Ir arriba

Comentarios (13)

Daniela | 15.08.2011
Estimados, les invito a informarse y publicar responsablemente este tipo de cronicas. Les cuento que desde el año 2008, MIDEPLAN se encuentra ejecutando un programa destinado prinicipalmente para los niñ@s y adolecentes hijos de privad@s de libertad, denominado "Abriendo Caminos".
Alberto | 05.08.2011
MVC , a mi de verdad me da lástima leerla a usted, pretende tapar el sol con un dedo , sepa cual es la realidad, no se deje llevar por supuestos, la delincuencia para muchos es un gran negocio y es por ello que éstas mujeres, no todas por supuesto, delinquen por ello, ahora su comentario es demasiado feminista y da por hecho que los padres dejaron a esas pobres mujeres abandonadas, como sabe usted eso. No se olvide que el tráfico de drogas se hace a veces en familia , no se olvide que menores la transan por ser inimputables ante la ley, no se olvide que muchas de éstas mujeres delinquieron junto a sus parejas y para no dejar a sus hijos en completa indefensión se autoimputa uno y con ello libera al otro. Ojalá su comentario se halla hecho por inocencia y no con la intención de favorecer a quienes han victimizado a muchas persona e incluso a sus propios hijos. Finalmente si las cárceles son tan malas, porqué el 80% de los delincuentes reincide.
MVC | 01.08.2011
Alberto/DAN... qué lástima me da leerlos... ambos recalcan en sus comentarios "irresponsabilidad de determinadas mujeres, las que pese a ser madres incurren en ilícitos"... o "esas madres no tienen escusas"... les pregunto a uds. caballeros... y los padres que abandonaron a esos niños tienen "excusas"? o por qué son hombres no son responsables del futuro de sus hijos? El reportaje habla de los niños que quedan abandonados porque sus padres (mamá y/o papá) están presos.
miguel sanfurgo l | 30.07.2011
Es un tema muy sencible para mi el Psicologo me dice que debo obviarlo pero quede marcado desde que estuve preso por error Judicial es este país que la realidad se esconde bajo la alfonbra mi gratitud como Chileno por tocar temas con ética periodistica con la verdad con afecto atte y gracias
dan | 30.07.2011
los valores del corazon, no necesitan educacion formal ni nada de eso, esas madres no tienen escusas, porque hacer responsable al govierno cualquiera que sea, por el bien de sus propios hijos?, en este mundo te debes de rascar con tus propias unas!! desde nino, y siempre elejir el bien para no caer en problemas, suerte para todos!!
Enrique del Vall Ayllon | 29.07.2011
Muy buen tema, y despues de un reportaje asi de crudo y tremendo, ¿que pasa? ¿alguien reaciona? ¿las autoridades se pondran las pilas? o simplemente diran que no se enteraron que Ciper hizo este reportaje? Ojala se haga publicidad de este reportaje .
Reportaje de CIPER: Los niños huérfanos de la delincuencia | Asociación Chilena Pro Naciones Unidas | 29.07.2011
[...] Por CIPER [...]
Daniel González V. | 28.07.2011
El reportaje me parece tremendamente relevante y se agradece que CIPER contribuya a cuestionar y visibilizar esta situación. Quienes trabajamos vinculados a este tema, sabemos que las causas de la relativa indolencia institucional (y social) se relacionan con la enorme cantidad de prejuicios que provienen de la segregación y la desigualdad existente en nuestro país. Algo se ha "rasguñado" a propósito de la tragedia en la cárcel de San Miguel; pero sabemos que sigue siendo impopular invertir dinero en los presos -o sus familias. Dicho lo anterior, no puedo dejar de manifestar mi decepción con algunos aspectos del reportaje. En particular, me parece que no es riguroso ni contribuye al debate público el obviar y desconocer una gama de políticas que abordan la temática en la actualidad, sin duda de forma parcial o insuficiente, pero creciente: como son los importantes esfuerzos de la red Sename, Gendarmería, el Chile Crece Contigo o los propios tribunales de familia (y ONGs como SERPAJ o Paternitas, desde la sociedad civil). En especial quisiera destacar el Programa Abriendo Caminos Chile Solidario, que desde el Sistema de Protección Social articulado por MIDEPLAN, está especialmente diseñado para trabajar con los hijos y las familias de las personas privadas de libertad: fortaleciendo las capacidades parentales de los actuales cuidadores, trabajando en la continuidad escolar de los niños, reparando daños y mejorando en general la situación socioeconómica de las familias. Me parece insólito que no haya ninguna mención a este Programa en el reportaje (más allá de meramente citarlo como una fuente de estadística!), siendo que desde su creación en el año 2008, ha sido uno de los Programas de mayor crecimiento (comenzando como piloto en tres Regiones y actualmente con presencia en casi todo Chile). Personalmente tengo además algunos reparos con ciertos recursos estilísticos usados por el periodista (que me parecen más dignos del sensacionalismo de LUN que de la rigurosidad habitual de CIPER), pero bueno, eso siempre será opinable (los editores sabrán sin duda más que yo sobre estos aspectos). Sólo quisiera aportar para la discusión, que expresiones más bien efectistas como “nadie habla ni se ocupa de los hijos” o “invisibles para el Estado y sus instituciones” pueden resultar apropiadas para efectos del reportaje-denuncia (“vendedoras”, podríamos decir invocando al por estos días tan mentado lucro), pero a mi juicio poco contribuyen al debate informado de la opinión pública; y no sólo eso, sino que también generan (al menos en mí) la frustración de la nula visibilidad y el ninguneo de quienes trabajamos cotidianamente y ponemos nuestro corazón en esto. Como señalé al comienzo, agradezco la constante mirada crítica y cuestionadora de CIPER, y también entiendo que sea bastante más dramática (más provocativa o “noticiosa”) la imagen del niño siendo arrancado de los brazos de su madre que el lento trabajo posterior de profesionales que eventualmente logra que ese niño se reintegre al sistema escolar; pero a veces, incorporar y mostrar también ese esfuerzo -que se hace sobre todo con un gran compromiso personal de quienes “sí hablamos y nos ocupamos”-, puede contribuir a romper la desesperanza y los prejuicios en la opinión pública. Y quién sabe, hasta generar respuestas institucionales –y sociales– más decididas. Felicitaciones en general por vuestro trabajo, y sigamos debatiendo.
