Ir arriba

Comentarios (12)

Ingeborg Manriquez | 06.01.2020
Creo que solo modificando los contratos de trabajo de los empleados publicos, podria mejorar mucho el servicio de salud y de educacion en Chile, debido a que gran parte de las negligencias de dichos servicios son por culpa de los funcionarios, quienes no pueden ser despedidos por clausulas que los favorecen mucho en el contrato. Deberian ser evaluados tal como en las empresas privadas y segun el desempeño prolongarles los contratos. Los profesores de colegios publicos, al igual que los medicos de servicios publicos, faltan a sus trabajos, son impuntuales y desempeñan un mal servicio en su trabajo publico, pero la mayoria de ellos tiene un trabajo aparte en el ambito privado y en sus consultas privadas, su desempeño es optimo, al igual que el de los profesores que hacen clases en colegios privados.
marisol | 18.05.2019
SIN DUDA QUE LAS POLÍTICAS DE SALUD PUBLICA SIEMPRE ESTÁN AL DEBE,LA BRECHA QUE EXISTE ENTRE LO PUBLICO Y LO PRIVADO ES CADA VEZ MAS EXAGERADA Y LAS SOLUCIONES SON SOLO PROMESAS ILUSAS .¿CUANDO HABRÁ UNA SOLUCIÓN CONCRETA A LA DEMANDA DE TANTOS CHILENOS DE CLASE MEDIA ,QUE PAGAN UN DINERO POR LA SALUD Y QUE A LA HORA DE HACER USO DE ESE SUPUESTO BENEFICIO NO OBTIENE NADA QUE PUEDA GENERAR UNA SATISFACCIÓN Y TRANQUILIDAD DE SU SALUD Y TRATAMIENTO EN LA ENFERMEDAD O ATENCIÓN DE UN CONTROL DE SALUD?, PORQUE AUN SE MANTIENE UN SISTEMA TAN FALLIDO DE DETERMINAR LA ATENCIÓN DE UN PACIENTE YA SEA DE URGENCIA O DE HOSPITALIZACIÓN A TRAVÉS DE LA DIRECCIÓN DOMICILIARIA AUN TENIENDO LA NECESIDAD EL PACIENTE DE SER ATENDIDO POR EL MEDICO ESPECIALISTA Y EN MUCHAS OCASIONES NO ESTÁN ESTOS MÉDICOS EN LOS CENTROS ASIGNADOS POR LA DIRECCIÓN DOMICILIARIA DE LA CUAL PROVIENEN LOS PACIENTES.,PORQUE NO GENERAN UN SISTEMA DE AYUDA Y APOYO EN LA URGENCIA DE LA ENFERMEDAD O SITUACIÓN DEL PACIENTE? CREO QUE EL ESQUEMA ACTUAL DE ATENCIÓN PUBLICA YA DEBERÍA SER MEJORADO ,PUES EN ESTOS TIEMPOS MILENIOS SE MANTIENE LA INFORMACIÓN EN LÍNEA CON LA COMPUTACIÓN,ENTONCES SUGIERO Y PIDO A LAS AUTORIDADES GENERAR UNA NUEVA ESTRATEGIA DE SOLUCIÓN DE SALUD PUBLICA, .ASÍ TAMBIÉN SE PODRÍA OCUPAR EL TERMINO DE CARRERA PROFESIONAL DE LOS ESTUDIANTES DE MEDICINA A UN COMPROMISO DE TRABAJO SOCIAL EN AYUDA A LA SALUD PÚBLICA POR LO MENOS A TRES AÑOS SIN PODER NEGARSE ,GENERANDO SOLUCIONES SIN GRANDES COSTOS . SALUDO ATTE A UD, ESPERANDO UNA RECEPCIÓN Y RESPUESTA A MI INQUIETUD.
Guillermo Guzmán | 10.12.2013
Me parece bien sistematizada la solución, agregar que la solución a los problemas de salud probablemente no viene de las autoridades del ministerio, direcciones de servicio ni de los directores de hospitales, si no de quienes día a día trabajamos directamente con los pacientes y  quienes conocemos la realidad que viven el día a día del sistema público de salud. En nuestro hospital los últimos 4 años han habido tres directores, y 7 directores de servicio, así, es posible mejorar la salud pública. Cuando el presidente de la república visito nuestro hospital este año, una semana antes se pintaron todos los pasillos, techos y señaletica por donde él circularía, el resto, se cae a pedazos. El presidente feliz con la escenografía y puesta en escena como si todo estuviera bien. LA SALUD PÚBLICA DEBE SER CAMBIADA DESDE ADENTRO, TRABAJADORES DEL SECTOR EN CONJUNTO CON LOS PACIENTES, EXIGIR NUESTROS DERECHOS
Jorge Troncoso | 09.07.2013
