Ir arriba

Comentarios (3)

CESAR | 09.03.2012
Este tema de la mineria en Chile que suma ingresos y resta recursos naturales no renovables, es tan recurrente como el deseo de riqueza, como el deseo de poder y como la odiada y tal vez, envidiada corrupcion de la que pueden ser objeto quienes deciden por nosotros (nuestros "representantes"). Mire este resumen de un trabajo en que, especialmente JUAN RAFAEL ALLENDE, a proposito o relacionado con "la guerra del salitre" o que la mayoria conocemos como "guerra del pacifico". (Me pregunto, por que la habran llamado asi?-¿para ocultar lo que leerá a continuación?. De aquí en adelante, abro comillas: Chuquicamata: 'No debemos consentir que esa vasta y rica región sea convertida en una simple factoría extranjera'. (Balmaceda”) El 28 de Agosto de 1891, con la derrota del ejército frente a las tropas de Kôrner, en Placilla, Valparaíso, se impone de modo brutal el dominio del imperialismo británico en el control y saqueo de la principal riqueza de Chile, de fines del siglo XIX, el salitre. El ejército chileno derrotado en la batalla de Placilla por la coalición dirigida por el militar de origen prusiano Emil Körner, traído a Chile por el gobierno chileno después de la G. del Pacífico, para colaborar en la instrucción de los oficiales chilenos. Körner financiado por Thomas North, súbdito británico conocido como el “rey del salitre”, y contando con el apoyo de algunos emigrados como Agustín Edward, Eliodoro Matte, Carlos Walker y Enrique Mac Iver, se alzaron en el auto denominado “ejército parlamentarista”. Orozimbo Barboza Puga, héroe de la Guerra del Pacífico, comandante en Jefe del Ejército fue asesinado durante la batalla. El Presidente José Manuel Balmaceda Fernández a consecuencia de estos hechos dimite del gobierno y se asila en la delegación Argentina donde se quita la vida. El capitán de Navío Jorge Montt Alvarez, coludido con los golpistas, toma el control de la Armada y el control del Gobierno. El Salitre pasa a control de los agentes del Imperio Británico y El Ejército chileno derrotado es desarticulado y sometido a un proceso de “prusianización” que consistió en reestructurarlo bajo el modelo del ejército del Imperio prusiano. Comienza la época de las grandes hambrunas y criminales represiones obreras del salitre que tristemente todos conocemos. Allende inventó el `Padre Nuestro' de la nueva religión capitalista y su asalto al Estado chileno de fines del siglo XIX. Ahí encontramos alusiones a la sublevación de la Escuadra y al gobierno revolucionario del Congreso contra Balmaceda: "Agustín Edwards, padre nuestro, que estás en los cerros escondido, tontificado sea tu nombre; venga a nos tu reino; mientras nos des dinero, hágase tu voluntad en la tierra como en el mar. El pan nuestro de cada día nos cuesta un platal; perdónanos nuestras deudas, así como se las perdonaste a Orrego Luco, Isidoro Errázuriz, Pedro Nolasco Préndez, Aguirre Vargas, etc, etc, para que nosotros te perdonemos el que nos hayas metido en un pantano del que no podemos salir; no nos dejes caer en la tentación de seguirte acompañando; mas líbranos de los vales y fichas del Congreso flotante. Amén". Varios hombres públicos de la época fueron vistos en la connivencia o bajo la protección del banquero y dueño de El Mercurio. ..... Allende escribió la siguiente Carta política en 1890: "Mi querido Enrique (Enrique Mac-Iver): Cuando te veo ahora tan alto, y todo porque, pisoteando la bandera radical, te has hecho `sangrador a firme' del oro de Cucho (A. Edwards), sin acordarte que el Gobierno también te permitió `estrujar' al Erario, se me subleva la envidia, y quisiera como tú también pisotear esa bandera radical que te sacó de lo desconocido. Quince años reconoces tú de vida pública. Es cierto. Pero en estos tres últimos te echaste a la espalda la vergüenza, y ya tienes en tus faltriqueras buenos miles de morlacos. Verdad que has `discurseado' de lo lindo para realizar ese acopio de `viles chauchas' que, no siendo tú tonto, las tienes de cuño inglés [...]. ¡Qué ganga, hombre, verte en sabroso consorcio con Besa y Montt, Edwards y los pechoños! [...] ¿Cómo ahora estás con tus enemigos de ayer, y con el angelito del 9 de enero, al partir de un confite? Ah! se me olvidaba: el poder del oro... Créeme: si estás repleto, no importa la caída; pero, si no sí; procura aprovechar el tiempo, que Cucho tiene que brocear su mina, y las labores no dejarán beneficio ni para un miserable `pirquén' [...]". .......... El caso emblemático de un hombre público enriquecido por sus vinculaciones con la riqueza del salitre y que pasó del apoyo a la enemistad con el presidente Balmaceda fue Julio Zegers, el "principal abogado de North en Chile". Este era un político "en apariencia frío, tranquilo e inmutable". Para Allende era un "insaciable cocodrilo", que había que "cortarle las uñas cada veinticuatro horas". En un homenaje necrológico El Mercurio lo encumbró por los cielos: "Su labor en el Ejecutivo es tan espléndida y atinada como la que cumplió patrióticamente desde el cargo de legislador y está expuesta ante la historia como un cívico ejemplo de lo que puede y está obligado a hacer el chileno inteligente y amante de su tierra nativa... Venido al mundo en un colosal año para la historia chilena [nació en 1833], grande había de ser su figura. Vio la luz junto a la Carta Fundamental de Chile, que con previsor ojo nos dieron los republicanos talentos del 33, cimentando sobre inconmovible y próspera base a la patria... Sus mayores triunfos de foro los tiene como abogado de los negocios ingleses, los Ferrocarriles Salitreros, base de su fortuna privada y de su nombradía de hábil jurisconsulto". Cierro las comillas para no continuar, pues, sin cambiar muchos nombres, la historia continua. 110 años y algunos meses despues, como dice Roger Rabbit: "Que hay de nuevo, viejo"?
Alexis Krause S. | 09.03.2012
"Cuando el último árbol sea cortado, el último río envenenado, el último pez pescado, solo entonces el hombre descrubrirá que el dinero no se come"
Manuel Pizarro Morales | 06.03.2012
Excelente, como siempre. sólo para agradecer. Los datos duros que necesitamos para argumentar y comprender y aprender. Saludos!
Icono de noticia

¿Algo que agregar?

Debe contener sólo valores alfabéticos
Debe llenar este campo con un e-mail válido
Revise los campos nuevamente
icono financia

¿Cómo se financia CIPER?

Ver informes de ingresos
icono apoyo

¿Cómo apoyar a CIPER?

Conoce las opciones
icono principios

Principios de CIPER

Lo que nos mueve
icono directorio

Directorio Fundación CIPER

Nuestro directorio
icono equipo

Equipo CIPER

Conócenos
icono investigacion

Investigaciones
con impacto

Revísalas
icono premios

Premios obtenidos

Ver premios
icono trofeo

Libros CIPER

Conócelos
icono trofeo

Enviar cartas y columnas

Revisa las opciones