daniel | 27.07.2011
esto no es un reportaje, es tan solo la cronica de un observador lleno de sesgos culturales y de clase.
Maria | 27.07.2011 | Socio/a 1 año y 6 meses
Interesante el artículo y me parece que las opiniones vertidas acá por las personas que me preceden sólo enfatizan lo judicial y lo verdaderamente importante además de estos hijos que pasan a estar en situación de abandono , son las causas de la delincuencia que nadie aborda. Mientras no se centre la preocupación de reducir la delincuencia y tráfico de drogas, generando políticas públicas orientadas a disminuir la brecha gigantesca entre ricos y pobres, la educación de calidad y las oportunidades de buenos empleos, dignos y bien remunerados, no tendríamos que asombrarnos por el número de niños víctimas de la delincuencia cometida por sus padres. Es un problema país que no se soluciona creando más cárceles hacinadas, sino con estudiar las verdaderas causas y definir caminos urgentes de solución. Instar al Parlamento a crear acciones en pos de soluciones concretas y no nos quedemos sólo con lamentarnos.
Angel Valencia | 27.07.2011
Me parece un reportaje valiosísimo. Las intenciones se demuestran con políticas y hechos concretos; visto de ese modo, al Estado estos niños le importan nada. Dependen, exclusivamente, de la buena voluntad de policías, jueces, gendarmes y fiscales, pero no hay una política concreta de protección de estos niños. Un niño no elige el lugar donde nace, ni puede sufrir hasta el exceso las consecuencias de los errores de los padres. En USA este tema lo tienen resuelto HACE AÑOS a través del servicio de Pre-Trial Services dependiente de tribunales; a nosotros, que vivimos pendientes sólo de las estadísticas del sector justicia, los conflictos de las personas concretas dejaron de importarnos - lamentablemente - hace mucho más que un rato. Gracias por el reportaje.
dan lopez | 26.07.2011
Enormes felicitaciones a CIPER por abordar un tema que en nuestro país no se toca, los daños colaterales de esta guerra sucia contra la "delincuencia" que se esta librando. ¿Como es posible que ante el intento de apropiarse cosas propiedad de los más ricos de Chile (PAULMANN, SOLARI, etcétera) por parte de los más pobres, los cientos de detenidos todos los días por salir sin pagar pan, queso, cecinas, jabones, poleras, calcetines, etcétera, la única respuesta del estado no sea otra que brutalidad, que no otra cosa es encerrar a una madre por 41 días, castigando de paso a sus hijos a estar sin su madre por igual periodo de tiempo?, ¿es que no hay una forma más humana y efectiva de reaccionar?, ¿una cuantas porquerías valen el dolor de esos niños y, de paso, la enorme cantidad de dinero que supone detener, castigar y encerrar?, ¿no estarán matando moscas a cañonazos?. Bien CIPER por abrir la puerta a una conversación en serio, ciudadana, a estas aberraciones del neoliberalismo punitivo. Una nota relacionada y tan interesante como esta puede verse en http://t.co/u9nK94C. 
Alberto | 26.07.2011
Este artículo es una critica velada a los Detectives, cuando en realidad el articulista debiera entender que con la nueva justicia los plazos de detención y puesta a disposición de los tribunales son reducidos y es mas si se pasa determinada hora, los Detectives infringen la ley y por cierto los tribunales no recibirán a los detenidos. Por otra parte, el artículo debiera centrarse en la irresponsabilidad de determinadas mujeres, las que pese a ser madres incurren en ilícitos por lo que son sabedoras de las consecuencias que ella les traerá. En el caso en particular hubo una gran benevolencia y voluntad por parte de los Detectives, pero también hay que entender que una demora puede significar un conflicto mayor, ya que no es descartable una reacción de la comunidad ante una gestión de los Detectives que es plenamente enmarcada en la ley. Por lo mismo bueno sería que el periodista indagase en cuantos casos la comunidad ha querido quitar los detenidos a los Detectives y las consecuencias que pudiese haber habido de no mediar la rápida actuación en el lugar. No hay que olvidar que muchas veces la comunidad solidariza con infractores de ley y no con los que cumplen la ley. Lamento que el reportaje no sea mas profundo y que pudiera haber constatado como procede la policia al cumplir órdenes de detención emanada de los tribunales y que los detenidos de inmediato deben ser puestos y de forma directa al tribunal requirente.
Icono de noticia

¿Algo que agregar?

Debe contener sólo valores alfabéticos
Debe llenar este campo con un e-mail válido
Revise los campos nuevamente
icono financia

¿Cómo se financia CIPER?

Ver informes de ingresos
icono apoyo

¿Cómo apoyar a CIPER?

Conoce las opciones
icono principios

Principios de CIPER

Lo que nos mueve
icono directorio

Directorio Fundación CIPER

Nuestro directorio
icono equipo

Equipo CIPER

Conócenos
icono investigacion

Investigaciones
con impacto

Revísalas
icono premios

Premios obtenidos

Ver premios
icono trofeo

Libros CIPER

Conócelos
icono trofeo

Enviar cartas y columnas

Revisa las opciones