En mi búsqueda de información para poder comparar entre alternativas de educación gratuita frente a salud gratuita, asumiendo que ambos no son viables simultáneamente, encontré este artículo. Cual sería mi frustración al leer sólo demagogia, sitios comunes que transpiran resentimiento social, solo relativismos y cero números concretos. Así no se puede trabajar en nada, cualquiera tiene el derecho a decir su opinión pero se agradece quienes la fundamentan en hechos cuantitativos y absolutos y no cualitativos y relativos. Lamentablemente los autores caen en ser parte del problema y no de la solución. No hay duda que salud gratuita es un anhelo legítimo y transversal, pero para lograrlo hay que saber cómo hacerlo y cuánto cuesta. Si se plantea aumentar el gasto en 8 mil millones de dolares anuales es razonable preguntar cuanta salud gratuita se puede logar con la misma cantidad. Eso salva vidas ahora, la educación lo hará en veinte años más. Ambos son importantes pero la salud es urgente.
mauricio | 07.06.2013
Interesante reportaje, pero no me queda claro como el sistema privado se le destina el 57% de los recursos que el país gasta en salud,
Pedro | 04.06.2013
La columna de opinion me parece buena en el sentido de llevar una discusión sobre el sistema de salud de nuestro país, tiene una mirada que creo es valorable en cada uno de sus puntos pero carece de cierta profundidad que puede ser por espacio, etc. La Salud como derecho constitucional: concretamente esto debiera entenderse como susceptible de ser reclamada a la corte de apelaciones a través del recurso correspondiente, lo que no ocurre en la actualidad, solo se puede recurrir por el derecho a la vida, por lo tanto en mi opinión la constitución debiera proteger el derecho a la salud propiamente tal, esto tendría un importante impacto sobre listas de espera, licencias, etc,etc. FORTALECER LA SALUD PUBLICA: desde luego que esta medida es la mas importante, ya que a pesar de algunos comentarios previos, la salud publica puede obtener excelentes resultados sanitarios asociado a políticas sociales. Como ejemplo cuando Massad, fue ministro, contrato a un grupo de expertos de la universidad de California del sur, los cuales encontraron que con el gasto percapita de 300 dólares chile había logrado niveles importante de avance en salud, recomendaron no cambiarlo y fortalecerlo, sin embargo esto no se ha hecho. La salud publica involucra dos sistemas muy diferentes de atención, por un lado la salud primaria de consultorios, cuya administración esta en manos de los alcaldes, y cuyos fondos no siempre son bien administrados, ya que son utilizables en otras materias y muchas veces incorrectamente utilizados, aquí vienen licitaciones truchas de sistemas de agendamiento por teléfono por internet, etc, que han presentado presidentes como Lagos y Bachelet y que no funcionan para nada, quien ha investigado estos despilfarros?, lo mismo ocurre con medicamentos, etc, etc. y nadie tiene interés en cambiar el sistema ya que es disminuir los recursos de los municipios. Por otro lado están los Hospitales, los cuales han seguido un modelo de gestión basado principalmente en diseños de las escuelas de salud publica especialmente de la católica, y que en la practica no han tenido resultado valorables, siguen desfinanciados enfrascados en gastos enormes para ser acreditados como autosugestionados, actualmente en términos de calidad, y mientras tanto fuga permanente de profesionales al sistema privado, que las politicas sanitarias ya mencionadas han favorecido su hipertrofia descontrolada. Algunos ejemplos, la clínica davila tiene 600 camas y construirá 200 mas, mientras tanto el clínico de la chile se muere poco a poco, todo ello gracias a la reforma de salud de Lagos y pedro garcia que crearon tramoyas como el auge, la integración con los privados a los cuales fonasa ha transferido enorme cantidades de