Ir arriba

Comentarios (16)

juan infante | 20.03.2013
Conceptualmente, el artículo está muy bien estructurado. Es completamente legítimo que el autor equipare, en cuanto a sus efectos, los conceptos de elusión y evasión. Si bien el primero tiene por objeto evitar incurrir en el hecho gravado, el segundo incurre en él, pero no cumple con la obligación tributaria. Ambos, como plantea el fallo de la Corte Suprema, pueden llegar a ser antijurídicos, y, por ende, ilegales. En la doctrina internacional no hay claridad entre estos dos conceptos, de modo que perfectamente el autor puede estimar y considerarlos como una misma infracción a la legalidad. A lo que alude el autor, como solución al problema, es plantear la posibilidad que los tribunales puedan indagar en la substancia (económica) de las operaciones, más que en su mera forma. Algo así como develar la intención subyacente de la operación.  Sin embargo, para ello, es necesario una reforma constitucional. Actualmente los tributos, su creación, cálculo, sujetos,etc. son de derecho estricto, y no pueden aplicarse por analogía. Es decir, en la medida que el legislador no haya regulado una situación, esta no puede ser gravada por analogía u otra forma interpretativa que pretenda ir a la substancia. Pero ojo con entregarle demasiadas facultades al Estado. Recordar que el Fisco es otro individuo en una relación de igualdad con los ciudadanos/administrados. Gran parte del desarrollo post guerra del derecho publico administrativo es tender a garantizar mecanismos jurídicos que permitan al ciudadano igualar su condición con el Estado. Slds.
Rubén | 22.04.2012
-Hay una razón de fondo por la cual todos los argumentos que se fundan en que "siempre ha existido esta situación" legitima el que siga existiendo. Y esta razón es la base de todo tipo de conservadurismo: creer que como las cosas "han sido" es como "deben ser". Es un hecho empírico que la elusión es y ha sido la práctica común, pero de ahí a legitimarla y defenderla, llegando hasta al punto de consagrarla como un derecho adquirido es un paso sumamente diferente.   Segunda grave omisión de la discusión: creer que la carga impositiva es un freno al crecimiento personal y colectivo, como cuando se usa el infantil ejemplo de Robin Hood. Los impuestos deben ser el combustible para que se generen estructuras que permitan a la mayor cantidad de individuos posibles las condiciones de crecimiento económico. Al respecto, es francamente jocoso el tenor de los comentarios aquí esgrimidos, atribuyendo un amplio conocimiento del tipo de personas que serían aquellas que abogan por la importancia social que tienen los impuestos. Si me dicen que soy un comunista come guaguas, les prometo que lloro de la emoción.  Por último, el argumento de simplificar la diferencia entre elusión y evasión, a una simple disyunción de dos caminos. Esto significa claramente desconocer la base de una sociedad democrática: si se cree que eludir es sólo tomar el camino más lógico en inteligente, entonces no reclamemos cuando el ladrón sea más hábil que nuestras técnicas para frenarlo, pues está jugando en buena lid frente a nuestras armas. Reitero, no es una simple elección por el camino más "astuto", es la elección que socaba la existencia misma de la sociedad.  PD: No creo saber absolutamente nada de quienes dan en esta columna muchos juicios de valor y pocos argumentos sobre el tema; se parecen mucho a los peores de mis alumnos, que comprenden poco o nada de los sustantivo de los temas que se debaten, sólo apelan al quién.
La complejidad tributaria, entre lo político y lo académico - Ballotage | 22.04.2012
[...] con acceso a costosos abogados utilizar ciertos artilugios legales para evadir y eludir impuestos (Ciperchile.cl. Además Landerretche  puso énfasis en que no tiene mucho sentido aumentar el ingreso del Estado [...]
Arturo | 12.04.2012
