Ir arriba

Comentarios (1)

Cabinza | 22.06.2012
El señor Longueíra miente, la pesca artesanal no comete ningún atentado de sobre explotación de los recursos. Y es el único medio que provee de pescado fresco a la población. La pesca industrial y la cámara de diputado - senadores son los culpable del daño ecológico de la gran masa pelágica de Chile. De un gran y rico mar se ha convertido en un desolado "desierto" de agua. En el senado encontramos a la gran mayoría de los accionistas de estas empresas que autorizaron la casa de Albacora con redes industriales. Investiguen a los senadores y sabrán porque hicieron esta nueva ley de pesca a su medida.
Icono de noticia

¿Algo que agregar?

Debe contener sólo valores alfabéticos
Debe llenar este campo con un e-mail válido
Revise los campos nuevamente
icono financia

¿Cómo se financia CIPER?

Ver informes de ingresos
icono apoyo

¿Cómo apoyar a CIPER?

Conoce las opciones
icono principios

Principios de CIPER

Lo que nos mueve
icono directorio

Directorio Fundación CIPER

Nuestro directorio
icono equipo

Equipo CIPER

Conócenos
icono investigacion

Investigaciones
con impacto

Revísalas
icono premios

Premios obtenidos

Ver premios
icono trofeo

Libros CIPER

Conócelos
icono trofeo

Enviar cartas y columnas

Revisa las opciones