dinero, la integración vertical favorecida por la misma reforma.Al respecto, la Clínica Alemana otro monstruo privado, creada la de vitacura gracias al apoyo de iglesias alemanas en el gobierno de allende tiene excedentes de tres millones de dólares AL MES, era de beneficencia, pero todos los planes q tenia al respecto los elimino, el consultorio schwasenber en cerro nava la escuela de auxiliares de enfermería y la fundación Ganz q creo que aun funciona.Las utilidades se invierten en construcción, pero si uno revisa el directorio, se cruzan los nombres con gente de tecsa y otras grandes constructora, asi que de beneficencia nada de lucro muchísimo y nadie la fiscaliza, ni siquiera son públicos sus estados financieros cosa q si hacen las condes y otras grandes clínicas. Regresando a los hospitales, existe un numero de camas muy disminuido, en 1990 habían 3 por mil hbte, hoy cerca de 1,2 por mil la recomendación kms es de 5 mínimo, idealmente 10. La infraestructura ni que hablar, equipamiento lo mismo y gestión peor, ya que siguiendo los modelos ya mencionados los directores y subdirectores son nombrados por la alta direccion publica, organismo hermético,que solo ha servido para legalizar el nombramiento político, de personas con grandes deficiencias en formación administrativa y sanitaria pero de confianza política, el resultado mala gestión, recambio continuo de directivo, políticas de plazo anual, y cero compromiso de autoridades, si pasa algo los médicos para fuera y promesas que nunca cumplirán. No se trata de ocupar todo el día los pabellones, se requiere equipamiento, esterilización, y apoyo de cuidados postoperatorios para ello, que no existen en la actualidad. Que se debe INVERTIR EN SALUD no cabe duda, como hacerlo hay diferentes visiones, una de ellas es el aporte de la empresa que podría ser otro siete por ciento, debe ser necesariamente solidario, chile es un país que envejece a pasos agigantados con pensiones pésimas, lo q significa un tsunami a la salud publica que no se ha preparado para ello. Las isapres, peor que las universidades, son exclusivamente lucro, y hay que regularizarlas ya!!, la corte de apelaciones no hace otra cosa que ver recursos contra las isapres, funcionan para todo en UF  y se inventan un IPC DE LA SALUD, la ley de isapre no soluciona nada e incluso permite que ganen mas. En resumen el problema es muy complejo, pero solucionable si se cuenta con la voluntad politica para ello si se esta dispuesto a perder el apoyo economico de los grandes grupos económicos ej grupo penta, `pero si no se toman las medidas ahora la crisis va a ser muy grande y costara vidas.
Carlos | 04.06.2013
El artículo me parece de una pobreza de exploración de terreno cercana a la tontera. Me gustaría invitar a los autores a un hospital tipo 3 de provincia. Ahí se darían cuenta que el principal problema del sistema de salud pública es la INEFICIENCIA. Pero cómo va a ser eficiente un sistema en donde lo primero que se hace en la mañana, en vez de pasar el paciente a pabellón cómo quedó indicado el día anterior (cirugía debería empezar a las 8), se toma desayunito en el cafetín que hay en cada servicio. Por lo tanto el paciente se empieza a operar a las 9, y en vez de 2 pabellones complejos, o uno complejo y dos simples, se opera uno complejo y con suerte uno simple. La espera quirúrgica al menos se DUPLICA!! Por que pasa esto? Contratos de planta indefinidos, que es lo mismo que decir "ya guachito, de aquí pa delante llegue y váyanse a la hora, y funcione al justo, y NUNCA lo van a poder hechar". Es imposible reemplazar a un funcionario ineficiente, y el resto, que puede haber empezado muy