La lógica de que las personas deben elegir el camino para pagar mas impuestos es solo entendible desde la perspectiva de quien recibe los beneficios de esos impuestos; bajo esa premisa, la persona debería pedir que le cobren el doble por las cosas, pues pagaría mas impuesto (IVA) y el resto se lo llevaría el vendedor, que pagaría mas impuestos por ganancias, etc. Pero, separando el tema de elusión versus evasión, la lógica siempre será pagar lo menos posible, pedir otra cosa es desconocer la esencia humana. Obviamente, si alguien vive del Estado, argumentará a favor de la mayor recaudación; si vive de un trabajo particular, argumentará contra ello. El prisma con el que se miran las cosas está formado por la estructura de ingresos que tiene el observador.
Miguel B. | 10.04.2012
Vengo siguiendo sus interesantísimas columnas, pero la verdad es que la argumentación en esta me pareció deficiente: intenta ud. equiparar conductas que desde siempre han sido distinguidas una de la otra, precisamente por la ausencia en una del elemento objetivo transgresión legal. Si lo que ud. pretende es equiparar la evasión a la elusión debió argumentar no desde una perspectiva técnica sino ética, pues el elemento subjetivo está intrínsecamente presente en su argumento, pero sin que ud. lo mencione y menos lo sostenga -cuestión que daría para largo en todo caso-. Coincido con el sr. Fuenzalida en este caso. Por lo demás, siendo ud. abogado sabrá que las leyes han sido concebidas para fijar normas sociales comúnes distintas de las particulares de una persona o grupo, y que competen a sus criterios éticos. Algo de eso le señala el insignicante posteador BBR cuando afirma que nadie está obligado a tributar de más o, lo que es lo mismo, planificar (o eludir) no son conductas en modo alguno reprobables, salvo desde la perspectiva ética del juzgador, pero como ese ámbito le pertenece únicamente a él y no puede juzgarse legítimamente a los miembros de la sociedad con la norma autónoma, entonces no puedo sino repetir lo que señalé en una columna suya anterior: los cambios han de provenir del legislador, pues en cuanto él es el representante de la voluntad soberana, le corresponde fijar la diferencia legal entre elusión y evasión, puesto que dicha diferencia ya ha sido fijada por la RAE y por el uso común del lenguaje.
EDUARDO O. | 08.04.2012
Chile, pais donde los oficios, emitidos por cuatro empleados publicos con uniforme, dictados por ladrones profecionales del fraude, la apropiacion indevida, las han tratado de legitimar, hacerlas leyes, los seudos politicos de todos los colores, en perjuicio de la nacion y sus ciudadanos, donde han amparado y echo leyes para esquilmar al pais, no se legisla para parar los robos institucionalizados, pago de pensiones de empleados publicos con uniforme a seudas hijas solteras, donde de todos los sectores de los poderes del estado amparan dicho fraude, que es un perjuicio al herario nacional de multimillonarias sumas, leyes para evadir los impuestos y protejer patrimonios de todo tipo de delincuentes, Las autoridades pertinentes de este pais y los seudos politicos, son como carteles de rateros, la evacion y el robo estan institicionalizado.
Cristian | 08.04.2012
Cuanto irrita al los amantes del neoliberalismo extremo impuesto y fuego y sangre por el dictador y resguardado con celo por la concerta, la difusión publica a través de un medio libre de las triquiñuelas y vivezas tributarias del gordo capital. Elusion es símil a gobierno militar, lindas palabras para definir el ROBO y la TIRANÍA. Vayan comprando pastillas para la jaqueca, ultras neoliberales, esto recién comienza!
HCB | 05.04.2012
Señor BBR, Su error es que ud. ve en el impuesto una carga y no una contribución a la sociedad. Ud. es un neoliberal de tomo y lomo que piensa que pagar impuestos al Estado es lo peor que le ocurre al ser humano. En todo caso, los impuestos no solamente se pagan para lo que Ud. plantea, sino que tambien para pagar a los reguladores (todo tipo de superintendencia que se le ocurra y ahora el Sernac financiero)) que dentro de sus funciones esta fiscalizar a los abusadores del sistema capitalista. (¿Le recuerdo el caso la Polar?). ¿Sabía ud. que los reguladores han sido una creación del neoliberalismo?...Así que aunque ud. no lo crea, sus impuestos si sirven, además esta el AUGE, la pensión mínima solidaria, etc... que sin impuestos no podrían existir.
