Ir arriba

Comentarios (24)

Diego Mamani Crevani | 06.05.2021
Tanto comentario de gente que dice "que cruel el padre, por que no pago los cuatro millones desde un principio?" Si pagas mansamente no liberan a tu hijo, y luego te piden mas dinero. O al mes siguiente secuestran a tu hija o a tu madre para sacarte mas dinero aun. Con estos malditos secuestradores terroristas no se debe negociar. Antes muertos que humillados por delincuentes infrahumanos como estos terroristas mal llamados "frentistas".
jonas jameson | 27.06.2020
Edwards Debio pasar de una los 4 palos verdes, pero exigiendo pasando y pasando, obviamente billetes falsos. De lo contrario no pasar 1 peso, si al final el objetivo era la plata.
Maria Ines | 24.06.2019 | Socio/a 2 años y 2 meses
Lamento mucho lo sucedido a Cristian Edwards, pero me gustaría señalar a los demas personajes que aparecen en esta historia. Comenzaré por el padre, Agustin Edwards: Es sabido por muchos la crueldad con que se relacionó con su familia. Su hija Sonia, militante de izquierda, se enamoró y quedó embarazada de una persona que no era de "su clase". Para castigarla, Edwards la mandó a Europa, ya que ella no quiso abortar, y al despertar del parto, vió que su padre le había quitado a la guagua, a la cual por años buscó en vano. Menciono este solo hecho que da cuenta de la bondad y tiranía de A. Edwards, con su familia, a la vez que obligó a Cristian a volver a Chile, después de su liberación, cuando él quería quedarse en los EE.UU. Con respecto a Palma Salamanca ,"el bueno", debo decir que su hermana fue victima de la CNI, siendo torturada estando embarazada, y su madre debió refugiarse en Europa para huir de la dictadura. Al mismo tiempo, siendo este joven, en ese entonces de 15 años, debió presenciar el secuestro de 3 de sus profesores del colegio Latinoamericano, los que al día siguiente aparecieron degollados. ¿Que se puede esperar entonces de estos muchachos integrantes del FMR?
Belu | 23.01.2019
Interesante historia . Cuando tenías 9 años jugaba con mis amiguitos en la casa vecina de ese pasaje, donde Cristian estaba secuestrado... jamás imaginamos que de la pared de al lado había una vida sufriendo. Siempre recuerdo este caso....y me parece horroroso.
jorge vargas | 26.12.2018
El padre fue un miserable con su hijo ........le importaba su dinero a su liberación ; menos mal que eran del FPMR y no de la CNI ...................... La madre estuvo a la altura de lo humano . Es mi opinión .
Osvaldo | 25.04.2017
Buena publicación pero deben saber qué lo relatado está en él expediente dé investigación del archivo judicial de ahí sé sacan los casos.
J | 31.01.2013
Patético ofrecer 460 mil dólares si te estan pidiendo 4 millones por tu hijo. Que falta de valores, dejar a tu propio hijo durante ¡5 meses! en manos de secuestradores por no poder desprenderte del dinero. Lo encuentro patético, que triste es ser esclavo del dinero.
Mauricio Encalada E. | 27.11.2010
Nuevamente tengo el agrado de leer, esta vez la segunda parte de este increible y humano relato de los Srs. Peña y Ramirez. <demuestra lo buenos periodistas que son.
Patricia | 20.02.2010
Lo que me impresiona es la avaricia y la frialdad del padre de este tipo negociando la vida de su hijo. Los ricos parece que son siempre iguales, el dinero para ellos es un valor, no así la vida o el bienestar del prójimo, ni siquiera de sus propios hijos. La madre estaba dispuesta a pagar, pero él se hacía asesorar por cerebritos antes que resolver de una vez el drama y liberar a su hijo. Respecto al FPMR, una boludez más que se les ocurrió cuando ya no tenían razón de ser. Todo lo que hicieron lo hicieron mal, ni siquiera fueron capaces de eliminar al dictador, lo que les habría valido algún sitial digno en nuestra historia. Lo que nos indica que estuvieron siempre infiltrados, que las órdenes sobre lo que hacían provenían quizás de dónde y no precisamente de quienes querían acabar con la dictadura. En realidad esta historia es bastante asquerosa desde cualquier ángulo que se le mire, desde la "víctima" o los " victimarios". Y por supuesto que no tiene cabida en el Museo de la Memoria, pues allí se recuerda a las víctimas de la represión del Estado contra sus propios ciudadanos, de la violencia de instituciones militares, pagadas por todos los chilenos, para eliminar mediante el secuestro, la tortura, el asesinato y la desaparición dentro del territorio chileno y fuera de él, a miles de personas que se oponían a un gobierno impuesto por la fuerza y la traición y que además negaba dichas detenciones mintiendo a través de los medios y ante la ONU.