bien, capta que apurarse no tiene sentido, y marca el paso. Entonces, dirá alguien, que se acaben los contratos indefinidos! Hasta el momento ningún político ha osado mencionar el tema. Es un cascabel muy pesado. Por lo tanto, no vengan con que esto se soluciona con más plata y más impuestos. Preocúpense de recomendar a los gobernantes que hagan un sistema de salud eficiente, y de esa manera se ahorran AUGE y todas esas tonteras. Me molesta profundamente la gente que soluciona todo gastando la plata que no es de ellos. Si pensaran en la plata del estado cómo en la propia, otro gallo cantaría. Porque me imagino que los autores del artículo cierran las ventanas de sus casas en invierno cuando las calefaccionan. Sobre el tema de las isapres, totalmente de acuerdo. La verticalidad de las isapres sobre las clinicas es una vergüenza. (Paradojalmente, la única clínica de Chile no vertical, que no pertenece a una isapre, y de hecho sin fines de lucro de es la Clinica Alemana, la clínica de los ricos) Antes de subir los impuestos, se debe hacer que el sistema de salud público sea eficiente, y que la salud privada sea competitiva y no monopólica. ¿Quien de los candidatos se atreve? Saludos
Astrid | 03.06.2013
La columna muestra un diagnóstico conocido por quienes trabajamos en políticas públicas de salud pero con bastante poco detalle y evidencia. Hay bastante información al respecto y muchas iniciativas ya en desarrollo ... da la impresión que los autores se acaban de enterar!!!. ( ver proyecto Ancora de la Universidad Católica, utilización ACG John Hopkins/ PUC, artículo financiamiento APS J Montero y cols, etc. ) Sin duda un factor importante no considerado es el modelo de atención.
Francisco | 03.06.2013
Bastante pobres y falta de medidas concretas las propuestas, sin considerar bastantes factores que hacen que nuestro sistema público y también el privado sean deficientes. Primero el 7% de impuesto para la salud no alcanza para una gran reforma, aunque migraran las personas de mayores ingresos al sistema público. Por lo que decir salud gratuita en el título es una falacia. El sistema público se financia en primer lugar por aportes del Estado, luego por el 7% y finalmente por lo copagos. El gran problema de la gente que está en el sistema privado es que se llevan a las personas sanas, jóvenes y con recursos que deberían financiar a los enfermos, ancianos y pobres. Una forma de corregir esto es incentivando y no obligando a la gente a migrar al sistema público, lo cual resulta imposible sin modernizar el sistema público. Lamentablemente en el texto no se lee ninguna propuesta concreta y real para conseguir esto. Es una vergüenza que a estas alturas no puedan reservarse horas en la atención primaria vía telefónica y generar una agenda programada con anticipación y haya que seguir realizando colas en las mañanas. Piden estabilidad laboral, pero es sumamente difícil despedir a un funcionario que hace mal su pega o atienda mal a la población, teniendo los funcionarios sindicatos incluso más fuertes que los directores de consultorios. Además no basta con lo que se enuncia acá para traer de regreso a los médicos chilenos al sistema público, los que por condiciones laborales y de sueldo prefieren de sobremanera el sistema privado y centralizado en la RM. Todo esto es mucho más grave en regiones y la ausencia de especialistas es pan de cada día. Con el sistema privado, más que el problema del lucro hay que resolver ahora de raíz el asunto de la discriminación por sexo, edad y preexistencia. Además, no es compatible que los mismos dueños de las Isapres sean dueños de clínicas, ya que hace que haya subida de precios injustificadas y que estos acumulen ganancias de forma descontrolada. Además, ni siquiera se hace referencia a dos problemas que ni siquiera tocan los sistemas de salud actuales. La ausencia de cobertura dental y de medicamentos, especialmente en la salud privada. Hay mucho que hacer en salud y se necesita un aumento de recursos que puede ser incluso mayor que en educación, por lo que hablar de salud gratis sin que se afecten los impuestos de las personas es mentir a la gente. 