Daniel | 05.04.2012
Como se nota quienes buscan una sociedad mas justa y amigable contra los que quieren una jungla tipo "el mundo es de los vivos". Ahora bien, sin ser abogado, creo que no se le puede pedir a la gente que respete el espíritu de la ley por voluntad propia. Tampoco podemos pedir que los jueces la hagan respetar porque es muy caro (serian miles de fiscalizadores y juicios). Entonces, hagamos un código tributario mas simple, uno sin tantos recovecos e "incentivos". Lo simple es lo mas fácil de ejecutar y fiscalizar.
BBR | 04.04.2012
Débil la columna, y por cierto quienes la defienden. Esa frase y argumento de que la propiedad privada proviene del Estado, y de los impuestos, no tiene base alguna. Y además, nadie está obligado a pagar impuestos de más, por tanto, es torpe quien no planifica sus obligaciones tributarias. O acaso alguien te agradecería si decidieras pagar, por ejemplo, un IVA del 25%, o un impuesto a la renta de 50%?? La verdad, nadie. Y como salió el fin de semana en el diario, hoy día estoy trabajando 60 días hábiles, 3 MESES, para el fisco, sólo el resto para mi y mi familia. ¿Es eso justo? NADA recibo del Estado, quienes dicen que el Estado me da paz social son los primeros que están en la calle protestando (e impidiéndome usar dichas calles), o usando tribunales internacionales como cuarta instancia cuando no han podido defenderse decentemente en Chile. Así que si usted quiere que yo trabaje para que usted pueda dedicarse a vagar, flojear y estar el día tirado, o ser un estudiante eterno y vagoneta como muchos quisieran, se puede ir a la misma CTM.
Domingo Lovera | 04.04.2012
Don Ricardo, acá arriba, es de esos ingeniosos a los que se refiere la CS. Tan ingenioso es, que afirma, sin problemas, que el sistema tributario chileno es de derecho privado y que, en consecuencia, las personas operamos dentro y frente a él como individuos que contraemos obligaciones únicamente ahí donde estamos dipuestos a empeñar nuestra voluntad. El problema no es de errores conceptuales, sino de la forma en que el discurso legal -acompañado del peso del capital simbólico y económico (no vamos a decir cultural) del empresariado- se encarga de presentar algunas movidas jurídicas como legales y las visa con un manto ideológico de legitimidad. La elusión, así, es fruto de la viveza y la astucia del abogado de turno. Ese abogado que sabe qué caminos tomar para permitirle al sujeto de turno acumular más y defraudar las arcas comúnes; la libertad condicional, en cambio, se presenta como fruto de "leguleyadas" que es preciso corregir con reformas legales que las prohíban en ciertos casos. Francisco, claramente, está llamando la atención sobre dos formas que, al menos, puede adoptar nuestra comunidad; o es una comunidad de individuos "vivos", los "capos", los ingeniosos, entonces una donde cada uno se salva solo. O es una, en cambio, donde la vida en común impone deberes (esos que el empresariado está siempre colocando sobre la mesa, por ejemplo, a propósito de las movilizaciones) de vida en común que configuran lo que nos debemos los unos a otros (por lo tanto, crea, también, derechos). D PS: El recurso a la Carta Magna como ejemplo de sometimiento de la voluntad del "Estado a derecho", habría que revisarlo. Nada más lejano a lo que fue; un acuerdo de voluntades -un contrato- entre un puñado de señoritos feudales y la corona, nada más lejos al significado de una Constitución.
Ricardo Fuenzalida | 04.04.2012
