Ir arriba

Comentarios (4)

Nelson Gutiérrez | 15.04.2011
Interesante artículo, pero creo que es un poco sesgado y políticamente comprometido. Recordemos que en la década del 90 Vivian Blanlott, definió una matriz energética exclusivamente conformada por centrales de ciclo combinado a base de gas, en un plazo de 10 años, de las cuales San Isidro I, II y Nehuenco eran las primeras centrales. Esto me recuerda el viejo dicho de “no poner todos los huevos en la misma canasta”…. Incluso en el área de la ingeniería en esa época se nos decía que nunca más se construiría centrales hidráulicas, porque todas las nuevas centrales serían en base a un gas, barato y abundante. Ahora bien, sabemos que hoy en día la energía más cara de producir y operar son las energías renovables, además de tener el más bajo factor de carga, del orden de un 30% (la hidráulica es del orden del 80%). Qué significan estos números en la práctica, suponiendo una demanda estimada de 15.000 MW de aquí a 10 años en Chile, significaría por ejemplo con energía eólica (molinos) cubrir una franja costera desde Arica a Puerto Montt, por unos 300 m de ancho con molinos como los de Canela. Esto suponiendo que en toda la franja hubiese suficiente viento que justifique la inversión. No en todos lados es posible hacerlo. En Europa instalan los molinos mar adentro...pero son costas relativamente planas y no tienen la fosa que tenemos frente a nuestras costas. Pensar en esta posibilidad hace aún más inviable esta alternativa. Mayor costo de construcción y mayor costo a pagar en la boleta. Otro aspecto a considerar es precisamente, el factor de carga. Esto significa que del 100% del tiempo sólo un 30% se dispone de la energía y el resto se debe suplir o respaldar con otra fuente (carbón por ejemplo), duplicando la inversión. No podemos pensar en tener sólo a ciertas horas energía disponible. Comparativamente, las energías renovables son 3 ó 4 veces más caras que la hidráulica, el carbón es dos veces más cara que la hidráulica. La energía nuclear es también bastante más cara que la hidráulica, pero tiene como beneficio que es más barata de operar y si factor de carga es muy alto. En desmedro de la energía hidráulica conocemos el alto impacto en el ambiente que provoca su construcción y que cuesta aceptar, sobre todo en paisajes que pueden ser idílicos. Respecto de la línea de transmisión, su impacto es común a cualquier tipo de generación de energía. Respecto de las otras fuentes de energía la mareomotriz, solar y la geotérmica, aún están en etapa de investigación y desarrollo, y producen energía en pequeñas cantidades, insuficientes para nuestras necesidades. Probablemente en 15 ó 20 años sean competitivas, tal vez. Suponiendo que los factores de carga fueran aceptables, por ejemplo para la energía eólica, el costo de generación sería bastante mayor al del carbón….estamos dispuestos a pagar más por el costo de la energía en nuestra boleta mensual???. Ya pagamos el precio más alto en América Latina por la energía, cerca del doble de lo que se paga en Perú, Ecuador o Colombia. Esto naturalmente tiene otro efecto, que afecta directamente a la economía en general, con costos de producción más altos a los de nuestros competidores comerciales y pérdida de mercados, es decir, menos crecimiento, menos ingresos, menos puestos de trabajo, etc., etc. No podemos construir centrales hidráulicas, a gas y de carbón porque son ambientalmente cuestionables. No podemos hacer centrales nucleares por los riesgos que conlleva. No nos conviene construir centrales a base viento, mareas, solar o geotérmica, porque por ahora son inviables técnica y económicamente……la verdad no nos están quedando muchas alternativas, nos estamos “poniendo la soga al cuello” (otro dicho) y no nos estamos dejando salidas. No olvidemos que cuando el gobierno de Bachelet autorizó un proyecto geotérmico, casi perdimos los geisers del Tatio. La última opción que se está evaluando es la de la interconexión con Colombia a través de Ecuador y Perú, pero al igual que lo ocurrido en la década de los 90, eso puede no durar mucho. Creo prudente abordar esta realidad sin prejuicios y tomar decisiones como país mirando el largo plazo. Tal vez el carbón no sea la panacea, pero debemos tomar una decisión. Lo peor que podemos hacer es no tomar ninguna decisión y el gobierno está tomando una.
Felipe Díaz | 13.04.2011
En todo caso el gran problema que presentan las ERNC, aparte de sus costo es su "dificultad" para dominarlas y coordinarlas al pensar en una penetración masiva en un sistema interconectado, sobre todo en uno radial como el de neustro país. El problema sue encuentra en la estabilidad de poder contar con ellas todo el tiempo.. si pensamos en un largo plazo con una matriz de ERNC que desplace al carbón debemos ser capaces que estas se comporten de forma confiable y con un factor de planta elevado como lo son los bloque de energía estables que brindan las centrales carboneras, cosa que aun es imposible. Como podriamos coordninar las fluctuaciónes del viento, de las mareas y suplir la demanda en punta de los bloques horarios entre las 18 y 23 horas en la ausencia de energía solar????, como reglamos la frecuencia del sistema con tanta energía inestable sin mas embalses y centrales de pasada grandes???, como estabilizamos tranferencias en las lineas de transmisión sin cnetrales termicas rápidas??? El tema de las ERNC pasa mas allá de instalar un molinitos en las playas y plaquitas en el desierto, es un problema mucho mas complejo tecnicamente que fijarse solo en los US$/kW, hay muchas variables en juego si es que se quiere basar la matriz en este tipo de tecnologías
Fernanda Soza | 12.04.2011
Un leve error del columnista: cree que el gas y el carbón son lo mismo, que yo sepa el ministro sólo ha hablado de gas! kueeq!
Francisco Javier | 12.04.2011
Hola, no se olviden de Isla Riesco, la cual "aportará" el 30% del carbón que se importa, justamente para estas termoeléctricas, que coincidencia no ??? ... Saludos
Icono de noticia

¿Algo que agregar?

Debe contener sólo valores alfabéticos
Debe llenar este campo con un e-mail válido
Revise los campos nuevamente
icono financia

¿Cómo se financia CIPER?

Ver informes de ingresos
icono apoyo

¿Cómo apoyar a CIPER?

Conoce las opciones
icono principios

Principios de CIPER

Lo que nos mueve
icono directorio

Directorio Fundación CIPER

Nuestro directorio
icono equipo

Equipo CIPER

Conócenos
icono investigacion

Investigaciones
con impacto

Revísalas
icono premios

Premios obtenidos

Ver premios
icono trofeo

Libros CIPER

Conócelos
icono trofeo

Enviar cartas y columnas

Revisa las opciones