NATALIA B. | 03.06.2013
Me parece excelente el artículo. Ordena las ideas de una manera que cualquier profesional de la salud envidiaría. Yo agregaría la importancia de trabajar en la intersectorialidad. La Salud Pública aspira a integrar definitivamente el enfoque de los Determinantes Sociales de la Salud, es decir, aquellas condiciones en las cuales las personas viven y que impactan en su estado de salud y calidad de vida. Por mucho que estas estrategias funcionen, no hay que olvidar que los más vulnerables son los que están en el Sistema público de Salud, aquellos con menor escolaridad, condiciones laborales precarias y malos sueldos, que viven en barrios donde abunda el hacinamiento y la delincuencia. Es decir, si aspiramos a mejores niveles de salud en la población, debemos ocuparnos previamente de estos determinantes. Hay que verlo desde el punto de vista de la Teoría de las Necesidades de Maslow. 
Rocio | 03.06.2013
En regiones y sobre todo el tema de la salud de calidad es crítica, el acceso a especialistas es limitadísimo, ya sea sistema privado o público. ¿Cómo se administra la asignación de becas de especialidades?, hay especialidades con un mínimo de profesionales… ¿esta es una forma de mantener el “mercado regulado”?, ¿Quién supervisa esto?
Marcelo | 03.06.2013
Es positivo ya que se generen propuestas alternativas al alicaído sistema de salud pública chileno. Sin embargo, me parece que es necesario darle más vueltas al tema de la inyección de recursos como LA panacea de los problemas de la asistencia médica. Hay evidencia histórica en el siglo XX que indica que el solo aumento de dineros no trae necesariamente alivio, como el caso del NHS. El tema de la administración sanitaria de los municipios me parece muy pertinente que sea abordado, aunque ello implica que se toque el tema de la centralización. Otro aspecto que hecho de menos es el papel de las facultades e institutos que forman profesionales de la salud en Chile. Desde el siglo XIX es el mercado el que distribuye a nivel nacional al personal de salud y, generalmente, se ha concentrado en la zona central del país y en el sector privado asistencial. ¿Por qué? porque los profesionales buscan en primer término, lógicamente, mejorar su estatus. El punto es si el bien común, como idea matriz de la educación médicas, se convertirá en una prioridad para las instituciones formadoras de profesionales. Y, para cerrar, preguntémonos cuantas escuelas de medicinas o de enfermerías ha creado el Estado en los últimas décadas. Poquitas. Saludos 
Icono de noticia

¿Algo que agregar?

Debe contener sólo valores alfabéticos
Debe llenar este campo con un e-mail válido
Revise los campos nuevamente
icono financia

¿Cómo se financia CIPER?

Ver informes de ingresos
icono apoyo

¿Cómo apoyar a CIPER?

Conoce las opciones
icono principios

Principios de CIPER

Lo que nos mueve
icono directorio

Directorio Fundación CIPER

Nuestro directorio
icono equipo

Equipo CIPER

Conócenos
icono investigacion

Investigaciones
con impacto

Revísalas
icono premios

Premios obtenidos

Ver premios
icono trofeo

Libros CIPER

Conócelos
icono trofeo

Enviar cartas y columnas

Revisa las opciones