La columna denota un alto grado de confusión y falta de rigor conceptual. La elusión, como su nombre lo indica, consiste en eludir los hechos gravados con impuestos eligiendo las alternativas que la ley nos da para desarrollar nuestras actividades sin incurrir en dichos hechos gravados y por tanto sin tener que pagar impuestos. No hay nada ilícito en ello y sería absurdo pretender que la gente voluntariamente elija el camino más caro pudiendo elegir otro más barato. Recordemos que en el Derecho Privado rige el principio de la autonomía de la voluntad, que permite a la gente hacer todo aquello que la ley no le prohíba. La evasión en cambio, consiste en no pagar los impuestos habiendo incurrido en el hecho gravado, lo que es claramente ilegal. El ejemplo del Ministro Eyzaguirre corresponde a un caso de simulación, que es un concepto jurídico completamente distinto y que nada tiene que ver con la elusión. La elusión está íntimamente ligada al principio de legalidad, en virtud del cual el Fisco no puede cobrar los impuestos que se le antojen sino aquellos que estén claramente descritos en una ley, que debe especificar claramente el hecho gravado, la base y la tasa del impuesto. Esta es una conquista del ciudadano frente al Estado que viene desde la Carta Magna, y es la base del Constitucionalismo y del Estado de Derecho, es decir, del Estado sometido al Derecho. Desde entonces solo puede cobrar los impuestos establecidos en una ley, y solo si se verifican los supuestos previstos en la ley para su aplicación. Si desarrollo actos distintos a los gravados éstos no gatillan impuestos, por muy parecidos que sean a los actos gravados. Por último, no está demás hacer presente que la elusión también existe en el Derecho Civil y Comercial. ¿Que es una sociedad de responsabilidad limitada sino una forma de elusión de la responsabiliad civil del comerciante? Deberemos eliminarlas para que los comerciantes respondan con todo su patrimonio, como corresponde? No será que es bueno que existan comerciantes y por tal motivo la ley les facilita operar a tavés de sociedades que les permitan limitar su responsabilidad civil?
Juan Paulo Ide | 04.04.2012
Estimados: A pesar de las buenas intenciones del señor Saffie, no seamos ingenuos. Mientras hayan impuestos, SIEMPRE los empresarios buscarán formas de eludirlos. A diferencia de lo que él dice, esto pasa en todo el mundo, No solo en Chile. Ni aunque volvamos ilegal la elusión se arreglara esto. Para un empresario que partió de 0 y logró salir adelante con su solo esfuerzo, SIEMPRE, y digo SIEMPRE los impuestos serán vividos como un despojo y un castigo. Y no le echemos la culpa de esto al Gobierno Militar ni al golpe del 73 ni al capitalismo, ni a los economistas de Chicago, ni a nada de eso. Esto es así desde que el mundo es mundo. Revisen la misma historia de Chile y vean lo que pasaba cuando O'Higgins intentaba imponer impuestos forzosos a los empresarios para financiar la guerra de independencia.
Juan Paulo Ide | 04.04.2012
Estimado: Explico algo muy simple y que sabemos todos en un largo artículo. Se lo resumo al que le de lata leerlo, como me dio a mi: eludir no es distinto de evadir impuestos. En el primero se burla el espíritu del impuesto, en el segundo la letra. Ambos debieran ser delitos. Punto.
Felipe | 03.04.2012
RFOX, siempre puede migrar a twitter. Ahí en 140 caracteres muy muchos creen decir algo. Además, puede pasar por mas cool.
RFox | 03.04.2012
Vaya qué artículo más largo y más malo.
Icono de noticia

¿Algo que agregar?

Debe contener sólo valores alfabéticos
Debe llenar este campo con un e-mail válido
Revise los campos nuevamente
icono financia

¿Cómo se financia CIPER?

Ver informes de ingresos
icono apoyo

¿Cómo apoyar a CIPER?

Conoce las opciones
icono principios

Principios de CIPER

Lo que nos mueve
icono directorio

Directorio Fundación CIPER

Nuestro directorio
icono equipo

Equipo CIPER

Conócenos
icono investigacion

Investigaciones
con impacto

Revísalas
icono premios

Premios obtenidos

Ver premios
icono trofeo

Libros CIPER

Conócelos
icono trofeo

Enviar cartas y columnas

Revisa las opciones