PADRE RENATO POBLETE Q.E.P.D ( 1924-2010) | 18.02.2010
[...] como relata el reportaje de investigación publicado por Ciper Chile, Poblete jugó un papel muy importante en las negociaciones entre la familia Edwards y el comando [...]
carlos | 12.02.2010
Arturo Flores: "la muerte es el mejor de los descansos". Me gustaria verte en la situación en la que estubo Edwards, peor si tus hijos (si es que los tienes) fueran los plagiados, me pregunto como te sentirías: Me compadece tu indolencia y tu falta de empatia con el dolor ajeno. Cual fue la culpa de este muchacho: ser hijo de quien es... la diferencia según tu jucio es que este hombre sigue vivo. osea, y siguiendo la misma lógica aplicada en el caso de las desapariciones permanentes, su sufrimiento, traumas, miedos, pesadillas son constantes. Nunca se olvida algo así, por lo que su encierro, violación a sus derechos personales, sus torturas están latentes. A mi juicio en un caso como este debiera estar en el mentado museo de la memoria, donde tantos (todos vivos) y en compañia de la gordis despotrican acerca de sus derechos y siguiendo tu logica no tendría sentidos dado, que finalizando, estan vivos...triste tu vida pos cabro
Adio Velásquez V | 29.01.2010
Para nada estoy de acuerdo con muchos actos del señor Agustín Edward. Basta recordar su participación en el Golpe de Estado contra el Presidente Allende. Sin embargo, no comparto el secuestro. Ni de su hijo, ni de nadie. Este hecho me recuerda a la esposa del general Toro que falleció aplastada producto del terremoto reciente en Haití. Mucha gente esperó un milagro que nunca llego, pensando que podía estar viva y que se la encontraría en cualquier momento. Si visitamos el Museo de la Memoria, si recordamos a los miles de patriotas que fueron hechos desaparecer y de los cuales aún no se sabe nada, podriamos decir que el dolor es inmenso, se vive dia a día con la esperanza que el desaparecido aparesca. De repente la imaginación dirá que está más viejo y que al abrir la puerta allí estará. Pero NO. La espera sigue y sigue y algunos se llevan a la tumba su dolor y su esperanza. Ojalá NUNCA MAS EN CHILE. Nunca más el otro sea enemigo porque piensa distinto. ¡ NUNCA MAS !
Margarita Gross | 21.10.2009
Me parece curioso que los secuestradores trataran de SEÑOR Agustín y SEÑOR Cristián al hablar con Poblete... NO sé q ue se podrá deber, y quizás no es nada, per me llamó bastante la atención. Vuelvo a mi lectura.
Fernando | 20.10.2009
Periodismo de Verdad...Espero la Cacería...
Juan Becerra | 19.10.2009
A partir de los hechos narrados, asumiendose su veracidad, podemos realizar algunas preguntas como por ejemplo: el dinero del rescate en que se uso?, que paso con el subcomisario Barraza? sabueso de primera linea en nuestra policia!, por que Schilling pedia que nadie interviniera en la operacion?, algunos de los plagiarios salio libre usando resquicios penitenciarios otorgados por las autoridades politicas de la concertacion?. Si alguien sabe algo comentelo. Gracias por leer este comente, independiente de la opinion que se tenga del mismo.
Jorge Villalon Villar | 18.10.2009
si claro concuerdo absolutamente..el secuestro es una mierda para quien sea , rico o pobre... pero ...como siempre un pero Si me pasa a mi yo pago de inmediato...pensar en lukas & la vida de mi hijo ??...no no no ....que los expertos , que los criminalisticos , que la cia ....saben cuando hay mucha plata...la soberbia y el egosismo opacan al sentimiento.. ojala aparesca mi opinion lo dudo pero lo intento ...Los Edwars son demasiado poderosos para decirles que fueron egoistas e insencible ...las vidas no se transan ni se negocian....se tiene y se salvan
Peter | 17.10.2009
Sr. Edwards usted también sembró odio y vientos para impedir la asunción de Allende y después cuando se hizo cómplice y partícipe de la conspiración y el advenimiento de la dictadura militar. Su diario, el Mercurio, estaba al borde de la quiebra en el año 1970 y logró solventarlo gracias a los dineros que la CIA le otorgó por su "valiosa cooperación". Nada justifica el secuestro de un ser querido, nada lo justifica sr. Edwards, pero usted sabe que aún carga con la responsabilida del secuestro y desaparición de miles y miles de chilenos durante la dictadura de Pinochet y de las mentiras que su diario publicón durante ese oscuro periodo. Me imagino, que si cree en Dios (cosa que dudo), hasta hoy debe estar agradecido porque su hijo volvió con vida, si embargo hoy hay muchos padres como usted, madres como su señora esposa, hermanos como sus otros hijos, esposas como su nuera que aún siguen buscando y preguntando dónde están sus seres queridos, ¿acaso ud. no siente todavía compasión por ellos?, ¿acaso usted en ningún momento pensó en la gente del otro lado que también sufría como usted?. Ojalá que en nuestro querido Chile nunca más se repitan hechos como éste.
