el teléfono y otro dice que se le perdió el chip. Además les dijo a los niños que yo no los quería ver y que me fui a un hotel para inspirar lastima ya que la orden era no entrar a su casa (lo cual es falso). Esto sin contar lo que debí pasar cuando carabineros llego a mi trabajo, donde soy el jefe a notificarme. Realmente estoy sorprendido, como se puede sin ninguna prueba posible y hechos inventado llegar a tal extremo. Estoy con abogado en este momento, pero me gustaría saber otras experiencia ¿Que hago después que se compruebe que los hechos son falsos? ¿Puedo demandar por injuria, daños y perjuicio causado? Muchos me dicen que deje así no mas cuando termine el juicio, pero ya me di cuenta que la debilidades se vuelven contra uno. Con eso después en el tribunal de familia podré pedir la tuición total de mis hijos ya que abiertamente alguien que actúa así y es capaz de inventar tanta maldad no esta en condiciones de cuidar a mis hijos? Gracias.
monica | 25.07.2013
La violencia es deleznable, y más de quien esperamos protección y afecto.   Lamentablemente, la ley no puede cuidar los intereses de quienes no cuidan los suyos... el concubinato o convivencia, uniones de hecho, o como quiera llamarse, no crea relaciones patrimoniales entre las partes, y quienes conviven lo saben; porque mientras hay <3 no creen que deben tener las cuentas claras, y no toman resguardo alguno... y cuando la relación se termina, esperan que un tercero,los salva guarde, que las instituciones funciones. Hay que ser coherente con o sin lagrimas.      
Romina | 20.07.2013
Es impresentable las situaciones que alguien agredido debe sortear, -como si la agresión no fuera suficiente-además se encuentran con un muro de problemas e injusticia que se vuelven una segunda agresión. Es necesario que la empatía se apodere de nosotros y hacer la lucha de quienes no están en condiciones. Así es como debiese ser la lógica de la vida, (el más grande ayuda al más pequeño, el más rico al más pobre y el más fuerte al más débil) Por algún motivo nos hemos olvidado de eso. Estimada... mi palabra para ti es la Resiliencia. Sobreponerse, superarse y mirar hacia el futuro... pero de todas formas - por supuesto- Tocar todas las puertas que sean necesarias para hacer el ruido suficiente que genere en algún momento y en algún lugar, el click que esta sociedad necesita.  En cuanto a ÉL individuo.... nada que decir, no merece ni comentarios, ni desvelos.
Rodrigo Torres | 17.07.2013
Lamentable lo de Carolina y lamentable lo de César. Como jefe de la Brisexme de una ciudad del norte me tocaba a diario ver este tipo de casos y me parece que si bien se ha avanzado un montón, creo que el sistema de respuesta a las víctimas de VIF se debe perfeccionar. Son muchos los aspectos que están involucrados, el más evidente es la consecuencia física, psicológica o económica de la violencia, pero además hay otras víctimas, los hijos, los abuelos, el entorno inmediato. En los primeros años de concientización sobr esta materia, el Sernam se equivocó,  mi parecer, empoderando y enfoncándose demasiado en la víctima primaria, descuidando que el origen del problema en la mayoría de los casos de violencia emerge incontrolable de la mano agresiva de un hombre incapaz de controlar sus impulsos, su frstración y rabia. Ese, creo yo es un foto de atención urgentísimo. El hombre -mayoritariamente- es el problema principal y sobre él se debe actuar, no con amenazas, no con cárcel, no con coacción, a él es a quien el sistema debiee llamar para preguntarle si todo está bien. Luego, vienen las consecuencias propias de la ruptura, la tutela de los niños, evitar las alianzas parentales, asumir la disolución del vínculo de pareja mas no los roles de padre o madre, acordar los bienes comunes -como destaca Carolina-; es en esta etapa donde se requiere la asistencia cercana del sistema, una mediación adecuada, no solo legal, sino financiera y psicológica. En mi experiencia policial pude conocer todo el circuito de la víctima y del acusado, también llamaba a las primeras y también escoltaba fuera a los segundos; en dos ocasiones tuvimos que detener incluso a mujeres que agredían a sus parejas, las menos la verdad. Pero la VIF tiene un derrotero de consecuencias, de actores, de acciones que debe ser perfecconado. Incluso sabíamos que la vía de los tribunales de familia era más expedita y resolutiva incluso que la vía de la fisccalía, que luego derivaba al tribunal de garantía y a una medida cautelar que llegaba al día siguiente, en circunstancias que la víctima necesitaba una solución aunque transitoria, pero inmediata. Ya lo digo, entre la víctima de VIF y su tranquilidad están en orden de intervención el (la) agresor (a), la policía, tribunales de familia, fiscalía, sernam, juzgado de garantía; muchos, tal vez demasiados. En estos casos, creo que la policía debiese tener facultades autónomas más relevantes, como por ejemplo, sacar al agresor o agresora de la casa y dictar la medida cautelar hasta un tiempo en que el propio tribunal lo notifique de prolongarse o terminar, obviamente dando cuenta al tribunal de familia o fiscalía con un informe que contenga todos los medios de prueba necesarios que confirmen o desvirtúen las acusaciones contra el agresor. Explicar a víctima y agresor los pasos sucesivos, derivar en el más breve tiempo a entes especializados para contener psicológicamente a la víctima y también al agresor, cosa que se olvida el sistema.  ¿Por qué es importante intervenir tempranamente en el agresor? Porque su estado mental lo hace imperativo, simplemente por eso. No son pocos los casos de carabineros muertos en intervenciones de VIF; ello demuestra el nivel de alteración emocional y de conciencia en que muchas veces se encuentran los agresores de VIF cuando llega la policía; mucho más si ha ocurrido o es inminente una agresión letal contra la vícitima. Es lo que en salud mental se conoce como estado crepuscular, donde una persona está completamente invadida en su campo perceptivo y conductual por una fuerte emoción, generalmente asociada a rabia y odio, con deseos de venganza contra la víctima. Digamos, la agresión se produce precisamente cuando el sujeto pierde el control sobre si mismo frente a este estado alterado. Es por ello que posteriormente a un episodio de VIF se debe actuar con especial cuidado sobre el agresor, velando porque no oocurra un empeoramiento de su condición mental y pueda restituir su equilibrio. En la práctica, no es infrecuente que la intervención policial en casos de VIF en curso debe realizarse con la máxima precaución y sobre seguro, es decir, con una oposición más intensa que la que se podría esperar por parte del agresor, dado precisamente este estado alterado en que se encuentra, ciertamente velando por su indemnidad y comprendiendo cabalmente sus circunstancias momentaneas.  Concluyendo, si, Carolina, el sistema debe actuar en función de mejorar la respuesta tanto a víctimas como a agresores. Te felicito por contar tu experiencia. Es muy útil para otras personas que están en una situación parecida. Para ti, César, créeme, no fue carabineros el que te expulsó de la casa, fue un juez. Muchas personas en situaciones como la tuya también merecen una respuesta. Es importante para la justicia y para la convivencia social. Saludos cordiales.
Carolina | 15.07.2013
Estimado César, lamento tu situación pero hay mucha ignorancia con el tema y no sabemos nuestros derechos y hasta dónde nos ampara la ley.  En tu caso existe una "constatación de lesiones" que al parecer no se dio, los combos dejan huella en el cuerpo y en el alma, los del cuerpo los certifica el médico del hospital correspondiente y los otros por tu propia cuenta. Carabineros sólo te acompaña a lo de las lesiones y las medidas a tomar las decide una Fiscalía, como asimismo la "explusión" que mencionas.  Creo, por lo que cuentas, en tu caso no hubo vicios sino que vacíos o procesos inconclusos. Este tema tiene que hablarse y ser justo para ambos géneros, pero estamos de acuerdo que es una realidad, todo tenemos derecho a vivir en paz. Nadie que no haya recibido un golpe de la persona que quiere, por causa de una infidelidad, sabe explicar lo que se siente y vive después. Te deseo lo mejor. Carolina
Cesar | 13.07.2013
Con respecto al tema de la violencia intrafamiliar(No solo violencia contra las mujeres) se debe avanzar, pero tambien teniendo mucho cuidado, ya que actualmente tiene muchos vicios y esta claramente discrimina a los hombres. En mi caso sin prueba alguna y solo con el testimonio de mi expareja fui expulsado por Carabineros de mi hogar, por 60 dias sin derecho a defenderme. Esto destruyo mi vida, deje de ver al mi hijo al cual en la practica en esos instantes solo criaba yo. No es posible que existan leyes que presuman culpabilidad y sin derecho a defensa.
Charlie | 12.07.2013
Una pena que una mujer golpeada viva su tortura como si estuviese en una isla, a merced de un animal salvaje. El estado responde mal, tarde y con suprema liviandad. Ignoro si se podrá demandar a alguien, por incompetencia o abandono de deberes u otra falla legal. Pero debe hacerse algo. Ya vimos el tema del abuso de menores. Ahora reaparece la violencia intrafamiliar y la autoridad no actúa con la firmeza que se necesita. ¿¿Tendremos que crear empresas de protección de mujeres golpeadas?? Tendremos que dar patadas al agresor, en el marco de la justicia por mano propia?? Una mujer golpeada o agredida sicológicamente, vive aterrorizada por el papasnata golpeador ( hay hombres golpeados también. aunque son menos) y no hay institución eficaz que le ayude. Esas mujeres, ¿¿ van a tener que armarse para sobrevivir?? La falta de protección estatal puede ser la puerta abierta para que comience un negocio, todavía inexistente en el país... Pagar por eliminar el problema. La primera vez siempre cuesta, pero luego no.
Icono de noticia

¿Algo que agregar?

Debe contener sólo valores alfabéticos
Debe llenar este campo con un e-mail válido
Revise los campos nuevamente
icono financia

¿Cómo se financia CIPER?

Ver informes de ingresos
icono apoyo

¿Cómo apoyar a CIPER?

Conoce las opciones
icono principios

Principios de CIPER

Lo que nos mueve
icono directorio

Directorio Fundación CIPER

Nuestro directorio
icono equipo

Equipo CIPER

Conócenos
icono investigacion

Investigaciones
con impacto

Revísalas
icono premios

Premios obtenidos

Ver premios
icono trofeo

Libros CIPER

Conócelos
icono trofeo

Enviar cartas y columnas

Revisa las opciones