ALAN BRITO DELGADO | 15.10.2009
El secuestro es un horror para la humanidad, sin embargo, los dichos son sabios "SIEMBRA ODIO Y COSECHA TEMPESTADES..."
Juan Cuevas | 15.10.2009
Bien, claudia: pena de muerte para todos los asesinos, torturadores y para quienes hicieron desapararecer los cuerpos de tantos compatriotas.
Horacio Silva | 14.10.2009
Interesantes los dos reportajes, para cualquier persona (incluyendo la familia de esta) el pasar por un secuestro debe de ser una de las experiencias más horrorozas. Pero algo queda claro con los hechos descritos. Y es que el FPMR estaba dividido, sin el apoyo económico recibido durante la dictadura y que tanto el secuestro del hijo del "Cucho" como de la muerte de Guzmán fueron dos lamentales decisiones tomadas por el frente. Lamentables episodios de nuestro país.
Marco Antonio Juri | 14.10.2009
bueno, muy bueno, ahora espero que entreguen "la cacería"
Arturo C. Flores | 14.10.2009
Después de leer y escuchar infinidades de testimonios de personas secuestradas por las fuerzas de seguridad de la dictadura y que tuvieron la suerte de sobrevivir, la historia del secuestro de Cristián Edwards realmente no llama la atención. Teniendo presente el diferente pensamiento ideológico que separa a los plagiadores de uno y otro bando, la otra diferencia fundamental tal vez sea el destino final de los secuestrados. Partiendo de la base de que todo secuestro constituye un claro atentado a los derechos constitucionales y universales de una persona, hay que tener presente que un número desconocido de vícitimas secuestradas durante la dictadura siguen desaparecidas. No hubo para ellas un determinado precio de rescate. Por el contrario, lo único que había era solamente el dolor de la tortura, la oscuridad--otorgada por la venda que separa el miedo interior y personal de lo exterior--y, finalmente, el fondo del mar o una desconocida tumba sin nombre. El caso de Cristián Edwards marca una gran diferencia toda vez que sigue vivo, como es lógico pensar, más todavía cuando se trata del hijo de uno de los grandes acaudalados de Chile que, según lo afirma la historia, llegó hasta el gobierno de los Estados Unidos para impedir (con el mismo dinero con que más tarde liberó a su hijo) la llegada a la presidencia de un demócrata en 1970. Tal vez la historia de uno de los miles de chilenos que sobrevivieron la tortura y el secuestro, por parte de aquellos que todavía se pasean libremente por las calles de Santiago y de Chile en general, habría sido más interesante que ésta, la de un señorito (hijito de su papi) que salió en libertad gracias, según se lee, al millón de dólares pagado por su progenitor.
José Luis | 14.10.2009
La historia secreta del secuestro de Cristián Edwards III: ¿Que "Chucha" hicieron con la plata?. Es fascinante la historia, derrocha buen periodismo, congratulations a Peña y Ramírez.
claudia | 14.10.2009
Aunque pienso debe ser imposible superar del todo el trauma por tan bajo acto que es el secuestro, espero que este señor de alguna manera lo sobrelleve bien. Me alegro por su madre y padre que haya sobrevivido a su cautiverio. Lamento que en mi pais exista gente inhumana, criminal y terrorista. Pena única para el secuestrador y terrorista: Pena de Muerte.
Icono de noticia

¿Algo que agregar?

Debe contener sólo valores alfabéticos
Debe llenar este campo con un e-mail válido
Revise los campos nuevamente
icono financia

¿Cómo se financia CIPER?

Ver informes de ingresos
icono apoyo

¿Cómo apoyar a CIPER?

Conoce las opciones
icono principios

Principios de CIPER

Lo que nos mueve
icono directorio

Directorio Fundación CIPER

Nuestro directorio
icono equipo

Equipo CIPER

Conócenos
icono investigacion

Investigaciones
con impacto

Revísalas
icono premios

Premios obtenidos

Ver premios
icono trofeo

Libros CIPER

Conócelos
icono trofeo

Enviar cartas y columnas

Revisa las opciones